Casa de Ventimiglia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Escudo de la casa de Ventimiglia.
Casa de Ventimiglia combinado con el de la casa de Altavilla, de los Ventimiglia de Sicilia y su rama principal, el marquesado de Irache.
Arbol de armas de las distintas ramas de la casa de Ventimiglia

La casa de Ventimiglia (en español, Veintimilla, Veintemilla, Ventimilla o Vintimilla) es un linaje nobiliario originario de Ventimiglia, en la región italiana de Liguria, y cuyos orígenes parten de Carlomagno.

La rama principal se quedó en Liguria, pasando después a todo el sur de Francia y llegando a ser condes de Vintimille, du Luc et de Tende, marqueses de la marca de los Alpes Marítimos, señores de Verdière, de Brauch, de Bezaudun, Varagis, y Saint Martin de Palière, en Provence.[1]​ La segunda rama se estableció en Sicilia. Estas dos ramas familiares fueron a su vez generadoras de nuevos linajes, recogidos esquemáticamente en el árbol de armas de las distintas ramas de la casa de Ventimiglia.

La rama principal, la ligur, se estableció por todo el norte de Italia y sur de Francia, ocupando posiciones de máximo nivel en el panorama nobiliario (Condes de Marseille, entronque con la casa imperial Láscaris) y la rama siciliana también generó varios linajes posteriores, siendo el más importante el de los Ventimiglia asentados en Geraci, donde algunos de sus miembros fueron condes de Geraci primero, convertido en 1436 a marqueses de Irache. Asimismo los Ventimiglia ostentaron el principado de Santo Mauro de Nápoles (origen del español ducado de Santo Mauro), el condado de Peñón de la Vega (conocidos como los Ventimiglia de Málaga).

Historia de los Ventimiglia asentados en Geraci[editar]

Aunque la historia de la casa de Ventimiglia está documentada desde sus comienzos en Liguria a finales del siglo X, fue en los alrededores de 1252 cuando comenzó su época de mayor esplendor. Ese año Isabella de Geraci, descendiente de la normanda casa de Altavilla y perteneciente a la casa imperial alemana, se casó con Enrico I de Ventimiglia, hijo de Filippo Ventimiglia, de Liguria.[2]​ La boda entre Enrico e Isabella fue propiciada por el propio emperador por motivos de estado: las leyes del tiempo no permitían a una mujer ser la titular de un condado. Este enlace de los Ventimiglia con la heredera de los Altavilla puso a esta familia en un primerísimo plano en todas los acontecimientos políticos y militares sucedidos en Sicilia en los años y siglos venideros (del siglo XIII al XVIII); primer plano que se acrecentó aún más tras la muerte en 1250 del emperador Federico II de Suabia.

En la época sueva de Sicilia, bajo el reinado de Corrado II, Enrico I de Ventimiglia fue investido conde de Geraci en 1258 y obtuvo Collesano y las dos Petralias (Superiore e Inferiore), y más tarde Gratteri e Isnello. En aquel periodo Enrico frecuentaba la corte en Palermo y cultivó el gusto artístico y el interés por la conservación de los monumentos clásicos. Data de 1263 su intervención en la catedral de Cefalú, restaurada a sus expensas y en memoria de sus dos hijos, Manfredo y Pirruccio. A él se deben los Osteri (palacios) de Cefalú, los denominados Magno y Piccolo. El poderío de los Vetimiglia fue tal que Geraci adquirió la capitalidad del condado, asumiendo posiciones muy relevantes entre el país de Madonia y el de Nebrodi. Su señor pasó a ostentar la denominación de Primo Conte d'Italia per la grazia di Dio e Marchese di Sicilia, título que ninguna otra casa feudal llegará jamás a poseer ni en Sicilia ni en el resto de Italia.

También Geraci pasó por la conquista y dominio de los angevinos que ocuparon el Regnum en 1266, tras la trágica muerte del rey Manfredo I en Benevento.[3]​ El condado, bajo el dominio de Carlos de Anjou[4]​ fue dividido, concediéndose Gangi y Castelluccio a Gaetano de Monfort.[5]​ Durante la denominada Guerra de las Vísperas, entre 1282 y1302, el conde de Geraci (primero Alduino y después su hijo Francesco) condujo política y militarmente a los partidarios suevo-aragoneses a la sublevación primero y a la guerra después contra el invasor francés Carlos de Anjou. En el interregno, tras la caída de Carlos de Anjou y la incorporación de Pedro de Aragón, los sicilianos nombraron un gobierno provisional y entre los elegidos figuraba Alduino, conde de Geraci y de Ischia. Alduino murió en 1289 y le sucedió Francisco, que participó junto con su abuelo Enrico en 1299 en la guerra contra Gangi, que no habían aceptado al nuevo rey, don Juan de Aragón.

