El carnaval de los animales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Carnaval de los animales»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Fragmento del primer movimiento.

El carnaval de los animales (en francés:


El carnaval de los animales
Grabación completa de los 14 movimientos, interpretados por los pianistas Neil y Nancy O'Doan y la Seattle Youth Symphony dirigida por Vilem Sokol.

Argumento[editar]

[[archa real del León"), pasando por los retratos del elefante y el burro ("Personajes con largas orejas") hasta el final, cuando retoma muchos de los temas anteriores.

Varios de los movimientos contienen guiños humorísticos:

  • "Pianistas" describe a unos estudiantes de piano mientras practican sus escalas.
  • "Tortugas" utiliza de manera ingeniosa el conocido can-can de la operetta de Jacques Offenbach Orfeo en los Infiernos, tocando la habitualmente dislocada melodía a un tempo inusualmente lento y pausado.
  • "L'Éléphant" es la "Danse des sylphes" de Hector Berlioz en una tesitura mucho más grave que el original, a manera de solo para el contrabajo. También cita brevemente el Scherzo de "El sueño de una noche de verano" de Felix Mendelssohn. Se escucha al final de la sección que sirve de puente modulante.
  • "Fósiles" cita la Danza macabra del propio Saint-Saëns, canciones infantiles como: Au clair de la lune, J'ai du bon tabac y Ah! vous dirai-je, Maman (Campanita del lugar), así como también el aria de Una voce poco fa del El barbero de Sevilla de Rossini.
  • Se cree que la sección de los "Personajes con largas orejas" va dirigida a los críticos musicales. También son los últimos animales que se escuchan en la apoteosis final, rebuznando.
  • "Hémiones" Los dos pianos se lanzan en una desenfrenada carrera en tonalidad de do menor, emulando el comportamiento esquivo de estos inusuales animalitos.
  • "Le cygne" una de las partes más tranquilas de la obra, en donde dos pianos y un cello interpretan el sereno y natural paseo de un cisne en su hábitat natural.
  • "Final": el abrupto despertar de los pianos, seguidos por el glockenspiel, nos anuncian que el final de la obra ha llegado y con él se pasa revista a la mayoría de los animales representados en escena.
  • "Volière": los pianos con sus melodiosos adornos acompañan a la flauta, que virtuosamente representa el libre vuelo de los pájaros, entre otras.
  • "Acuario": Pianos, instrumentos de cuerda, una flauta y el glockenspiel interpretan una melodía misteriosa, representando a diversos peces flotando dentro de un acuario.