Boicot de autobuses de Montgomery

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Autobús de National City Lines No. 2857, en el que viajaba Rosa Parks cuando fue arrestada en 1955, actualmente en exhibición en el Museo de Henry Ford en Míchigan

El boicot de autobuses de Montgomery (en inglés: Montgomery Bus Boycott) fue una protesta política y social que comenzó de 1955 en Montgomery, Alabama, con la intención de oponerse a la política de segregación racial en el sistema de transporte público. La lucha se prolongó desde el 1 de diciembre de 1955, cuando Rosa Parks, una mujer afroestadounidense fue arrestada por negarse a ceder su asiento a una persona blanca, hasta el 20 de diciembre de 1956, cuando la sentencia de Browder v. Gayle entró en vigencia y condujo a la Corte Suprema de Justicia a declarar inconstitucionales las leyes que exigían la segregación en los autobuses en Montgomery.[1] Muchas personalidades importantes del movimiento de los derechos civiles participaron del boicot, entre ellos el Reverendo Martin Luther King, Jr y Ralph Abernathy.

Eventos que condujeron al boicot de autobuses[editar]

En 1944, mientras era un teniente segundo en el Ejército de los Estados Unidos, la futura estrella de atletismo Jackie Robinson tomó una postura similar en confrontación con un oficial del Ejército en Fort Hood, Texas, negándose a moverse al fondo del autobús.[2] Robinson fue llevado ante una corte marcial, que lo absolvió.[3]

La NAACP había aceptado y litigado en otros casos, que incluían el de Irene Morgan en 1946, y que resultó en la victoria en la Corte Suprema con fundamento en que las líneas de autobuses interestaduales violaban la Cláusula de Comercio de la Constitución.[4] Sin embargo, esa victoria solo impidió las leyes de segregación estaduales en cuanto se aplicaran al transporte en el comercio interestadual, tal como los viajes de autobús interestatales,[5] y las compañías sureñas de autobús evitaron en forma inmediata la decisión de Morgan instituyendo sus propias regulaciones Jim Crow.[6]

El 25 de febrero de 1953, el consejo del distrito de Baton Rouge aprobó la ordenanza 222, luego de las protestas de afroestadounidenses cuando el consejo aumentó las tarifas de ómnibus de la ciudad.[7] La ordenanza abolió las reservas de asientos en base de la raza y permitía la admisión de afroamericanos en la sección frontal si no había pasajeros blancos presentes, pero aún exigía que aquellos accedieran por la parte posterior, en lugar de por adelante del autobús.[8] Sin embargo, la ordenanza era incumplida por la generalidad de los conductores. Estos luego entraron en huelga después de que las autoridades de la ciudad se negaran a arrestar al Rev. T.J. Jemison por sentarse en la fila del frente.[9] Cuatro días después de comenzada la huelga, el Procurador General de Louisiana y exalcalde de Baton Rouge, Fred. S. LeBlanc, declaró que la ordenanza era inconstitucional bajo las leyes estaduales de Louisiana.[8] Esto llevó al Rev. Jemison a organizar lo que los historiadores consideran el primer boicot de autobuses del movimiento de los derechos civiles.[10] El boicot terminó después de ocho días, con un acuerdo para mantener solo las dos primeras y dos últimas filas como asientos reservados por razón de la raza.[7]

En noviembre de 1955, solo tres semanas antes del desafío a las leyes Jim Crow por Parks en Montgomery, la Comisión Interestatal de Comercio, en respuesta a una queja de los Cuerpos del Ejército de Mujeres representada por Sarah Keys, cerró una laguna legal que quedaba desde la decisión Morgan en un caso hito conocido como Sarah Keys v. Carolina Coach Company.[11] La ICC prohibió a las empresas privadas imponer sus propias leyes de segregación a viajeros interestaduales, declarando que hacer esto era una violación a la previsión antidiscriminatoria del Acta de Comercio Interestadual. Pero ni la sentencia Morgan de la Corte Suprema ni las reglamentaciones de Keys de la ICC trataron el tema del transporte intraestadual.

