Castillo de Alba (Losacino)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de Alba
Castillo de Alba (Restos fortaleza).JPG
Localización Castillo de Alba
Losacino
Bandera de Zamora.svg Zamora
Flag of Castile and León.svg Castilla y León
Flag of Spain.svg España
Tipo Castillos militares de frontera
Coordenadas 41°39′29″N 6°04′03″O / 41.658138888889, -6.0674166666667Coordenadas: 41°39′29″N 6°04′03″O / 41.658138888889, -6.0674166666667
Período en uso Medieval
Estado de conservación Ruinas
Abierto al público Si
Conflictos bélicos Guerra de Restauración portuguesa
Catalogación BIC, declaración genérica[1][2]
[editar datos en Wikidata]

El castillo de Alba es una fortificación medieval situada en la localidad del mismo nombre, perteneciente al municipio de Losacino, provincia de Zamora, España.[3]

Localización[editar]

Los restos del castillo se encuentran situados sobre un cerro que domina el río Aliste[4]​ y el arroyo de Retael. Fue edificado en un lugar de indudable valor estratégico, dominando un amplio paisaje circundante y junto a la vía que comunicaba Castrotorafe con Portugal. En la actualidad su entorno geográfico está profundamente modificado tras la construcción de la presa de Ricobayo, por lo que no se aprecia a simple vista el notable valor defensivo que tuvo. Junto al castillo se encuentra situada la localidad de Castillo de Alba, perteneciente al municipio de Losacino.

Historia[editar]

Las primeras referencias al castillo de Alba son de mediados del siglo X, aunque probablemente haya que retroceder al reinado de Alfonso III de Asturias para situar la revitalización de este antiguo recinto castreño. El primer documento en el que se menciona es un diploma de Sahagún del 960, en el que aparece como «Alba Castello» con ocasión de una donación que Sancho I de León hizo de la villa de Pensum y de dos viñas en el valle de Sancte Crucis en el territorio de Zamora. Los primeros tenentes están documentados en el 1189, siendo estos García López y Pedro Fernández de Castro “El Castellano”. El castillo fue ampliado y reforzado durante el siglo XII, seguramente de la mano de Fernando II de León, en el contexto de las guerras entre León y Portugal. La fortaleza fue adquiriendo cada vez un mayor protagonismo, siendo su papel muy relevante en el contexto de las guerras fronterizas con Portugal y Castilla durante el reinado de Alfonso IX de León, época en la que este monarca la utilizó como garantía de fidelidad y prueba de alianza del reino de León con el reino portugués, tras su boda con Teresa de Portugal, y con el reino de Castilla, tras su posterior boda con Berenguela de Castilla.[5]

El castillo fue tomado en 1196 por Alfonso VIII de Castilla a Alfonso IX de León. Este castillo, junto a otros con sus poblaciones y derechos, pasó a manos del infante Fernando de León el 26 de marzo de 1206 con el Tratado de Cabreros. El acuerdo tuvo lugar para poner fin a las disputas existentes entre los reinos de León y de Castilla sobre la posesión de las fortalezas que constituían la dote de la reina Berenguela de Castilla, pero también estableció qué castillos debían ser considerados propiedad de cada uno de ambos reinos.[6]

En 1211 Alfonso IX se comprometió a donarlo a la orden de los caballeros templarios, pero no lo haría hasta el 27 de septiembre de 1220,[4]​ fecha en la que firmó la concordia de Villafáfila. Sin embargo, la orden la debió tener antes pues en el documento refleja la entrega como una devolución: «Yo, el Señor Alfonso, Rey, restituyo por medio de este documento al Maestro y a la Orden Militar del Templo, Alba de Aliste con todos sus derechos y posesiones». Esta etapa duró noventa años, pues en 1310 el comendador de Alba de Aliste, Fray Gómez Pérez, se refugió en él, después de la expulsión de Castilla de esta orden, unos años antes de que fuera reprimida por la bula "Vox in excelso" otorgada por el Papa Clemente V en 1312. De esta etapa es el soberbio torreón de planta cuadrada y suaves formas piramidales con saeteras en lo alto. Tras la extinción de esta orden perteneció a la Orden de San Juan.[7][8]

