Castillo de Stirling

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Castillo de Stirling
Monumento planificado
Scotland-2016-Aerial-Stirling-Stirling Castle.jpg
Vista aérea del castillo.
Localización
País Reino Unido y Reino de Escocia
Localidad Stirling
Ubicación Stirling, Escocia
Coordenadas 56°07′26″N 3°56′52″O / 56.123888888889, -3.9477777777778
Información general
Usos Castillo
Declaración 22 de febrero de 1994
Finalización Siglo XIV
Propietario Historic Scotland

El castillo de Stirling es un histórico castillo en la ciudad de Stirling, Escocia (Reino Unido). Fue construido en la cima de la "colina del castillo" (the castle hill), un pico de origen volcánico, y se encuentra rodeado por tres de sus lados por acantilados cortados a pico. El castillo de Stirling está catalogado como Monumento Nacional, y su gestión ha sido en consecuencia confiada al organismo especializado Historic Scotland.

El castillo alberga igualmente el cuartel general, así como el museo, de un Regimiento del Ejército Británico, el Argyll and Sutherland Highlanders Regiment, a pesar de que dicho regimiento ya no tenga su base en el lugar.

La mayor parte de los edificios principales del castillo datan de los siglos XV y XVI, si bien algunos edificios son incluso anteriores, en concreto del siglo XIV. Las defensas exteriores del castillo que dan hacia la ciudad, por su parte, datan de principios del siglo XVIII.

A principios del siglo XIV el castillo sufrió un sitio por las tropas inglesas de Eduardo I, en el marco de las llamadas Guerras de independencia de Escocia. Los historiadores indican que fue durante dicho asalto cuando Warwolf, el mayor fundíbulo que nunca se haya construido, fue utilizado por vez primera, y lo fue con efectos devastadores.

La muralla almenada, que protege la entrada al castillo propiamente dicho una vez superadas sus defensas exteriores, fue construida por Jacobo III de Escocia, constituyendo originalmente una parte del sistema de fortificaciones que rodeaba y protegía la base rocosa. En sus dos extremidades había unas casamatas rectangulares macizas y, en su centro, encuadrando la entrada del recinto fortificado, cuatro grandes torres circulares provistas de tejados cónicos. De esta magnífica composición subsisten únicamente la casamata y la torre principal más meridional (ahora unida al cuerpo principal del edificio), parte de los lienzos de las paredes, la entrada y la parte inferior de las torres circulares internas, así como vestigios de las externas y de la casamata y torres circulares septentrionales.

El castillo de Stirling, que corona la ciudad con su nombre, ha sido de crucial importancia en la historia de Escocia. Por ejemplo, tuvo un papel fundamental en las Guerras de Independencia escocesas, entre ellas, una batalla que sucedió en Stirling es especialmente conocida: la batalla del puente de Stirling, en la que William Wallace logró derrotar por primera vez al ejército inglés; también tuvo gran repercusión en la batalla de Bannockburn: esta vez fue Robert the Bruce quien derrotó a los ingleses, logrando la independencia escocesa en una batalla épica y muy significativa para el pasado de Escocia. Posteriormente, este castillo también participó en los alzamientos jacobitas, que trataron de restaurar a la familia Estuardo en el trono, pero que finalmente no tuvieron éxito, aunque el castillo amplió sus edificaciones debido a estas revueltas.

Hoy en día, en el antiguo edificio del rey podemos encontrar un pequeño museo en el que están expuestos diferentes objetos históricos (principalmente de guerras y batallas del pasado escocés) que nos ofrecen una idea de cómo ha sido el pasado militar de Escocia. La Capilla Real del castillo de Stirling es un lugar de gran importancia, ya que en ella tuvo lugar la coronación de “Mary Queen of Scots” (“María reina de los escoceses”), la famosa reina de Escocia María Estuardo; con el paso de los años y la reforma religiosa, la capilla pasó a ser de estilo presbiteriano, por lo que hoy en día la encontramos bastante cambiada a como era en el siglo XVI, ya que esta nueva religión prescindía de los la mayoría de los detalles lujosos y de la ornamentación.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

La colina del Castillo, sobre la que se asienta el castillo de Stirling, forma parte de la lámina de Stirling, una formación de cuarzo y dolerita de 350 millones de años que probablemente fue ocupada desde una etapa temprana. Los romanos construyeron un fuerte en Doune, bordeando Stirling, aunque es probablemente que los maetae ya se hubieran asentado en esta zona. Posteriormente fue un baluarte de Manaw Gododdin y también ha sido identificado como Iudeu, un asentamiento de los siglos VII y VIII donde el rey Penda de Mercia asedió al rey Oswiu de Northumbria en 655.[1]​ Los pictos se apoderaron de la zona tras la derrota de Northumbria durante la batalla de Dunnichen tres décadas más tarde. Sin embargo, no existen evidencias arqueológicas de que la colina del Castillo fuera ocupada hasta finales del Medievo.[2]

Las primeras referencias del castillo de Stirling datan de 1110, cuando el rey Alejandro I construye una capilla en la zona.[3]​ De hecho, parece que se convirtió en un centro de la realeza, ya que Alejandro falleció en la fortaleza en 1124. Durante el reinado de su sucesor David I, Stirling se convirtió en una ciudad regia y su castillo en un importante centro administrativo. El rey Guillermo I creó un coto de venado al suroeste del castillo, aunque tras su captura por los ingleses en 1174, tuvo que rendir varias fortaleza, incluyendo los de Stirling y Edimburgo, según el Tratado de Falaise. No existen evidencias de que los ingleses ocuparan el castillo, siendo devuelto por Ricardo I de Inglaterra en 1189. Stirling continuó siendo residencia real, ya que Guillermo falleció en el castillo en 1214 y Alejandro III construyó un nuevo coto para venado en la década de 1260.[1]

