Bosque primario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El bosque primario denominado también bosque nativo, denominado también en el lenguaje corriente, es un bosque intacto (u original), y con un alto grado de naturalidad que nunca ha sido explotado, fragmentado, o influido directa o indirectamente por el hombre. No todos los bosques antiguos son primarios; son denominados secundarios los regenerados de hace mucho tiempo sobre un bosque antes destruido, significativamente modificado o explotado por el hombre. Éstos no llegan a tener el grado de biodiversidad, o sea la riqueza de especies, de los bosques primarios.

Las zonas de bosques primarios se han hecho muy raras en el mundo. Son más comunes los bosques secundarios.

Ubicación[editar]

Contrariamente a lo que se piensa, excepto en sus límites, un bosque primario es raramente impenetrable. (Parque nacional de Białowieża, Polonia).

Los tres grandes grupos de bosques tropicales primarios se sitúan en:

y agrupan al menos los dos tercios de los bosques primarios del planeta.

Cerca de Brasil, la Guayana Francesa, departamento francés de ultramar, con más de un 90% de bosques primarios, representa una de las zonas más vastas. Por otro lado, la Patagonia (Chile y Argentina), Tasmania (Australia), el Estado de Washington (Estados Unidos) y la Columbia Británica (Canadá) poseen los principales bosques primarios

En Norteamérica[editar]

En este subcontinente americano, se pueden observar algunos bosques que aún se encuentran en estado primario como los bosques de las montañas Apalaches y los bosques de los valles del Hoh en Estados Unidos. En Canadá, los bosques de coníferas(Taiga) y algunos bosques de frondosas.

En Europa[editar]

El bisonte, el último gran herbívoro de los bosques de Europa, pastando en el bosque de Białowieża.

Sobre el continente, de los grandes bosques de la antigüedad (Bosque de las Ardenas, Bosque Hercínico), solo subsisten algunos bosques tales como el de Białowieża en Polonia, Perućica en Bosnia y Herzegovina o en extremo Norte de Escandinavia y en ciertas partes de Siberia.

En la península ibérica no quedan bosques primarios[1] . Si bien, existen pequeñas superficies de bosque intacto en zonas del Pirineo o la Cordillera Cantábrica, estos reductos son demasiado pequeños para ser considerados bosques primarios.

Referencias[editar]

  1. «Salvemos nuestros bosques». Greenpeace.com. Consultado el 29 de mayo de 2016. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]