Cateterismo cardíaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina cateterismo cardíaco a un conjunto de procedimientos con finalidades de diagnóstico o terapéutica, cuyo factor común es que se realizan mediante la inserción de un catéter en el sistema vascular, el cual se hace avanzar hasta las estructuras cardíacas, penetrando incluso en las cavidades cardíacas si es necesario. Es por ello que forma parte de la llamada cardiología invasiva o maniobras invasivas y solamente lo realiza un cardiólogo con la subespecialidad de Hemodinamia. Por su demostración y utilización en las enfermedades cardíacas como una vía accesible al corazón, André Frédéric Cournand, Werner Forssmann y Dickinson W. Richards, obtuvieron el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1956.

Técnica[editar]

Es variada según el propósito con el cual se realice. En términos generales se realiza en una sala de hemodinámica, con cuidados de asepsia similares a los de una cirugía. Suele haber un equipo quirúrgico stand-by, en block quirúrgico y listo para actuar en previsión de complicaciones, durante todo el tiempo que dura el proceso. El cateterismo se lleva a cabo con anestesia local, y el catéter se introduce a través de una pequeña incisión en la piel de la ingle (acceso femoral) o del brazo (acceso humeral); mayoritariamente, ésta se realiza a nivel del antebrazo.

Usos para diagnóstico[editar]

Como técnica de diagnóstico, el cateterismo cardíaco permite, entre otras cosas:

Usos terapéuticos[editar]

Dado que a través de los catéteres se pueden pasar diferentes instrumentos, es factible el tratamiento de algunas patologías a partir de este procedimiento. Por ejemplo:

Riesgos[editar]

El cateterismo cardíaco conlleva un riesgo ligeramente más alto que otros exámenes del corazón; sin embargo, es muy seguro cuando lo realiza un equipo médico con experiencia.

Los riesgos abarcan los siguientes:

  • Taponamiento cardíaco
  • Ataque cardíaco
  • Lesión a una arteria coronaria
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Hipotensión arterial
  • Reacción al medio de contraste
  • Accidente cerebrovascular

Las posibles complicaciones de cualquier tipo de cateterismo abarcan las siguientes:

  • Sangrado, infección y dolor en el sitio de inserción de la vía intravenosa o la vaina
  • Daño a los vasos sanguíneos
  • Coágulos de sangre
  • Daño a los riñones debido al medio de contraste (más común en pacientes con diabetes o problemas renales)

Véase también.[editar]

Enlaces externos[editar]