Bajo la dinastía aragonesa en Sicilia, los nobles pasaron a tener una notable influencia, incluso en las ciudades más importantes, siendo los Ventimiglia la familia más relevante, con prerrogativas entre las que podemos citar príncipes absolutos, Primo conte d'Italia, Primo signore nell'una e l'altra Sicilia y Dei Gratia, a la manera de los soberanos, aunque este último privilegio fue retirado en 1783.[6]​ El condado de Geraci, desde Madonia hasta el Mar, se convirtió en un estado dentro del estado, llegando incluso a tener su propia administración de justicia (civil y penal) y a acuñar su propia moneda. En 1430 Alfonso de Aragón concedió a los Ventimiglia el privilegio más apreciado: "el derecho de plena jurisdicción civil y penal" en su condado de Geraci, con la prerrogativa de carácter hereditario para los sucesores, denominado Diritto di merum et mistum inperium.[7]

El 25 de junio de 1337 murió el rey Federico III de Aragón y el reino pasó a Pedro II de Aragón, que se rodeó de personajes contrarios a los Ventimiglia: los Palizzi, los Chiaromonte, etc.[8]

En febrero de 1359 muere en Cefalú la vicaria Eufemia[9]​ y el conde Francesco II asumió la custodia del joven soberano, aprovechando de paso para anexionarse más posesiones adyacentes y que se encontrasen en manos de adversarios de su rey: Francesco II había convertido la protección del soberano Federico III de Sicilia en una asfixiante tutela, privándole de cualquier tipo de iniciativa que no contase con su aprobación.[10]

A la muerte del rey Luis I de Sicilia, el reino pasó al rey Federico III, que ejerció hasta 1377. A su muerte el gobierno del la isla fue asignado a cuatro vicarios,[11]​ uno de los cuales fue Francesco II de Ventimiglia, conde de Geraci y señor de la Madonia. Con la muerte de Francesco II acontecida en 1387, el condado de Geraci fue nuevamente dividido en dos, esta vez repartido entre sus dos hijos: Enrico y Antonio.

En 1392 Enrico II de Ventimiglia, uno de los vicarios del reino, no se avino a las reclamaciones tributarias del rey Martín I el joven por lo que el ejército aragonés entró en Palermo y le fue confiscado el condado, aunque le fue devuelto en 1395.

El nombre de Geraci consiguió una altísima consideración en toda Italia cuando el conde Giovanni I de Ventimiglia, XV conde de Geraci, fue investido I marqués de Irache, por su valor y acierto en las innumerables campañas bélicas en que participó, siendo comandante en jefe del ejército de la corona de Aragón. Más tarde pasó a ser gobernador general del reino de Nápoles (1435) y Virrey de Sicilia (1430-1342), así como príncipe absoluto en Italia. Por aquel tiempo, en 1419 se transfirió la capital Madonita de Geraci a Castelbuono y se remodeló el castillo de Belvedere, edificado por su abuelo Francesco I de Ventimiglia sobre la antigua fortificación de Ypsigro. Desde aquel momento, Castelbuono pasó a asumir la capitalidad administrativa y militar del condado.

En 1436 el condado de Geraci pasó a denominarse marquesado de Irache, un cambio de denominación que ha confundido a no pocos historiadores en épocas pasadas y actuales. En muchas otras ocasiones, los condes-marqueses de Irache fueron virreyes de Sicilia, como Giovanni Ventimiglia (1430-1432), Simone Ventimiglia (1516), Simone Ventimiglia (1535-1541) o Giovanni Ventimiglia (1595-1606).

En épocas sucesivas y pasado el trepidante fulgor de los acontecimientos, el condado de Geraci pasó a tener una vida política y administrativa semejante al resto de tantos otros territorios italianos, configurándose como una región dedicada a la agricultura y pastoreo, sobreponiéndose con gran tenacidad a las nuevas realidades de los tiempos.

Notas y referencias[editar]

