Campana de buceo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Campana de buceo primitiva

Una campana de buceo es una cámara rígida utilizada para el transporte de los buceadores en una cierta profundidad en el océano. Los tipos más comunes son la campana húmeda y la campana cerrada .

La campana húmeda es de cámara colgada de un cable, abierta en la parte inferior como la estructura de un pórtico mojado, que se baja submarino para operar como una base o un medio de transporte para a un pequeño número de buzos. La presión del agua mantiene el aire atrapado en el interior de la campana. Fueron el primer tipo de cámara de buceo. A diferencia de un submarino la campana de buceo no está diseñado para mover bajo el control de sus ocupantes, ni a operar independientemente de su vínculo.

La campana cerrada es una cámara sellada, que puede ser utilizada para el buceo de mezcla de gases y por buceo de saturación. Esta forma de campana se puede bloquear y fuera de la cámara en la que viven los buzos, a través de una puerta cerrada en el sellado de los buceadores a la presión. Una vez en la superficie, la campana está acoplado con el sistema de cámara y el espacio entre es presurizado para permitir a los buzos para hacer un sello y transferir a través de la cámara que está en la misma presión. En el buceo de saturación de la campana es más que el ir y venir del trabajo, y el cuarto es la vivienda. Si la inmersión es relativamente corta (inmersión de ida y vuelta), la descompresión se puede hacer a la campana exactamente de la misma manera que se llevaría a cabo en la cámara.

Historia[editar]

Pintura del s.XVI, con Alejandro Magno siendo sumergido en una campana de cristal
Ilustración de una campana de buceo

La campana de buceo es una muestra de la constancia humana para desarrollar todo tipo de artefactos para satisfacer uno de los más antiguos anhelos del hombre: poder desplazarse por el fondo de las aguas.

Motivos:

  • Económicos: obtención y aprovechamiento de los recursos que se desarrollan en el medio acuático para el consumo propio o para su comercialización.
  • Militares: medio de defensa o ataque contra un rival.
  • Rescate: recuperación de los elementos hundidos con algún valor comercial.

Campana húmeda[editar]

La campana de húmeda constituye uno de los artefactos más eficaces de cuantos fueron empleados desde época antigua para reconocimiento del fondo de mares y ríos, y la recuperación de los objetos que se pudieran encontrar de interés para el hombre.

Dado que su funcionamiento se basaba en un principio elemental de la física (la altura de la columna de agua en el interior de la campana será proporcional a la presión ejercida por el aire comprimido de su interior), este ingenio sostenido desde una embarcación permitía la observación directa del fondo desde una altura prudencial y la salida de los buceadores de su interior por el tiempo que les permitiera el aire de sus pulmones, para volver nuevamente a respirar en el interior de la campana hasta que éste se vacié.

Las campanas podían ser construidas en madera, en este caso requerían de gran cantidad de lastre para que pudieran hundir, o metálicas, lo que les permitía conseguir fácilmente la profundidad deseada. En el primero de los casos la estructura podía estar recubierta de cuero para impermeabilizar el interior. En general eran transportadas por una embarcación desde la que se lle o izaban a través de un conjunto de aparatos y poleas, lo que permitía posicionarse en un punto determinado o efectuaban por arrastre las inspecciones de la cama, aunque algunos modelos presentaron ingenios para resolver el problema del desplazamiento horizontal bajo el agua (por ejemplo la campana de Santander).

