Casa comunal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Casa reconstruida parecida a las de la época vikinga.
Casa comunal reconstruida de jefe vikingo en el Museo Vikingo de Lofotr en Lofoten, Noruega.

En arqueología y antropología, una casa comunal o casa larga es una edificación grande y estrecha sin habitaciones, que construyeron para habitar diversos pueblos en varias partes del mundo. Son viviendas comunitarias de uso arcaico, construidas generalmente de madera con estructuras cuyas formas se siguen utilizando hoy en día.

A menudo representan la forma más antigua de estructura permanente en muchas culturas. Existen diferentes tipos, la llamada casa larga neolítica de Europa, la medieval casa larga Dartmoor, en piedra, que también albergaba ganado, y varios tipos de casas construidas por diferentes culturas entre los pueblos indígenas de América.

Los indígenas iroqueses las habitaron hasta el siglo XVIII. Las ganonh’sees eran casas comunales rectangulares con habitaciones, donde vivían entre cinco y veinte familias. La estructura era de varas de cedro y tenían dos puertas. Los tejados eran de corteza de abedul. Median unos seis metros de anchura, sesenta de longitud y seis metros de altura.

En España, en el yacimiento de las Camas situado en el madrileño barrio de Villaverde Bajo, se han encontrado dos estructuras correspondientes a dos grandes cabañas o casas largas similares a las denominadas longhouses de Europa Central.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «El Arqueológico inaugura ‘Colonos en los inicios de la Edad de Hierro en Madrid’». La Luna de Alcalá. 26 de febrero de 2018. Consultado el 7 de marzo de 2018.