Bupropión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bupropion»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bupropión
Bupropion-Enantiomers Structural Formulae.png
Nombre (IUPAC) sistemático
(RS)-3-cloro-N-tert-butil-β-keto-anfetamina
Identificadores
Número CAS 34911-55-2
Código ATC N06AX12
Datos químicos
Fórmula C13H18ClNO
Peso mol. 239,74
Farmacocinética
Biodisponibilidad 55 %
Metabolismo Hepático
Vida media 20 horas
Excreción Renal
Datos clínicos
Nombre comercial
Cat. embarazo B
Estado legal-only (EUA) IV (Argentina)(Psicotrópico)
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

El bupropión, también conocido como clorbutilcetoanfetamina o anfebutamona, es un fármaco con propiedades psicoestimulantes indicado como antidepresivo y para el tratamiento del tabaquismo. Se trata de un derivado de la clorpropiofenona que inhibe la recaptación neuronal de dopamina, serotonina y noradrenalina.[1]

Estructura química[editar]

Químicamente es una fenetilamina emparentada estructuralmente tanto con las aminocetonas como con las anfetaminas. Sus acciones desinhibidoras o estimulantes probablemente estén relacionadas con su analogía estructural con moléculas psicoestimulantes potentes como la metcatinona y la metanfetamina.

Mecanismo de acción[editar]

El bupropión es una aminocetona, feniletilamina antidepresiva que inhibe débilmente Ia recaptación neuronal de dopamina, serotonina y noradrenalina.[2]

Indicaciones[editar]

Depresión[editar]

El bupropión está indicado en el tratamiento del trastorno depresivo mayor, si bien su efectividad más allá de las ocho semanas no ha sido evaluada en ensayos controlados, y como fármaco de segunda línea en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.[3]​ Particularmente, es de elección en aquellos pacientes que padecen disfunciones sexuales inducidas por otros antidepresivos, puesto que se vincula con un incremento de la libido. Además, muestra ventajas comparativas respecto de los agentes convencionales en el tratamiento de los episodios depresivos comórbidos a la enfermedad de Parkinson y de la depresión con retardo psicomotor.

Su eficacia terapéutica se basa en la inhibición selectiva de la recaptación de dopamina, serotonina y noradrenalina. Se postula que sus efectos clínicos solo parcialmente se deben a la propia actividad de la sustancia, que en sí misma es un profármaco. Como producto del metabolismo del fármaco original, se sintetizan en el organismo al menos tres metabolito activo, uno de los cuales sería el responsable de buena parte de los efectos clínicos. La biotransformación en el hígado da como producto el compuesto hidroxibupropión, un inhibidor de la recaptación de dopamina y noradrenalina equipotente. La vida media del fármaco original y de los metabolitos activos es de 20 a 37 horas.

Un metabolito del bupropión, la radafaxina (GW353162), está iniciando la fase III de ensayos clínicos para el tratamiento tanto de la depresión como de la obesidad.[4]

Tabaquismo[editar]

Uno de los usos más comunes del bupropión es como ayuda para dejar de fumar. Es comercializado por GlaxoSmithKline bajo el nombre comercial Zyban o Zyntabac, y por otros fabricantes como equivalente genérico.

Numerosos estudios han proporcionado pruebas de que el bupropión reduce sustancialmente la gravedad de los síntomas de abstinencia a la nicotina.[5]

La administración crónica del bupropión no induce aumento de peso, por lo que resulta útil en el tratamiento de la al tabaco. Su acción terapéutica podría deberse en particular al incremento de niveles extracelulares de dopamina, neurotransmisor implicado en los mecanismos de recompensa y gratificación. La nicotina, al igual que el bupropión, también produce una liberación de dopamina en el núcleo accumbens (vía de placer común de opiáceos, anfetamina y cocaína); asimismo, aumenta los niveles de noradrenalina en las sinapsis neuronales, lo que amortiguaría los síntomas de abstinencia.

