Canis lupus arabs

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Lobo árabe
TAzooAnimal12.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Canidae
Género: Canis
Especie: C. lupus
Subespecie: C. l. arabs
Pocock, 1934
Distribución
Distribución de Canis lupus arabs.
Distribución de Canis lupus arabs.
[editar datos en Wikidata]

El lobo árabe (Canis lupus arabs) es una subespecie de lobo propia de Oriente Medio de pequeño tamaño y color grisáceo claro. Poblaba diversas zonas a lo largo de la Península Arábiga, pero ahora sólo vive en pequeñas zonas del sur de Israel, el sur y el oeste de Iraq, Omán, Yemen, Jordania, Arabia Saudita y, probablemente, algunas partes del sur de la península del Sinaí en Egipto.[1]

Se alimenta principalmente de pequeños ungulados, roedores como la liebre del cabo e incluso de carroña, alimentándose también de ganado pequeño como ovejas o cabras lo que ha supuesto ser atacado por los ganaderos de la zona o el empleo de veneno que amenazan su existencia.

Tras la prohibición de su caza en Omán su población se ha recuperado y extendido. En Israel se estima una población total de unos 150 ejemplares.

Características y adaptación[editar]

El lobo árabe es un pequeño lobo, adaptado al desierto que mide en torno a 66 cm de altura hasta los hombros y pesa un promedio de 18 kg. En comparación con otras especies, sus orejas son proporcionalmente más grandes en relación al tamaño del cuerpo; una adaptación necesaria para disipar el calor del cuerpo. Los lobos árabes no suelen vivir en grandes manadas y cazan en parejas o en grupos de tres a cuatro animales. Sin embargo, hay imágenes de grupos de doce miembros. Esta subespecie es inusual, ya que no aulla.[2]

Los lobos árabes tienen un pelaje corto y fino en verano, aunque el pelo de la espalda sigue siendo largo, incluso en verano. Se cree que esta es una adaptación a la radiación solar. El pelo de invierno es largo, aunque no tanto como en la subespecie del norte. El lobo árabe no posee glándulas sudoríparas; al igual que otros perros, controlan la temperatura corporal mediante el jadeo rápido que provoca la evaporación desde los pulmones.[3]

A diferencia de otros lobos grises los dos medio dedos de las patas de un lobo árabe se fusionan, un rasgo que originalmente se pensó era único del perro salvaje africano.[4]

Se distingue del lobo de la India por su piel pálida, su menor tamaño y su cabeza más pequeña en proporción.[5]

Referencias[editar]

  1. [1] En inglés, referencia y descripción de la especie.
  2. Lopez, Barry (1978). Of wolves and men. p. 320. ISBN 0-7432-4936-4. 
  3. Harrington, Fred H. and Paquet, Paul C. (1982). Wolves of the World: Perspectives of Behavior, Ecology, and Conservation. p. 474. ISBN 0-8155-0905-7. 
  4. Macdonald, David (1992). The Velvet Claw. p. 256. ISBN 0-563-20844-9. 
  5. Bright, Michael (2006). Beasts of the Field: The Revealing Natural History of Animals in the Bible. p. 346. ISBN 1-86105-831-4. 

Enlaces externos[editar]