Castillo y restos de fortificación de Alburquerque

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista de Alburquerque en un grabado del cartógrafo francés Alain Manesson Mallet (1684).

El castillo y fortificación de Alburquerque se encuentra situado en la propia población, al sur de esta, aprovechando el gran desnivel del terreno en esa zona, con una elevación de él muy importante que lo hacía punto estratégico de edificación de un elemento defensivo de gran importancia dominando, además, el resto de la población donde está ubicado. Alburquerque es un municipio español, perteneciente a la provincia de Badajoz (comunidad autónoma de Extremadura) y se encuentra enclavada en la Sierra de San Pedro. Está situada al noroeste de la Provincia de Badajoz, Extremadura, muy próxima a Portugal, desde donde se ven tierras de este país. Dista 45 km de la capital provincial (Badajoz) y 100 km de la capital regional (Mérida). Pertenece a la Mancomunidad de Lácara-Los Baldíos y al Partido judicial de Badajoz.

Los monumentos más característicos que se conservan son los levantados en la Edad Media: así, su casco histórico está coronado por el inexpugnable Castillo de Luna que así se llama ya que el condestable Don Álvaro de Luna fue uno de sus propietarios más afamados. Existe una muralla que rodea en su mayor parte el barrio gótico-judío, llamado «Villa Adentro», y en él se conservan entre sus callejuelas, numerosas casas con dinteles ojivales, algunos de ellos con elementos que delatan el origen judío de sus moradores antes de la expulsión de 1492.[1]

Etimología[editar]

El nombre de Alburquerque proviene de Albus quercus, de origen latino, que significaría 'encina blanca', así aparece en su escudo de armas compuesto por una encina con un lucero a los extremos del tronco. Su nombre, por lo tanto, es de origen latino o bien, Abu-al-Qurq, de origen árabe, siendo su significado «país de los alcornoques», lo cual tiene más lógica debido a la prolongada estancia morisca en el lugar y la abundancia de estos árboles en la zona.[1]

Historia[editar]

El castillo fue conquistada a los musulmanes por Fernando II en el año 1166, y cedió la posesión a la orden de Santiago pero los musulmanas la volvieron a tomar en el año 1184. Fue reconquistada definitivamente en 1217. Durante el siglo XIV el castillo fue de distintos dueños sin que se pueda saber hasta la actualidad las construcciones llevadas a cabo hasta mediados del siglo XV en que se le entrega la fortaleza a Álvaro de Luna, Condestable de Castilla y Maestre de la Orden de Santiago, el cual acometió la construcción de varios elementos destacados entre los años 1445 y 1453, como la torre del homenaje y el sistema de acceso a los pisos superiores mediante de un puente, de cuya autoría dejó constancia en los varios blasones que todavía pueden verse.

Entre los años 1465 y 1472 es señor del castillo Beltrán de la Cueva por donación de Enrique IV que le otorga el título de primer duque de Alburquerque, ampliando la fortaleza con varias dependencias tanto de tipo palaciego como defensivos externos en la barbacana y sobre todo la torre pentagonal con almenas puntiagudas que terminan con bolas. Esta torre se asoció a la torre del homenaje y con el puente de acceso elevado.[1]

Descripción constructiva[editar]

Muralla del castillo de Alburquerque

Aún se pueden ver bastantes elementos constructivos que permiten imaginar el carácter primitivo de la fortaleza como el conjunto del sistema de murallas que constituyen un entramado amurallado muy interesante, algunas puertas, los cubos, baluartes y la gran «Torre del Homenaje de Don Álvaro de Luna», con los múltiples pisos que todavía son accesibles y, sobre todo, el gran puente de acceso a los niveles más altos de la torre que obligaba al uso de un elemento de seguridad esencial como es un puente levadizo en el último tramo para poder aislar de la torre en caso de peligro. Solamente tiene una torre albarrana.[2]

El elemento principal y que más llama la atención es la voluminosa torre del homenaje que consiste en una mole de piedra de planta cuadrada. Su interior Está muy bien aprovechada y organizada lo cual no resulta muy fácil debido a sus numerosas plantas, como a su distribución y por sus sistemas de abovedados, a veces con crucería como ocurre en el último piso donde, además, hay vistosas y elegantes ventanas góticas y en alguna de ellas puede verse el escudo de don Álvaro de Luna, principal ejecutor de las obras. No se descuidaron las medidas defensivas en la torre por lo que se defienden sus flancos con almenas de la parte alta, en ligero voladizo apoyado sobre canecillos y con matacanes que se disponen en ligero voladizo en la parte superior. La torre del homenaje está unida a otra dispone en lo más alto de un almenado con forma troncopiramidal.[1]

Después de la torre del homenaje hay otra construcción defensiva a destacar y son las tres líneas de muralla que tiene alrededor. Pare tener parece ser que el castillo tuvo cuatro o cinco puertas de las que solo quedan dos: la de Valencia y la de la Villa que son perfectos ejemplares de puertas defensivas

La iglesia que el castillo tiene en el interior aún se conserva bajo la advocación de «Santa María del Castillo», que es uno de los ejemplares más antiguos de edificios religiosos de este tipo en Extremadura, probablemente del último cuarto del siglo XIII y en el que está patente el estilo de transición entre el románico tardío y el gótico. Tiene tres naves cubiertas con bóvedas de cañón sostenida por pilares cruciformes con robustos capiteles e impostas. El ábside tiene una bóveda de crucería, también llamada bóveda nervada que corresponde a una etapa gótica posterior.[3]

Materiales empleados[editar]

El material básico utilizado para esta construcción es la piedra, la mampostería para los muros y los sillares trabajados para las esquinas. La muralla perimetral exterior también es de piedra lo cual da al conjunto de un aspecto compacto e inexpugnable.

El estado de conservación es bastante bueno ya que después de la guerra civil española fue reconstruido y más adelante la Junta de Extremadura lo ha restaurado.

Referencias[editar]

  1. a b c d CastillosNet. «Castillo de Alburquerque / Castillo de Luna». Consultado el 28 de octubre de 2014. 
  2. castelumextremadura. «Castillos de Extremadura». Consultado el 28 de octubre de 2014. 
  3. castelumextremadura. «Castillos de Extremadura». Consultado el 29 de octubre de 2014. 

Enlaces externos[editar]