Casiterita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Casiterita
Casiterita.JPG
Casiterita de la mina Telamayo (Bolivia)
General
Categoría Minerales óxidos
Clase 04.DB.05 (Strunz)
04.04.01.05 (Dana)
Fórmula química SnO2
Propiedades físicas
Color Negro parduzco, pardo, incoloro, gris, verde
Raya Blanco parduzca
Lustre Adamantino
Transparencia Opaco a transparente
Sistema cristalino Tetragonal, clase ditetragonal dipiramidal
Hábito cristalino Reniforme, fibrosa, radiada, masiva, granular
Exfoliación Imperfecta en {100}; indistinta en {110}
Fractura Irregular, subconcoidea
Dureza 6 - 7 en la escala de Mohs
Tenacidad Frágil
Densidad 6,98 - 7,01 g/cm3
Índice de refracción nω = 1,990 - 2,010; nε = 2,093 - 2,100
Fluorescencia No fluorescente
Radioactividad No radioactivo
Variedades principales
Ainalita Casiterita con hasta un 10% de FeTa2O6

La casiterita es la forma mineral del óxido de estaño (IV), SnO2. Su nombre proviene bien de la palabra griega para el estaño, kassiteros,[1]​ o bien del término Cassiterides, utilizado en época prerromana para designar ciertas islas de Europa occidental; actualmente se piensa que dichas islas podrían hacer referencia a la península Ibérica.[2]

Propiedades[editar]

La casiterita puede ser parda, negra parduzca, incolora, verde o gris. De brillo adamantino, puede ser transparente, translúcida u opaca.[1]​ Con luz transmita es entre incolora y padta, aunque también anaranjada, amarilla o verde; con luz reflejada muestra coloración gris clara, con reflexiones internas de blancas a pardas.[3]​ Su dureza es entre 6 y 7 en la escala de Mohs y su densidad está comprendida entre 6,98 y 7,01 g/cm3.[2]​ Es frágil y resistente a los ácidos.

Cristaliza en el sistema tetragonal, clase ditetragonal dipiramidal (4/m 2/m 2/m). Es miembro del grupo mineralógico del rutilo (TiO2), minerales óxidos de fórmula M4+O2 que cristalizan en el sistema tetragonal.[4]​ La casiterita suele contener un 79% de estaño y un 21,4% de oxígeno,[5]​ además de hierro, niobio y tántalo.

Morfología y formación[editar]

Aparece en cristales prismáticos gruesos bien desarrollados, frecuentemente rematados con pirámides inclinadas; su tamaño puede alcanzar los 10 cm. Asimismo, son muy comunes formando macla en {011}, tanto de contacto como de penetración.[3]​ Con menos frecuencia se dan el llamado «estaño acicular», cristales finos en forma de aguja, y el «estaño leñoso», de aspecto parecido a la madera. En cambio, es habitual su morfología como gránulos globulares sueltos («estaño de placer»).

Este mineral se encuentra en vetas hidrotermales de temperarura media-alta, así como en greisenes, granitos, pegmatitas graníticas —asociado a la fase tardía de la cristalización granítica (neumatolisis)— y riolitas. También es mineral sedimentario en placeres. Suele presentarse asociado a cuarzo, moscovita, wolframita, turmalina, topacio, fluorita, scheelita, lepidolita, arsenopirita, bismuto y molibdenita.[3]

Usos[editar]

La casiterita es un mineral fundamental para la obtención de estaño, que, a su vez, es empleado en aleaciones diversas como bronce y latón. Dado que, al alearse con otros metales, provoca un descenso considerable del punto de fusión (a veces, poco más de 200º C), es muy práctico en materiales de soldadura y en pigmentos cerámicos. Además, gracias a su extraordinaria resistencia a la degradación ambiental es muy usado en cubiertas anticorrosivas.

Yacimientos[editar]

Bipirámides de casiterita procedentes de Sichuan (China)

Generalmente hay dos clases de yacimientos de este mineral. Los más productivos son los que se forman en profundos procesos geológicos de deposición, como las intrusiones graníticas, en las que la casiterita aparece incrustada en rocas duras tales como cuarzos o pegmatitas. El segundo tipo de yacimientos es el resultado de la sedimentación fluvial en la que los nódulos de casiterita, por su propio peso, se asientan en los lechos de los ríos por efectos mecánicos (el 8% de la producción mundial procede de este segundo tipo de yacimientos).

En Europa son legendarios los yacimientos de Cornualles, explotados desde la Prehistoria, por lo que a menudo se ha pensado en identificar las Islas Británicas con las Casitérides [«Cassitérides»] de las fuentes clásicas. Otros depósitos importantes son los de Altenberg, Marienberg y Johanngeorgenstadt (Sajonia, Alemania), Horní Slavkov (región de Karlovy Vary, República Checa), Morbihan (Bretaña, Francia), así como Panasqueira (Castelo Branco) y Cabreiros (Aveiro, Portugal).[2]​ Dentro de España, este mineral está muy diseminado por toda Galicia, siendo algunas de los emplazamientos más importantes Santa Comba y Carballo (La Coruña), donde acompañan a wolframita; los mejores ejemplares proceden de Celanova (Orense), donde hay cristales octaédricos sencillos y maclas.[6]

Por otra parte, se han encontrado grandes cristales en Ferros (Minas Gerais, Brasil). Hay también buenos cristales en Bolivia, en las localidades de Oruro, Potosí y Llallagua.[2]​ A nivel económico, son importantes los placeres de las islas Bangka y Belitung (Indonesia).[2]​ Sin embargo, la República Popular China posee la mayor concentración del mundo de este mineral, en la región de Yunnan, siendo responsable de más de la mitad de la producción mundial.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]