Guerras de independencia[editar]

Stirling continuó siendo un centro de administración real hasta la muerte de Alejandro III en 1286. Su fallecimiento produjo una crisis sucesoria en la que Eduardo I de Inglaterra fue invitado como árbitro entre los diversos pretendientes. Eduardo llegó al norte en 1291 exigiendo que Stirling, junto con otros castillos reales, se pusieran bajo su administración durante el arbitraje. Eduardo juró en favor de Juan de Balliol, con la esperanza de que fuese un títere en sus manos, aunque John rehusó obedecer la órdenes de Eduardo.[4]

En 1296 Eduardo invadió Escocia, comenzando las Guerras de independencia de Escocia, que continuaron durante los próximos 60 años. Los ingleses hallaron el castillo abandonado y vacío y comenzaron a instalarse en este lugar estratégico. Fueron expulsados al año siguiente, tras la victoria de Andrew Moray y William Wallace en la batalla del Puente de Stirling, donde fallecieron numerosos guerreros, por lo que los comandantes ingleses William FitzWarin y Marmaduke Thweng tuvieron que retirarse al interior del castillo. No obstante, pronto se rindieron a los escoceses por hambruna. El siguiente verano el castillo volvió a cambiar de manos tras la victoria inglesa en la batalla de Falkirk. Eduardo reforzó el castillo, pero volvió a ser reconquistado por los escoceses, incluyendo a Robert Bruce, en 1299.[1]

En 1303 los ingleses volvieron a llevar la delantera y Stirling era el único castillo que continuaba en manos escocesas. Los ejércitos de Eduardo llegaron en abril de 1304 con al menos diecisiete máquinas de asedio. Los escoceses, bajo el liderazgo de William Oliphant, se rindieron el 20 de julio, aunque parte de la guarnición volvió al castillo por orden de Eduardo para poner en marcha su última máquina, «Warwolf» o Lobo de guerra en castellano. Se cree que Warwolf era un lanzapiedras enorme que destruyó las puertas de la fortaleza.[5]​ A pesar de que la victoria de Eduardo parecía asegurada, falleció en 1307 y Roberto I se convirtió en el nuevo monarca de los escoceses. En 1313, Inglaterra únicamente tenía el control de Stirling, Roxburgo, Edimburgo y Berwick, por lo que el hermano del rey, Edward Bruce, puso asedio a Stirling que estaba controlada por Philip Mowbray. Mowbray propuso un acuerdo: el rendiría la fortaleza si el castillo no era liberado para el 24 de junio de 1314; Bruce aceptó y se retiró. El verano siguiente, los ingleses, al mando de Eduardo II, marcharon al norte con el objetivo de salvar el castillo. El 23-24 de junio, las fuerzas del rey Roberto se encontraron con los ingleses en la batalla de Bannockburn, en las cercanías del castillo, en la que la derrota inglesa fue decisiva. El rey Eduardo intentó refugiarse en el castillo, pero Mowbray cumplió su palabra, entregó el fuerte y los ingleses se retiraron. El rey Roberto ordenó destruir las defensas del castillo para evitar una nueva ocupación inglesa.[1]

A pesar de estos eventos, la Segunda guerra de independencia escocesa continuó tras la ocupación inglesa del castillo de Stirling en 1336, cuando el comandante Thomas Rokeby reforzó el castillo en su mayoría con madera. Andrew Murray intentó asediarlo en 1337, cuando probablemente se usaron armas de fuego por primera vez en la historia en Escocia.[1]​ El futuro rey Roberto II recuperó Stirling tras 1341-42, cuando su guardián Maurice de Moravia lo reforzó en gran medida.[6]​ En 1360 Robert de Forsyth fue nombrado gobernador del castillo de Stirling, cuyo título continuó a su hijo John y a su nieto William, quien era gobernador en 1399.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Fawcett, Richard (1995). Stirling Castle. B.T. Batsford/Historic Scotland. ISBN 0-7134-7623-0.
  2. Gifford, John; Walker, Frank Arneil (2002). Central Scotland. Buildings of Scotland. Yale. ISBN 0-300-09594-5.
  3. Harvard University, Charles; Stirling castle. Chapel royal (1882). History of the Chapel royal of Scotland, with the register of the Chapel royal of Stirling, including details in relation to the rise and progress of Scottish music and observations respecting the Order of the thistle. London, The British topographical society. Consultado el 29 de marzo de 2022. 
  4. Dunbar, Sir Archibald H.,Bt., Scottish Kings – A Revised Chronology of Scottish History 1005–1625, Edinburgh, 1899: p. 116
  5. «The largest trebuchet ever built: Warwolf in the Siege of Stirling Castle». Fact Source (en inglés estadounidense). 9 de octubre de 2019. Consultado el 29 de marzo de 2022. 
  6. Allen County Public Library Genealogy Center, James Balfour (1904). The Scots peerage; founded on Wood's edition of Sir Robert Douglas's peerage of Scotland; containing an historical and genealogical account of the nobility of that kingdom. Edinburgh : D. Douglas. Consultado el 29 de marzo de 2022. 
  7. «A History of the Forsyth Family, by Jennie Forsythe Jeffries, 1920». web.archive.org. 15 de septiembre de 2010. Consultado el 29 de marzo de 2022. 

Enlaces externos[editar]

https://www.escociaturismo.es/el-castillo-de-stirling/