Los activistas negros habían comenzado a formar un caso para desafiar las leyes estaduales de segregación en ómnibus, con el arresto de una niña de quince años, Claudette Colvin, alumna de la Escuela Secundria Booker T. Washington en Montgomery. El 2 de marzo de 1955, Colvin fue esposada, arrestada y expulsada a la fuerza de un autobús público cuando se negó a ceder su asiento a un hombre blanco. En ese momento, Colvin era una miemnro activa del Consejo Juvenil de la NAACP, un grupo en el que Rosa Parks actuaba como Consejera.[12]

Método de segregación en los autobuses de Montgomery[editar]

Bajo el sistema de segregación usado en los ómnibus de Montgomery, la gente blanca que subía al autobús se ubicaba en los asientos de las filas frontales, llenando el autobús hacia el fondo. La gente afroestadounidense que ascendía al autobús se sentaba en los asientos traseros, llenando el autobús hacia el frente. Eventualmente las dos secciones se encontraban, y el ómnibus estaba lleno. Si otra persona negra abordaba el autobús, debían permanecer parados. Si otra persona blanca abordaba el autobús, entonces todas las personas sentadas en la fila negra más cercana al frente debían pararse, para crear una nueva fila blanca. Muchas veces, cuando subían al autobús, los afroamericanos debían pagar adelante, bajar, y volver a entrar al vehículo a través de una puerta separada en la parte de atrás.[13] En algunas ocasiones los conductores del autobús arrancaban antes de que los pasajeros negros pudieran tener la oportunidad de volver a entrar.[14] Las Líneas de la Ciudad Nacionales eran dueñas de la Línea de Autobuses de Montgomery al momento del boicot de autobuses de Montgomery.

Rosa Parks[editar]

Diagrama de asientos en el autobús donde se sentó Rosa Parks, 1 de dieciembre de 1955.

Rosa Parks (4 de febrero de 1913 – 24 de octubre de 2005) fue una costurera de profesión; también fue la secretaria de la sección Montgomery de la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP). Doce años antes de su arresto que hizo historia, Parks fu impedida de abordar un autobús por el conductor James F. Blake, que le ordenó subir al vehículo por la puerta de atrás y luego partió sin ella. Parks juró nunca volvera a tomar un autobús conducido por Blake. Como miembro de la NAACP, a Parks se le asignó la investigación de casos de abuso sexual. En 1945 fue enviada a Abbeville (Alabama) a investigar la violación en banda de Recy Taylor. La protesta que se produjo alrededor del caso Taylor fue la primera instancia del boicot.[15]

Rosa Parks hace historia[editar]

En 1955, Parks completó un curso sobre "Relaciones raciales" en el Centro de Investigación y Educación Highlander (Highlander Folk School) en Tennessee, donde se había discutido la no violencia y desobediencia civil como táctica. El 1 de diciembre de 1955, Parks estaba sentada en la fila más adelante para gente negra. Cuando un hombre blanco abordó el autobús, el conductor pidió a todos los que se encontraban en la fila de Parks que se movieran hacia la parte de atrás. En ese momento, Parks se dio cuenta de que el autobús estaba siendo conducido por Blake. Mientras que todos los otros afroestadounidenses de su fila cumplieron, Rosa se negó y fue arrestada.[16] por no obedecer la asignación de asientos del conductor, dado que las ordenanzas de la ciudad no exigían explícitamente la segregación pero daban al conductor la potestad de asignar asientos. Encontrada culpable el 5 de diciembre,[17] Parks fue multada por $10 más el costo del juicio, de $4 [18] ella apeló.

El boicot fue impulsado por su detención. Como resultado de ello, Rosa Parks se considera una de las pioneras del movimiento de derechos civiles.

Hoja de impresiones dactilares de Rosa Parks.

