Pet Sematary Two

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cementerio de animales 2»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Pet Sematary 2 (conocida como El cementerio viviente 2,Cementerio maldito 2 y Cementerio de mascotas 2) es una película de terror estadounidense de 1992, es una secuela de la película de 1989 Pet Sematary, dirigida por Mary Lambert y protagonizada por Edward Furlong y Anthony Edwards.

Sinopsis[editar]

Jeff Mathews es un niño de 13 años de edad, quien tiene la particularidad de ser él único hijo de una famosísima actriz llamada Renee Hallow y de un veterinario de nombre Chase Mathews. La relación de los padres de Jeff va mal por lo que ambos viven separados.

Renee termina muriendo electrocutada accidentalmente durante el rodaje de una película, por lo que Jeff en su dolor y trauma se traslada junto a su padre Chase, a Ludlow, Maine. El pueblo natal de su madre y en donde ella es sepultada en un cementerio cercano (el mismo cementerio en donde fue sepultado Gage Creed antes de ser exhumado por su padre y enterrado en el cementerio indio micmac).

Allí Jeff conoce la historia sobre la familia Creed y el cementerio maldito (historias que han sido tomadas por los habitantes del pueblo como leyendas urbanas tontas y disparatadas, además de cuentos de terror para asustar a los niños), además de conocer a un chico llamado Drew con quien rápidamente inicia una amistad. Aunque también consigue la enemistad de Clyde Parker (el bravucón del pueblo) quien inmediatamente desarrolla un odio hacia Jeff, sin que Jeff le haya hecho nada (solo por ser el hijo de una celebridad).

Jeff conoce de mala gana a la nueva ama de llaves Marjorie Hargrove, a quien contrata Chase para ocuparse de la casa.

Marjorie es una mujer joven y muy atractiva, de personalidad noble y buena, pero Jeff termina odiándola por ser una fanática de las películas de su madre y por querer acercarse a él y darle cariño maternal.

Sin embargo Drew (el nuevo amigo de Jeff), vive atemorizado por su padrastro y el sherrif del pueblo Gus Gilbert quien odia y maltrata al niño. Poco después Gus mata de un disparo al perro de Drew, Zowie, por lo que Jeff acompaña a Drew quien decide enterrarlo en el cementerio indio en un intento desesperado para resucitarlo y comprobar si las historias que se cuentan son reales. El perro vuelve de entre los muertos convertido en un ser maligno, y sus ojos tienen un brillo sobrenatural, incluso a la luz del día. Zowie es tratado por su herida de bala por Chase, quien considera que la herida no está sanando y Zowie no tiene latidos cardíacos. Chase envía una muestra de sangre a un laboratorio y se entera de que las células de Zowie son las propias de un animal muerto, ya que están completamente deterioradas.

La resurrección de Zowie perturba a los chicos, quienes inmediatamente ven los cambios en la personalidad del perro y comienzan a ponerse cada vez más nerviosos con lo sucedido, pero deciden intentar seguir con sus vidas y ver cómo se acomodan las cosas.

Jeff y Drew van al cementerio de mascotas en Halloween junto con otros chicos del pueblo para una noche de historias de terror acerca de los asesinatos de los Creed. Mientras tanto Gus vuelve a casa y al enterarse de que Drew salió se enfierece y va en su búsqueda. Gus consigue dar con Drew y está listo para pegarle. Antes de que Gus pueda golpear a su hijastro con un pedazo de madera, Zowie sale corriendo de las sombras y mata al sheriff de un mordisco en la yugular, desapareciendo poco después entre las sombras y escapando de la escena.

Los chicos aterrados y tras conocer el como Louis Creed consiguió traer a su hijo a la vida, entierran a Gus en el cementerio indio para que nadie se entere de lo sucedido. Gus vuelve a la vida, pero ahora hace movimientos rígidos y trata a Drew mejor, pero presenta un comportamiento silencioso y en un estado similar al de los zombies. Pronto se vuelve más cruel y sádico, como cuando despelleja brutalmente sus conejos para la cena (sin embargo no parece ser peligroso ni malévolo en un primer momento).

Jeff comienza a preguntarse si todos los seres humanos enterrados ahí serán como el padrastro de Drew y comienza a considerar la opción de enterrar en esas tierras a su madre.

Zowie irrumpe en la clínica veterinaria y mata a tres gatos antes de entrar en la casa de Chase y atacarlo. Chase después de luchar contra Zowie sobrevive, pero queda gravemente herido del brazo izquierdo. Al día siguiente, Jeff tiene un encuentro con Clyde Parker. Cuando Jeff está a punto de perder la nariz a causa de su pelea con Clyde, aparece Gus y le ordena a Jeff que se vaya a casa. Una vez este se marcha mata a Clyde con su propia motocicleta (su bufanda se queda atrapada en la rueda trasera, tirando de su cabeza y provocando que su cara quede destrozada por los radios), mientras que su hijastro Drew es testigo de toda la matanza.