  1. Dictionnaire universel de la noblesse de France, Pag 474.
  2. Guida d'Italia. Sicilia, 6 Edición, 1989, ISBN 88-365-0350-0.
  3. En febrero de 1266, en la batalla de Benevento, el rey Manfredo atacó a las tropas francesas, no queriendo esperar al conde Enrico de Ventimiglia, que acudía para reforzar el ejército Real con sus propias tropas y otras muchas más reunidas por toda Sicilia.
  4. Cuando Carlos de Anjou completó su conquista de Sicilia, encumbró a sus caballeros en los puestos de máxima responsabilidad, pero inicialmente no destituyó a ninguno de los antiguos barones, incluso los que habían apoyado al extinto rey Manfredo, como era el caso de Enrico de Ventimiglia. Más tarde, varias desavenencias les llevaron al enfrentamiento, con fatales consecuencias (al menos a corto plazo) para el conde
  5. Cartas del 1269-70 y memoriales del 1272-1274-1278
  6. Storia Cronologica dei Vicerè Luogotenenti e Presidenti del Regno di Sicilia, Pag 505.
  7. Diritto di merum et mixtum inperium era la delegación del ejercicio de la alta y baja justicia civil y penal, que comprendía prerrogativas tales como el derecho de infringir condenas de muerte, incluida la totura y mutilaciones, [http://www.storiamediterranea.it/public/md1_dir/r1266.pdf Mediterranea Ricerche Storiche, Anno V, Dicembre 2008, con el título Merum et mixtum imperium nella Sicilia feudal, escrito por la doctora Rossella Cancila], Universidad de Palermo.
  8. Matteo Palizzi: Frammento di studi storici sul secolo XIV in Sicilia, Isidoro La Lumia, Impreso F. Giliberti, Palermo 1859, Pag 164 y siguientes.
  9. Eufemia era hermana de Federico III de Sicilia y tutora de María, la futura reina. Storia di Catania sino alla fine del secolo XVIII, Francesco Ferrara, Pag 88.
  10. A tal punto fue así que el joven rey tuvo que urdir una estratagema para eludir la ferrea vigilancia de su tutor y poder reunirse con su prometida Constanza: esta había llegado al puerto de Trapani, embarcada en la Colombara, pero Guido Ventimiglia, gobernador de la plaza, no le permitió el desembarco alegando motivos de seguridad y como el joven rey permanecía en Cefalú, bajo la atenta mirada del conde, no pudieron reunirse. Para burlar a sus vigilantes Constanza alegó que zarpaba rumbo a España, yendo en realidad a Catania, donde sí pudo reunirse con su prometido, habiendo este aprovechado un descuido de su guardia personal en una batida de caza por los bosques de Cefalú. Michele da Piazza, Cronaca 1336-1361.
  11. Hasta que María de Sicilia, heredera al trono, tomó posesión efectiva. A su muerte en 1377 Federico III de Sicilia dejó solo una hija, María de Sicilia, de 15 años, y una disposición de 1375 donde, respetando la ley sálica, reconocía a la corona de Aragón el derecho de sucesión al trono siciliano. Naturalmente su voluntad no fue respetada por las potentes familias locales. Los cuatro linajes más poderosos (los Ventimiglia, Chiaromonte, Alagona y Peralta) acordaron dividirse territorialmente Sicilia en función de sus posesiones territoriales e intereses de cada uno, gobernando como tutores y representantes (vicarios) de la reina María de Sicilia y sin injerencias españolas. Este período, conocido como el gobierno de los cuatro vicarios, duró hasta 1392 y se señaló por un superávit agrícola, con la consiguiente recuperación de las exportaciones. También estuvo marcado por las continuas rebeliones de los otros barones no aliados o excluidos del pacto. El vicario Artale, tutor de la reina María de Sicilia, convirtió la custodia de la joven en un ferreo control a disposición de sus intereses personales. Auspició su matrimonio con Gian Galeazo Visconti. Enterados el resto de vicarios, mediante una estratagema consiguieron que Raimundo Moncada secuestrase a la reina María de Sicilia en 1379 de su residencia, el castillo Ursino (Catania) y fuese trasladada a Cerdeña y más tarde a Barcelona, bajo tutela de la casa de Aragón (era nieta de los reyes de la corona de Aragón). En 1390 se casó con Martín I el joven

