Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin
Princesa heredera de Prusia
Cecilie of Mecklenburg-Schwerin Crown Princess of Germany and Prussia.jpg
La princesa heredera de Prusia, 1905.
Información personal
Nombre secular Cecilia Augusta María (en alemán: Cecilie Auguste Marie)
Otros títulos Duquesa de Mecklemburgo-Schwerin
Nacimiento 20 de septiembre de 1886
Schwerin, Bandera de Imperio alemán Imperio alemán
Fallecimiento 6 de mayo de 1954 (67 años)
Bad Kissingen, Bandera de Alemania Occidental R.F.A.
Entierro Cementerio Familiar en los Jardines del Castillo de Hohenzollern
Familia
Casa real Mecklemburgo-Schwerin
Padre Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin
Madre Anastasia Mijáilovna de Rusia
Cónyuge Guillermo, príncipe heredero de Prusia (matr. 1905; fall. 1951)
Descendencia
Coat of Arms of Cecilie, German Crown Princess (Order of Maria Luisa).svg
Escudo de Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin

La duquesa Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin (Cecilia Augusta María; Schwerin, Imperio alemán, 20 de septiembre de 1886 - Bad Kissingen, Alemania Occidental, 6 de mayo de 1954) fue la última princesa heredera de Prusia como esposa del príncipe Guillermo, hijo y heredero del káiser Guillermo II.

Cecilia era hija de Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin y de la gran duquesa Anastasia Mijáilovna de Rusia. Se crio con sencillez y su vida temprana fue peripatética, pasando los veranos en Mecklemburgo-Schwerin y el resto del año en el sur de Francia. Después de la muerte de su padre, viajó todos los veranos entre 1898 y 1904 a la Rusia natal de su madre. El 6 de junio de 1905, se casó con Guillermo, príncipe heredero de Alemania. La pareja tuvo cuatro hijos y dos hijas. Cecilia, alta y escultural, se hizo pronto popular en Alemania por su estilo. Sin embargo, su esposo era un mujeriego y el matrimonio no fue feliz.

Después de la caída de la monarquía alemana, al final de la Primera Guerra Mundial, Cecilia y su esposo vivieron en su mayoría separados. Durante la República de Weimar y el período Nazi, Cecilia vivió una vida privada principalmente en el Palacio Cecilienhof de Potsdam. Con el avance de las tropas soviéticas, dejó Cecilienhof para nunca volver en febrero de 1945. Se instaló en Bad Kissingen hasta 1952 cuando se mudó a un apartamento en el distrito Frauenkopf de Stuttgart. En 1952, publicó un libro de memorias. Ella murió dos años después.

Familia[editar]

Cecilia, Alejandrina y Federico Francisco de Mecklenburgo-Schwerin con su madre la gran duquesa Anastasia.

Nacida el 20 de septiembre de 1886 en Schwerin, Cecilia era la tercera y más joven hija del gran duque Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin y la gran duquesa Anastasia Mijáilovna de Rusia[1]​. Pasó la mayor parte de su infancia en Schwerin, en las residencias reales del Palacio de Ludwigslust y el pabellón de caza Gelbensande, a solo unos kilómetros de la costa del Báltico. Miembro de la casa imperial rusa, la gran duquesa Anastasia era una mujer caprichosa que se aburría en Mecklemburgo y prefería residir en la Riviera francesa, donde su marido, muy frágil, debe seguirla. Es en su villa en Cannes donde muere el gran duque en 1897 en extrañas circunstancias al caer desde una ventana, hablándose de suicidio. La gran duquesa prefiere quedarse en Francia en lugar de reunirse con sus tres hijos, incluido su hijo Federico Francisco IV, adolescente que a la muerte de su padre ha quedado a la cabeza del Gran Ducado. La regencia se confía a un tío del joven príncipe, el duque Juan Alberto. Nacida en 1886, la princesa Cecilia, la menor de sus hermanos, tiene entonces 11 años.