Gus persigue a Drew y lo atrapa una vez dentro de su casa, en la cual está su perro Zowie, que se ha vuelto completamente salvaje y lo ataca junto con Gus quien al verse descubierto ha decidido mostrar su verdadera naturaleza. Drew escapa a través de una ventana del piso de arriba y se mete en el coche de su madre cuando esta llega. Gus les persigue por la carretera con su coche de policía, ante el pánico de Drew y la confusión de su madre (quien no sabía absolutamente nada sobre lo que su hijo había estado haciendo) y acabando con ellos al obligarlos a chocar contra un camión. Más tarde Gus vuelve al lugar donde se encuentra el cadáver de Clyde con una pala y una bolsa para cadáveres, y cogiendo el cadáver dice: Te llevaré a la colina, Clyde, amigo. Como hacían los indios.

Más tarde esa noche, Jeff sumido en tristeza por la muere de Drew se obsesiona con el poder del cementerio indio y decide reanimar a su madre. Por lo que le pide a Gus exhumar su cadáver, y llevárselo al cementerio indio para volver a enterrarla. Chase se entera de que su mujer ha sido exhumada de su tumba por Gus y se dirige a la casa de Gus para buscar explicaciones, no sin antes tener una fuerte discusión con Jeff, quien le cuenta del cementerio, de su poder de resurrección y de la posibilidad de traer de vuelta a Renee como lo hicieron con Zowie y Gus pero no le cree y considera la historia como demasiado fantasiosa, por lo que se va molesto. Al llegar a la casa de Gus es atacado por Zowie que está dispuesto a matar al veterinario de una vez por todas. Chase reacciona y dispara al perro que termina caminando a la casa hasta morir por segunda vez. Chase entra en la casa de Gus y mira horrorizado en lo que Gus ha convertido la casa hasta encontrarse con él en la cocina. Chase al ver que su vida peligra y que no obtendrá respuestas le Dispara a Gus en el pecho, lo cual tiene poco efecto en él. Gus golpea a Chase y tira su arma, pero cuando está a punto de matarlo con un taladro eléctrico Chase lo evita, recupera su arma y logra matar a Gus disparándole en la cabeza. Chase se convence muy a su pesar, que las historias de su hijo eran ciertas y que en efecto existe un cementerio en donde lo que sepultes volverá a la vida, solo que corrompido y convertido en algo maligno.

La madre de Jeff, Renee, vuelve a la vida. Renee mata a Marjorie en el ático. Jeff oye los gritos de Marjorie y camina con calma hasta el ático y encuentra a su madre. Chase llega a casa y encuentra el cuerpo de Marjorie, así como su hijo abrazando a su esposa muerta. Él no se inmuta con Renee y sabiendo que en realidad no tiene enfrente a su esposa, si no a algo diabólico le dice a Jeff que se aleje de ella. Renee le dice a Jeff que vaya abajo, para que Chase y ella puedan "hablar". Una vez abajo, a Jeff se le aparece Clyde (quien fue enterrado en el cementerio indio por Gus, volviendo a la vida como un espantoso ser) con un hacha y lo ataca. Chase queda fuera de combate por el hacha de Clyde, y Renee bloquea la puerta del ático y provoca un incendio en el lugar, mirando entusiasmada la pelea y esperando la muerte de Jeff. Antes de que Clyde mate a Jeff con un patín de hielo, Jeff vence al abusón metiéndole un cable eléctrico en la boca, haciendo que su cabeza explote.

Jeff entonces agarra el hacha de Clyde destruye la puerta del ático y toma a su padre inconsciente. A medida que se escapan, Renee intenta convencer a Jeff para que se quede, murmurando las palabras "Te amo", pero Jeff convencido de que lo que tiene enfrente no es su madre, si no algo que se apoderó de su cadáver escapa junto con su padre, dejando a su Renee morir en el incendio. Mientras el cuerpo de Renee arde, ella grita "¡La muerte es mejor!" (Una línea de la primera película y la novela). Al final del filme Jeff y Chase escapan de Ludlow para iniciar una nueva vida en Los Ángeles y Jeff comprende muy a su pesar que a veces es mejor dejar las cosas tal y como están y que las diabólicas y malignas tierras de ese cementerio indio no deben ser usadas de nuevo jamás.

Canciones[editar]

En la banda sonora se volvió a incluir un tema de The Ramones que esta vez no fue escrito para la película

Reparto[editar]

Enlaces externos[editar]