Caso de Lucía Pérez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El caso de Lucía Pérez es un caso judicial argentino de alto impacto social y mediático. El mismo fue resultado de la violación y femicidio [cita requerida] de la adolescente Lucía Pérez Montero el 8 de octubre de 2016, en la ciudad de Mar del Plata (provincia de Buenos Aires).

Según fue establecido [cita requerida], el autor del crimen [cita requerida] fue Matías Gabriel Farías (de 23 años), quien se encontraba a solas con Lucía Pérez (de 16 años), a quien le había dado cocaína y marihuana para consumir, en una habitación del domicilio en el que él vivía; según explicó la fiscalía, Farías violó a Lucía Pérez anal y vaginalmente, lo que generó "una serie de lesiones vitales" que provocaron su deceso. Según la defensora del acusado Farías no hubo abuso sexual seguido de muerte, sino "una relación consentida entre dos jóvenes que se gustaban, y la causa más probable de la muerte fue una asfixia tóxica".[1]

Antes del juicio, la fiscal original del caso, María Isabel Sánchez, generó un gran impacto en la familia de Lucía y en la opinión pública al manifestar en una conferencia de prensa ante medios locales y nacionales que Lucía Pérez había muerto producto de una agresión sexual inhumana provocada por un empalamiento anal. Esto fue desmentido por los funcionarios policiales, por los peritos y por la Dra. Carrizo, la médica que realizó la autopsia, quien sostuvo que jamás le transmitió eso a la fiscal. La fiscal María Isabel Sánchez fue apartada del caso y el supuesto empalamiento no fue sostenido por la acusación durante el juicio.[1]​ Por esto, María Isabel Sánchez fue criticada tanto por los jueces como por la familia de Lucía Pérez.

Hechos[editar]

El 8 de octubre de 2016, por la mañana, Juan Pablo Offidani (41 años) y Matías Gabriel Farías (23 años), recogieron a Lucía Pérez (16 años), y la llevaron hasta la casa del segundo en Mar del Plata [cita requerida]. Offidani y Farías vendían drogas a niños en la cercanías de las escuelas, entre ellas la escuela a la que concurría Lucía Pérez. Pocas horas después la adolescente fue dejada muerta por Offidani en un centro médico alejado de la ciudad [cita requerida], con evidencias de haber consumido cocaína y marihuana y haber sido penetrada sexualmente [cita requerida].[1]

Según consta en el juicio, donde intervienen numerosos testigos de la policía, el hospital y vecinos, Farías concurrió con Offidani a la sala de salud de Playa Serena. Offidani se fue del lugar diciendo que su esposa tenía un ataque de asma. Farías se quedó en el hospital para notificarse del estado de salud de Lucía. Según la fiscalía, esto sería parte de la maniobra de encubrimiento, y según la defensa de Farías, esto probaría en parte su inocencia.

Juicio[editar]

El 30 de octubre de 2018 comenzó el juicio, ante el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Facundo Gómez Urso.[2]​ El fiscal fue Daniel Vicente.[1]​ Fueron acusados Juan Pablo Offidani (41 años), Matías Gabriel Farías (23 años) y Alejandro Maciel; los dos primeros como autores de femicidio, abuso sexual agravado por acceso carnal y venta de drogas a menores, y el tercero como encubridor. Farías y Offidani vendían drogas a menores de edad y captaban adolescentes a la salida de colegios [cita requerida].[3]​ Según la fiscal, Pérez fue drogada y violada por Farías, aprovechándose de que la menor había consumido la cocaína que el adulto le dio y Maciel lavó el cuerpo para ocultar pruebas.[3]

La acusación sostuvo que los acusados, Juan Pablo Offidani (41 años) y Matías Gabriel Farías (23 años), llevaron a la menor a un domicilio privado donde le suministraron drogas y se aprovecharon de su vulnerabilidad para realizar un grave abuso sexual durante el cual la joven falleció.[1]​ Alejandro Maciel fue denunciado como encubridor.

El 26 de noviembre de 2018 el tribunal dictó sentencia, condenando a Farías y Offidiani a ocho años de prisión por tenencia de drogas para ser vendidas a menores, pero absolviéndolos de los cargos por femicidio y abuso sexual agravado por acceso carnal. Maciel fue absuelto de todos los cargos.[1]

El 12 de noviembre de 2018, Farías gritó por su inocencia durante el juicio, aduciendo ante el recinto y la familia de Lucía que su enjuiciamiento por asesinato y violación era un error. "Yo no la maté, yo no la violé" expresó enfático, en el marco de un contexto en el que la sociedad estaba conmovida por la imagen perpetuada por la fiscal María Isabel Sanchez, desmentida en reiteradas ocasiones. La irresponsabilidad de las declaraciones de la fiscal continúan entorpeciendo la causa y la opinión pública, hecho por el cual ésta no obtuvo ningún tipo de apercibimiento o condena en el marco jurídico. Tras las declaraciones, la fiscal María Isabel Sanchez pidió licencia psiquiátrica, y hoy continúa ejerciendo su función.