En el invierno de 1897, la hermana de Cecilia, Alejandrina, conoció a su futuro esposo, el príncipe heredero Cristián, poco antes de la muerte de su padre a la edad de 46 años. En 1901, su tío Enrique, se casó con la reina Guillermina de los Países Bajos. La boda de su hermana tuvo lugar en Cannes en abril de 1898. Durante todos los veranos de 1898 a 1904, visitaban a sus familiares en Rusia. Cecilia vivía allí en Mikhailovskoe, en la bahía de Kronstadt, la casa de campo de su abuelo materno, el gran duque Miguel Nikoláyevich de Rusia. En 1902, la Gran Duquesa Anastasia dio a luz a un niño adulterino, por lo que fue declarada persona non grata en Alemania y Rusia.

Matrimonio[editar]

Cecilia de Mecklenburgo-Schwerin y el príncipe heredero Guillermo en la fotografía de su compromiso

Durante la boda de su hermano, el gran duque Federico Francisco IV, de Mecklemburgo-Schwerin en Schwerin con Alejandra de Hannover, el 7 de junio de 1904, la duquesa Cecilia, de 17 años, conoció a su futuro esposo, Guillermo, Príncipe Heredero alemán e hijo del emperador Guillermo II y la emperatriz Augusta Victoria de Schleswig-Holstein. Más alta que la mayoría de las mujeres de su tiempo, con 182 centímetros (más de 5'11 "), Cecilie era tan alta como el príncipe heredero alemán. Guillermo quedó impresionado por su belleza y su cabello y ojos oscuros. El 4 de septiembre de 1904, la joven pareja se comprometió en el pabellón de Gelbensande. El Kaiser les regaló una residencia de madera como regalo de compromiso. El 5 de septiembre se tomaron las primeras fotos oficiales de la pareja.

La boda de la duquesa Cecilia y Guillermo tuvo lugar el 6 de junio de 1905 en Berlín.[1]​ Al llegar desde Schwerin a la Estación Central de Berlín, la futura princesa heredera fue recibida en la plataforma con un regalo de oscuras rosas rojas. Fue recibida en el palacio de Bellevue por toda la familia imperial alemana y más tarde hizo una entrada triunfal a través de la Puerta de Brandenburgo y el Tiergarten. Las multitudes se alinearon a ambos lados del Unter den Linden mientras pasaba de camino al Palacio Real de Berlín. El Kaiser Guillermo II la saludó en el palacio y la condujo al Salón de los Caballeros, donde más de cincuenta invitados de diferentes casas reales europeas esperaban a la joven novia, incluido el Gran Duque Miguel Alexandrovich de Rusia, el Archiduque Francisco Fernando de Austria, así como representantes de Dinamarca, Italia, Bélgica, Portugal y los Países Bajos. El día de su boda, el Kaiser Guillermo II le concedió a su nuera la Orden de Luisa.

La ceremonia de la boda tuvo lugar en la Capilla Real y también en la cercana Catedral de Berlín. La pareja real recibió como regalos de boda joyas, platería y porcelana. Por deseo de la novia, se tocó la famosa marcha nupcial de Richard Wagner de Lohengrin junto con música de Los Maestros Cantores de Nuremberg dirigida por Richard Strauss. A partir del día de su boda, la duquesa Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin se convirtió en su alteza imperial y real, la princesa heredera alemana y la princesa heredera de Prusia. Se esperaba que algún día se convirtiera en emperatriz de Alemania y reina de Prusia. En esta ocasión, la Gran Duquesa viuda Anastasia, persona non grata, está excepcionalmente autorizada para ir a la corte de Berlín. La autorización se otorga nuevamente, por última vez, con el nacimiento de su primer nieto.

Princesa heredera de Alemania[editar]

La "Kronprinzeßin" (Princesa de la Corona) Cecilia se convirtió rápidamente en uno de los miembros más queridos de la casa de Hohenzollern. Era conocida por su elegancia y buen gusto en la moda, y no pasó mucho tiempo antes de que muchas mujeres de todo el Imperio alemán copiaran su estilo. Después del final de las festividades de la boda, la pareja heredera, convirtió en su residencia de verano el palacio de Mármol en Potsdam. Todos los años, al comienzo de la temporada, en enero, la pareja volvía al Kronprinzenpalais en Unter den Linden. El primer hijo de Cecilia nació el 4 de julio de 1906 y recibió el tradicional nombre Hohenzollern de Guillermo. En ese momento, la monarquía alemana parecía estar muy segura.

