Carolina de Borbón-Parma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carolina de Borbón-Parma
Princesa de Sajonia
Graff - Carolina of Parma, hereditary princess of Saxony - Radebeul.png
Retrato por Anton Graff (óleo sobre lienzo h. 1792), Galería Nacional de Parma.
Información personal
Nombre secular Carolina María Teresa Josefa Giovanna
Otros títulos
Nacimiento 22 de noviembre de 1770
Palacio Ducal de Colorno, Parma, Ducado de Parma
Fallecimiento 1 de marzo de 1804 (33 años)
Palacio de Dresde, Dresde, Electorado de Sajonia
Entierro Hofkirche (Dresde)
Familia
Casa real Borbón-Parma
Padre Fernando I de Parma
Madre María Amalia de Austria
Consorte Maximiliano de Sajonia
Descendencia

Carolina de Borbón-Parma (Parma, 22 de noviembre de 1770 - Dresde, 1 de marzo de 1804) fue princesa de Parma por nacimiento y princesa de Sajonia por matrimonio.

Infancia[editar]

Carolina fue la primogénita de los nueve hijos del duque Fernando I de Parma, hijo de Luisa Isabel de Francia (hija del rey Luis XV de Francia), y de Felipe I de Parma y de su esposa, la archiduquesa María Amalia de Habsburgo-Lorena, hija de la emperatriz María Teresa I de Austria (la cual fue su madrina, junto a su tío abuelo, el rey Carlos III de España), y del emperador Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico.

Es la única de todas las nietas mayores de la emperatriz que no llevaba su nombre al principio, esto debido a una afrenta de su madre, debido a que ella y su abuela se llevaban mal y apenas tenían comunicación.

En el momento de la visita de su tía materna María Cristina de Austria a Parma en 1774, fue descrita como una niña hermosa pero melancólica. Carolina y su hermano Luis eran los favoritos de sus padres. Fueron instruidos personalmente en religión por su padre, a pesar de que sus hijas menores estaban más interesadas ​​en el tema que ellos. En 1778, su hermano se golpeó la cabeza contra una mesa de mármol mientras jugaba con ella lo que le ocasionaría luego sufrir de epilepsia.

Siendo la mayor, sus padres la colmaron de atención, mientras que sus hermanas pequeñas quedaron al cuidado de las damas de su madre; Carolina, por tanto, desarrolló un carácter difícil y pretencioso. Su hermana , María Antonieta, a menudo se burlaba de ella, mientras que su otra hermana, Carlota María, era continuamente criticada por Carolina, quién luego trató de mejorar su comportamiento altivo.

Matrimonio[editar]

La princesa tenía solo quince años y ya se estaba pensando en su matrimonio, pensando en un archiduque de Austria, pero el desencanto del emperador José II hizo imposible este proyecto, pensaron entonces en el príncipe Antonio, que sería en un futuro rey de Sajonia, viudo de María Carolina de Saboya, pero finalmente esta última se casó con la archiduquesa María Teresa de Habsburgo-Lorena, prima de Carolina, luego se piensa en el infante de España Antonio Pascual de Borbón, pero no se realiza y la princesa llega soltera a los veinte años.

La madre de Carolina la prefería para casarse con un príncipe alemán. Sin embargo, según se informa, su matrimonio no fue arreglado. En cambio, su madre le presentó a Maximiliano durante sus frecuentes viajes a Italia, y cuando la familia ducal parmesana visitó Sajonia a fines de la década de 1780, Carolina pudo pasar tiempo con Maximiliano y, según los informes, se enamoró de él.

En consecuencia, se la describió como ansiosa por casarse con él, y su madre Amalia le dio permiso a pesar de que Maximiliano no era el heredero del trono, aunque estaba cerca en la línea sucesoria. El 22 de abril de 1792, contrajeron matrimonio por poderes en Parma, el 9 de mayo se casaron en persona en Dresde.

Princesa sajona[editar]

El matrimonio y la vida de Carolina en Sajonia se describen como felices y armoniosos. Ella y su esposo iban a convertirse en rey y reina en un futuro, ya que Maximiliano era el segundo en la línea del trono, Carolina fue tratada como una reina, vestida a la francesa, sabía cuatro idiomas, italiano, alemán, francés y español.

La princesa siempre había sido poco favorecida por la etiqueta palaciega y, como su tía, la reina María Antonieta, siempre trató de debilitarla con la presencia de músicos y escritores, invitados por ella misma a conversar.

En 1802, sus padres fueron puestos en arresto domiciliario tras la invasión del ducado de Parma por Napoleón Bonaparte, tras la muerte de su padre poco después, su madre con sus dos hermanas, se trasladó a Bohemia, instalándose en el Castillo de Praga, Carolina y su marido la visitaban a menudo, entre ellas tenían una muy buena relación, y cuando la visitaba se aseguraba de que la estancia con su madre fuera larga y feliz.

Carolina tuvo numerosos descendientes, por lo que intentó que todos sus hijos encontraran un lugar digno, en el momento del nacimiento de su hija María Ana, ya estaba decidido que se casaría con el futuro Gran Duque de Toscana, Leopoldo II, pero lamentablemente Carolina no viviría lo suficiente para ver su proyecto realizado.

Cuando su hermana Carlota, visitó Parma en 1803, la describió como una persona ansiosa y descuidada, una opinión completamente diferente era su hermana María Antonieta, quien le escribió a su madre que Carolina era "una de las personas más dulces y cariñosas que hay".

La princesa Carolina tenía una salud enfermiza, que empeoró en el invierno de 1803, fue golpeada por un resfriado, pero afortunadamente logró sobrevivir.

Muerte[editar]

Luego de dar a luz a su octava hija María Josefa Amalia, Carolina fue atacada por una fiebre y un resfriado violento, solo el 23 de febrero de 1804 se anunció que la princesa estaba muy enferma y pronto moriría.

Finalmente murió de fiebre el 1 de marzo en Dresde.

Su esposo Maximiliano se sintió desconsolado cuando se enteró de la muerte de su esposa, envió a María Josefa y María Ana a un convento para que fueran criadas y enterró a su esposa en la Cripta Wettin de la Iglesia Católica de la Corte, en el momento del entierro de Carolina, el 2 de marzo, estuvieron presentes, aparte del propio Maximiliano, María Amalia, madre de Carolina, Amalia María, su hija mayor (de casi 10 años), María Isabel de Austria (su tía materna), y sus hermanas María Antonieta y Carlota María.

Su hija Carlota murió apenas un mes después que ella, y su madre María Amalia, tres meses después.

Veintiún años después, Maximiliano se casó con la sobrina de Carolina, la princesa María Luisa Carlota de Borbón-Parma, pero no tuvo más hijos.

Descendencia[editar]

Carolina y Maximiliano tuvieron ocho hijos, de los cuales dos fueron reyes sajones:

  • Amalia María (1794-1870). Escritora y compositora. Murió soltera y sin descendencia.
  • Clemente María José (1798-1822), murió soltero y descendencia.
  • Maria Carlota Amalia (1802 - 1804), conocida como Carlota; murió en la infancia después de contraer viruela.

Distinciones honoríficas[editar]

Ancestros[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Carolina Maria Teresa di Borbone «  Galleria Nazionale». www.parmabeniartistici.beniculturali.it. Archivado desde el original el 4 de enero de 2017. Consultado el 4 de enero de 2017. 

Enlaces externos[editar]