Capitulación (rendición)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Napoleón Bonaparte acepta la capitulación de los austriacos en Ulm después de la victoria francesa en la batalla homónima.

Se denomina capitulación al convenio en que se estipula la rendición de un ejército, plaza o punto fortificado. El nombre capitulación hace referencia a los capítulos y condiciones necesarias para llevar a cabo una rendición.[1]

La capitulación conlleva la rendición de las fuerzas derrotadas y la entrega del territorio y sus posesiones a los vencedores a cambio de una serie de condiciones. Las condiciones son acordadas por los líderes y diplomáticos de ambos bandos en disputa y afectan a todos sus subordinados. Las condiciones pueden ser de carácter religioso, civil o militar. Las capitulaciones siempre suelen ser más beneficiosas que la captura y conquista de los asentamientos en disputa ya que evitan pérdidas en las facciones enfrentadas. Sin embargo, la rendición significa normalmente una falta de honor y valentía de los líderes del bando perjudicado por las condiciones y por ello solo se emplea como último recurso o por miedo a la destrucción total de una de las partes.

El artículo 35 de la Convención de La Haya (1899) sobre las leyes y costumbres de la guerra establece que las capitulaciones acordadas entre las partes firmantes deben estar de acuerdo con las reglas del honor militar. Y una vez acordadas deben ser respetadas por ambas partes.[2][3]

Formas[editar]

Capitulación de las tropas británicas mantenidas a punta de fusil por la infantería japonesa en la batalla de Singapur.

La conclusión de una rendición legal de guerra se inicia mediante una solicitud de rendición mediante el uso de representantes designados enviados por la parte vencedora o una capitulación mediante la tregua apropiada de la parte derrotada. Sin embargo, también se utilizan otras formas de transmitir información como folletos, radio o altavoces. La conclusión no requiere ninguna forma especial y no requiere la participación de gobiernos o parlamentos, por ejemplo en forma de ratificación.[4]

Cuando se trata de rendirse, se hace una distinción entre:

  • rendición (condicional u honorable), en la que la parte derrotada menciona las condiciones de las que depende el cese de la lucha; en su mayoría se trata de la protección de la libertad ("retirada libre") o al menos la vida de los desamparados - "retirada libre" o "tratamiento como prisioneros de guerra habituales " (se les concede el perdón). A diferencia del armisticio, la parte victoriosa desarmará por lo general al oponente para evitar ataques en caso de un cambio de opinión. Se puede poner fin a un cese del fuego unilateralmente en cualquier momento (Art. 36 HLKO ), mientras que una rendición no puede terminarse.[5]
Hasta la época de la guerra franco-prusiana había retirada libre con armas y honores militares. A la fuerza que se rendía se le permitía una formación cerrada con banderas ondeantes, con armamento completo, con su propiedad privada, con un juego de sonido (es decir, con una banda militar haciendo música) y una mecha encendida, para dejar la escena de la battala por un camino acordado. A menudo, cada soldado que se retiraba tenía que comprometerse a no luchar contra el otro firmante de la rendición durante un cierto período de tiempo, generalmente un año o durante la campaña. Dado que el honor personal todavía desempeñaba un papel importante en la sociedad civil en ese momento, especialmente para los oficiales nobles, representaba una forma segura de dejar fuera de combate a un oponente sin tener que lidiar con demasiados prisioneros de guerra.
  • rendición incondicional, en la que, además de la rendición militar, también se lleva a cabo la rendición político-estatal. La autoridad sobre todas las instalaciones militares se transfiere al enemigo. Pero siempre son los militares los que se rinden. El término rendición incondicional se utilizó por primera vez en la Guerra Civil estadounidense de 1861/65. Los ejércitos de los estados del sur tuvieron que rendirse individualmente (Lee, Johnston , ...). Los estados del sur dejaronde existir como entidad política independiente y volvieron a estar bajo el dominio de la Unión (EE.UU ).
Durante la Segunda Guerra Mundial, el término rendición incondicional fue utilizado por primera vez por los Aliados contra Alemania y Japón en la Conferencia de Casablanca de 1943 . Esto descartó la posibilidad de un alto el fuego con otro liderazgo político. Se desarmaría al enemigo, se ocuparía el país y se instalaría un gobierno militar aliado.