Aunque en público el matrimonio de los príncipes herederos parecía ser perfecto, las grietas aparecieron rápidamente debido al comportamiento controlador de Guillermo. Muy pronto comenzó una serie de relaciones que tensaron la relación entre marido y mujer, en una ocasión anunciando a su esposa su última escapada, con lo que ella pensó en ahogarse.

Sin embargo, a pesar de la infidelidad de su esposo, Cecilia dio a luz seis hijos:

Ella misma mantuvo una relación con el barón Otto von Dungern (1873-1969), ayudante de campo de su esposo. Al descubrir que Dungern mantenía a su vez una aventura con otra mujer de la corte, ella se confesó a su esposo, que le dijo: "Solo mi consideración por su majestad imperial (su padre, el kaiser Guillermo II) me impide convertirte en polvo".

La princesa heredera Cecilia (1906), por Philip de László

Cecilia tuvo un impacto considerable en varias áreas, incluida la educación de las mujeres. Varias escuelas y calles llevan su nombre. El 6 de diciembre de 1906, la princesa heredera alemana bautizó en Stettin, el 'SS Kronprinzessin Cecilie'. Para Cecilia, que tenía gran pasión por el mar desde la infancia, el gesto le supo una gran alegría y honor. A fines de 1910, la pareja heredera de Alemania realizó una gira por Ceilán, India y Egipto. La vida de Cecilia en Berlín se traducía en una serie constante de deberes reales, como asistir a desfiles militares, banquetes de gala, ceremonias oficiales y otras ceremonias cortesanas, incluidas visitas de estado a cortes extranjeras, como la del emperador austríaco Francisco José a Viena. En mayo de 1911, Cecilia y Guillermo visitaron la Corte Imperial Rusa en San Petersburgo. La visita coincidió con el cumpleaños del zar ruso. En junio de 1911 siguió una visita a Londres, al rey Jorge V y la reina María en el palacio de Buckingham. La revista ilustrada londinense 'The Sphere' informó de la visita de "nuestros queridos visitantes para la coronación". La reina María era particularmente cercana a la pareja imperial y mantuvo contacto con la princesa heredera alemana hasta su muerte en 1953. La visita de 1911 a Londres fue la última de Cecilia como representante del Imperio alemán.

Primera Guerra Mundial[editar]

En el momento del estallido de la guerra en 1914, Cecilia estaba nuevamente embarazada. Se angustió mucho cuando dio a luz a su primera hija, la princesa Alejandrina, que nació con síndrome de Down. Debido a la rigidez del protocolo de la corte de los Hohenzollern, la información sobre la condición no fue revelada. Como princesa heredera alemana, se esperaba que Cecilia continuara con sus deberes sin verse afectada, lo que en tiempos de guerra consistía en visitas regulares a los heridos de guerra en un esfuerzo por mantener la moral. El esposo de Cecilia, el Príncipe Heredero Guillermo, sirvió en el frente occidental bajo el mando directo del mariscal Hindenburg. En la última fase de la guerra, el pueblo alemán se vio afectado por grandes dificultades en cuanto a sus abastecimientos, dado el bloqueo marítimo al que fue sometido. Para Cecilia, con fuertes vínculos familiares con la corte rusa a través de su madre, la Revolución rusa de marzo de 1917 la afectó mucho. Sus tíos, los grandes duques Nicolás, Jorge y Sergio Mijáilovich fueron asesinados.

