Buque capital

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los portaaviones son, hoy en día, los buques capitales de las principales armadas con capacidad oceánica.

Buque capital (del inglés capital ship) es un concepto anglosajón aplicado a los principales y más importantes buques de guerra de una armada; tradicionalmente, eran los mejor armados y blindados. Un buque capital ejerce normalmente en una flota el papel de buque insignia, aunque puede figurar también junto a otros buques capitales.

Era de la vela[editar]

Antes de la llegada de los buques construidos con metal y propulsados mecánicamente, en el último tercio del siglo XIX los buques capitales eran tradicionalmente los navíos de línea.

En la Armada Española, se clasificaban según el número de puentes y cañones que poseían.

En la Royal Navy, estaban categorizados como de primera, segunda y tercera clase:

  • 1ª clase: 100 o más cañones, normalmente en 3 o 4 puentes (o cubiertas).
  • 2ª clase: 90 a 98 cañones
  • 3ª clase: 64 a 80 cañones (aunque los de tercera clase con 64 cañones eran muy pequeños y no eran muy numerosos).

Las fragatas, según la denominación de la Armada española, estaban categorizados como navíos de 4ª o 5ª clase en la Royal Navy, mientras que las Corbetas lo estaban como navíos de 6ª clase.

Acorazados y cruceros de batalla[editar]

La definición de buque capital se formalizó en los tratados navales de 1920, 1930 y 1936 de Londres y Washington. Era aplicado principalmente a los buques resultantes de la revolución Dreadnought. Los acorazados Dreadnought (también denominados inicialmente simplemente Dreadnoughts y, más tarde, al ir desapareciendo sus predecesores, simplemente como acorazados) y los cruceros de batalla.

En el siglo XX, especialmente en las dos contiendas mundiales, los buques capitales típicos eran los acorazados y cruceros de batalla. Todos ellos buques de 20.000 t o más de desplazamiento, con cañones de grueso calibre y un pesado blindaje. Los cruceros pesados, aunque empezaban a ser importantes, no eran considerados como buques capitales.

Una excepción serían los cruceros alemanes de la segunda guerra mundial pertenecientes a la Deutschland. Aunque esta clase era técnicamente similar a un crucero pesado, la inclusión de cañones de grueso calibre les otorgó generalmente la consideración de buque capital (tomando de aquí el apodo británico de Pocket battleship, o acorazado de bolsillo). Los cruceros de la Alaska, aunque eran mayores que un crucero pesado y no eran en realidad acorazados/cruceros de batalla, también han sido considerados como buques capitales.

Durante la guerra fría, los cruceros de la clase Kirov de la Armada Soviética, con un desplazamiento lo suficientemente grande como para rivalizar con un buque capital de la época de la Segunda Guerra Mundial, hace que algunos los cataloguen como los cruceros de batalla de una nueva era, aunque otros consideran a los Kirov como un crucero lanzamisiles guiados de gran tamaño.

Portaaviones[editar]

Desde mediados de la Segunda Guerra Mundial, los portaaviones son universalmente considerados como buques capitales. La US Navy se vio forzada a este cambio cuando, tras el ataque a Pearl Harbor, fueron hundidos o dañados ocho de los acorazados de que disponía en la flota del Pacífico.[1]

A comienzos del siglo XXI, los portaaviones son los últimos remanentes de los buques capitales, con cubiertas corridas para aeronaves en lugar de cubiertas atestadas de cañones de diversos calibres. Suele admitirse que los Estados Unidos poseen la supremacía en esta categoría, no solo por sus 11 superportaaviones, capaces cada uno de ellos de transportar cerca de 100 aeronaves, sino por los 12 buques de asalto anfibio, que en su configuración Sea Control Ship, son capaces de operar como los portaaviones ligeros VSTOL usados por otras naciones (Gran Bretaña, India, Italia, España y Tailandia).

Los submarinos lanzamisiles balisticos, a pesar de su importancia y de que su desplazamiento es equivalente al de los primeros acorazados, no ejercen la misión tradicional de los buques capitales, como es el control del mar. Sin embargo, algunas armadas, como la Royal Navy y la US Navy, los consideran como tales.

Nombre[editar]

Algunas armadas reservan para sus buques capitales nombres específicos, tales como jefes de Estado (Alfonso XIII, John F. Kennedy o Bismarck, lugares importantes (Australia, España o Missouri), eventos históricos (USS Constitution o HMS Trafalgar) o nombres tradicionales (Príncipe de Asturias, HMS Vanguard o USS Enterprise).

Véase también[editar]

Referencias[editar]