Categoría discusión:Historia antigua de Israel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Evitar ambigüedad innecesaria[editar]

"Historia antigua de Israel" es una expresión ambigua y puede dar a entender que la historia en cuestión es obsoleta. Preferibles (dado que son unívocas) en este caso resultan útiles las expresiones "Hebreos bíblicos" y "Profetas de la Biblia", cuyo uso propongo.

Lo judío no es solo un asunto de religión, sino también concierne al pertenecer a un pueblo o nación (y, eventualmente, también al habitante del antiguo reino de Judá y/o aquel hebreo que regresó a la Tierra Santa luego del cautiverio en Babilonia).

Al considerarse estrictamente, las tribus de Israel no son "judías" sino tribus israelitas, cosa que también puede ser aplicada en los casos de Saúl, David y Salomón.

Y, aunque los términos hebreo, israelita y judío sean a veces empleados de modo indistinto, como si fueran sinónimos, lo cierto es que desde el punto de vista de su historia, no lo son. Suponerlos sinónimos es el resultado de cierta confusión que puede en determinados casos emerger cuando se considerar la bastante compleja historia del antiguo Israel (pueblo y territorio). En otras, su uso como sinónimos puede efectivo en ciertos casos, mas se torna problemático cuando se trata de categorizar.

Históricamente es frecuente y aceptado por convención que:

Los hebreos son Abraham y los descendientes de Isaac.

Los israelitas son quienes habitaron Canaán o la Tierra de Israel, es decir, el territorio donde se establecieron los hijos de Jacob, e incluye a los monarcas del reino de Israel (tanto unido como cuando separado del reino de Judá).

Los judíos son los habitantes del reino de Judá y todos aquellos hebreos que regresan del exilio en Babilonia, junto con sus descendientes: a partir de entonces (y dado que no se conocen sobrevivientes de los israelitas que habían sido exiliados en Níneve), el pueblo de Israel es también conocido como pueblo judío; en términos religiosos, judíos son también que practican el judaísmo (y eventualmente son reconocidos como tales por el rabinato). Con todo, ser judío no es únicamente pertenecer a la religión judía o llevar a cabo las observancias rituales y litúrgicas del judaísmo (véanse las consideraciones generales acerca de ello que se encuentran en el texto introductorio de la entrada Historia de los judíos). Desde el siglo XIX en adelante, hay además judíos seculares y laicos, escépticos, agnósticos, y hasta ateos.

Con todo, ninguno de los tres términos enumerados es sinónimo de israelí, vocablo que designa al habitante del moderno Estado de Israel. A dicho país se lo conoce también como Estado Judío y Estado Hebreo (sin emplearse en este caso particular el término "israelita", que suele reservase para los ya mencionados hebreos de la Antigüedad o para algunas comunidades judías diaspóricas; ejemplo: Congregación Israelita de X país/ciudad, etc.).

Bibliografía consultada. Simón Dubnow, Manual de la historia judía, Buenos Aires: Sigal, 1977; Hans Borger, Uma história do povo judeu, 2 vols., San Pablo: Séfer, 2002; Élisabeth Roudinesco, A vueltas con la cuestión judía (2009), Barcelona: Anagrama, 2011; Antoine Germa et al., Les Juifs dans l'histoire, Seyssel y París: Champ Vallon, 2011; Helena Lewin et al., Judaísmo e cultura: fronteiras em movimento, Río de Janeiro: Imprimatur, 2013; y Santiago Kovadloff, La extinción de la diáspora judía, Buenos Aires: Emecé, 2013.

CM - 23.9.2014