Carthago Spartaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cartago Spartaria»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Carthago Spartaria
Ciudad del Imperio bizantino
España bizantina 5.svg
Hispania bizantina.
Datos generales
Habitantes Hispanorromanos
Idioma Latín
Fundación Siglo VI
Desaparición 622
Subdivisiones Provincia de Spania
Administración
Correspondencia actual BanderaCartagena.png Cartagena, Región de Murcia (España)

Carthago Spartaria, también llamada Carthago Spartia, fue la denominación que recibió la ciudad española de Cartagena durante la dominación bizantina de la ciudad, desde mediados del siglo VI hasta 622. Durante este periodo se convirtió en capital de la provincia de Spania.[1]

Historia[editar]

Lucerna bizantina. Museo Arqueológico de Cartagena.
Objetos de vidrio. Museo del Teatro Romano.

Tras haber sido saqueada por los vándalos hacia el 425 y tras la caída del Imperio de Occidente en el 476, la ciudad de Carthago Nova, capital tanto de la provincia romana Carthaginense, como sede de la diócesis del mismo nombre, pasa a poder visigodo, aunque manteniendo una población fuertemente romanizada.

En el marco de las guerras civiles visigodas, a mitad del siglo VI una facción pide ayuda al emperador oriental Justiniano I, quien, tras una corta campaña, conquista una franja importante del sur de España y renombra a la ciudad como Carthago Spartaria.

La ciudad fue reconstruida y reamurallada. Sobre la puerta de entrada a la ciudad se colocó, en tiempos del emperador Mauricio, una inscripción conmemorativa de la reconstrucción. Esta inscripción se conoce con el nombre de Lápida de Comenciolo y es el principal testimonio histórico que nos queda de la presencia bizantina en Cartagena.

La provincia bizantina de Spania en su época de mayor extensión, durante el reinado de Justiniano I, abarcaba casi todo el sur de España y parte del Algarve portugués, con ciudades como Malaca (Málaga), Corduba (Córdoba), Begastri (Cehegín), Tingis (Tánger) o Illici (Elche).

Durante el periodo bizantino, la diócesis carthaginense era sede metropolitana. Destacó durante este periodo la figura de Liciniano, arzobispo de Cartagena, autor de varios escritos teológicos.

Durante el reinado del rey visigodo Leovigildo (568-586), estos consiguen arrebatar a los bizantinos una parte importante de la provincia Carthaginense.

Las luchas por la defensa del territorio continúan durante los reinados de Recaredo (586-601) y Sisebuto (612-621) y se pierden nuevas porciones de provincia a favor de los visigodos.

La población hispanorromana de la ciudad soporta difícilmente la presión visigoda hasta que aproximadamente hacia 622, el rey visigodo Suintila, toma la ciudad.

Según San Isidoro, la ciudad fue completamente destruida hasta sus cimientos

Hoy día, de la ciudad, destruida por los godos, apenas quedan sus ruinas.

Etymologiae.

Sin embargo, o bien la destrución de Cartagena no fue total, o bien fue reconstruida, pues en 675, Munulo, obispo de Cartagena, aparece firmando una de las actas de los concilios de Toledo, lo que demuestra que 50 años después de su toma por los visigodos, había un obispo con su sede en la ciudad.

Después de la conquista musulmana de la Península Ibérica, la ciudad, aparentemente, continuaría dentro del reino visigodo de Teodomiro hasta 825, si bien el nombre de la ciudad no aparece en las capitulaciones de Teodomiro con los árabes.

Arqueología[editar]

La lápida de Comenciolo.

Lápida de Comenciolo[editar]

Quizás el más importante hallazgo epigráfico hasta la fecha sobre la presencia bizantina en España, la lápida de Comenciolo es el testimonio en mármol de la construcción de nuevas murallas en Cartagena, en época del emperador Mauricio (582-602). Fue encontrada en 1698 y actualmente se exhibe en el Museo Arqueológico Municipal.

Muralla[editar]

Entre 1983 y 1990 se excavó un yacimiento en la calle de la Soledad y alrededores, consistente en unos grandes muros de técnica opus quadratum, junto al que aparecieron materiales cerámicos del siglo VI, lo que hizo pensar en que se tratara del amurallamiento bizantino relatado por la lápida de Comenciolo.[2] Posteriormente, el descubrimiento del cercano teatro romano otorgó las pistas necesarias para que se llegara a la conclusión de que el tramo de muralla descubierto era un aprovechamiento por parte de los bizantinos de uno de los pórticos que daban al teatro.[3]

El tramo hallado en Soledad fue uno de los que rodeaban la ciudadela, que las tropas del Imperio de Oriente erigieron sobre las ruinas del teatro, en el que a su vez ya se había asentado un barrio comercial en el siglo V.[3] Actualmente la muralla bizantina es visitable en la parte inferior de la Sala de Exposiciones municipal.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Presedo Velo, Francisco J. (2003). La España bizantina. Universidad de Sevilla. p. 80. ISBN 84-472-0730-7. 
  2. Ramallo Asensio, Sebastián F.; Ruiz Valderas, Elena. «Bizantinos en Cartagena: una revisión a la luz de los nuevos hallazgos». Annals de l'Institut d'Estudis Gironins, volumen XXXV. Revistes Catalanes amb Accés Obert.
  3. a b «Sala de exposiciones Muralla Bizantina». Región de Murcia. Consultado el 18 de agosto de 2013.