Carbaminohemoglobina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Carbaminohemoglobina, también llamada carbohemoglobina, es un término bioquímico que se refiere a ciertos aminoácidos de la molécula hemoglobina que se han asociado al dióxido de carbono (CO2). La carbaminohemoglobina es una de las formas fisiológicas en las que el CO2 viaja por la sangre. La unión de CO2 hace que la hemoglobina tenga una afinidad disminuida por el oxígeno (O2).

Bioquímica[editar]

La hemoglobina tiene 2 subunidades de cadenas polipéptidas: subunidad α y la subunidad β, cada una con dos cadenas polipéptidas. Cada cadena polipéptida llamada globina está unida a un anillo del grupo hemo (también llamados anillos porfirínicos), el cual tiene en su interior una molécula de hierro.

Fisiología[editar]

El CO2 se asocia a la globina, haciendo que la hemoglobina pase a llamarse carbohemoglobina o carbaminohemoglobina. Esta unión del CO2 con la hemoglobina es una unión reversible y es uno de los principales métodos de transporte para la eliminación de CO2 en los pulmones. Entre un 5-10% del CO2 proveniente de los tejidos viaja disuelto en la sangre. Aproximadamente un 25% del CO2 viaja unido a proteínas, como es el caso de la carbohemoglobina. El CO2 restante (un 70%) viaja en la forma de bicarbonato.

La hemoglobina desoxigenada—como es el caso a nivel de los tejidos—tiene una mayor afinidad por el CO2, explicado por el efecto Haldane. De modo que cuando la sangre llega a los tejidos del cuerpo y libera allí el oxígeno requerido para el metabolismo normal, su liberación favorece la fijación de CO2 para su subsecuente liberación o eliminación a través de los pulmones.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]