Bubastis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Egypt Karnak test.png
Cercle rouge 50%.svg
Mapa de Egipto: Bubastis.

Bubastis[1] (Per-Bastet en antiguo egipcio o Tell Basta en árabe) era una antigua ciudad egipcia, capital del XVIII nomo del Bajo Egipto (Am-Khent), situada cerca de la moderna ciudad de Zaqaziq, en la zona oriental del delta del Nilo. Ha sido identificada con la Phibeseth ("casa de Bastet") de la Biblia.[2] Bubastis está sudoeste de Tanis, sobre la margen oriental del brazo pelusiaco del Nilo, en las coordenadas 30º 34' N, 31º 31' E.

Fue el principal centro de culto a la diosa felina Bastet o Bast. En el siglo V a. C., el historiador griego Heródoto realizó una descripción de la ciudad y de los peregrinos que acudían a rendir culto a la diosa Bastet.

Historia[editar]

Per-Bastet (pr b3stt)'
en jeroglífico
pr
Z1
W2 t
N21
O49

Los estratos más antiguos datan del Imperio Antiguo, habiendo referencias a reyes de la dinastía IV, así como templos de la dinastía VI (Teti y Pepy I) y una necrópolis.

El tercer periodo intermedio de Egipto es su época de mayor prosperidad, sobre todo durante las dinastías XXII y XXIII a partir de que Sheshonq I la convirtiera en residencia real. Su importancia decreció tras la comquista persa de Cambises II en 525 a. C.

Durante la vigésimo segunda dinastía egipcia la ciudad era uno de los lugares más importantes del delta. Inmediatamente al sur de Bubastis estaban las tierras con las cuales Psamético I recompensó los servicios de sus mercenarios[3] y al norte de la ciudad comenzaba el gran canal que el faraón Necao II construyó entre el Nilo y el mar Rojo[4] Después de tomar Bubastis, los persas destruyeron sus murallas.[5] A partir de este período declinó gradualmente, aunque aparece en los anales eclesiásticos entre ls sedes episcopales de la provincia Augustamnica Secunda. Existe constancia de monedas acuñadas en Bubastis de la época de Adriano.

Los templos allí son más espaciosos y más ostentosos que el de Bubastis, pero ninguno tan agradable de contemplar. Excepto en la entrada, Bubastis está rodeada por dos canales del río que llegan hasta la entrada del templo; ninguno de los dos se mezcla con el otro, porque uno va por un lado y el segundo por el otro. Cada canal tiene cien pies de ancho y en sus orillas se alinean los árboles. El propileo mide sesenta pies de altura, y se adorna con esculturas de nueve pies cuya ejecución es excelente. El templo, que está en el centro de la ciudad, se puede ver desde todos los lados mientras que se camina alrededor; y esto ocurre porque la ciudad que se ha levantado, mientras que el templo no se ha movido sino que permanece en su lugar original. Alrededor del templo hay un muro, adornado con esculturas. Dentro del recinto hay una arboleda con grandes árboles, plantada alrededor de un gran edificio en el cual está la estatua de Bastet. El templo tiene forma cuadrada, cada lado que es un estadio en longitud. En línea con la entrada hay un camino de piedra de cerca tres estadios de largo, que conduce hacia el este a través del mercado público. El camino tiene cerca de 400 pies de ancho, y está flanqueado pir altos árboles. Conduce al templo de Hermes.

Heródoto, II. 59-60
Bastet representada con cabeza de leona.

Religión[editar]

Bubastis era el centro de la adoración de la diosa Bastet, que los griegos identificaban con Artemisa. El gato era el animal sagrado de la diosa, que se representa con cabeza de gato o de leona y acompaña con frecuencia al dios Ptah en las inscripciones monumentales. Hay una necrópolis para gatos.

Las características de la ciudad y del nomo de Bubastis eran su oráculo de Bastet, el templo de esa diosa y la procesión anual en su honor. El oráculo ganó en renombre e importancia después de la afluencia de colonos griegos en el delta, puesto que la identificación de Bastet con Artemisa atrajo a su templo tanto a egipcios como a extranjeros.

El festival de Bubastis era uno de los más alegres y magníficos de todo el calendario egipcio según lo descrito por Heródoto:

Las barcas, llenas de hombres y mujeres, flotaron cauce abajo por el Nilo. Los hombres tocaban flautas de loto, las mujeres címbalos y los panderos, y quien no tenía ningún instrumento acompañaba la música con palmas y danzas. Bebían mucho y tenían relaciones sexuales. Esto era así mientras estaban en el río; cuando llegaban a una ciudad los peregrinos desembarcaban y las mujeres cantaban, imitando a las de esa ciudad. Cuando alcanzaron Bubastis celebraron un solemne banquete: se bebió más vino en esos días que en todo el resto del año. Tal era la costumbre de este festival; y se cuenta que casi setecientos mil peregrinos celebraban el banquete de Bastet.

Restos arqueológicos[editar]

Sus ruinas están cerca de la ciudad de Zaqaziq. Se han realizado expediciones arqueológicas a las ruinas en 1886, 1887, y 1906, en la última de las cuales se descubrió una capilla de la sexta dinastía y un templo del siglo VIII a. C.

Capitel Hatorico de Bubastis. Museo del Louvre.

Las ruinas atestiguan la magnificencia original de la ciudad. Las murallas miden casi cinco kilómetros. Dentro del recinto principal, donde está la mayor acumulación de ruinas, hay muchos bloques de granito que parecen haber pertenecido a los obeliscos numerosos y al propileo. Según Heródoto, la construcción de una barrera de tierra alrededor de la ciudad antigua fue comenzada por un faraón llamado Sesostris y terminada por el invasor etíope Sabakos, que empleó a prisioneros para el trabajo.[6] La barrera se pensó para proteger de las inundaciones del Nilo la ciudad, jardines y arboledas. Por el aspecto general de las ruinas y la descripción dada de ella por Heródoto, parece haber sido levantada de manera concéntrica alrededor de los templos de Bastet y Hermes, de modo que el lugar entero se asemejara al interior de un cono invertido. Los únicos edificios permanentes de Bubastis parecen haber sido los templos y el muro de granito:

Notas[editar]

  1. Nombre griego: Βούβαστις según Heródoto (II, 59, 137) o Βούβαστος según Estrabón (XVII 805) y Diodoro (XVI, 51).
  2. Ezequiel 30:17
  3. Heródoto, libro II, 154
  4. Heródoto, II. 158.
  5. Diodoro, XVI. 51
  6. Heródoto, II- 137.

Referencias[editar]

  • Este artículo incorpora texto del Dictionary of Greek and Roman Geography, de William Smith (1856), en dominio público.

Enlaces externos[editar]