Carlos Holguín Mallarino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carlos Holguín
Carlos Holguín Mallarino oleo.jpg
Retrato presidencial de Holguín

Presidential Seal of Colombia.svg
4°. Presidente de la República de Colombia
7 de agosto de 1888-7 de agosto de 1892
Predecesor Rafael Núñez
Sucesor Rafael Núñez

Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.svg
Secretario de Relaciones Exteriores
1887-1888
Presidente Rafael Nuñez Moledo
Predecesor Vicente Restrepo
Sucesor Antonio Roldán

Información personal
Nombre completo Carlos Holguín Mallarino Sánchez Ibargüen
Nacimiento 11 de julio de 1832
Nóvita, Provincia del Chocó, Gran Colombia/República de Nueva Granada
Fallecimiento 19 de octubre de 1894 (62 años)
Bogotá, Cundinamarca, Colombia
Causa de muerte Asfixia
Nacionalidad Colombiana
Religión Catolicismo
Lengua materna Español
Familia
Padres Vicente Holguín Sánchez
María Josefa Mallarino Ibargüen
Cónyuge Margarita Caro Tobar
Hijos Julia Holguín y Caro
María Holguín y Caro
Catalina Holguín y Caro
Álvaro Holguín y Caro
Hernando Holguín y Caro
Clemencia Holguín Caro
Margarita Holguín y Caro
Jaime Holguín y Caro.
Educación
Educado en Universidad del Rosario
Información profesional
Ocupación Político, abogado y militar.
Rama militar Ejército Nacional de Colombia Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerra civil colombiana de 1860-62 Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Nacional
Afiliaciones Partido Conservador

Carlos Holguín Mallarino (Nóvita, Chocó, 11 de julio de 1832-Bogotá, 19 de octubre de 1894) fue un abogado, empresario, diplomático, político, periodista y militar colombiano, miembro del Partido Conservador Colombiano.

Previamente a su presidencia Holguín había destacado como periodista. En Cali creó el periódico El Caucano (1857). En Bogotá colaboró con la redacción de La Prensa. Igualmente fue un asiduo colaborador de los periódicos conservadores de la capital, El Conservador, El Filotémico, El Porvenir y El Tradicionista entre otros. Además escribió numerosos sonetos y escritos en periódicos y revistas. En sus escritos fue sarcástico, irónico, polemista y crítico.

Holguín ocupó varios cargos públicos y diplomáticos, llegando a ser presidente de su país de 1888 a 1892. Como activista del conservatismo (del que también fue director) contribuyó a la recuperación del poder político que permitió la Hegemonía Conservadora a partir de 1888.[1]

Su mandato presidencial se destacó especialmente por traer a Colombia los servicios de teléfono y ampliar el alumbrado público en Bogotá. Creó la Policía Nacional de Colombia. Se destacó su preocupación especial por las obras públicas. Pese a ser periodista y humanista fue represivo con la libertad de expresión y alentó las guerras civiles por convicciones religiosas. Es particularmente recordado por la entrega ilegal (sin la autorización del Congreso) y a modo propio, del tesoro quimbaya a la entonces reina de España.[2][3]

Biografía[editar]

Carlos Holguín nació el 11 de julio de 1832, en la población de Nóvita, Provincia del Chocó, en el seno de una prestigiosa familia de la aristocracia conservadora local.

Hizo sus primeros estudios en Cali y los continuó en Bogotá. Hacia 1847, ingresó al Colegio San Bartolomé de los jesuitas, pero se vio obligado a suspenderlos en 1850, cuando fueron expulsados por el gobierno radical del liberal José Hilario López. Su educación primario corrió por cuenta de su tío materno Manuel María Mallarino y el profesor particular Paterson Sanders.[2]

De allí pasó luego al Colegio Mayor del Rosario (actual Universidad del Rosario) donde se graduó en Derecho y ciencias Políticas, en 1851, a la corta edad de 19 años, según su biógrafo Álvaro Holguín.[3]​ Algunos de sus docentes en la jurisprudencia fueron José Ignacio de Márquez, Francisco Javier Zaldúa y Cerbeleón Pinzón.