En la noche de la detención de Rosa Parks, la jefa del Consejo Político de la Mujer, Jo Ann Robinson, imprimió y distribuyó un folleto[19] a toda la comunidad negra de Montgomery que decía lo siguiente:

"Another women have been arrested and thrown in jail because she refused to get up out of her seat on the bus for a white person to sit down. It is the second time since the Claudette Colvin case that a black women have been arrested for the same thing. This have to be stopped. blacks have rights too, for if black did not ride the buses, they could not operate. Three-fourths of the riders are Negro, yet we are arrested, or have to stand over empty seats. If we do not do something to stop these arrests, they will continue. The next time it may be you, or your daughter, or mother. This woman's case will come up on Monday. We are, therefore, asking every Negro to stay off the buses Monday in protest of the arrest and trial. Don't ride the buses to work, to town, to school, or anywhere on Monday. You can afford to stay out of school for one day if you have no other way to go except by bus. You can also afford to stay out of town for one day. If you work, take a cab, or walk. But please, children and grown-ups, don't ride the bus at all on Monday. Please stay off all buses Monday."


(Otra mujer fue arrestada y encarcelada por no querer levantarse del asiento que ocupaba en el autobús, para cederle el lugar a una persona de tez blanca. Es la segunda vez desde el caso de Claudette Colvin que una mujer de color es arrestada por tal motivo. Esto tiene que dejar de suceder. La gente de color también tiene derechos, y si dejasen de usar el sistema de autobuses, tal sistema no podría seguir operando. Tres cuartas partes de los pasajeros de autobús son negros, y de todas formas somos arrestados, o tenemos que viajar de pie aunque haya asientos vacíos enfrente nuestro. De no hacer nada en pos de detener estos arrestos, van a continuar sucediendo. La próxima vez podrías ser tú, o tu hija, o tu madre. El juicio de esta mujer será el lunes. De tal forma, pedimos a cada negro que se rehúse a viajar en autobús este lunes en protesta a este arresto y juicio. No tomes autobuses al trabajo, ni a la ciudad, ni a la escuela, ni a ningún lugar el lunes. Puedes faltar al colegio un día si no tienes otra forma de ir que no sea el autobús. También puedes permanecer fuera de la ciudad, sólo por un día. En caso de que trabajes, toma un taxi o bien, camina. Pero por favor, niños y adultos, no usen el autobús el lunes.)

E. D. Nixon[editar]

Alguna acción contra la segregación ya había sido preparada un tiempo antes del arresto de Parks, bajo el liderazgo de Edgar D. Nixon, presidente de la sección local de la NAACP y miembro de la Hermandad de Maleteros de Coches Dormitorio. Nixon buscaba que el arresto de Rosa fuera un caso de prueba para permitir a los ciudadanos negros de Montgomery desafiar la segregación en los autobuses públicos de la ciudad. Con este objetivo, los líderes comunitarios habían estado esperando a la persona adecuada para ser arrestada, enfureciendo a la comunidad afroamericana llevándola a la acción; una persona que aceptara poner a prueba las leyes de segregación en la corte, así como también que estuviera por sobre todo, fuera intachable. Cuando Colvin fue arrestado en marzo de 1955, Nixon creyó que había encontrado a la persona adecuuada, pero resultó que la adolescente estaba embarazada. Nixon explicó luego: "tenía que estar seguro de tener a alguien con quien pudiera ganar". Parks fue una buena candidata por su empleo y estado civil, así como por su buena posición en la comunidad.

Informe de la policía sobre Rosa Parks, del 1 de diciembre de 1955, página 2.

Entre el arresto de Parks y el juicio, Nixon organizó un encuentro de ministros locales en la iglesia de Martin Luther King Jr. Aunque Nixon no pudo asistir por su horario laboral, dispuso que no se haría ninguna elección de un líder para el boicot propuesto hasta que él hubiera regresado. Cuando volvió, se presentó con Ralph David Abernathy y el Rev. E. N. French para nombrar la asociación que dirigiría el boicot en la ciudad (eligieron el nombre "Asociación de Mejoramiento de Montgomery", "MIA"), y seleccionaron a King (elección de Nixon) para liderar el boicot. Nixon quería que King dirigiera el boicot porque el nuevo ministro era nuevo en Montgomery y los padres de la ciudad no habían tenido tiempo de intimidarlo. Luego, reuniones de ministros más grandes y la renuencia del clero en apoyar la campaña amenazaron la agenda de Nixon. Nixon se indignó, señalando que sus pobres congregaciones trabajaban para poner dinero en los platillos de limosnas para que los ministros pudieran vivir bien, y cuando esas congregaciones necesitaban que el clero los defendiera, estos cómodos ministros se negaban a hacerlo. Nixon amenazó con revelar la cobardía de los ministros a la comunidad negra, y King se pronunció, negando que estuviera temeroso de apoyar el boicot. King estuvo de acuerdo con liderar la MIA y Nixon fue electo su tesorero.

