Carina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Quilla
Carina
Carina constellation map.svg
Carta celeste de la constelación de la Quilla en la que aparecen sus principales estrellas.
Nomenclatura
Nombre
en español
La Quilla
Nombre
en latín
Carina
Genitivo Carinae
Abreviatura Car
Descripción
Introducida por Nicolas-Louis de Lacaille
Superficie 494,2 grados cuadrados
1,198 % (posición 34)
Ascensión
recta
Entre 6 h 2,77 m
y 11 h 20,62 m
Declinación Entre -75,68° y -50,75°
Visibilidad Completa:
Entre 90° S y 14° N
Parcial:
Entre 14° N y 39° N
Número
de estrellas
225 (mv < 6,5)
Estrella
más brillante
Canopus (mv -0,72)
Objetos
Messier
Ninguno
Objetos NGC 44
Objetos
Caldwell
5
Lluvias
de meteoros
Ninguna
Constelaciones
colindantes
8 constelaciones
Mejor mes para ver la constelación
Hora local: 21:00
Mes Marzo
[editar datos en Wikidata]

Carina (la quilla), en castellano Quilla, es una constelación austral que forma parte de la antigua constelación de Argo Navis (el navío Argo). La Unión Astronómica Internacional la dividió en cuatro componentes: Carina (la Quilla), Vela (la Vela), Puppis (la Popa) y Pyxis (el compás o la brújula).

Características destacables[editar]

Canopo (α Carinae) es la segunda estrella más brillante del firmamento con magnitud aparente -0,72. Su nombre proviene del personaje mitológico Canopo, navegante de Menelao, rey de Esparta.[1]​ Es una gigante luminosa o supergigante blanco-amarilla cuya luminosidad es 13 300 veces mayor que la del Sol.[2]​ Distante 309 años luz, es la estrella de mayor brillo intrínseco en un radio de 700 años luz del sistema solar.

La segunda estrella más brillante en la constelación (β Carinae) recibe el nombre de Miaplacidus y es una subgigante blanca. Le sigue en brillo ε Carinae, llamada Avior, estrella binaria cuyas componentes son una gigante naranja y una estrella blanco-azulada de parecida luminosidad. υ Carinae es una estrella doble observable con un pequeño telescopio: las componentes de este sistema son una supergigante blanca y una estrella blanco-azulada cuyo período orbital excede los 19 500 años. La Cruz del Diamante es un asterismo formado por Miaplacidus, θ Carinae, υ Carinae y ω Carinae.

Merece especial atención Eta Carinae, una de las estrellas más masivas de la galaxia que se encuentra dentro de la Nebulosa de Carina (NGC 3372). Es un sistema estelar que contiene al menos dos estrellas cuya luminosidad conjunta es cinco millones de veces la del Sol. En el pasado era una estrella de la cuarta magnitud, pero en 1837 aumentó drásticamente en brillo marcando el comienzo de una gran erupción y, entre el 11 y 14 de marzo de 1843, llegó a superar en brillo a Canopo.[3]

Entre las estrellas variables, en Carina se localiza una de las cefeidas más prominentes del cielo nocturno, l Carinae o HD 84810, cuyo brillo oscila entre magnitud 3,28 y 4,18 a lo largo de un período de 35,54 días. Por su parte, AG Carinae es una de las estrellas más luminosas de la Vía Láctea, siendo su luminosidad un millón de veces mayor que la del Sol. Es una variable luminosa azul que está en una fase de rápida transición entre una supergigante azul y una estrella de Wolf-Rayet.[4]

Dado que la Vía Láctea atraviesa Carina, la constelación contiene varios cúmulos abiertos como NGC 2516, NGC 3532 y IC 2602. Este último, conocido como las «Pléyades del Sur», consta de unas 74 estrellas, siendo la más prominente θ Carinae. Fue descubierto por Nicolas Louis de Lacaille en 1752.[5]

La Nebulosa de la Quilla o de Carina (NGC 3372) es una gran nebulosa que rodea estrellas masivas —como la citada Eta Carinae o HD 93129—, así como varios cúmulos estelares abiertos. Es una de las nebulosas difusas más grandes que se conocen. Carina OB1 es una asociación estelar en los límites de esta nebulosa que contiene algunas de las estrellas mas masivas y luminosas de la Vía Láctea.

Estrellas principales[editar]

Imagen de Eta Carinae obtenida con el telescopio espacial Hubble.

Objetos de cielo profundo[editar]

NGC 3372 desde el OALM
Nebulosa planetaria NGC 2867

Mitología[editar]

La desmantelada constelación de Argo Navis.

Los Argonautas en el poema de Apolonio de Rodas, fueron los compañeros que viajaron con Jasón en la expedición cuyo objetivo era hallar el vellocino de oro, el nombre proviene del navío Argo.

