Casa consistorial de Villarrobledo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Casa consistorial de Villarrobledo
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Villarrobledo - Casa Consistorial 1.JPG
Localización
Ubicación Villarrobledo, Albacete
Coordenadas 39°15′51″N 2°36′16″O / 39.264166, -2.604442Coordenadas: 39°15′51″N 2°36′16″O / 39.264166, -2.604442
Datos generales
Declaración 8 de octubre de 1991
Categoría Monumento
Código RI-51-0007116
Construcción siglo XIV - 1992 (última restauración)
Estilo Renacimiento

El ayuntamiento o casa consistorial de Villarrobledo es un edificio de la ciudad española de Villarrobledo, en la provincia de Albacete, sede del Ayuntamiento del municipio. Este está presidido por el alcalde de Villarrobledo.

Ubicado en la plaza de Santiago Ramón y Cajal (conocida popularmente como «Plaza Vieja» y declarada Conjunto Histórico Artístico en 1972), se comenzó a edificar en el siglo XIV y ha sufrido múltiples remodelaciones y restauraciones, la última y más profunda fue en 1992 a cargo del arquitecto José María Pérez González (Peridis). Desde 1991 ostenta la declaración de Bien de Interés Cultural de Castilla-La Mancha con la categoría de Monumento.[1]

Historia[editar]

Siglos XIV al XVIII[editar]

La actual edificación parece que tiene su origen en un gran almacén de grano[2]​ (pósito o almudí) que erigieron, en el siglo XIV, los primeros vecinos venidos hasta Robrediello (nombre antiguo de Villarrobledo) desde el Villarejo de San Nicolás.[3]​ La entrada de la calle Arco de Zapata es considerada la más primitiva, con una antigüedad mayor que las de las Arcadas del Claustro que, por su tipología y las marcas de cantería, han sido fechadas a finales del primer tercio del siglo XV.[4]​ Sobre ella figura el que es considerado como escudo heráldico más antiguo de la ciudad.[5]​ Sin embargo, García- Saúco opina y argumenta que dicho escudo oval y sobre una cartela de cueros retorcidos es muy propio de fines del siglo XVI.[6]

Puerta principal: Escudo de la ciudad e inscripción con fecha de fábrica (1599).

Se estima que la primera gran reforma que sufrió el edificio coincidiría con el primer privilegio de villazgo (Véase Historia de Villarrobledo), con el fin de adecuarlo a las labores administrativas (p. ej. la recaudación de impuestos, impartición de Justicia, etc...) que tal condición suponía a la nueva Villa.[5]​ Hacia 1440[7]​ es cuando se puede establecer la cronología temprana del Claustro. En aquellas inestables fechas para la historia de Villarrobledo, no existe constancia de que el edificio del Ayuntamiento pudiera sufrir daños en el levantamiento contra el Marqués de Villena (1476)[8]​ ni en el incendio y saqueo de la ciudad por Muley Hacén (hacia 1480).[9]

Si es difícil establecer una fecha exacta para su primera edificación y ampliación, puesto que se carece de documentación temprana, no ocurre lo mismo con la impresionante arcada Renacentista que se abre a la Plaza Vieja, construida gracias a las enormes rentas de propios de la Villa.[10]​ Se sabe que la finalización de su construcción fue en el año de 1599, como figura en una inscripción grabada en piedra, en el interior del pórtico y en la parte superior de la entrada principal al Ayuntamiento sita en la Plaza de Ramón y Cajal:

REYNANDO LA M. DEL R. D. PH. N. S. III DESTE N. VILLARROBLEDO HIZO ESTA FABRICA SIENDO CO- REGIDOR D. ANTº LOPEZ DE CALATAYVD A. DE 1599
Transcripción: Reinando la Majestad del Rey Don Felipe, nuestro señor, III de este nombre, Villarrobledo hizo esta fábrica siendo corregidor Don Antonio López de Calatayud. Año de 1599

En 1675 Blas Franco Fernández, en su obra Vida de la Venerable Sierva de Dios Maria de Iesvs, Natvral de Villarrobledo,[11]​ refiriéndose al edificio afirma:

... Tiene unas Casas el Ayuntamiento que no son mejores, ni de obra más costosa, las que tienen muchas ciudades que son cabezas de Reino...
FRANCO FERNÁNDEZ, B. Vida de la Venerable Sierva... (1675)

La historia del edificio corre pareja, en muchos aspectos, a la propia historia de la ciudad, puesto que las decisiones vitales para el pueblo son tomadas en este recinto, como es natural. Así consta en la inscripción que existe en uno de los laterales del Ayuntamiento que da al Arco de Zapata[12]​ S.P.V.R. -C.D.H. D.P.C.M., de evidentes resonancias romanas y muy al gusto Renacentista, que ha sido traducida[13]​ como:

Senatus Populusque Villa Robletannus- Consulatus Decisiones Hic, Determinationes Populi, Congregatio Magistratus
Transcripción: Senado y Pueblo de Villa- Robledo; en donde se toman las decisiones de los Consulados, se hacen los decretos de la Villa y es Casa de la Junta del Magistrado.