Guerras civiles del siglo XIX[editar]

Luego de obtener su título profesional, empezó a trabajar al año siguiente de su graduación, en el Tribunal Superior del Cauca como fiscal. De igual forma, inició su carrera militar al levantarse en armas contra el dictador liberal y populista José María Melo, sirviendo en la compañía del sur a la coalición de liberales gólgotas y conservadores; también fue secretario del coronel Manuel Tejada.

Participó en los congresos de 1856 y 1858, el congreso de 1859 lo nombró Magistrado de la Suprema Corte federal de Justicia. Estuvo en el Congreso de la República desde 1868 hasta 1877, como representante y senador por los estados de Cundinamarca, Tolima y Antioquia. Además Holguín adquirió notoriedad por su labor periodística y su oratoria.

En la guerra civil colombiana de 1860-1862, Holguín participó defendiendo a la Confederación Granadina del presidente conservador Mariano Ospina Rodríguez. Participó en la campaña del Magdalena y combatió hasta la caída del gobierno de Ospina a manos de las fuerzas liberales del general Tomás Cipriano de Mosquera. Paradójicamente, Holguín apoyó la fracasada candidatura de Mosquera (ahora un liberal moderado) en 1869.[3]

A mediados de los años 70 del siglo XIX, Holguín fue el director del Partido Conservador, junto con Alejandro Posada y Lázaro María Pérez. La guerra civil de 1876, liderada por el presidente Aquileo Parra, lo obligó a abandonar el cargo y recibió el apoyo de su hermano Jorge, quien era el encargado de suministrar las armas y la información a sus tropas desde Bogotá, además de que fue el quien se encargó de la dirección del partido.

Acabada la guerra, Holguín apoyó la candidatura presidencial del liberal mosquerista Julián Trujillo Largacha en 1874, y luego la del moderado Rafael Núñez, con quién las coaliciones conocidas como Las Ligas lograron expulsar del poder a los liberales radicales en 1880.

La Hegemonía conservadora[editar]

En la primera presidencia de Núñez, Holguín fue nombrado ministro plenipotenciario en Inglaterra y en España fue el primer colombiano en tener la dignidad que ostentó. En 1883, retomó su cargo de ministro en el Reino Unido. A su regreso al país en 1887, fue nombrado ministro de relaciones exteriores por Núñez, permanciendo en el cargo hasta 1888. La buena labor de Holguín llevó a Colombia a gozar de prestigio internacional.[4]

En febrero de 1888, y gracias al apoyo de Rafael Núñez, Holguín fue nombrado por unanimidad del congreso colombiano como designado presiencial de Colombia, siendo también nombrado ministro de gobierno de Núñez. Holguín se posesionó como presidente de Colombia el 7 de agosto de ese mismo año, a los 56 años.[5]

Presidencia de Colombia (1888-1892)[editar]

Retrato presidencial de Holguín por Epifanio Garay, Salón Luis XV, Casa de Nariño.

El caso de Holguín fue sin precedentes, ya que se trató del primer presidente de Colombia que completó su mandato de 4 años. Así mismo, Holguín ejerció a nombre propio los cargos de ministro de guerra y canciller hasta 1889 y 1891 respectivamente, en paralelo con su cargo presidencial.

Gabinete Ministerial[editar]

Su gobierno tuvo relativo énfasis en obras públicas y la modernización del país. Construyó carreteras y diques, facilitó la navegación del Magdalena, el Cauca y del Nechí; construyó además el primer hospital militar de Bogotá; estableció los primeros servicios de teléfono y amplió el alumbrado eléctrico de la capital y construyó el Teatro Colón.

Holguín facultó al ministro de Gobierno de sacar de circulación y evitar su ingreso al país, de la prensa que el gobierno consideraba contraria al bienestar de la población y que iba contra los ideales de moralidad del estado.[5]​ También creó el primer código electoral colombiano, que fue una compilación de normas relacionadas con elecciones y cargos públicos de elección popular. Carlos Holguín mantuvo la paz durante su cuatrienio prácticamente inalterada.