Pelías se convirtió en rey de Yolco tras destronar a Esón, este temeroso de que su hijo Jasón, quien era el heredero al trono, fuera asesinado lo envió a la cueva del centauro Quirón en donde recibió instrucción hasta que regresó a Yolco para reclamar su derecho al trono.

En su viaje a Yolco Jason perdió una de sus sandalias y al presentarse ante Pelías este recordó un antiguo oráculo que advertía sobre alguien con una sola sandalia que bajaría del monte para destronarlo y matarlo. Pelias accedió a devolver el trono a Jasón pero le exigió que cumpliera un supuesto pedido de regresar a su origen el vellocino de oro.

Jasón aceptó el encargo y ordenó a Argos la fabricación de una nave, esta embarcación tenía el don del habla y de la profecía. Después conformó la tripulación con los jóvenes más valientes de aquellos tiempos.

Los Argonautas partieron de la costa de Págasas, a su paso por la isla de Limnnos, habitada por mujeres, se unieron con ellas con la idea de que concibieran hijos varones; pasaron por Samotracia llegando a la tierra de los Doliones, donde su rey Cícico los acogió, al partir los vientos los llevaron de nuevo a la costa en donde por error se enfrentaron a sus antiguos anfitriones resultando muertos el rey Cícico y su corte; En las costas de Mísia, las ninfas se apoderaron de Hilas, Hércules y Polifemo abandonaron el barco para ir en su ayuda y el viaje siguió sin ellos; Al pasar por la tierra del adivino ciego Fineo, lo libraron de las Harpías, y él en agradecimiento les dio la clave para evitar rocas Cianeas que destruían cualquier nave que se atreviera a pasar entre ellas.

Después de estas y otras aventuras la expedición llegó al reino de Eetes. Jasón realizó una visita al monarca y le solicitó la entrega del Vellocino de oro, el rey para entregárselo le pidió a cambio que domara los toros con pezuñas de bronce y que arara el campo y sembrara dientes de dragón que él mismo le entregaría.

Medea hija de Eetes, que se enamoró de Jasón, se ofreció a ayudarle siempre y cuando Jasón la desposara. Le entregó un ungüento mágico para que lo aplicara en su cuerpo y un escudo con lo que quedaría protegido contra el fuego y el hierro. Le advirtió que al sembrar los dientes del dragón se convertirían en soldados que lo asesinarían. Le indicó que lanzara piedras sin ser visto y de este modo los confundiría haciendo que se pelearan y mataran entre ellos.

Jasón realizó estas tareas con éxito, pero Eetes incumplió su promesa porque sospechaba que su hija había ayudado al héroe, entonces Jasón, ayudado por Medea, durmió al dragón guardián, se apoderó del vellocino de oro y se fugaron. Cuando el rey Eetes descubrió la fuga y el hurto del vellocino de oro, se lanzó en su búsqueda. Medea, para retrasarlo, dio muerte a su hermano menor Apsirto, y lanzó al mar uno a uno sus miembros. Eetes, perdió en la persecución recogiendo las partes del cuerpo de su amado hijo.

De regreso, a su paso por la isla de las sirenas los argonautas fueron protegidos de sus cantos por Orfeo, legendario músico de Tracia, con su melodiosa lira y voz; llegaron a Creta, en donde enfrentaron al gigante Talo con la ayuda, de los hechizos de Medea. Al llegar a Yolco, trayendo consigo el vellocino de oro, Jasón se enteró que Pelias, había asesinado a todos sus parientes y que además se negaba a entregarle el trono. Medea convenció a las hijas del rey a que le ayudaran a eliminarlo prometiéndoles una poción que daría la eterna juventud para su padre, pero en lugar de eso les entregó veneno. Jasón asumió el trono y con Medea reinaron en Yolco, años más tarde concibieron un vástago, confiándole su educación al Centauro Quirón.

Referencias[editar]

  1. Ridpath, Ian; Tirion, Will (2007) [2001]. Stars and Planets Guide. Princeton University Press. ISBN 978-0-691-08913-3. 
  2. astro.uiuc.edu (Canopus, de Jim Kaler)
  3. Carina (Constellation Guide)
  4. Smith, L. J.; Stroud, M. P.; Esteban, C.; Vilchez, J. M. (1997). «The AG Carinae nebula: abundant evidence for a red supergiant progenitor?». Monthly Notices of the Royal Astronomical Society 290 (2). pp. 265-275. 
  5. IC 2602 (SEDS.org)
  6. Turner, D. G.; Grieve, G. R.; Herbst, W.; Harris, W. E. (1980). «The young open cluster NGC 3293 and its relation to CAR OB1 and the Carina Nebula complex». Astronomical Journal 85: 1193-1206. Bibcode:1980AJ.....85.1193T. 

Enlaces externos[editar]