Cédula hipotecaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las cédulas hipotecarias son títulos emitidos por entidades financieras que pagan un interés fijo y que tienen como garantía la totalidad de los créditos hipotecarios concedidos por la entidad que los emite .[1]​ Su emisión está restringida a entidades de crédito oficial, sociedades de crédito hipotecario y cajas de ahorros. Se presentan en tres modalidades: nominativas, a la orden o al portador.[2]

Este instrumento financiero está regulado por la ley. Por lo tanto, ha de ceñirse a lo que dispone la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario, desarrollada por el Real Decreto 685/1982, además de tener presente las modificaciones introducidas por el Real Decreto 1289/1991[3]​.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]