Campo de concentración de Theresienstadt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Entrada al campo, en la fortaleza de Theresienstadt, con el lema, como en Auschwitz de: «El trabajo libera».

El campo de concentración de Theresienstadt fue utilizado por los nazis en esta ciudad, que hoy lleva el nombre de Terezín, cuando tomaron el control de Checoslovaquia (Protectorado de Bohemia y Moravia), ubicada en la actual República Checa, a unos 60 kilómetros al norte de Praga, en la región de los Sudetes.

Historia[editar]

El 10 de junio de 1940, la Gestapo tomó el control de Theresienstadt instalando una prisión en la Kleine Festung («Fortaleza pequeña»). El 24 de noviembre de 1941, el lugar fue convertido en un ghetto amurallado, que presentaba una fachada que escondía la operación de exterminio de los judíos, impulsada por el jefe de las SS, Reinhard Heydrich. Para el mundo exterior, Theresienstadt debía aparecer como una colonia judía modelo. Incluso se rodó una película con el título de Der Führer schenkt den Juden eine Stadt (El «Führer» regala una ciudad a los judíos), para transmitir esa sensación. Pero se trataba de un campo de concentración, que a partir de 1942 fue utilizado como campo de transición hacia Auschwitz y los otros campos de exterminio.

En el campo fueron recluidos judíos checos, alemanes y austríacos, especialmente ancianos, antiguos combatientes y personalidades (artistas entre otros), con la finalidad de servir de propaganda nazi. También fueron internados allí judíos de los Países Bajos y de Dinamarca. Según el Instituto internacional para la memoria de la Shoah Yad Vashem entre su apertura el 24 de noviembre de 1941 y su liberación el 9 de mayo de 1945 fueron encarceladas en el campo cerca de 155.000 personas, de las que 15.000 eran niños. Se calcula que 35.440 murieron allí a causa de las enfermedades [cerca del final de la guerra hubo una epidemia de tifus] y la malnutrición y que unos 88.000 fueron deportados hacia los campos de exterminio, especialmente a Auschwitz. Solo 17.320 prisioneros sobrevivieron.[1]​ Según otras fuentes el número de supervivientes fue de 17 247.

De los judíos que fueron enviados allí, unos 40 000 procedían de Alemania, 15 000 de Austria; 5000 de los Países Bajos y unos 300 de Luxemburgo. Además de los 500 judíos aproximadamente de Dinamarca, había otros procedentes de Eslovaquia y Hungría que fueron deportados a este lugar.

El campo fue liberado el 9 de mayo de 1945 por el Ejército Rojo. Seis días antes el control del campo había sido transferido por los alemanes a la Cruz Roja.

Un campo «especial»[editar]

Uno de los barracones del campo, donde se aprecian las condiciones en las que dormían los prisioneros

En octubre de 1943 fueron deportados a Theresienstadt 476 judíos procedentes de Dinamarca. La mayoría de los judíos daneses pudieron salvarse, pues escaparon a Suecia, por lo que las fuerzas alemanas de ocupación no pudieron hacerse con ellos. Pero el gobierno danés tampoco abandonó a sus ciudadanos encerrados en Theresienstadt. La presión que hicieron sobre el gobierno alemán contribuyó a que los nazis convirtieran Theresienstadt en un campo modelo, durante algunos meses, con fines propagandísticos y para engañar a la opinión pública internacional.

Los alemanes incluso permitieron en junio de 1944 que una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja visitara Theresienstadt, para lo cual «adecentaron» el campo. Por ejemplo, para que no diera la impresión de hacinamiento, se reforzó antes de la visita el transporte de prisioneros al campos de Auschwitz-Birkenau, donde al principio se mantuvo a los deportados en una zona especial (el «campo familiar») para poder presentarlos en caso de que la Cruz Roja reclamara verlos. Después de la visita, esas personas fueron asesinadas.

Se obligó a que los prisioneros seleccionados fingieran por su mejor aspecto que llevaban una vida tranquila y feliz, con buena comida e incluso presentaron viandas a los visitantes producto de una «panadería». Además, los prisioneros simulaban pasear por las calles como si fuesen libres, en compañía de niños y de supuestas esposas. Cuando se les interrogaba, contestaban con frases aprendidas de antemano de elogio a sus carceleros.

En el propio Theresienstadt se instalaron cafés y hubo una cierta actividad cultural. Por ejemplo, se representó la ópera infantil Brundibár del compositor checo Hans Krása. El 26 de febrero de 1944 se empezó a rodar una película propagandística: Theresienstadt – Ein Dokumentarfilm aus dem jüdischen Siedlungsgebiet. Kurt Gerron, judío alemán internado en el campo, fue obligado por la Gestapo a dirigirla. Se pretendía mostrar lo bien que les iba a los judíos bajo los «beneficios» del Tercer Reich. Tras terminar el rodaje de la película, la mayoría de los actores y el propio director Kurt Gerron fueron deportados a Auschwitz donde fueron asesinados.[1]

Se desarrollaron muchas otras «actividades culturales», en las que participaron más de 2000 prisioneros, cuyos nombres fueron conocidos ya entonces o que lo fueron más adelante.[2]

Personajes deportados a Theresienstadt[editar]

Fallecidos en Theresienstadt[editar]

Cementerio en honor a las víctimas de Theresienstadt

Fallecidos en otros campos de concentración[editar]

Supervivientes[editar]

  • Viktor Frankl (1905-1997), neurólogo y psiquiatra (deportado a Auschwitz, pero sobrevivió).
  • H. G. Adler (1910-1988), poeta y novelista.
  • Karel Ančerl (1908-1973), director de orquesta.
  • Josef Beran (1888-1969), arzobispo de Praga.
  • Ruth Elias, autora del libro La esperanza me mantuvo viva (Die Hoffnung erhielt mich am Leben), en que narra su experiencia del campo de concentración.
  • Karel Kosík (1926-2003), filósofo y teórico de la Literatura.
  • Willi Weber, marido de Ilse Weber y editor de sus obras.
  • Dita Kraus (1929)
  • Alice Herz-Sommer, también conocida como Alice Sommer (Praga, 26 de noviembre de 1903 - Londres, 23 de febrero de 2014), fue una pianista judía, profesora de música, y sobreviviente del campo de concentración de Theresienstadt. Vivía en Belsize Park en Londres desde 1986 hasta su muerte, a la edad de 110 años. Fue la sobreviviente del Holocausto conocida de mayor edad del mundo.
  • Marceline Loridan-Ivens (1928-2018), cineasta y escritora.

En la actualidad[editar]

  • El lugar que ocupara el campo de concentración se ha convertido en un museo en memoria de las víctimas.
  • El cantautor cubano Silvio Rodríguez ha realizado una composición con el título Terezin en recuerdo a las víctimas del campo de concentración y que puede encontrarse en el Vol. 1 del CD Erase que se era de 2006.
  • La visita de la Delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja al Campo de Theresienstadt en 1944 inspiró la obra teatral "Himmelweg (camino del Cielo)" (2003) del autor español Juan Mayorga.

Referencias[editar]

  1. a b Lindeperg, Sylvie (2019). «Les fantômes de Terezin». L’Histoire (en francés) (456): 74-79. 
  2. Lista de los conferenciantes en Theresienstadt.
  3. Anne Sofie von Otter y la historia de su padre

Enlaces externos[editar]

Música[editar]

Coordenadas: 50°30′50″N 14°09′52″E / 50.51389, 14.16444