Economía[editar]

Bajo su gobierno se desarrolló la industria y aumentaron las exportaciones de Colombia. Sin embargo, en contraste, el país sufrió una inflación alta dado que se estaba emitiendo papel moneda de manera clandestina.[3]

Seguridad y orden público[editar]

Ante los problemas de orden público que enfrentaba Colombia, Holguín decretó la limitación a la participación política de los opositores al gobierno, ordenó el cierre de la prensa contradictoria a su gobierno, y amplió el sistema carcelario.[3]​ También creó la Policía Nacional de Colombia por medio del decreto 1000 del 5 de noviembre de 1891, y trajo al país a un consultor privado francés llamado Jean Marie Marceline Gilibert Lafourgue, a quien Holguín nombró como primer director de la institución.[6]​ La policía le sirvió a Holguín para traer orden al país luego de varios levantamientos sociales.

Controversiasː El Tesoro Quimbaya[editar]

Pieza del tesoro de los Quimbayas

En 1890, el Tesoro de los Quimbayas, joya arqueológica de la Colombia prehispánica, fue hallado por un grupo de guaqueros en La Soledad, una excavación ubicada en las inmediaciones de los municipios de Quimbaya y Filandia, en el entonces departamento del Cauca. El Tesoro estaba compuesto por más de cuatrocientas piezas arqueológicas, pertenecientes al ajuar funerario de un cacique, entre las cuales se incluyen poporos, desnudos masculinos y femeninos, sillas y objetos ceremoniales y ornamentales.

Retrato de la reina María Cristina de Habsburgo

Tras la dispersión del Tesoro, diseminado en diversas colecciones privadas, el gobierno nacional logró unificarlo de nuevo, en 1892 con la utilización de fondos públicos, adquiriendo una completa selección de sus mejores piezas.[7]

Holguín tomó la decisión de dar en obsequio el tesoro sin consultar ni ser autorizado por el Congreso, que era lo previsto por la Constitución entonces vigente. En estas condiciones, el envío del Tesoro a España ha sido considerado como una violación a la Constitución colombiana.[8]​ Luego de haber sido enviado a España con el propósito de exhibirlo durante la Celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América, el Tesoro fue entregado por el presidente Holguín en calidad de regalo a la reina regente María Cristina de Habsburgo-Lorena, esposa del rey Alfonso XII.

En un fallo proferido 19 de octubre de 2017, la Corte Constitucional de Colombia, declaró que las 124 piezas del tesoro Quimbaya fueron donadas de manera ilegal, pues el presidente Holguín no contaba con la autorización para hacerlo, el fallo ordena al Presidente de la República en cabeza del poder ejecutivo, hacer las gestiones necesarias para lograr la restitución de dicho tesoro al país. El gobierno está buscando la intermediación de la Unesco,[9]​ para lograr que el gobierno español devuelva las piezas en su totalidad.

Post gobierno[editar]

Holguín falleció en Bogotá el 19 de octubre de 1894, meses después de dejar el cargo, a los 62 años. Su cuerpo se encuentra en la Iglesia Santa María de los Ángeles en Bogotá.[3]

Vida privada[editar]

Familia[editar]

Su familia jugó un papel relevante en la política departamental y nacional. De sus trece hermanos, uno fue también presidente de la República, Jorge Holguín, y además el tío de ambos, Manuel María Mallarino, fue también presidente de Colombia.

Contrajo nupcias con Margarita Caro Tovar, hija del político José Eusebio Caro, cofundador del Partido Conservador, y hermana del también político Miguel Antonio Caro, quien sucedió a Carlos en la presidencia, y redactó junto a Núñez la constitución de 1886.

