Cápac Yupanqui (general)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cápac Yupanqui
Información personal
Nombre en quechua Ccapac Yupanqui Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento Siglo XVjuliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento valor desconocido Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
[editar datos en Wikidata]

Cápac Yupanqui (Ccapac Yupanqui)[1]​ fue un hermano[2]​ y apusquipay (general)[3]​ de Pachacútec.

Primeras campañas[editar]

En el sexto año de gobierno de su hermano, lo acompañó con 30.000 soldados a conquistar a los huancas del Chinchaysuyo (norte). Tras acampar en Vilca se hicieron con Xauxa, Tarma y Pumpu con poca resistencia.[4]​ En cambio, Garcilaso de la Vega dice que los huancas ofrecieron feroz resistencia con sus 30.000 guerreros.[5]Pedro Sarmiento de Gamboa dice que la campaña al norte ocurrió después de conquistar a los collas y la tropa se componía de 70.000 soldados al mando de sus hermanos Cápac y Huayna Yupanqui y su hijo Apu Yamqui Yupanqui.[6]​ Cápac Yupanqui fue encargado de reorganizar estas nuevas tierras mientras su hermano construía fortalezas, caminos y templos y recorrer su reino.[7]​ También anexaron Soras, al sudoeste del territorio chanca.[8]​ Posteriormente, fue enviado en una expedición para expandir las fronteras del Antisuyo. Volvió a Pumpu para marchar sobre las provincias de Chucurpu, Ancara y Huaillas antes de volver a Cuzco. Todo este proceso tomó unos tres años.[7]

Pasaron unos meses y el Sapa Inca decidió organizar otra campaña de conquista en el Chinchaysuyo. Un ejército de 50.000 efectivos fue puesto al mando de su hermano y su hijo, el auqui (príncipe) Inca Yupanqui, llegaron a Chucurpu y exigieron al curacazgo de Pincu rendirse, lo que hizo pacíficamente.[7]​ Desde ahí exigieron lo mismo a los de Huaraz, Piscopampa y Cunchucu, pero estos se negaron y debieron pasar seis meses de duros combates para lograr su capitulación.[9]​ Siguieron a Huamachuco, ciudad que se rindió sin luchar. Al volver a Cuzco sometieron también Yauyos.[10]

Cápac Yupanqui acompañó a su soberano cuatro años después, cuando éste siguió con un ejército de 30.000 plazas[11]​ hasta Nanasca y después bajo al litoral por la ruta de Guaytaray,[12]​ haciéndose con los valles de Pisco e Ica y construyendo una gran red de irrigación que aseguro el suministro de agua y duplico las tierras cultivables.[10]​ Siguieron los chinchas a los que exigieron vasallaje y se negaron. Ambos ejércitos salieron a presentar batalla pero fueron detenidos por una tormenta de arena que los obligo a volver a su campamentos. Cápac Yupanqui decidió cambiar su táctica y ordenó al auqui subir con parte de las tropas a la sierra para destruir los canales que traían agua a los valles y él atacaba los sembrados. Los chinchas resistieron otros cuatro meses hasta su capitulación.[10]​ La versión de Cieza de León dice que el Sapa Inca, al enterarse que 30.000 guerreros chinchas venían a confrontarlo, prefirió enviar regalos y hacer promesas de paz y hermandad. Los chinchas lo aceptaron y hubo paz.[13]​ Debido a esto, los chinchas (y otros pueblos del Chinchaysuyo) gozaron de mayor autonomía durante el incanato que los de otras regiones. Esto obligo a los cuzqueños a mantener una gran base militar en Vilcashuamán, con una guarnición permanente de 35.000 a 40.000 hombres listos para acabar con rebeliones en todo momento.[14]

Cápac Yupanqui y compañía fueron contra Chuquimanco, curaca de los guarcos de Runahuánac. Este les planto cara con 20.000 guerreros pero tras ocho meses (Sarmiento de Gamboa) ú ocho años (Cieza de León) debió rendirse.[15]​ Contra chinchas y guarcos los cuzqueños emplearon 40.000 soldados.[16]​ Luego vino la campaña contra Cuismanco o Guzmango, curaca de Caxamarca.[17]​ Este pidió ayuda a Minchancaman, señor del Reino chimú y su aliado, quien le envió ayuda al mando de un príncipe.[18]​ Cápac Yupanqui, astutamente preparó una celada y los capturo a ambos.[19]​ Durante cuatro meses tomaron sus fuertes en los cerros hasta rendirlo.[20]

Ejecución[editar]

