Botaurus stellaris

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Avetoro común
2015-10-19 Botaurus stellaris, Gosforth Park 5.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Pelecaniformes
Familia: Ardeidae
Género: Botaurus
Especie: B. stellaris
(Linnaeus, 1758)
Distribución
Botaurus stellaris map.svg
     Zonas de cría estival.      Zonas de invernada.     Presente todo el año.
[editar datos en Wikidata]

El avetoro común (Botaurus stellaris)[2] es una especie de ave pelecaniforme de la familia Ardeidae propia de los humedales de Eurasia y África.[3] [1] El avetoro común es una garza robusta con plumaje de tonos pardos claros con listados y veteados oscuros. Debe su nombre a su característica llamada similar al mugido de los toros.

Descripción[editar]

Los avetoros tienen plumajes crípticos.
Cráneo de avetoro común.

Los avetoros son garzas de complexión robusta con plumaje de fondo crema y canela con listados y vetados oscuros. El avetoro común es el mayor de las especies de avetoros, siendo los machos algo mayores que las hembras.[4] El avetoro común mide 69-81 cm de largo, con 100-130 cm de envergadura alar y un peso de entre 0,87-1,94 kg.[5]

Su píleo y nuca son negros, siendo las plumas, mientras que los laterales de su cabeza son de color anteado uniforme con bigoteras negras y una lista superciliar clara. Sus partes superires son de un color similar pero con un denso listado oscuro, con algunas plumas con centros negros y veteados. Los laterales de su cuello son de color castaño con un listado difuso. Su garganta y barbilla son de color crema, con fino listado castaño en las plumas centrales. Su pecho y vientre son de color ocre amarillento, con anchas listas pardas en los flancos y listas finas en el centro. Su cola es de color canela con veteado negro en el centro y motas negras derca del borde. Sus alas son de color canela claro irregularmente listadas, vetadas y moteadas en negro.[6] Su plumaje tiene una textura suelta, y tiene plumas alargadas en el píleo, cuello y peque que puede erizarse.[7] Su poderoso pico recto es de color amarillo verdoso con la punta más oscura en la mandíbula superior. Sus ojos tienen el iris amarillo y están rodeados por un anillo ocular verdoso o azulado. Sus patas son verdosas con algo de amarillo en la articulación del tarso y también son amarillas las plantas de sus pies. Los juveniles tienen un plumaje similar al de los adultos pero de tonos más claros y con menos marcas distintivas.[6]

Taxonomía y etimología[editar]

El avetoro común se clasifica en el género Botaurus, perteneciente a la familia de las garzas, Ardeidae. A su vez, las garzas se clasifican en el orden Pelecaniformes, junto a otras cuatro familias de aves acuáticas: Pelecanidae (pelícanos), Threskiornithidae (ibis y espátulas), Balaenicipitidae (picozapato) y Scopidae (ave martillo).[8] El avetoro común se ubica en la subfamilia Botaurinae, con el resto de avetoros y avetorillos. Sus parientes más próximos son el avetoro lentiginoso (Botaurus lentiginosus), el avetoro mirasol (Botaurus pinnatus) y el avetoro australiano (Botaurus poiciloptilus).[9]

El avetoro común fue descrito científicamente por el naturalista sueco Carlos Linneo en su obra Systema Naturae de 1758, con el nombre de Ardea stellaris. En 1819, James Francis Stephens creó el género Botaurus para separar a los avetoros de las garzas típicas clasificadas en Ardea,[10] siendo el avetoro común su especie tipo.[11] Se reconocen dos subespecies de avetoro común:[3]

Tanto su nombre común en español como el nombre de su género tienen un origen onomatopéyico.[13] Ya Plinio el Viejo expliacaba el oriten de su nombre latino butaurus como derivado de la combinación Bos (buey) y taurus (toro), por que las llamadas de este ave se recuerdan el mugido de un toro.[14] El naturalista inglés James Francis Stephens formó el nombre del género, Botaurus, de forma similar convinando el término latino butaurus, y el nombre del ave en inglés medio, botor.[15] Por su parte el nombre específico, stellaris en latín significa «estrellado», en referencia al moteado de su plumaje.[15] El nombre capensis, de la subespecie africana, significa «de El Cabo» es un término usado para designar a muchas especies que habitan en el África austral y subsahariana.[16]

Distribudión y hábitat[editar]

Un avetoro camuflado en el carrizal.