Lebeta griega
Las primeras referencias al uso de este ingenio se remontan al siglo IV aC cuando el filósofo griego Aristóteles (284-322 aC) recoge en su obra Problemata (360 aC ) la hazaña protagonizada por Alejandro Magno en sumergir en el Mediterráneo durante el sitio de tiro (332 aC).
Campana de Guillermo de Lorena (1531)
Descrita en la Architectura militara de Francisco de Marchi, quien la empleó para intentar rescatar los barcos del emperador romano Calígula del lago Nemi.
Campana de José Bono (1582)
Diseño de campana en bronce con la que el siciliano obtuvo en 1582 licencia real del monarca español Felipe II para bucear las costas de sus reinos (incluidas las Indias), a cambio de la décima parte del extraído.
Campana de Buonaiuto Lorini (1597)
De reducidas dimensiones con forma rectangular y realizada en madera con refuerzos metálicos que convenientemente lastrada permitía al bus visualizar el fondo a través de unas ventanas rectangulares con cristales reforzados.
Campana de Nicolás de Cardona (1610)
Campana de Francisco Núñez Melian (1626)
Campana de bronce fundida en La Habana empleada en 1626 para la recuperación de los tesoros perdidos con el hundimiento de los gal·lions Nuestra Señora de Atocha y Santa Margarita, ocurridos en la península de la Florida en 1622. Su diseño permitía que el rescatista fuera sentado en el interior mientras la campana era arrastrada desde la superficie por un barco de apoyo, de modo que el bus podía reconocer el fondo sin ningún esfuerzo.
Campana de Francisco Koslero (1644)
Estructura recubierta de piel de vaca impermeabilizada.
Campana de Edmund Halley (1690)
Campana de madera forrada de plomo convenientemente distribuido para permitir su hundimiento y evitar posibles volcaments durante la inmersión. Con forma troncocónica. En la parte superior disponía de un cristal para facilitar el acceso de luz al interior, mientras que en la parte inferior una plataforma, separada un metro del acceso a la campana, quedaba suspendida de tres cuerdas con un peso en cada extremo de cincuenta kilos para mantener fija en el fondo o suspendida del mismo. Su innovación frente a anteriores campanas estuvo a dotar de un sistema rudimentario de alimentación de aire en el interior de ésta.
Siglo XVII
Con posterioridad a Halley, las campanas utilizadas no supusieron más que una continuidad en construcción.
Siglo XIX
A partir de 1812 James Rennie, tomando como base la campana de Smeaton, extiende el concepto actual de campana de buceo para trabajos de ingeniería. Su campana de hierro fundido y gran dimensión suspendida desde una estructura metálica móvil estaba conectada a través de una manguera a una bomba de presión que llenaba la estructura de aire hasta el punto en que los buzos en su interior trabajaba en seco. El aire sobrante se escapaba por la falda de la campana y en su interior siempre se contaba con aire fresco. Es lo que se ha mantenido vigente hasta la actualidad.

Implementos complejos[editar]

Cápsula de transferencia de personal.
Campana de buceo moderna.

Siguiendo la definición dada por Rodríguez Cuevas y Ivars Perelló, 1987 podemos considerar dentro de este amplio grupo los equipos no propulsados, estancos, capaces de lograr ciertas profundidades sin verse afectados por la presión exterior del agua y manteniendo la presión atmosférica a su interior.

Vestidos articulados o rígidos, equipos capaces de albergar al operador manteniéndolo en su interior a presión atmosférica. Sus características estructurales dotaran de cierto dinamismo al ocupante, de manera que éste pueda manipular objetos bajo el agua. El desarrollo y la implementación tecnológica en el interior, permitiera con el tiempo mayor eficacia en sus funciones y comodidad del operador.

