Caso del Tour de la Manada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Imágen distorsionada de la foto de "La Manada" que se puede encontrar en www.tourlamanada.com desde del 5 de diciembre de 2018 hasta el día de hoy

El "caso del Tour de La Manada" se refiere a un suceso relacionado con la publicación de una página web, tourlamadana.com, que se lanzó el 3 de diciembre de 2018, dos días antes de la resolución del juicio de La Manada el día 5, y al proceso judicial subsiguiente. El juicio de La Manada fue un caso muy controvertido en el que unos jóvenes abusaron sexualmente de una chica en un portal en el contexto de las fiestas de San Fermín de 2016 que abrió un agitado debate sobre la idoneidad del código penal en los casos de delitos sexuales que ocupó durante meses la atención de la opinión pública española. La web anunciaba un recorrido mensual por los puntos "de la noche más famosa de San Fermín", donde "un grupo de jóvenes con peinados a la última moda" asaltaron a una joven.

La publicación despertó la ira y el desprecio de los medios de comunicación y las instituciones públicas que unánimemente condenaron los hechos. En muy poco tiempo la página registró un gran número de visitas y a las pocas horas ya no se podía acceder. A las 16:00 horas del día 5 el contenido de la web cambió. Todo se reveló una broma de un colectivo autodenominado “ultraracionalista” llamado Homo Velamine, los cuales justificaron su acción como denuncia hacia el tratamiento que los medios de comunicación hacen de casos sensibles como el de La Manada. A pesar del desmentido los medios no se desdijeron de la existencia del tour y el responsable principal del diseño y publicación de la página fue citado a declarar, viendo el juez indicios de delito contra la integridad moral. El juicio se celebró el 26 de noviembre de 2019 en los juzgados de Navarra y la sentencia se hizo pública el martes 10 de diciembre del mismo año, resultando en condena de un año y medio y una indemnización por daños morales de 15.000 euros, a pesar de la oposición del ministerio fiscal.[1]

El suceso fue muy relevante, tanto culturalmente al tratarse del primer caso realmente notable de Culture Jamming en España (emulando las acciones de Joey Skaggs en los setenta, como el falso anuncio de un prostíbulo para perros en Nueva York en 1976), como legalmente, ya que sentó precedente para criminalización de la trivalización y banalización de las víctimas más allá de los delitos de odio o de enaltecimiento del terrorismo, y ello a pesar de que la víctima de La Manada no era el objetivo de la sátira.

Publicación[editar]

La página web, tourlamadana.com estuvo en línea entre el 3 y el 5 de diciembre de 2018. La web imitaba la apariencia de una página de una compañía de visitas guiadas ofreciendo un recorrido por el recorrido realizado por los jóvenes de La Manada la noche en la que se hicieron famosos. Bajo el contenido aparentemente serios se escondían proposiciones absurdas como la posibilidad de comprar una calcomanía a imitación del tatuaje de El Prenda, uno de los miembros de La Manada. La web anunciaba, además, estar en contra del maltrato a la mujer.

La página web acaparó una gran atención mediática el día 5, llegando a aparecer en los medios de comunicación más importantes del país. En general, el tratamiento de los artículos era negativo hacia el "tour", calificándolo de "salvaje"[1]​ o "morboso".[2]​ Una de las mayores críticas era también el supuesto afán de lucro.[3]

Durante la mañana del día 5 el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, se manifestó en contra del supuesto tour. Expresó "la necesidad de no publicitar en exceso este tipo de iniciativas porque muy probablemente lo que se esconda detrás de ellas es buscar publicidad".[4]​ La Policía Municipal de la ciudad publicó un tuit en el que aseguraba estar "llevando una investigación por parte de la unidad correspondiente para ver la veracidad y la autoría del Twitter 'Tour de la manada".[5]

Hacia las 14 horas del día 5 la web apareció caída. Muchos medios y usuarios lo achacaron a una actuación policial,[6]​ sin embargo los organizadores argumentan que fue por el alto volumen de tráfico, y que aproximadamente una hora después volvió a estar en línea.[7]

Desmentido[editar]

Según los organizadores, sobre las 16 horas del 5 de diciembre la web mutó, revelando que se trataba de un bulo mediático con intención crítica y satírica. La imagen de cabecera, una foto de los miembros de La Manada, apareció distorsionada, y el falso anuncio del tour fue reemplazado por una recopilación de capturas de pantalla de los medios que habían recogido la noticia, como El Mundo, TeleCinco, La Vanguardia o La Sexta. Entre las capturas se intercalaban imágenes de Terelu Campos, Matías Prats, símbolos de dólar o televisores con ruido estático. La colección concluía con la frase "Vender calcomanías con el tatuaje de El Prenda es asqueroso. Tanto como vender clics, solo que eso es mucho menos obvio" y los hashtags #FakeNews y #SociedadDelEspectáculo.

El 6 de diciembre la web recogió además un artículo titulado El día que los medios de comunicación se retrataron a sí mismos, donde se analiza la repercusión mediática del bulo. El artículo aclara que el falso tour en realidad se trata de "un acto que ha permitido ver cómo los medios se lanzan como hienas a cualquier cadáver al que le puedan chupar la sangre aún caliente", y cómo los medios "tildaban el tour de indignante" cuando ellos mismos "han publicado hasta la saciedad el recorrido de La Manada de todas las formas posibles". El artículo también desmiente el afán de lucro de la web, que la policía la hubiera cerrado, y que, a pesar del extenso tratamiento mediático de la versión falsa de la web, apenas ningún medio recogió el desmentido. "En Twitter conviven personas que aún creen que el Tour es verdadero con otras que comparten el desmentido", expone.