La zona de cría de la subespecie B. s. stellaris se extiende por las regiones templadas de Eurasia, desde la península ibérica, las islas Británica y Escandinvia hasta la isla de Sajalín al este de Siberia y Hokkaidō en Japón. El avetoro alcanza por el norte hasta alrededor del paralelo 57°N en los montes Urales y el 64°N en Siberia oriental. El límite sur de su área de cría lo componen el mar Mediterráneo, el mar Negro, Irán, Afganistán, Kazajistán, Mongolia y la provincia de Hebei del norte de China. También hay pequeñas poblaciones sedentarias que también crían en Marruecos, Argelia y Túnez.[7] Generalmente habita en los carrizales (Phragmites), de pantanos, lagos, lagunas y ríos de aguas lentas con orillas pobladas de vegetación. A veces anida en charcas de zonas agrícolas, e incluso bastance cerca de edificaciones cuando hay hábitats aptos disponibles,[6] aunque prefiere grandes carrizales de al menos 20 hectáreas para criar.[1]

Algunas poblaciones son sedentarias y se quedan en la misma zona todo el año. Las poblaciones septentrionales generalmente son migratorias y viajan a regiones más cálidas, aunque algunos individuos se queden. Los avetoros del Norte de Europa suelen desplazarse al sus y al oeste hasta el sur de Europa y el norte y centro de África; las aves del norte de Asia migran a zonas de la península arábiga, el subcontinente indio y las provincias de Heilongjiang, Jilin y Mongolia Interior de China.[6] Fuera de la época de cría tienen necesidades de hábitats menos restrictivas, por lo que además de los carrizales también visita los campos de arroz, los lechos de berros de agua, embalses, los alrededores de las piscifactorías, las canteras de grava y depuradoras, zonas inundadas y marismas.[1]

La subespecies B. s. capensis es endémica del África austral, donde vive marismas cerca de la costa este, el delta del Okavango y las faldas de los montes Drakensberg. Esta población es sedentaria.[7] [17]

Comportamiento[editar]

En postura defensiva con el cuello estirado.

El avetoro común generalmente es de hábitos solitarios. Busca alimento entre los carrizales, caminando siguilosamente o quedándose quieto sobre un cuerpo de agua donde haya presas. Es un ave tímida que cuando es molestada suele estira el cuello con el pico apuntando hacia arriba y se queda quieta en esa posición, así se camufla entre las cañas y juscos gracias a su plumaje críptico. Mientras está en esta posición las plumas alargadas de su garganta y pecho cuelgan escondiendo el cuello, de forma que la silueta de la cabeza y el cuerpo se oculta. Existen registros del uso de Plumón producido por una zona con plumón especializado de los lados de su pecho. Este material blanco polvoriento parece ayudarle a quitarse la viscosidad de la cabeza y el cuello tras alimentarse de una anguila. Después se quita el exceso de polvo rascándose vigorosamente antes de aplicarse aceite de acicalamiento de su glándula uropígea.[6]

El avetoro se mantiene escondido mucho tiempo entre los carrizales y la vegetación de ribera. Ocasionalmente se puede avistar al descubierto en las orillas, especialmente durante los inviernos duros, aunque cerca de la cubierta vegetal a la que huir con facilidad. En vuelo sus alas se ven anchas y redondeadas, con las pasas sobresaliendo por detrás en la postura típica de las garzas. Cuando aterriza extiende el cuello, pero lo mantiene retraído mientras despega. Prefiere caminar entre la vegetación a volar, y rara vez vuela salvo para alimentar a sus crías. Su paso es lento y pausado y puede trepar a los carrizos agarrándose con sus garras. Es más activo al amanecer y anochecer, pero a veces también puede buscar alimento durante el día.[6]

Alimentación[editar]

El avetoro común se alimenta de peces, pequeños mamíferos, anfibios e invertebrados, que atrapa en los márgenes del carrizal y en aguas someras. Entre sus presas se registran anguilas de hasta 35 cm de largo, ratones, topillos, aves pequeñas y polluelos, ranas, tritones, cangrejos, gambas, moluscos, arañas e insectos como escarabajos, libélulas, abejas, saltamontes y tijeretas. También consumen algunas plantas acuáticas.[6]

Reproducción[editar]

Huevos de avetoro.

Los machos de avetoro son polígamos y se aparean hasta con cinco hembras. La hembra construye el nido entre las cañas el año anterior. Consiste en una plataforma desordenada de 30 cm de diámetro de juncos y carrizos y hierba, forrada con fragmentos vegetales más suaves. Puede estar situado en la orilla o flotando sobre la vegetación acuática. Los huevos miden 52x38 mm, son de color mate pardo verdoso, y tienen motas oscuras en el extremo más ancho. La hembra suele poner unos seis huevos entre finales de marzo y abril, que incuba durante 26 días aproximadamente. Tras la eclosión los polluelos pasan unas dos semanas en el nido antes de salir y empezar a nadar entre los carrizos. La hembra cría a los polluelos sin la ayuda del macho, alimentándolos con las presas que regurgita desde su buche. Los polluelos tardan unas ocho semanas en desarrollarse totalmente.[6]

Sonido[editar]

Llamada del macho en la lejanía.

El reclamo de apareamiento o llamada de contacto del macho es un grito grave parecido al mugido de un toro, con una subida rápida y solo una caída ligéramente más larga, que puede oirse a una distancia de cinco kilómetros en una noche tranquila. Emiten estas llamadas principalmente entre enero y abril durante la época de apareamiento. Consiguen el gran volumen en su llamada al exhalar el aire de su esófago con la ayuda de los potentes músculos que lo rodean.[18]

Estado de conservación[editar]

Avetoro pescando en aguas someras.

