Ametrino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bolivianita»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ametrino o "bolivianita", fusión de la amatista y el citrino, de Bolivia
Bolivianita tallada, producto de la mezcla natural entre el Citrino y la Amatista.

La Bolivianita, también llamada ametrino, es una gema única en el mundo descubierta por el Boliviano Rodolfo Meyer, es variedad del cuarzo, con dureza 7 en la escala de Mohs, fusión única de la amatista con el citrino que le dan esos colores tan diversos que van desde los amarillos tenues hacia la gama de los lilas, hasta los profundos violetas y cuyas características la hacen que sea única en el mundo. Solo se encuentra en el yacimiento de las Minas Anahí y Yuruti, en el extremo este de Bolivia, en la provincia de Germán Busch, cerca a las lagunas Mandioré y La Gaiba en el municipio de Puerto Quijarro, en el departamento de Santa Cruz.

Este yacimiento tiene origen hidrotermal, y su peculiaridad es la de contener aguas ricas en carbonatos básicos, entre éstos el potasio 40, que hubiera provisto a la sílice que contenía hierro del calor suficiente para formar estos bellos cristales.

Es necesario hacer notar que, debido a la explotación que realizaron empresas brasileras que introducían estas gemas en Brasil de contrabando (ya que, como protección a su mercado, la exportación de esta es ilegal), en el mercado internacional se comercializó la bolivianita o ametrino como si esta fuera una gema de origen brasilero, siendo sin embargo Bolivia el único lugar en el mundo donde se encuentran estas gemas.

Datos Históricos[editar]

En 1983 Rodolfo Meyer conoce una rara gema, visita Brasil, Uruguay y en Bolivia a Potosí, Oruro y La Paz, buscando respuestas del nombre y origen del cristal. La respuesta de los técnicos es que era sintético o tratada térmicamente.

El 6 de agosto de 1984 en la laguna Mirin, Mina Yuruti, Rodolfo Meyer la bautiza como la bolivianita.

En 1985 presenta por primera vez la bolivianita en la ciudad de Santa Cruz - Bolivia y escribe la leyenda de la Princesa Ayorea y las lágrimas de miel y violeta.

En 1986 extranjeros torpemente le ponen el nombre de Ametrino derivado de Ametista y citrino (portugués), siendo en español amatista y citrino, devaluando la calidad de gema única en el mundo. Es mismo año Rodolfo Meyer presenta el libro Gemas de Bolivia.

En 1987 Meyer viaja a Tucson-Arizona (E.E.U.U.) y presenta la recién descubierta Gema, juntamente con el libro "Gemas de Bolivia# a Roland Naftule (presidente de la Asociación mundial de Gemas en ese entonces), mostrando a Bolivia como país poseedor de Gemas ya que en ese entonces Bolivia no era conocida por su riqueza gemológica.

En 1988 en la ciudad de La Paz, en los salones del Banco Central de Bolivia, con el auspicio del ministerio de minería y la cámara de senadores y diputados, Meyer dá una conferencia donde muestra la bolivianita y su libro Gemas de Bolivia.

El en ese entonces viceministro de minería Ing. Lorgio Ruiz, junto a Meyer realizan un proyecto de ley para normar el uso de las gemas.

En agosto del 2000 Rodolfo Meyer registra la marca "Bolivianita".

En 2002-2003-2004 se se reúne con los ministros de turno, pero sólo en 2005, junto al ministro Dionisio Garzón introducen la ley al parlamento, año que coincide con la entrega de la segunda edición del libro "Gemas de Bolivia".

En 2009 el presidente Evo Morales Ayma promulga la ley No. 3998[1]​ que declara a la bolivianita como gema emblemática de la identidad boliviana en el mundo. además declara como interés nacional la industrialización procesamiento y tallado de la bolivianita cuya existencia como recurso natural en Bolivia es única en el mundo, y prohibiendo la exportación del mismo en bruto para que el valor agregado de la trasformación del producto se quede en Bolivia.

Leyenda de la Princesa Ayorea y las Lágrimas de Miel y Violeta[editar]

El 6 de agosto de 1984 en el cerro Yuruti de la Amazonía boliviana, Rodolfo Meyer, finalmente encuentra el yacimiento de raros cristales bicolor que bautiza como bolivianita.

De la convivencia y respeto ganado con los guías nativos ayoreos salieron a la luz tradiciones celosamente guardadas destacando la leyenda de las lágrimas de su Princesa Ayorea quien se enamoró del apuesto extraño con el pecho reluciente llegado de tierras lejanas.

Meyer dedujo que este era un conquistador español (por la armadura). La felicidad que el amor les brindaba se vió empañada un día al extraviarse el español, en la profundidad de la selva amazónica. Ella lloraba sin consuelo el regreso de su amado.

Apostada en el lugar más alto del cerro caían sus lágrimas que brillaban sobre los cristales de 2 colores, resultando unas lágrimas de belleza sin igual que guiaron al extraviado enamorado hasta su amada. Siendo así la ultima ves que se los vió.

Fué así que nació la leyenda de la Princesa Ayorea y las lágrimas de miel y violeta.

Después de tiempo, se supo de un cristal bicolor (la bolivianita) en España.

Véase también[editar]

  • «Inicio Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia». www.gacetaoficialdebolivia.gob.bo. Consultado el 19 de octubre de 2018.