El texto concluye con una reflexión sobre la desinformación y la postverdad: "Es la Edad de la Opinión, donde no importa qué es verdad o no: todo es cierto si hay una masa suficiente de personas dispuestas a creerlo. Y cada individuo necesita diariamente la ración de Grasa informativa para poder reforzar su visión del mundo". Tras ello muestra algunas capturas de pantalla de medios de comunicación que habían recogido el recorrido de La Manada con anterioridad, para acabar con una reflexión sobre el propio bulo mediático ("crítica cínica que no propone soluciones"), autoproclamándola "campaña de márketing viral", pero sin revelar la autoría del bulo.

Autoría y antecedentes[editar]

El día 6 de diciembre el colectivo ultrarracionalista Homo Velamine publicó el mismo artículo en su web, como uno de sus "actos ultrarracionales", encuadrándose en la tradición del Culture Jamming. El texto recoge algunas de las posibles influencias de este bulo mediático. Por una parte, Guy Debord, del que se cita una frase de La sociedad del espectáculo (1967): "La realidad surge en el espectáculo, y el espectáculo es real. Esta alienación recíproca es la esencia y el sostén de la sociedad existente." Por otra, el artista Joey Skaggs, que en 1976 creó un falso prostíbulo para perros para denunciar las malas prácticas de los medios de comunicación.[8]​ A diferencia de sus émulos españoles, ninguno de estos activistas llegó a ser condenado por un tribunal a pesar del alcance de muchos de sus actos.

Proceso penal[editar]

Siguiendo las investigaciones de la Policía Foral de Navarra, uno de los miembros de Homo Velamine conocido por su pseudónimo Anónimo García, fue llamado a declarar a los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid el 15 de marzo de 2019, como él mismo indica en un blog.[9]

Tras la declaración, el 17 de abril el Consejo General del Poder Judicial emitió un comunicado en el que exponía que el juez de instrucción veía en el caso indicios de delito contra la integridad moral de la víctima de la manada. El Ministerio Fiscal, en cambio, pedía el sobreseimiento del caso.[10]​ La acusación pidió dos años, tres meses y un día de prisión para Anónimo, según expone él mismo,[11]​ además de una multa de 20.000 euros. Aquel día los principales medios de comunicación coparon sus espacios informativos con la noticia tomando el hecho como real sin hacer referencia al desmentido que se publicó en la página horas después de su publicación ni a la intención satírica de la acción. En algunos medios esta información desapareció de sus páginas web tiempo más tarde.

El juicio tuvo lugar el martes 26 de noviembre de 2019 en Pamplona, recibiendo muy poca cobertura por los medios. La resolución se hizo pública el día 10 de diciembre de 2019. El fallo resultó en la condena de un año y medio de prisión para Anónimo García y el pago de una indemnización de 15.000 euros, todo a pesar del criterio de la fiscalía.

Consecuencias y repercusión[editar]

El caso fue relevante tanto desde el punto de vista cultural como jurídico como de los medios de comunicación.

Desde el punto de vista cultural fue el primer caso sonado de Culture Jamming en España. Desde el punto de vista jurídico se abrió la veda a que se condene la trivalización y banalización de las víctimas más allá de los delitos de odio o de enaltecimiento del terrorismo y a que se haga de la subjetividad del denunciante un argumento legal.

Desde el punto de vista de los medios se puso en evidencia el poco rigor y el afán de sensacionalismo que rigen la publicación de noticias al dar por bueno el tour meses aún meses después del desmentido en la misma página.

Las consecuencias culturales, legales y mediáticas se interrelacionaron entre sí de varias maneras: Al condenar los hechos, las propias instituciones judiciales se convirtieron en objeto de la crítica propuesta en la acción dirigida en principio a los medios de comunicación; si estos daban por bueno el bulo en su afán sensacionalista, aquellas emitieron su sentencia como una extensión de la justicia popular conducida por los medios. Además la sentencia criminalizó en España un tipo de práctica artística, la del Culture Jamming, que está ampliamente asentada y tiene una larga tradición en otras partes del mundo como Estados Unidos y Francia.

Referencias[editar]

  1. Navarra.com. «Organizan una visita turística por los 'puntos clave' de la famosa noche de La Manada en San Fermín». Navarra.com. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  2. Trillo, M. (5 de diciembre de 2018). «Aprovechan el 'tirón' de la Manada para hacer negocio y promocionar Pamplona». Diario de Sevilla. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  3. Trillo, M. (5 de diciembre de 2018). «Aprovechan el 'tirón' de la Manada para hacer negocio y promocionar Pamplona». Diario de Sevilla. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  4. Press, Europa (5 de diciembre de 2018). «La Policía actúa contra la web 'Tour de la manada', que ya está cerrada». www.europapress.es. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  5. Udaltzaingoa 092, Policía Municipal (2018T23:38). «Desde @PamplonaIrunaPM se está llevando una investigación por parte de la unidad correspondiente para ver la veracidad y la autoría del twitter "Tour de la manada" Queremos hacer ver nuestra repulsa por estos hechos». @PamplonaIrunaPM. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  6. Trillo, M. (5 de diciembre de 2018). «La movilización ciudadana acaba con la web del 'Tour de La Manada'». Diario de Sevilla. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  7. «El día en que los medios de comunicación se retrataron a sí mismos». T??¯o??¯u??r??? ??^L???a?_? ???M???a???n??¨???d???a???. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  8. «Cathouse for Dogs». Joey Skaggs (en inglés estadounidense). 22 de diciembre de 2013. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  9. Sáenz de Miera, Ramón. «Un abogado para Ano». Goteo.org. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  10. «C.G.P.J - Noticias Judiciales». www.poderjudicial.es. Consultado el 9 de junio de 2019. 
  11. Sáenz de Miera, Ramón. «Un abogado para Ano». Goteo.org. Consultado el 9 de junio de 2019.