Impacto social y mediático luego del juicio[editar]

El caso generó un escándalo nacional [cita requerida] cuando, en 2018, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Mar del Plata que lo juzgó, sentenció que no había elementos para sostener que no había existido consentimiento en los actos sexuales, absolviendo a los acusados de los delitos de feminicidio y abuso sexual agravado con el argumento de que la adolescente no era virgen [cita requerida], tenía experiencia sexual previa y un carácter fuerte. El fallo utilizó como argumentos para descartar que haya existido aprovechamiento de la vulnerabilidad de la menor, su experiencia sexual, su supuesta condición de consumidora habitual de drogas y el hecho de que no fuera una joven sumisa, descartando la posibilidad de un delito sexual con la afirmación de que "Lucía no estaría con nadie sin su consentimiento”.[1]

En señal de protesta contra el fallo, el 5 de diciembre de 2018 el colectivo feminista #NiUnaMenos, sindicatos y organizaciones sociales de Argentina realizaron un “Paro Nacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans”, en repudio al fallo y reclamando "¡Justicia por Lucía!".[4][5][6]

El caso se convirtió en un caso testigo para organizaciones feministas y de derechos humanos sobre la forma en que están tipificados los delitos sexuales y el abuso infantil en Argentina, la forma en que deben interpretarse incorporando la perspectiva de género, y la forma en que deben ser investigados y juzgados [cita requerida]. El Comité de Expertas de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, pidió que se revisaran las absoluciones y se considerara como femicidio.[7]

Anulación del juicio[editar]

El 12 de agosto de 2020, el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires anuló el fallo de la absolución y ordenó la inmediata realización de un nuevo juicio que cuente con debates "con la premura que el caso amerita". Los jueces Mario Eduardo Kohan, Carlos Ángel Natiello y Fernando Luis María Mancini señalaron que el fallo contenía “intolerables prejuicios” y “suposiciones basadas en estereotipos de género” [cita requerida]. En marzo del 2021 la Comisión Bicameral de Normas de Procedimiento para el Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses resolvió por unanimidad la acusación por “negligencia, incumplimiento de deberes inherentes del cargo y parcialidad manifiesta” de los tres jueces que llevaron a cabo el juicio en primera instancia.[8]

Ante esto, en la primera parte del año 2021 la defensa de los imputados solicitó a la Suprema Corte de Justicia bonaerense la revisión del fallo alegando que no se puede juzgar a sus clientes dos veces por el mismo caso. Los jueces Luis Genoud, Hilda Kogan, Sergio Torres y Daniel Fernando Soria, miembros del máximo tribunal provincial acompañaron la decisión tomada por el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires. En su fallo, fundamentaron que “el juzgar con perspectiva de género propende a garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres, la igualdad de género y una tutela judicial efectiva, evitando la reproducción de estereotipos que dan por supuesto el modo en que deben comportarse las personas en función de su sexo o género”.[8][9]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g Tribunal Oral Criminal Nº 1 de (26 de noviembre de 2018). «Sentencia en el caso de Lucía Pérez». Mar del Plata. 
  2. «Comienza el juicio oral por la muerte de la menor Lucía Pérez». La Capital. Mar del Plata. 30 de octubre de 2018. 
  3. a b «Las dos versiones donde se oculta la verdad del caso Lucía Pérez». Diario La Capital de Mar del Plata. Consultado el 14 de agosto de 2020. 
  4. Jara, Fernanda (5 de diciembre de 2018). «"¡Justicia por Lucía!": cómo fue la marcha y el paro de mujeres en el centro porteño». Infobae. 
  5. «Paran en Argentina contra fallo a crimen de Lucía Pérez». Telesur. 5 de diciembre de 2018. 
  6. «Miles de mujeres marcharon en repudio al fallo por el femicidio de Lucía Pérez». Ámbito. 5 de diciembre de 2018. 
  7. «Justicia para Lucía Pérez». CTA. 5 de diciembre de 2018. 
  8. a b «Caso Lucía Pérez. La Suprema Corte ratificó la realización de un nuevo juicio». La nación. 13 de mayo de 2021. 
  9. «La Corte bonaerense ratificó que habrá un nuevo juicio por el crimen de Lucía Pérez». Infobae. 13 de mayo de 2021. 

Enlaces externos[editar]