Durante el siglo XVIII apenas existen acontecimientos extraordinarios que alteren su normal funcionamiento. Una sesión plenaria memorable del Concejo, dentro de este periodo, fue la del 30 de mayo de 1773. Por primera y última vez desde que se tiene constancia, se reunió ante sus puertas, con los regidores al frente, una gran masa de villarrobletanos en Cabildo General o Concejo Abierto para proclamar, por unanimidad, el patronazgo de la Virgen de la Caridad.[14]​ Respecto a las circunstancias que tienen que ver exclusivamente con el edificio consta que, según acta de 18 de mayo de 1750, la Casa Consistorial estaba hipotecada desde 1500 y el acreedor, el II marqués de Terán, accedió a la permuta de dichas deudas por unas tierras de labor en el paraje de El Calaverón (600 fanegas de tierra que importaban una suma de 31.605 reales de vellón).[15]

Siglo XIX[editar]

Puerta lateral derecha: Placa conmemorativa de la declaración de lealtad a Fernando VII (1808).

Es en el siglo XIX cuando el Ayuntamiento (y Villarrobledo con él) vuelve a ser testigo de hechos de cierta relevancia que trascendieron sus fronteras. Entre los años 1808 y 1814 se produce la Guerra de la Independencia Española que vivió en la villa algunos de sus episodios: el 27 de octubre de 1808, como consta en la placa conmemorativa situada sobre la puerta lateral derecha de la fachada principal, el pleno del Ayuntamiento proclama su lealtad a Fernando VII.[16]

EL 27 DE OCTUBRE DE 1808, VILLARROBLEDO,
LEAL A FERNANDO APRISIONADO,
POR SU REY HA PROCLAMADO CON APLAUSO GENERAL
Proclamación de lealtad a Fernando VII (1808)

En 1810 (5 de septiembre y 8 de diciembre) las tropas francesas toman Villarrobledo, efectuando saqueos y desórdenes.[17]​ Previamente (en mayo de ese mismo año) se habían incautado de 12 arrobas de plata de la Iglesia de San Blas.[18]

En 1812 (16 y 17 de marzo) se produce una acción bélica, dentro de la villa, entre tropas francesas y las tropas del Comandante del Escuadrón Franco de húsares de Valdepeñas Francisco Abad "El Chaleco", con el resultado de varias bajas del lado francés, abundantes prisioneros y gran incautación de material bélico y víveres.[19]​ Ese mismo año (del 17 al 20 de agosto) en la huida de toda su Corte hacia Valencia, la ciudad recibe a uno de sus visitantes más ilustres: José I Bonaparte, si bien es alojado en dependencias eclesiásticas. En la ciudad es donde se concentraron el Convoy real y las tropas francesas que venían desde Madrid por caminos separados.[20]​ La intención del Rey, desde su Cuartel General en Villarrobledo, era recomponer sus ejércitos:

... Aos 18 d'Agosto, El-Rey tinha ainda o seu Quartel-general em Villa Robledo. A intençao de SM era unir os corpos do exercito do centro, segundo as circumstancias, ou com o exercito do sul, ou com о exercito d'Aragao, e pelejar contra os Inglezes com vantagem...
DA COSTA, H. J. Correio Braziliense ou Armazem Literario (1812)

El propio José Bonaparte, en sus memorias,[21]​ rememora su estancia en la Villa. Aunque pernoctaba en la cercana Casa del Curato o de Blas Domínguez (hoy desaparecida y edificado en su solar un espantoso bloque de viviendas), los asuntos reales se debieron despachar desde un Ayuntamiento villarrobletano convertido en Corte por tres días. En su partida, el Ejército y el Convoy Real, hicieron gran acopio de víveres, esquilmando nuevamente una ciudad que desde 1809, por la fuerza o de buen grado, estuvo manteniendo a ambos contendientes.[22]

