Caldo de costilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Caldo de costilla con patatas y hojitas de cilantro.

El caldo de costilla es un plato típico colombiano, de la región andina. Se hace principalmente de las costillas de vaca hervidas en agua con patatas en rodajas, ajo, cebolla y trocitos de cilantro.[1]

El caldo de costilla se come principalmente durante el desayuno, acompañado a veces con arepa, chocolate y pan.

Se toma también para recuperarse de la resaca con el nombre de "levantamuertos". Muchos restaurantes cercanos a zonas de marcha abren casi toda la noche hasta el amanecer permitiendo a la gente recuperarse con un caldo de costilla.

HISTORIA

Originalmente el caldo de costilla no es una receta de origen latino y mucho menos de origen colombiano, la receta del caldo de costilla llega a colombia a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX cuando se empezaron a construir puentes y vías férreas, para ese entonces los directivos que coordinaban dicha construcción contrataron a ingenieros y mano de obra inglesa, ya que suponía una de las mejores tecnologías y técnicas ingenieriles, los obreros ingleses que trabajaban en la construcción de estas obras férreas tenían con sigo una dieta al desayuno equipada con proteína, carbohidratos, y sales para así adquirír la energía suficiente que necesitaban para el duro trabajo, y la receta que cumplía con estas especificaciones era El caldo con costilla y papa, es ahí cuando algunos colombianos conocieron esta receta, deleitaron su exquisito sabor y comenzaron a propagar la receta por todas las regiones del país.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Caldo de Costilla». Colombia Buena. de 2010. Archivado desde el original el 11 de noviembre de 2010. Consultado el 14 de septiembre de 2010.