Durante los siglos XIV y XV pasará por varias manos, básicamente como consecuencia de los diversos y sucesivos enfrentamientos de la corona con los nobles. En 1430 fue propiedad del infante don Pedro de Aragón, en 1434 es donado por Juan II de Castilla a Don Álvaro de Luna, su privado, y después pasó al almirante de Castilla D. Alonso Enríquez, cuyo hijo segundo, Enrique, obtuvo el 8 de agosto de 1459 el título de conde de Alba, otorgado por merced de Enrique IV de Castilla. De esta forma, el castillo y el pueblo del mismo nombre se convirtieron en cabecera del señorío jurisdiccional de los Condes de Alba de Aliste.[9][4]

El castillo jugó su último papel bélico en la guerra de Restauración portuguesa, habiendo sido tomado por los portugueses en 1640.[10]

En la actualidad se conservan algunos muros y el torreón.[4]

Referencias[editar]

  1. Decreto de 22 de abril de 1949
  2. Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español
  3. «Consulta a la base de datos de bienes inmuebles inscritos en el Registro de Bienes de Interés Cultural». Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Consultado el 24 de agosto de 2016. «Castillo de Alba». 
  4. a b c d Historia (22 de octubre de 2015). «Apéndice I. Los lugares del Temple». Templarios. Del origen de las cruzadas al final de la Orden del Temple (1ª edición). Madrid: Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U. p. 417. ISBN 9788401015731. Consultado el 11 de julio de 2017. 
  5. González Rodríguez, Rafael. [2006.pdf «Tres privilegios reales del fondo documental del monasterio de San Martín de Castañeda»]. Consultado el 25 de agosto de 2016. «Las primeras referencias a la fortificación de este cerro rocoso, enclavado dominando el río Aliste y la vía que desde Castrotorafe conduce a Portugal, proceden de mediados del siglo X, aunque probablemente haya que retrotraerse al reinado de Alfonso III para situar la revitalización de este antiguo recinto castreño. En 960 un diploma de Sahagún menciona Alba Castello con ocasión de una donación de Sancho I de la villa de Pensum y dos viñas en el valle de Sancte Crucis, territorio de Zamora. Según Manuel Gómez Ríos en 1189 se documentan los primeros tenentes: García López y Pedro Fernández de Castro “El Castellano”. Este mismo autor considera que es en el contexto de las guerras entre León y Portugal cuando Fernando II levantó la parte del castillo de Alba de Aliste que los especialistas -entre ellos Gómez Moreno- asignan al siglo XII. Pero la fortaleza alistana adquirió especial protagonismo a partir del reinado de Alfonso IX en el contexto de las guerras fronterizas entre León y Castilla. Tanto en su matrimonio con Teresa de Portugal como, posteriormente, con Berenguela de Castilla, Alba de Aliste se incluye como garantía de fidelidad y prueba de alianza entre ambos reinos.» 
  6. González González, Julio (1982). «Fijación de la frontera castellano-leonesa en el siglo XII». En la España medieval (Madrid: Universidad Complutense: Servicio de Publicaciones y Departamento de Historia Medieval) (2): 422. ISSN 0214-3038. Consultado el 15 de marzo de 2010. 
  7. Castillo de Alba en Revista Ibérica
  8. Castillo de Alba de Aliste (Zamora)
  9. Catálogo Monumental de España: Provincia de Zamora (1903 y 1905) por Manuel Gómez-Moreno
  10. «ATLAS DE LA RAYA HISPANO-LUSA: ZAMORA / TRÁS-OS-MONTES»

Enlaces externos[editar]