En 1836 se produce la batalla de Villarrobledo. A pesar de que los oficiales y parte de las tropas estaban alojados intramuros, lo hicieron en casas particulares. El desarrollo de la Batalla se produjo en las afueras de la ciudad y no consta que se produjeran daños en el edificio. Sin embargo, sobre la puerta lateral izquierda de la fachada principal se hizo labrar un escudo conmemorativo, que fue picado en tiempos de la Primera República, con el siguiente lema:[23]

RIÑOSE EN LOS CAMPOS DE SAN CRISTOBAL DE ESTA VILLA LA BATALLA QUE LAS TROPAS DEL GENERAL DON ISIDRO ALAIX Y LA CABALLERÍA DEL CORONEL DIEGO DE LEÓN GANARON A LAS FACCIONES CARLISTAS DE GÓMEZ Y CABREARA EL DÍA 20 DE SEPTIEMBRE DE 1836
Conmemoración de la Batalla de Villarrobledo (1836)

En 1857 se produce una de las reformas más importantes de las que se tiene noticia para los Juzgados de Paz y otra habitación que sirva para mejor colocar el archivo de este Ayuntamiento. De ello se ha podido deducir que toda la planta baja aún estaba destinada a ser pósito y que fue entonces cuando se cegó el claustro con el fin de poder alojar el Juzgado (hasta su posterior traslado a la calle del Doctor Cabrera) y el Archivo Municipal.[23]

En 1861 se acomete otra obra para acotar dependencias para Juntas Periciales, resultando de ello el cegado del arco inferior situado más a la derecha de la arcada Renacentista.[23]​ Como se puede ver en muchas fotografías posteriores, esta antiéstetica remodelación persistió hasta bien entrado el siglo XX.[24]​ En 1881 se produce una reparación a fondo, aunque sin cambiar la estructura y disposición que ya tenía, que afecta, sobre todo, a las cubiertas del edificio.[23]​ En 1891 se acomete otra reforma ambiciosa de la disposición interna de las dependencias para acondicionar la sala de sesiones, instalar una oficina de telégrafos, una escuela municipal y un domicilio para el maestro.[23]

Este siglo tan azaroso concluye en 1898 de la peor manera posible: durante el transcurso de una Huelga revolucionaria (el 8 y 9 de mayo) sufre el primero de los atentados, de los que existe constancia documental, que ha recibido el edificio. El resultado del ataque fue un incendio que destruyó las Oficinas de Consumo y otras dependencias.[25]​ El resultado de las obras de reforma y reparación del edificio quedó conmemorada en una inscripción hoy desaparecida.[26]

Siglo XX[editar]

El siglo XX no comienza mejor para la casa consistorial de Villarrobledo, pues, el 9 de marzo de 1904, se declara otro incendio -esta vez accidental- que vuelve a afectar nuevamente a sus instalaciones.[23]​ La primera reforma de importancia de esta centuria se produce a finales de 1924 cuando se procede a la demolición de la vivienda y el arco adosado al Ayuntamiento, conocido como Arco de Zapata.[27]