Derrocamiento de la monarquía alemana[editar]

La situación política y económica en el último año de la guerra se volvió cada vez más desesperada. El 6 de noviembre de 1918, el nuevo canciller alemán, el príncipe Max de Baden, se reunió con el ministro Wilhelm Solf para discutir el futuro del imperio alemán. Ambos opinaban que la monarquía solo podría sobrevivir con la abdicación del Kaiser y su hijo, el príncipe heredero Guillermo, y la creación de una regencia bajo el gobierno nominal del joven hijo de la princesa heredera Cecilia. Tal idea fue desestimada rápidamente cuando Friedrich Ebert se convirtió en canciller y se declaró la República unos días después. Tanto el Kaiser como el príncipe heredero cruzaron la frontera para buscar el exilio en los neutrales Países Bajos. La monarquía se derrumbó con la derrota de Alemania al final de la guerra. Cecilia con sus hijos pequeños vivieron en Potsdam durante el período revolucionario. Se había mudado de su nuevo hogar de Cecilienhof con sus hijos para reunirse con su suegra en la relativa seguridad del Palacio Nuevo. Fue aquí donde la emperatriz Augusta Victoria informó a su nuera: "La revolución ha estallado. El Kaiser ha abdicado. La guerra está perdida".

Vida bajo la República[editar]

El príncipe heredero con su esposa e hijos. De izquierda a derecha: Guillermo, Huberto, la princesa heredera Cecilia, el príncipe heredero Guillermo, Federico Jorge y Luis Fernando. En primer plano, las princesas Alejandrina y Cecilia.

La ex emperatriz se exilió para reunirse con su esposo, pero la princesa heredera prefirió quedarse en Alemania con sus hijos, de 1 a 12 años, una vez confirmado que podría hacerlo. El 14 de noviembre abandonó discretamente el Palacio Nuevo y regresó a su casa privada, Cecilienhof. Como resultado del cambio de circunstancias, Cecilia redujo el personal en un 50%. El tutor de sus hijos también dejó su servicio y, como resultado, sus dos hijos mayores, los príncipes Guillermo y Luis Fernando, asistieron por primera vez como estudiantes a una escuela cercana. Cecilia sentía una considerable simpatía por la difícil situación del pueblo alemán. En respuesta a un discurso en la Unión de Mujeres Alemanas en Berlín, la exprincesa heredera declaró: "No necesito simpatía. Tengo la hermosa situación que puede ocurrirle a cualquier mujer alemana, la educación de mis hijos como buenos ciudadanos alemanes".

A Guillermo solo se le permitió regresar a Alemania de su exilio forzado en 1923, pero la pareja se había distanciado, especialmente porque Guillermo tenía bastantes relaciones amorosas, incluida Gladys Marie Deacon. Afortunadamente para la familia Hohenzollern, todavía poseían considerables propiedades en Alemania debido a un acuerdo elaborado entre la familia Hohenzollern y el estado prusiano en noviembre de 1920. El castillo de Oels, con 10 000 hectáreas de tierra cultivable en Silesia, hoy en día Polonia, proporcionaba ingresos sustanciales para la ex familia imperial. En ausencia de su esposo, Cecilia se convirtió en la figura principal de la una vez gobernante Casa de Hohenzollern. La exprincesa heredera no se hacía ilusiones de que el imperio sería restaurado, a diferencia de su suegro exiliado en Doorn, en los Países Bajos. La restauración era completamente imposible. Con la elección de Gustav Stresemann como canciller en agosto de 1923, comenzaron las negociaciones con el expríncipe heredero. En la noche del 13 de noviembre de 1923, Cecilie encontró a su esposo en el castillo de Oels. Los años de separación y el comportamiento de Guillermo habían acercado al matrimonio, pero Cecilia estaba decidida en la separación. Vivía cada vez más en Cecilienhof, mientras que su esposo vivía en Silesia. La pareja aparecía junta cuando era necesario, por el bien de la unidad familiar, como bodas, confirmaciones, bautizos y funerales. En 1927, se llegó a un acuerdo financiero final entre los Hohenzollerns y el estado prusiano. Cecilia permaneció activa dentro de varias organizaciones de caridad, como el Fondo Reina Luisa, Presidenta de la Unión de Mujeres de la Patria y las Damas de la Orden de San Juan, mientras se mantenía alejada de cualquier participación política. Con la llegada al poder del Partido Nacional Socialista de Adolf Hitler en 1933, todas esas organizaciones caritativas se disolvieron.