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Gesta Francorum, a cura di H. Hagenmeyer, Heidelberg 189o.
  • Matteo Palizzi; Frammento di studi storici sul secolo XIV in Sicilia, Isidoro Lalumia (pdf)
  • La Chanson d'Antioche, Susan B. Edginton y Carol Sweetenham, Ashgate Publishing Limited (Surrey) 2011, ISBN 978-0-7546-5489-6. (mas información).
  • Repertorio degli atti della Cancelleria del Regno di Sicilia dal 1282 al 1377, Antonino Marrone (pdf).
  • Da Sichro a Castrum Bonum: alle origini di un borgo feudale (pdf).
  • Dictionnaire universel de la noblesse de France, Jean-Baptiste-Pierre Jullien de Courcelles, Tome Deuxième, París 1820.
  • Repertorio della feudalita Siciliana (1282-1390), la famiglie feudali (pdf).
  • Esempi di Pittura siculo-catalana tra i nebrodi e le madonie: il maestro di Migaido (pdf).
  • Ruggero I, Serlone e l'insediamento normanno in Sicilia. Atti del convegno internazionale di studi. (Troina, 5-7 novembre 1999) raccolti da Isidoro Giannetto e Massimiliano Ragusa; a cura di Salvatore Tramontana. Troina 2001.
  • Il Regno di Federico IV di Sicilia dalla maggiore età all’autonomia política (1361-1367), Antonino Marrone, Quaderni Mediterranea. Ricerche storiche (pdf).
  • L'habitat sicilien médiéval : prospection dans le territoire des Madonies (23-30 juillet 1983), Brese-Bautier et H. Bresc., sous presse dans les Actes de la Table Ronde de Paris, octubre 1984, ISBN 0223-5099, Ecole française de Rome, Rome 1972.
  • Medieval Sicily 800-1713, Chatto & Windus, Denis Mack Smith, 1968 London ISBN 978-0-88029-237-5.
  • Some notes on the Anonymi Gesta Francorum with special reference to the Norman contingent from south Italy and Sicily in the First Crusade, Studies on the history of medieval Sicily and South Italy, Evelyn Jamison, Dione Clementi y Theo Kölzer, ISBN 3-511-09215-9, Scientia 1988, Aalen.
  • Appendice alla Sicilia Nobile, Francesco María Emanuelle e Gaetani, nella Stamperia de' Santi Apostoli per d. Gaetano Maria Bentivenga, Palermo 1775 (pdf).
  • La Storia dei Feudi di Sicilia, Francesco San Martino de Spucches, Palermo, Scuola Tip. Boccone del Povero, 1924-41.
  • The Oxford History of Medieval Europe, Gorge Holmes, Oxford University Press, Oxford 2001, ISBN 978-0-19-280133-3.
  • Storia Cronologica dei Vicerè Luogotenenti e Presidenti del Regno di Sicilia, Giovanni di Blasi, dalla stamperia Oretea, Via dell’Albergaria 240, Palermo 1842, (pdf).
  • Castellare di Gratteri, Giuseppe Terregino, Frammenti storici ed evocative dell’almo, (pdf).
  • The Normans in the South, Longmans, (Presents the story of Robert Guiscard, perhaps the most extraordinary European adventurer between Caesar and Napoleon) John Julius Norwich, Faber Finds 1 de abril de 2011 London, ISBN 978-0-571-25964-9.
  • Latin Monasticism in Norman Sicíly, Lynn Townsend White Jr, Cambridge Mass 1938, ISBN 978-1-258-02943-2.
  • Annali della due Sicilie, Matteo Camera, Napoli 1841 (pdf).
  • La Guerra del Vespro Siciliano. Un Periodo delle Istorie Siciliane del Secolo XIII, Michele Amari, Torino, Cugini Pomba e compagnia, 1852 (pdf).
  • Castelbuono medievale e i Ventimiglia, Orazio Cancila, Quaderni Mediterranea. Ricerche storiche, (pdf).
  • Essai historique sur l'Abbaye de Cavá, Paul Guillaume (Professeur d'histoire à l'abbaye de Gava, Auteur de la Description historique et artistique du Ifont-CoMin), ISBN 978-1-147-64383-1, (Cavá dei Tirreni), BiblioBazaar 2010, doc. II, pp. XIII-XIV.
  • Viejos y nuevos datos sobre los Tarongí y los Vallseca, judeoconversos mallorquines ennoblecidos en Sicilia, P. de Montaner Alonso, Memòries de la Reial Acadèmia Mallorquina d’Estudis genealògics, Heràldics i Historics (pdf).
  • Giovanni Ventimiglia primo marchese di Geraci, P. G., Sul Tutto Notizziario Núm 24, Anno XVI, Dicembre 2010, Pag 6 y siguientes, (pdf).
  • Belmonte Mezzagno. Cenni Storici, Pietro Capello. Parroco (pdf).
  • Un dominio signorile nella Sicilia tardomedievale. I Ventimiglia nel territorio delle Madonie (sec.XIII-XV), Pietro Corrado (pdf).
  • La battaglia della Falconaria (1 dicembre 1299). I fatti, i personaggi, il luogo, Pietro Mancuso & Raffaele Savigni, Facolta di Conservazione dei Beni Culturali, Corso di laurea in Beni archeologici , Universitá di Bologna (pdf).
  • The Norman Achievement, Richard Cassidy, Great Civilizations Series, Sidgwick & Jackson, 1986 London, ISBN 978-0-283-99390-9.
  • Sicilia Sacra. Disquisitionibus et Notitiis Ilustrata, Abad Roque Pìrro (Antonino Mongitore), Panormi 1733, Tomo I Pag 76 y Tomo II Pag 770 (pdf).

Enlaces externos[editar]