Galería[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Declaración como Bien de Interés Cultural de Castilla-La Mancha para el Ayuntamiento de Villarrobledo
  2. SANDOVAL MULLERAS, A. Historia de mi Pueblo: la Muy Noble y Leal Ciudad de Villarrobledo, pp. 128- 129. Albacete, Imp. Fuentes, 1961.
  3. CAMACHO DE LA OSSA, F. (coord.) Palacio Casa Consistorial de Villarrobledo: Una Casa para Todos, p. 7. Villarrobledo, Ayto. de Villarrobledo, 1994. Los primeros habitantes de Robrediello (actual Villarrobledo), provenían del cercano poblado medieval de Villarejo de San Nicolás. Para ampliar información véase Historia de Villarrobledo.
  4. CAMACHO DE LA OSSA, F. (coord.) ob. cit., p. 9.
  5. a b SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 66.
  6. GARCÍA- SAÚCO BELÉNDEZ, L. G. Heráldica Municipal de la Provincia de Albacete, p. 285. Albacete, IEA, 1991.
  7. FRANCO SILVA, A. "Las Intrigas Políticas de Juan Pacheco. Del Combate de Olmedo a la Muerte De Juan II (1445-1454)" en Anuario de Estudios Medievales, Vol. 37, Nº 2 ,pp. 597-652. Madrid, CSIC, 2007. La fecha en que se concedió el primer privilegio de Villa a Villarrobledo ha sido motivo de polémica y discusión desde las primeras referencias historiográficas sobre Villarrobledo. Como quiera que hasta la fecha no se ha encontrado ni rastro de aquel privilegio y sólo se conoce por alusiones, la propuesta cronológica de este autor es, quizá, la más ajustada.
  8. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., pp. 61-78.
  9. SUÁREZ FERNÁNDEZ, L. Los Reyes Católicos: El Tiempo de la Guerra de Granada, p. 77. Madrid, Ed. Rialp, 1989.
  10. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 66. El autor establece que fueron necesarias únicamente las rentas de dos años.
  11. FRANCO FERNÁNDEZ, B. Vida de la Venerable Sierva de Dios Maria de Iesvs, Natvral de Villarrobledo. Madrid, Ed. Joseph Fernández de Buendía, 1675.
  12. En esta imagen del Portal Oficial de Turismo de Villarrobledo puede verse en detalle el escudo esquinado.
  13. CAVALLERÍA Y PORTILLO, F. de la Historia de Villa-Robledo. Albacete, IEA, 1751 (fac sim. 1987).
  14. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 160 y 167-177.
  15. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 158-159.
  16. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 209-211. El Ayuntamiento dio más pruebas de su fernandismo culminando en una recepción que se le realizó al monarca en las inmediaciones de la Villa, con motivo de su viaje de Valencia a la Corte
  17. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 223-226.
  18. AHN El General Freire pide a Luis Alejandro Bassecourt doce arrobas de plata que se han extraído con la debida autorización de la Iglesia de Villarrobledo. Signatura ES.28079.AHN/1.5.1.145.4.1.1.43.2.33//DIVERSOS-COLECCIONES,111,N.77
  19. AHN Copia del parte de una acción sostenida por la partida del guerrillero Francisco Abad, "El Chaleco", en 16 de marzo de 1812 en Villarrobledo, trasladada por el brigadier Roselló al Estado Mayor General. Signatura ES.28079.AHN/1.5.1.145.4.1.1.42.9.3//DIVERSOS-COLECCIONES,131,N.17
  20. MIOT DE MELITO, A. F. Mémoires du Comte Miot de Melito, Tomo III, p. 238. París, Michel Lèvy Fr., 1858. Tres han sido los monarcas que, con seguridad y oficialmente, han visitado la ciudad: José Bonaparte, Isabel II y Alfonso XIII. Se estima, con cierto fundamento, que los Reyes Católicos pudieron hacer una parada aquí en su visita a San Clemente (Cuenca) el día 9 de agosto de 1488. El rey Juan Carlos, al menos de manera oficial, no habría visitado la ciudad.
  21. BONAPARTE, J. Mémoires et Correspondance Politique et Militaire du Roi Joseph, p. 77 y ss. París, Perrotin, 1858.
  22. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 211.
  23. a b c d e f CAMACHO DE LA OSSA, F. (coord.) ob. cit., p. 11.
  24. En esta imagen de 1935, del Fondo Fotográfico de Luis Escobar (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). puede verse el arco cegado y las huellas de los sucesos de la Revolución de 1934.
  25. ESPINAR SÁNCHEZ, V. Villarrobledo entre las dos repúblicas: 1873- 1936, pp. 51-57. Villarrobledo, Ayuntamiento, 1993. La subida del precio del pan, motivo que puede parecer irrisorio, actuó como catalizador de la protesta que encontró un caldo de cultivo favorable en la inestable situación política nacional y local.
  26. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 253.
  27. SANDOVAL MULLERAS, A. ob. cit., p. 330.

Bibliografía[editar]

  • CAMACHO DE LA OSSA, F. (coord.) (1994). Palacio Casa Consistorial de Villarrobledo: Una Casa para Todos. Villarrobledo, Ayto. de Villarrobledo. DL AB- 429/94. 
  • CAVALLERÍA Y PORTILLO, F. de la (1751- fac sim. 1987). Historia de Villa-Robledo. Albacete, IEA. ISBN 84-0006-712-6. 
  • FRANCO FERNÁNDEZ, B. (1675- trans. 1992). Vida de la Venerable Sierva de Dios Maria de Iesvs, Natvral de Villarrobledo. Madrid, Ed. Joseph Fernández de Buendía- trans. Ayuntamiento Villarrobledo. 
  • MORCILLO Y VALERO, J. (1889). Informe para la Historia de Villarrobledo. Guadalajara, Ed. Antero Concha. 
  • SANDOVAL MULLERAS, A. (1983). Historia de mi Pueblo: la Muy Noble y Leal Ciudad de Villarrobledo (2ª ed.). Villarrobledo, Cervantes. ISBN 84-86286-00-X. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]