Bajo el régimen nazi (1933-1939)[editar]

Vista del palacio de Cecilienhof
Guillermo y Cecilia en el bautizo de su nieta Felicitas de Prusia, 1934

Durante 1933-1945, Cecilia vivió una vida privada en Cecilienhof. En este lugar se dedica a su pasión, la música. Organiza conciertos privados, y pronto muchos directores y músicos famosos se encuentran entre sus amigos más cercanos, como Bronisław Huberman, Wilhelm Kempff, Elly Ney, Wilhelm Furtwängler y el joven Herbert von Karajan. Su hijo mayor, el príncipe Guillermo perdió su posición como posible heredero cuando se casó con Dorothea von Salviati el 3 de junio de 1933, porque no procedía de una familia real adecuada. A pesar de que la casa real fue depuesta formalmente, sus estrictas reglas aún persistieron. El expríncipe heredero y la Princesa fueron más comprensivos con su hijo que el exiliado Kaiser. Cecilia no estaba se molestó y quedó encantada cuando se convirtió en abuela por primera en 1934. En 1935, el segundo hijo de Cecilia tras estudiar economía y trabajar durante un tiempo en los Estados Unidos, como mecánico para Ford, empezó a trabajar con Lufthansa. Su tercer hijo, Huberto, después de pasar un tiempo dedicado a sus fincas, se unió al ejército y luego a la fuerza aérea para convertirse en piloto. El hijo menor, Federico, se hizo empresario. En mayo de 1938, el príncipe Luis Fernando se casó con la gran duquesa rusa Kira, hija del pretendiente al trono ruso, el gran duque Cirilo Vladimirovich, en Cecilienhof. Sería la última gran ceremonia familiar antes del estallido de la guerra en septiembre de 1939.

Segunda Guerra Mundial[editar]

El período de relativa calma para la familia de Cecilia y para Alemania llegó a su fin con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939. El sobrino de 24 años de Cecilia, el príncipe Oscar, cayó como víctima cinco días después del inicio de la invasión de Polonia. En 1940, ante el avance del ejército del Tercer Reich, su tía Guillermina de los Países Bajos huye al Reino Unido desde donde organiza la resistencia al invasor, y su cuñado Cristián X de Dinamarca permanece con su pueblo pero muestra abiertamente su desprecio por los nazis y Adolf Hitler. Por otro lado, su sobrino, el gran duque heredero Federico Francisco de Mecklemburgo-Schwerin, ingresó en las SS en 1931, a la edad de 21 años. Otra tragedia personal ocurrió cuando su hijo mayor, el príncipe Guillermo, fue herido de muerte en una batalla en Valenciennes en Francia el 25 de mayo de 1940. Murió el 26 de mayo en un hospital de campaña en Nivelle. Su funeral tuvo lugar en la iglesia de la Paz en Potsdam el 28 de mayo. Más de 50,000 personas se dirigieron a su lugar de descanso final en el Templo Antiguo, junto a los restos de su abuela, la ex emperatriz Augusta Victoria. La gran participación en los funerales del príncipe, que había muerto como héroe, alarmó y enfureció a Hitler. Como resultado, a ningún príncipe de una antigua dinastía alemana se le permitió servir en el frente y en 1943, Hitler ordenó que todos fueran dados de baja de las fuerzas armadas.

En 1941 murió Guillermo II, y a la edad de 55 años, el esposo de Cecilia se convirtió en jefe de la casa de Hohenzollern. Si bien durante la monarquía esto habría significado un gran cambio para ellos, el cambio fue potencialmente peligroso debido al líder del estado nazi. Durante este tiempo, Cecilia y Guillermo se mantuvieron cada vez más retirados en el castillo de Oels para llevar una vida tranquila, lejos de los peligros de Berlín. Incluso Potsdam, a solo 30 minutos en tren de la capital, estaba demasiado cerca para su comodidad. Con la guerra yendo mal y el ejército soviético acercándose a Silesia, abandonaron Oels con solo unas pocas pertenencias personales para regresar a Potsdam, donde celebraron la Navidad de 1944. Sería la última celebración en su amada casa. En febrero de 1945, Cecilie dejó Cecilienhof para siempre.