Visitando su imperio, Pachacútec se enteró que Huancohuaullu,[21]​ jefe chanca vencido en Yahuarpampa, estaba preparando una rebelión. Efectivamente, el chanca había reunido 8.000 guerreros en las fortalezas de Challcumarca y Suramarca.[22]​ Al parecer, había servido como capitán del contingente de chancas durante la campaña de los chinchas.[23]​ Había conseguido tales éxitos que el Inca sintió su poder amenazado, pues Huancohuaullu podía encabezar una rebelión (a la que se unirían inmediatamente los collas). Se ordenó ejecutar a los chancas bajo pena de muerte en caso de no cumplir.[24]

El Sapa Inca envió a su hermano Cápac Yupanqui con un gran ejército a someterlos pero los chancas ya estaban en la selva, muy al norte.[25]​ Para muchos él permitió la fuga chanca.[26]​ El fracaso en capturar al jefe chanca fue la justificación para su ejecución.[27]​ En un estado autocrático como el incanato, el no cumplir de forma cómplice las órdenes del rey era imperdonable.[28]​ Otros dicen que fue ejecutado por conspirar contra su rey junto a su hermano Huayna Yupanqui.[26]​ Huancohuaullu huyó con 40.000 seguidores[29]​ al valle del río Huallaga.[30]​ Así quedo lejos y libre de su dominio. El Sapa Inca ordenó a 10.000 mitimaes (colonos) establecerse en territorio chanca para asegurar la paz.[31]​ Otros dicen que el conflicto empezó porque Cápac Yupanqui, volviendo de la costa a Cuzco conquisto algunas villas chancas y estos, en venganza, atacaron un reino colla a orillas del Titicaca. El Sapa Inca envió a su hermano a conquistar la zona norte de Vilcas pero con orden de no cruzar el río Yanamayo. Los chancas vencieron de forma humillante a los cuzqueños y Pachacútec ordenó ejecutar a sus jefes, que huyeron a la selva. El general los persiguió más allá del Yanamayo hasta que su rey le ordenó parar. Tratando de recuperar su favor atacó Caxamarca, dejó una guarnición y volvió a Cuzco, donde su furioso hermano le hizo ejecutar (quizás por miedo a que pensara destronarlo).[32]

Cronología[editar]

Se estima que la segunda campaña al Chinchaysuyo, la de Cápac Yupanqui, probablemente ocurrió hacia 1465.[33]​ Algunos creen que la conquista de Huaillas se produjó en 1438-1440.[34]​ Se ha sugerido que la expedición de este general hacia la costa fue en torno a 1445.[35]​ Fue la primera vez que llegaron al mar.[32]​ Después marchó contra Caxamarca.[36]​ Otras fuentes fechan que Chuquimanco fue vencido hacia 1453.[37]​ Según el polímata francés Constantine Samuel Rafinesque, Huancohuaullu huyó del Perú en 1350, Chuquimanco fue vencido en 1388 y Cuismanco en 1402, y el reinado de Pachacútec fue entre 1375 y 1425.[38][39]​ Algunas fuentes fechan en 1437-1438 la guerra entre Pachacútec y los chancas, y en 1440 las campañas en el Antisuyo.[40]​ El historiador José Antonio del Busto estima Pachacútec venció a los chancas en 1425[41]​ y Túpac Yupanqui participó de su primera campaña al Chinchasuyo (contra los chachapoyas) en 1461.[42]

Referencias[editar]