Capitulaciones célebres[editar]

  • El Tratado de Granada en el cual los Reyes Católicos aceptan en 1491, con una serie de condiciones, la rendición del Reino de Granada.
  • La Capitulación de Ayacucho en donde la mayoría de las fuerzas españolas instaladas en América del Sur aceptan la rendición con algunas condiciones, incluyendo evitar ser condenados o apresados por las autoridades de las nuevas repúblicas.

Stalingrado[editar]

Una capitulación condicional, también denominada rendición honrosa, se le ofreció al Sexto Ejército Alemán por el Coronel General Rokossovski de la Unión Soviética el 8 de enero de 1943 en Stalingrado durante la campaña del Este durante la Segunda Guerra Mundial:

“Garantizamos a todos los oficiales, suboficiales y hombres que renuncien a la resistencia, la vida y la seguridad, así como el regreso a Alemania al final de la guerra o, a petición de los prisioneros de guerra, a cualquier otro país.

Todos los miembros de las tropas de la Wehrmacht que se rindan conservan su uniforme, sus insignias y medallas, efectos personales y objetos de valor. Los oficiales superiores se quedan con espada y arma de servicio.
Los oficiales, suboficiales y hombres que se entreguen reciben inmediatamente comida normal. Se brinda asistencia médica a todos los heridos, enfermos y dañados por las heladas. Esperamos su respuesta por escrito el 9 de enero de 1943 a las 3:00 p.m. hora de Moscú por un representante autorizado personalmente por usted, que debe conducir por la carretera desde el punto de paso de Konnij hasta la estación de Kotluban en un automóvil de pasajeros marcado con una bandera blanca. Su representante será esperado el 9 de enero de 1943 a las 3:00 p.m. por oficiales rusos autorizados en Rayón 0.5 km al sureste del punto de paso 564.
Si nuestra solicitud de rendición es rechazada, anunciamos que las tropas del Ejército Rojo y la Fuerza Aérea Roja se verán obligadas a proceder a destruir las tropas alemanas rodeadas. Eres responsable de su destrucción ". - Coronel general Rokossovsky

Tras el rechazo inicial de esta oferta por parte de los alemanes, las tropas restantes tuvieron que abandonar el combate el 31 de enero, sin poder imponer condiciones. De 107.800 soldados alemanes, solo 6.000 regresaron del cautiverio.

Frente Occidental[editar]

El General de Artillería Dietrich von Choltitz, designado el 1 de agosto de 1944 como Comandante en Jefe de la Wehrmacht del Gran París, se puso en contacto con la Resistencia francesa a través del cónsul general sueco en París, Raoul Nordling, en vista del ataque anticipado de las tropas aliadas en París y mientras desobedece una orden de destrucción de monumento y edificios emitida por Hitler mediante desfiles militares y amenazas: hasta que entregó la ciudad al mayor general Leclerc como representante de las fuerzas armadas francesas regulares después de su captura el 25 de agosto de 1944. [5]

En 1944, el general de división Botho Henning Elster (1894-1952) ordenó la mayor rendición en el frente occidental: después de largas y agonizantes marchas hacia el norte con numerosas escaramuzas en retirada, Elster se rindió formalmente el 16 de septiembre de 1944 con 18.850 soldados y 754 oficiales en el Loira. Puente en Beaugency al general estadounidense Robert C. Macon de la 83ª División de Infantería. Por ello Elster fue condenado a muerte el 7 de marzo de 1945 in absentia por el 1er Senado de la Corte Marcial del Reich por “humanidad peligrosa e incomprendida”. [6]

Referencias[editar]

  1. «Definición de capitulación». RAE. Consultado el 15 de enero de 2015. 
  2. Enciclopedia Británica - 1911
  3. «Hague II (July 29, 1899), Annex to the Convention, Article 35». Avalon.law.yale.edu. Consultado el 24 de febrero de 2011. 
  4. Bauer, in: Strupp/Schlochauer (Hrsg.), Wörterbuch des Völkerrechts, Bd. II, 2. Aufl., Berlin 1961, S. 193 f.
  5. S. statt aller Bauer, in: Strupp/Schlochauer (Hrsg.), Wörterbuch des Völkerrechts, Bd. II, 2. Aufl., Berlin 1961, S. 193.