El avetoro común se extiende por un gran área de distribución y tiene una población de gran tamaño, que se estima entre 110.000 y 340.000 individuos. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica su estado de conservación como especie de conservación menor, aunque la tendencia global de la población es descendente, pero su tasa de declive no es suficiente para justificar una categoría de amenaza. La principal amenaza a la que se enfrenta la especie es la destrucción de los carrizales y la desecacción de los humedales y otras perturbaciones de su hábitat.[1] El avetoro es una de las especies a las que se le aplica el Acuerdo para la conservación de aves acuáticas migratorias africanas-eurasiáticas (AEWA).[19] La subespecie meridional ha sufrido descensos de población catastróficos durante el siglo XX debido a la degracación de los humedales, a diferencia de la subespecie septentrional que se gozado de mejores medidas de conservación.[20] Por ejemplo, se incluye en el Libro Rojo de las aves de España en la categoría de “En peligro crítico” y aparece como “En peligro de extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.[21]

Referencias[editar]

  1. a b c d e BirdLife International (2012). «Botaurus stellaris». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2015.4 (en inglés). Consultado el 6 de julio de 2016. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Primera parte: Struthioniformes-Anseriformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 41 (1): 79-89. ISSN 0570-7358. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  3. a b Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, B.L. Sullivan, and C. L. Wood. 2010. The Clements checklist of birds of the world: Version 6.5. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology
  4. Hancock, J.A. (1999). Herons and Egrets of the World: A Photographic Journey. Cambridge: Academic Press. ISBN 978-0-12-322725-6. 
  5. Brazil, Mark (2009). Birds of East Asia: China, Taiwan, Korea, Japan, and Russia. Princeton Field Guides. Princeton University Press. ISBN 978-0-691-13926-5. 
  6. a b c d e f g h Witherby, H. F. (ed.) (1943). Handbook of British Birds, Volume 3: Hawks to Ducks. H. F. and G. Witherby Ltd. pp. 156-160. 
  7. a b c Voisin, Claire (2010). The Herons of Europe. Bloomsbury Publishing. pp. 371-. ISBN 978-1-4081-3582-2. 
  8. Ericson, P. G. P.; Anderson, C. L.; Britton, T.; Elzanowski, A.; Johansson, U. S.; Källersjö, M.; Ohlson, J. I.; Parsons, T. J.; Zuccon, D.; Mayr, G. (2006). «Diversification of Neoaves: integration of molecular sequence data and fossils». Biology Letters 2 (4): 543-547. doi:10.1098/rsbl.2006.0523. PMC 1834003. PMID 17148284. 
  9. Myers, P.; Espinosa, R.; Parr, C.S.; Jones, T.; Hammond, G.S.; Dewey, T.A. «Botaurus: Brown bitterns». Animal Diversity Web. University of Michigan. Consultado el 11 de noviembre de 2015. 
  10. «Botaurus Stephens, 1819». Avibase. Consultado el 10 de noviembre de 2015. 
  11. Peterson, A. P. 2010. Clasisficación de Pelecaniformes. Consultado el 25 de julio de 2016.
  12. «Great Bittern: Botaurus stellaris (Linnaeus, 1758)». Avibase. Consultado el 10 de noviembre de 2015. 
  13. Browne, Thomas (1646). «Vulgar Errors». Pseudodoxia Epidemica. p. 92 (Book 3, Chapter 27). 
  14. «Bittern (1)». Oxford English Dictionary. Oxford University Press. Consultado el 16 de mayo de 2016. Plantilla:Subscription needed
  15. a b Jobling, James A (2010). The Helm Dictionary of Scientific Bird Names. London: Christopher Helm. pp. 75,365. ISBN 978-1-4081-2501-4. 
  16. Jobling, James A (2010). The Helm Dictionary of Scientific Bird Names. London: Christopher Helm. p. 14. ISBN 978-1-4081-2501-4. 
  17. «Eurasian Bittern». The Internet Bird Collection. Consultado el 16 de febrero de 2009. 
  18. BBC Radio 4, Tweet of the Day, 8 de abril de 2014: Bittern
  19. «AEWA Species». Agreement on the Conservation of African-Eurasian Migratory Waterbirds. Consultado el 23 de octubre de 2015. 
  20. Allan, D.G. (1997). «Bittern Botaurus stellaris». En Harrison, J.A.; Allan, D.G.; Underhill, L.G.; Herremans, M.; Tree, A.J.; Parker, V.; Brown, C.J. The Atlas of Southern African Birds. Vol. 1: Non-passerines. p. 79. 
  21. «Avetoro común - SEO/BirdLife». SEO/BirdLife (en español de España). Consultado el 24 de noviembre de 2016. 

Enlaces externos[editar]