  1. Sarmiento de Gamboa, Pedro (2000). History of the Incas. Cambridge: Parentheses Publications Peruvian Series. Traducción español-inglés Clements Markham, pp. 100.
  2. Ibarra Asencios, Bebel (2003). Arqueología de la sierra de Ancash: propuestas y perspectivas. Instituto Cultural Rvna, pp. 335. ISBN 9789972969416.
  3. Macías Núñez, Edison (2009). Historia general del ejército ecuatoriano. Tropas indígenas, milicias y falanges: Raíz estructural del ejército ecuatoriano. Tomo I. Quito: Centro de Estudios Históricos de Ejército, pp. 21. ISBN 978-9978-92-423-5.
  4. Herrera Cuntti, Arístides (2004). Divagaciones históricas en la web. Libro 2. Chincha: AHC Ediciones, pp. 394. Basado principalmente en los Comentarios reales de los incas de Inca Garcilaso de la Vega. ISBN 9972-2908-2-4.
  5. Espinosa Bravo, Clodoaldo Alberto (1964). Jauja antigua. Lima: Taller Gráfico P.L. Villanueva, pp. 31.
  6. Sarmiento, 2000: 100
  7. a b c Herrera, 2004: 394
  8. Kuiper, Kathleen (2010). Pre-Columbian America: Empires of the New World. Rosen Publishing Group, pp. 150. ISBN 9781615301508.
  9. Herrera, 2004: 394-395
  10. a b c Herrera, 2004: 395
  11. Herrera, 2004: 395. Otros 30.000 soldados quedaron en Cuzco listos para ir cuando fueran llamados.
  12. Valcárcel, Luis Eduardo (1964). Historia del Perú antiguo. Tomo III. Lima: Juan Mejia Baca, pp. 50.
  13. Valcárcel, 1964: 50
  14. Gutiérrez Solano, Eucadio. Vilcashuamán, capital del Chinchaysuyo (IV). La historia jamás contada de Chincha. Periódico Huachos. Publicado el 1 de agosto de 2015. Consultado el 18 de abril de 2017. Los chinchas amenazaban que si perdían su autonomía, con sus 10.000 a 100.000 botes pesqueros se trasladarían a las islas Chincha, dañando la economía y estabilidad política del litoral.
  15. Herrera, 2004: 395-396
  16. Martinengui Suárez, Elías (1987). El imperio de los Incas: Causas de su destrucción. Lima: B & B Print, pp. 67.
  17. Herrera, 2004: 396
  18. Silva Santisteban, Fernando (2001). Cajamarca, historia y paisaje. BPR Publishers, pp. 71. ISBN 9789972828027.
  19. Rostworowski de Díez Canseco, María (2001). Pachacutec Inca Yupanqui. Lima: Instituto de Estudios Peruanos, pp. 166. ISBN 9789972510601.
  20. Herrero, 2004: 395
  21. Huancohuaullu [Herrero, 2004: 393]; Ancoallo [Minelli, Laura Laurencich (2000). The Inca World: The Development of Pre-Columbian Peru, A.D. 1000-1534. University of Oklahoma Press, pp. 138. Colaboración de Cecilia Bákula. Fotografías de Mireille Vautier. ISBN 9780806132211.]; Anco Huallo [Rostworowski de Díez Canseco, María (1999). Historia del Tahuantinsuyu. Lima: Instituto de Estudios Peruanos, pp. 116. ISBN 9789972510298.]; Hancohuallu [Rafinesque, 1833: 131]; Anco Huallu [Rostworowski, 2001: 161].
  22. Herrero, 2004: 393. Garcilaso de la Vega dice que sucedió en el reinado de Huiracocha Inca, quien habría enviado a su hermano, el general Páhuac Maita, a sofocar el levantamiento.
  23. Rostworowski, 2001: 161
  24. Rostworowski, 2001: 162
  25. Martínez Amador, Joaquín (2000). Los caminos del tiempo. Editorial El Conejo, pp. 96. ISBN 9789978871966.
  26. a b Rostworowski, 2001: 166
  27. Martínez, 2000: 96
  28. Rostworowski, 2001: 168
  29. Valcárcel, Luis Eduardo (1978). Historia del Perú antiguo. Tomo VI. Lima: Juan Mejia Baca, pp. 98.
  30. Kuiper, 2010: 150; Valcárcel, 1978: 98
  31. Herrera, 2004: 393
  32. a b Kuiper, 2010: 150
  33. Ibarra, 2003: 335
  34. Druc, Isabelle Clara (2005). Producción Cerámica y Etnoarqueología en Conchucos, Ancash, Perú. Instituto Cultural Rvna, pp. 20. ISBN 9789972969430. La resistencia fue aplastada por Túpac Yupanqui en 1460-1470. Huayna Cápac tomaría como segundas esposas a Cóndorguacho y Añas Colque, hijas de los curacas de Anan y Lurin Huaylla.
  35. Kuiper, 2010: 150; Ring, 2013: 80
  36. Ring, Trudy; Noelle Watson & Paul Schellinger (2013). The Americas: International Dictionary of Historic Places. Routledge, pp. 80. ISBN 9781134259304.
  37. Herrera, 2004: 8
  38. Means, P. Ainsworth (1920). "Aspectos estético-cronológicos de las civilizaciones andinas". Boletín de la Academia Nacional de Historia. Quito: Tipografía y encuadernaciones Salesianas, pp. 195-252 (véase pp. 224).
  39. Rafinesque, Constantine Samuel (1833). "Peruvian history". En Atlantic Journal, and Friend of Knowledge. Tomo I. Filadelfia: Photolithographed by the Murray Printing Company for the Arnold Arboretum, pp. 130-132 (véase pp. 131).
  40. Childress, David Hatcher (1986). Lost Cities & Ancient Mysteries of South America. Adventures Unlimited Press, pp. 370. ISBN 9780932813022.
  41. Busto Duthurburu, José Antonio del (2000). Una cronología aproximada del Tahuantinsuyo. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, pp. 16. ISBN 9789972423505.
  42. Busto, 2000: 18