Fobia social[editar]

También se utiliza en determinados casos para tratar el trastorno de ansiedad social.[6]

Contraindicaciones[editar]

El medicamento está contraindicado en los siguientes casos:

  • Hipersensibilidad al principio activo
  • Historia de convulsiones
  • Bulimia o anorexia
  • Uso concomitante de inhibidores de la monoaminooxidasa
  • Pacientes sometidos a suspension abrupta de alcohol o sedantes (incluidas las benzodiacepinas).[2]

Efectos secundarios[editar]

Poco antes de su lanzamiento comercial, en 1986, se reportaron convulsiones en un pequeño grupo de pacientes bulímicos. Sin embargo, se continuó con las investigaciones clínicas y finalmente se aprobó su uso en Estados Unidos. La inducción de convulsiones es un efecto adverso raro pero grave, y se asocia con incrementos rápidos en las dosis o bien con cantidades superiores a los 450 mg/día.[7]​ De cualquier manera, son factores de riesgo para la aparición de estos episodios los siguientes: historia previa de convulsiones, abstinencia reciente de alcohol o benzodiacepinas, tratamiento concomitante con otros medicamentos (que disminuyan el umbral convulsivo), trastornos orgánicos cerebrales, anormalidades electroencefalográficas y bulimia.

Por su propiedad activante (estimulación del sistema dopaminérgico), puede producir agitación e insomnio. Otras reacciones adversas comunes son: sequedad de boca, cefaleas, temblor, inhibición del apetito, nerviosismo, euforia, mialgias, palpitaciones, reducción de peso. En general, el perfil de efectos secundarios es muy diferente al de los antidepresivos convencionales (no posee efectos anticolinérgicos ni sedativos) y más afín al de los psicoestimulantes.

Además, puede producir anafilaxia, taquiarritmia, hipertensión (en especial cuando se combina con parches de nicotina), prurito y somnolencia, y exacerbar Ia manía en pacientes susceptibles.[2]

Consideraciones terapéuticas[editar]

El bupropión se encuentra entre los fármacos antidepresivos con menos efectos adversos sobre la función sexual.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Nacional de Medicina (ed.). Diccionario de Términos Médicos. ISBN 9788498354508. 
  2. a b c Golan E., David (2017). «15». Principios de farmacología. Lippincott. p. 245. 
  3. Bupropion versus methylphenidate in the treatment of attention-deficit hyperactivity disorder J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 1995 May; 34(5):649-57
  4. «Copia archivada». Archivado desde el original el 27 de septiembre de 2007. Consultado el 4 de noviembre de 2005. 
  5. Wu P, Wilson K, Dimoulas P, Mills EJ (2006). «Effectiveness of smoking cessation therapies: a systematic review and meta-analysis». BMC Public Health 6: 300. PMC 1764891. PMID 17156479. doi:10.1186/1471-2458-6-300. 
  6. Bupropion-SR in treatment of social phobia. Volume 12, Issue 2, pages 111–113, 2000. doi:10.1002/1520-6394(2000)12:2<111::AID-DA9>3.0.CO;2-3. 
  7. Guzman, F. Psicofarmacologia Clínica del Bupropion. Instituto de Psicofarmacología

Bibliografía[editar]

  1. Jorenby DE, Leischow SJ, Nides MA, Rennard SI, Johnston JA, Hughes AR, Smith SS, Muramoto ML, Daughton DM, Doan K, Fiore MC, Baker TB. A controlled trial of sustained-release bupropion, a nicotine patch, or both for smoking cessation. N Engl J Med 1999 Mar 4;340(9):685-91 PMID 10053177
  2. Hurt RD, Sachs DP, Glover ED, Offord KP, Johnston JA, Dale LC, Khayrallah MA, Schroeder DR, Glover PN, Sullivan CR, Croghan IT, Sullivan PM. A comparison of sustained-release bupropion and placebo for smoking cessation. N Engl J Med 1997 Oct 23;337(17):1195-202 PMID 9337378
  3. Holm KJ, Spencer CM. Bupropion: a review of its use in the management of smoking cessation. Drugs 2000 Apr;59(4):1007-24 PMID 10804045
  4. Pasternak M. Sustained-release bupropion for smoking cessation. N Engl J Med 1998 Feb 26;338(9):619-20 PMID 9480439

Enlaces externos[editar]