Bicicleta financiera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Carry trade»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La bicicleta financiera (en inglés carry trade) o bicicleta a secas, es una inversión realizada en moneda local para, luego de un determinado plazo, obtener un beneficio en moneda extranjera.

Se le llama carry al retorno (beneficio) que produce un activo mientras se lo mantiene en posesión (si es positivo) o el costo (si es negativo).

La bicicleta financiera es una técnica que los grandes inversores y especuladores llevan practicando en el mercado Forex desde sus inicios.

Mecánica[editar]

La bicicleta se produce cuando un inversor vende una moneda con una tasa de interés relativamente baja y compra otra diferente con una tasa de interés más alta, también consiste en la diferencia entre el carry negativo de un activo que se ha pedido prestado a bajo costo y el carry positivo de un activo en el que se ha invertido.

Supone comprar una moneda para simultáneamente vender otra, o lo que es lo mismo, financiarse en una divisa e invertir ese dinero en otra. El inversor de esta forma especula conque una de las divisas se va a apreciar (divisa de inversión) respecto a la otra (divisa de financiación).

No hay que confundir el carry trade con el arbitraje. Con el arbitraje se gana siempre una utilidad, con el carry trade sólo si nada cambia.

Diferencial de tipos de interés[editar]

Además, el diferencial de tipos existente entre las distintas áreas geográficas supone que se pueda vender la la divisa de un país con un tipo de interés reducido; es decir, financiarse a un bajo coste y -al mismo tiempo- invertir en la divisa donde el tipo oficial de referencia es mayor.

Casos de ejemplo[editar]

Yen en Japón[editar]

El tipo de interés de Japón, 0,10% en un momento dado, supondría un coste de financiación muy reducido con el que es posible especular con monedas de otros países donde el tipo de interés es superior, como es el caso de Australia y Nueva Zelanda con una tasa del 2.5% y 2.5% respectivamente. Esta operación tan interesante fomenta, al mismo tiempo, un claro sesgo depreciador del yen respecto a las otras divisas.

Referencias[editar]