Casa Fuerte de Barcelona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ruinas de las Casa Fuerte de Barcelona, Venezuela.

La Casa Fuerte es desde 1960 un monumento Histórico Nacional de Venezuela. Está ubicado en la ciudad de Barcelona, capital del estado Anzoátegui. Originalmente establecida como el Convento de San Francisco, fue el centro de las Misiones de Hermanos menores recoletos, desde donde los frailes salían difundir el evangelio hasta los llanos al sur de Venezuela. En 1811 fue tomada por los fundadores de la república de Venezuela y en 1817 fue convertido en fuerte por Simón Bolívar para la defensa de la ciudad de los ataques realistas.

El 25 de marzo de 1817 decidió Bolívar abandonar Barcelona y dejar encargado de la defensa de aquella ciudad al irlandés Charles Chamberlain y al barcelonés Pedro María Freites. Les pidió a los generales Mariño y Bermúdez estar pendientes de Barcelona y prestarles ayuda en caso de necesitarla. Bolívar se lleva de Barcelona la mayor parte de las armas y la escasa artillería con la que se podía contar. Aun así, cuando pasa por Quiamare casi es asesinado. Al abandonarla Simón Bolívar la ciudad quedó desguarnecida y se mostraba como una presa fácil, su reconquista significaba un gran valor político y militar.

Doce días después de Bolívar abandonar a su suerte a Barcelona las tropas realistas al mando de Aldama y Morales entraron a saco a la ciudad cuyos habitantes se refugiaron tras los muros y parapetos del convento. Chamberlain se suicidó, Freites fue herido gravemente y hecho prisionero. Nadie vino en auxilio de la población que inerme y aterrorizada vió como la muerte se cebaba una vez más en un pueblo signado por la tragedia. El 7 de abril de 1817 ocurrió uno de los episodios más dolorosos y sangrientos de nuestra epopeya libertaria: la caída de la Casa Fuerte en manos realistas que pasaron a cuchillo a más de 700 personas.

Freites herido en unión del doctor Francisco Esteban Rivas fueron trasladados a Caracas donde fueron fusilados en la Plaza Mayor por órdenes del Capitán General Salvador de Moxó;

Las ruinas de la Casa Fuerte fueron consideradas un monumento recordatorio del desastre que nunca fueron despejadas ni reconstruidas. En la actualidad, las estatuas del general Pedro María Freites y de Eulalia Buroz de Chamberlain, quien falleció en esta última defensa, vigilan desde las esquinas del parque, frente a la Plaza Bolívar de Barcelona.

Estatua de Eulalia Buroz.

Véase también[editar]