Con Margarita, Carlos tuvo dos hijas, la pintora Margarita Holgín Caro y Clemencia Holguín, casada con Roberto Urdaneta, quien fue presidente de Colombia durante la convalecencia de Laureano Gómez en 1951. Una de las descendientes de los Holguín, es la diplomática María Ángela Holguín, quien fue canciller en el gobierno de Juan Manuel Santos, quien es biznieta de Carlos Holguín.

Semblante[editar]

Valencia afirma que Holguín poseía increíbles dotes de orador, ya que además de ser un hombre muy culto, tenía una memoria prodigiosa y recordaba casi todo lo que había aprendido a lo largo de su vida.[10]​ Hablaba además del español, el inglés, el francés, el latín, el italiano; dominaba los clásicos de la literatura antiguos y modernos a la vez y conocía la historia y la filosofía, además de su profesión de abogado. A pesar de que estaba prácticamente solo en un congreso de ideas contrarias a las suyas, brillo por su oratoria; a este respecto Marco Fidel Suárez comentó:

"Su oratoria no fue la de lugares comunes o de la declamación hueca ni ampulosa, ni brilló por las imágenes con que se exornan los discursos académicos o las arengas populares. Era la oratoria parlamentaria acerada y fulgurante, en que campeaban las armas de la convicción y jamás las de la persuasión o el sentimentalismo. Sus discursos se distinguieron por la inagotable facundia, la dialéctica clara y espontánea, la sátira más incisiva, la réplica más pronta y oportuna, y las alusiones históricas mejor traídas."
Marco Fidel Suárez

Homenajes[editar]

La Policía Nacional creó la medalla Carlos Holguín, como reconocimiento a las personas que durante su vida realizaron aportes valiosos para el cumplimiento de la actividad policial.[11]

En la Casa de Nariño -la sede presidencial de Colombia- existe el Salón Carlos Holguín, también conocido como Salón Luis XV. El recinto tiene un cuadro del expresidente Holguín pintado por el artista colombiano Epifanio Garay, y está acompañado por muebles cuyas formas y estilo le dan el nombre secundario al salón, además de tener porcelanas francesas de estilo rococó.

Obras[editar]

  • Cartas políticas
  • Desbarreaux
  • Estudios históricos sobre la Independencia
  • Revista de Europa

Referencias[editar]

  1. Valencia, Alonso (octubre de 1994). «Carlos Holguín (1832- 1894), cien años de la muerte de un presidente». Biblioteca Luis Ángel Arango. Consultado el 27 de abril de 2017. 
  2. a b «Sentencia SU649/17». www.corteconstitucional.gov.co. Consultado el 21 de octubre de 2020. 
  3. a b c d e f Desarrollo, Prospectiva en Justicia y (11 de julio de 2017). «Carlos Holguín Mallarino, el presidente que regaló el ‘tesoro Quimbaya’». Prospectiva en Justicia y Desarrollo. Consultado el 13 de enero de 2022. 
  4. «::Presidencia de la República de Colombia::». historico.presidencia.gov.co. Consultado el 13 de enero de 2022. 
  5. a b Tiempo, Casa Editorial El (4 de agosto de 2018). «La historia presidencial a la que Duque se suma». El Tiempo. Consultado el 28 de agosto de 2020. 
  6. República, Subgerencia Cultural del Banco de la. «La Red Cultural del Banco de la República». www.banrepcultural.org. Consultado el 13 de enero de 2022. 
  7. ["El tesoro de los Quimbayas: Historia, identidad y patrimonio", Pablo Gamboa Hinestrosa, Planeta, Bogotá, 2002]
  8. [Antonio José Rengifo Lozano, "Avances y perspectivas del Derecho para la restitución de bienes culturales a sus países de origen: el Caso de la Colección Cultural Qimbaya", Revista Pensamiento Jurídico, No. 22, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, 2008]
  9. [Antonio José Rengifo Lozano, "La defensa del patrimonio Cultural", UN Periódico, Universidad Nacional de Colombia, agosto 2012]
  10. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas :22
  11. Dirección General de la Policía Nacional. Resolución 3372 del 26 de octubre de 2009.

Enlaces externos[editar]