Equipo de Lethbridge (1715)
Constituye la primera referencia a este tipo de implementos acuáticos. Se trata de un ingenioso sistema diseñado para este carpintero británico, conformado por un contenedor de madera de 1,80 m de longitud yo, 75 de diámetro en la parte superior y la mitad en la parte inferior, lo que confería un aspecto troncocónico en el equipo. Dos orificios permitían la salida de los brazos para que éstos pudieran operar bajo el agua.
El equipo operaba desde una embarcación en superficie colgando de un jefe o cadena que anclado en aquella, y su inventor afirma haber conseguido con dificultad los 22m de profundidad empleando el equipo para rescatar naufragios en Plymouth, islas maderas , las indias y al cabo de buena esperanza. Su limitando era la renovación del aire respirable, a quien obligaba a realizar ascensiones obligadas cada media hora.
Equipo de Rowe (1727)
De característica muy parecidos al de Lethbridge, ya que se trata de un contenedor troncocónico en madera con orificios para piernas y brazos, y una mirilla de vidrio para observar bajo el agua, constituye junto con aquel los 2 ejemplos más importantes del siglo XVIII. Al igual que el original, no disponía de ningún sistema que permitiera la renovación de aire. No debió ser muy eficaz contra la presión.
Equipo de Jules le Batteaux (1853)
Sencillo prototipo consistente en una barrica de madera con orificios perforafo para la extremidades superiores que se cubrían con manguitos de cuero, o tragaluces que hacían posible la visibilidad bajo el agua. Al igual que en los casos anterior, operaba suspendiendo desde una embarcación en superficie mediante cuerdas o cadenas.
Equipo de Philips (1856)
Equipo articulado de origen americano que supone un avance con respecto a los modelos predecesores: si bien aún conserva una línea estructural cilíndrica, por primera vez se incorporan características para adaptarse a la configuración del cuerpo.
Dispone de un sistema independiente de ajuste o control de la flotabilidad mediante un globo. Incorpora una doble manguera para proveer de aire a presión atmosférica al ocupante. Opera suspendido desde una embarcación en superficie mediante una cadena.
Equipo de Lafayette (1875)
Modelo metálico de origen americano que toma como referencia el equipo de buceo de Siebe Gorman. Al igual que el de su compatriota precursor Philips, dispone de un sistema para renovación de aire (dos tuberías rígidas que permiten la entrada y salida del mismo), lo que permitía mayor tiempo de permanencia.
Sin embargo, su estructura rígida, que aguantaba bien la presión del agua a mayor profundidad que los anteriores diseños, no articulada le restaba eficacia al sistema que finalmente quedaba relegado a una simple cámara de observación.
Equipo de los hermanos Carmagnole (1882)
La propuesta de estos hermanos marselleses constituye uno de los primeros equipos atmosféricos de operación submarina. Su diseño incluía un sistema de articulación basado en el principio de las juntas de amortiguación por aire. El único prototipo fabricado, conservado en el museo de la Marina en París, no superó las pruebas de impermeabilidad, el agua entró en el interior y el proyecto fue abandonado.
Equipo de Alexander Gordon (1896)
El equipo de este inventor australiano, patentado en España, tomó como referencia la escafandra de buceo. Estaba compuesto de una parte rígida, el tronco, y la movilidad era posible gracias a que las extremidades eran flexibles. Llevaba comunicación con la superficie.
Equipo de J.S. Peress (1924)
El modelo ideado por este ingeniero inglés se erige en el precursor de los sistemas actuales de equipos acorazados de buceo atmosférico. Fue creado tras la Primera Guerra Mundial utilizando el sistema de juntas a base de bolas y cajera para los apéndices. Con posterioridad, este diseño fue mejorado en una segunda versión creada en 1930 a petición de unas empresas de salvamento marítimo y su funcionamiento fue tan bueno que paso a conocerse como JIM. Con él se realizó el reconocimiento y la identificación del buque Lusitania en 1935, hundido en Irlanda, llegando hasta los 150 metros de profundidad. Después de la Segunda Guerra Mundial se recuperó para ser usado en plataformas petroleras.
Cámaras de observación submarina
Equipo de inmersión que, al igual que el anterior, mantiene al operador a la misma presión atmosférica independiente de la profundidad a la que se encuentre.
Cámara de Davis (1912)
En base a los diseños rudimentarios de Lethbridge y Le Batteaux, Hr. Davis creó la primera de las cámaras de observación consistente en un receptáculo cilíndrico de acero en el interior el ocupante puede permanecer de pie o sentado respirando aire alimentado desde la superficie mediante mangueas o por un sistema cerrado de aire.
Batisferas y bentoscopios
Equipo sumergible en forma de esfera, fabricada en acero, dotada de una mirilla de vidrio reforzado que una vez cerrada queda sellada perfectamente y permite alcanzar grandes profundidades. Al igual que la cámara o torres de observación, sólo puede emplearse para el reconocimiento del fondo.
Batisfera de William Beebe y Otis Barton (1912)
Equipo sumergible en forma de esfera, fabricada en acero de 1,44 m de diámetro y paredes de 38 mm. de espesor, dotada de una mirilla.
Cámaras de rescate para dotaciones de submarinos hundidos
Creadas únicamente con fines de rescate de tripulaciones de submarinos hundidos. El precedente se encuentra en el prototipo de Allen McCan (armada estadounidense)

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]