Años finales[editar]

Cecilia huyó del Ejército Rojo en febrero de 1945 con la familia de su hijo Luis Fernando. Residió inicialmente en una habitación del ático del sanatorio del Dr. Paul Sotier (médico personal del Guillermo II) Fürstenhof en Bad Kissingen, en Baviera, ocupada ya por el ejército estadounidense. El 20 de septiembre de 1946 celebró su 60 cumpleaños. Para esta ocasión se le unieron su esposo y algunos de sus hijos. Guillermo se había instalado en una pequeña casa en Hechingen. La tragedia se produjo el 8 de abril cuando otro de sus hijo, esta vez el príncipe Huberto, murió de apendicitis el 8 de abril de 1950. A principios de 1951, la salud del expríncipe heredero empezó a deteriorarse y el 20 de julio murió. El 26 de julio, su funeral tuvo lugar en el castillo de Hohenzollern, donde fue enterrado en el suelo, cerca de una urna que contenía las cenizas del difunto príncipe Huberto. En los brazos de su hijo, el príncipe Luis Fernando, Cecilia se despidió de su esposo. Permaneció en Bad Kissingen hasta 1952 cuando se mudó a un departamento en Stuttgart.

En 1952, se publicaron las memorias de Cecilia, "Recuerdos". En un acto de amnistía y amistad, la viuda del rey Jorge V, la reina María, recibió a la exprincesa heredera Cecilia en mayo de 1952 durante una visita a Inglaterra. Cecilia visitó por primera vez para asistir al bautizo de su nieta, la princesa Victoria Marina de Prusia, hija de su hijo, el príncipe Federico. La tragedia volvió a aparecer cuando la hermana de Cecilia, la reina madre danesa, la reina Alejandrina, murió el 28 de diciembre del mismo año. El 3 de enero de 1953, Cecilia asistió a su funeral en la catedral de Roskilde en Dinamarca. A partir de este momento, la exprincesa heredera alemana nunca se recuperó por completo. Se las arregló para seguir luchando con la ayuda de su familia hasta el 6 de mayo de 1954, cuando murió en una visita a Bad Kissingen, presumiblemente un derrame cerebral. Habría sido el 72 cumpleaños de su difunto esposo. El 12 de mayo de 1954, tuvo lugar su funeral y sus restos fueron enterrados junto al príncipe heredero Guillermo en los terrenos del castillo de Hohenzollern.[2]

Títulos, tratamientos y distinciones honoríficas[editar]

Títulos y tratamientos[editar]

  • 20 de septiembre de 1886-6 de junio de 1905: Su Alteza la duquesa Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin.
  • 6 de junio de 1905-9 de noviembre de 1918: Su Alteza Imperial y Real la princesa heredera alemana, princesa heredera de Prusia.
  • 9 de noviembre de 1918-6 de mayo de 1954: Su Alteza Imperial y Real la princesa heredera Cecilia de Prusia.

Distinciones honoríficas[editar]

Imperio alemán[editar]

Extranjeras[editar]

Otros[editar]

Ancestros[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Online Gotha
  2. «Princess Cecilie of Prussia Dead; Widow of Heir to the German Throne Before World War; Succumbs at Age of 67», The New York Times (Bonn), 7 de mayo de 1954 .
  3. Mecklenburg-Schwerin (Germany) Statistisches Landesamt (1908). Mecklenburg-schwerinsches Staatshandbuch (en alemán). Consultado el 26 de agosto de 2019. 
  4. «Guía Oficial de España 1914». Guía Oficial de España: 218. 1914. Consultado el 2 de septiembre de 2019. 

Enlaces externos[editar]