Brenda Ann Spencer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Brenda Ann Spencer
Brendaannspencermugshot.jpg
Información personal
Nacimiento 3 de abril de 1962 (57 años)
Bandera de Estados Unidos San Diego, California, Estados Unidos
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Wallace Spencer y Dot Spencer
Educación
Educada en
  • Patrick Henry High School Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Estudiante
Información criminal
Cargo(s) criminal(es) Dos asesinatos y asalto con arma mortal
Condena Cadena perpetua con el cumplimiento minimo de al menos 25 años en prisión
Situación penal Detenida

Brenda Ann Spencer (n. 3 de abril de 1962) es una asesina convicta que, con 16 años, protagonizó un tiroteo con varios heridos y dos víctimas mortales en un colegio estadounidense el lunes 29 de enero de 1979.

Crimen[editar]

Hirió a ocho niños y a un oficial de policía, asesinó al director de la Cleveland Elementary School, Burton Wragg, y al conserje, Mike Suchar, de la misma institución en San Diego, California mientras disparaba al azar apuntando hacia dicha escuela desde una de las ventanas de su casa que estaba frente al edificio.

El fusil semiautomático Ruger 10/22 calibre .22 con mira telescópica y 500 municiones con el que actuó, le fue regalado en la Navidad de 1978 por su padre Wallace Spencer.[1]​ El incidente finalizó seis horas después, y tras su captura le fue preguntado el por qué de su acción. Ella simplemente se encogió de hombros y respondió: "No me gustan los lunes. Sólo lo hice para animarme el día", añadiendo a continuación, "No tengo ninguna razón más, sólo fue por divertirme, vi a los niños como patos que andaban por una charca y un rebaño de vacas rodeándolos, así que eran blancos fáciles para mí".

En 2001 acusó a su padre, Wallace Spencer, de haberla sometido borracho a palizas y abusos sexuales. Él negó todas las acusaciones.

Juicio y encarcelamiento[editar]

Sentenciada como una adulta, se declaró culpable de dos cargos de asesinato y asalto con un arma mortal. El 4 de abril de 1980, un día después de cumplir los 18 años, fue condenada a 25 años de prisión y posible cadena perpetua.[2]​ En la cárcel, se le diagnosticó problemas epilépticos y se le administraron medicamentos para tratar su epilepsia y depresión. Mientras trabajaba en el Instituto para Mujeres de California en Chino, trabajó reparando equipos electrónicos.[3][4]

Según los términos de su indeterminada sentencia, Brenda Spencer fue seleccionada en audiencia por considerarla idonea para la libertad condicional en 1993. Normalmente, muy pocas personas condenadas por el cargo de asesinato obtuvieron la libertad condicional en California antes de 2011.[5]​ Hasta diciembre de 2015, se le negó la libertad condicional en cuatro ocasiones. En su primera audiencia, Brenda dijo que esperaba que la policía le disparara y que había consumido alcohol y drogas en el momento del crimen, lo que contradecía los resultados de las pruebas de detección de drogas realizadas cuando fue detenida. En su audiencia de 2001, afirmó en primer lugar que su padre la había sometido a palizas y abusos sexuales, pero después dijo que las acusaciones no eran ciertas. El presidente de la junta de libertad condicional dijo que, como no había informado previamente a ningún miembro del personal de la prisión sobre las denuncias, dudaba que fueran ciertas.[6]​ En 2005, un fiscal de distrito adjunto de San Diego citó un incidente de autolesión de cuatro años antes, cuando una novia suya fue puesta en libertad, demostrando que era psicótica y no era apta para ser liberada.[4]​ El daño a que hacía referencia era que se había "escrito" en su propia piel las palabras "coraje" y "orgullo"; sin embargo, Brenda hizo una corrección al respecto durante su audiencia de libertad condicional como "runas" que significaban "sin perdón" y "solo". En 2009, la junta volvió a rechazar su solicitud de libertad condicional y dictaminó que debían transcurrir diez años antes de una nueva consideración.[7][8]

Desde febrero de 2019, continúa en prisión y se encuentra en la Institución de Mujeres de California en Chino.[9]

Canción[editar]

El crimen de Brenda y su falta de remordimiento inspiró a Bob Geldof que compuso el tema "I Don't Like Mondays" ("No me gustan los lunes"), basado en la respuesta que dio Brenda cuando le preguntaron por el motivo de su crimen,[10]​ y donde se comentaban los hechos ocurridos en tan fatídica fecha.

Referencias[editar]

  1. «Sniping Suspect Had a Grim Goal». The Milwaukee Journal. 30 de enero de 1979. pp. Pt. I, 4. Consultado el 29 de febrero de 2012. 
  2. «School rifle attack nets 25 years to life». Edmonton Journal. 5 de abril de 1980. Consultado el 25 de junio de 2018. 
  3. Böckler et al., 2013, p. 257.
  4. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas SDR
  5. «In California, Victims’ Families Fight for the Dead». The New York Times. 19 de agosto de 2011. 
  6. Böckler et al., 2013, p. 248.
  7. «School Shooter Brenda Spencer Denied Parole». KFMB-TV. 14 de agosto de 2009. 
  8. «Parole denied in school shooting». usatoday30.usatoday.com (USA TODAY). Associated Press. 19 de junio de 2007. Consultado el 26 de diciembre de 2016. 
  9. (CDCR), California Department of Corrections and Rehabilitation. «State of California Inmate Locator». inmatelocator.cdcr.ca.gov (en inglés). Consultado el 12 de octubre de 2018.  CDCR no. W14944.
  10. Barbara Mikkelson (20 de septiembre de 2007). «Urban Legends Reference Pages: Music (I Don't Like Mondays)» (en inglés). snopes.com. Consultado el 14 de agosto de 2009. 

Enlaces externos[editar]