Boicot[editar]

Martin Luther King durante una conferencia

A la mañana siguiente del arresto de Rosa Parks, hubo una reunión liderada por la nueva cabeza de la MIA, King, en la cual un grupo de dieciséis a dieciocho personas se reunieron en la Iglesia de Monte Zion (AME Zion) para discutir estrategias de boicot. En ese momento se presentó a Rosa Parks pero no se la invitó a hablar, aún cuando una ovación y pedidos del público le solicitaban hablar; cuando ella preguntó si debía hacer algo, la respuesta fue: "¿Por qué? Ya dijo lo suficiente".[20] Se propuso un boicot en el transporte público de toda la ciudad para exigir una línea fija que dividiera las secciones segregadas del autobús. Tal línea hubiera implicado que si la sección blanca del autobús estaba llena, estos deberían pararse; los negros no se verían obligados a dar sus asientos a aquellos.

Esta demanda fue un compromiso para los líderes del boicot, que creian en que la ciudad de Montgomery estaría más lista a aceptarlo en lugar del pedido de una integración completa de los autobuses. En este sentido, los líderes de la MIA siguieron el patrón de las campañas de boicot de los años cincuenta en el Sur Profundo, incluyendo un boicot exitoso en las estaciones de servicio de Mississippi unos años antes, por negarse a proveer baños a los afroestadounidenses. El organizador de tal campaña, T. R. M. Howard, del Consejo Regional de Liderazgo Negro había hablado del brutal asesinato de Emmett Till, como invitado de King en la Iglesia Bautista de la Avenida Dexter tan solo cuatro días antes del arresto de Park. Rosa estaba en el público y luego dijo que Emmett Till estaba en su mente cuando se negó a dar su asiento.[21]

La exigencia de la MIA de una línea fija de división iba a estar suplementada por un requerimiento de que todos los pasajeros recibieran un trato cortés por parte de los choferes, se sentaran por orden de llegada y que los negros también podrían ser empleados como conductores.[22] La propuesta fue aprobada y el boicot iba a comenzar el lunes siguiente. Para publicitar el boicot inminente, se puso en conocimiento en las iglesias negras a lo largo de Montgomery el domingo siguiente.

El sábado 3 de diciembre, era evidente que la comunidad negra podría adherir al boicot, habiendo muy pocos negros utilizando el servicio de autobuses ese día. Esa misma noche, una reunión masiva se llevó a cabo para determinar si la protesta continuaría, acordándose entusiastamente mantenerla. En veinte minutos King dio un discurso.[23] Comenzando el 7 de diciembre, la FBI de Hoover notó la "agitación entre los negros" e intentó encontrar "información peyorativa" sobre King.[24] El boicot resultó ser extremadamente efectivo, con los suficientes usuarios del sistema de tránsito de la ciudad para causar dificultades económicas graves. Martin Luther King posteriormente escribiría: "Un milagro había tenido lugar". En lugar de coger los autobuses, los boicoteadores implementaron un sistema de autos compartidos, con dueños de autos voluntarios o ellos mismos conduciendo a la gente a varios destinos. Algunas amas de casa blancas inclusive condujeron a sus sirvientes negros a sus trabajos, aunque no está claro cuanto esto se debió en simpatía hacia el boicot o el deseo de tener a sus empleados presentes y trabajando. Cuando la ciudad presionó a las compañías locales de aseguradoras a dejar de asegurar los autos públicos, los líderes del boicot acordaron políticas con los Lloyd's de Londres, una compañía que en el pasado había asegurado barcos de transporte de esclavos.[25]

Taxistas negros cobraron diez centavos por viaje, una tarifa equivalente a la del autobus, como apoyo al boicot. Cuando las autoridades locales se enteraron de esta medida, se generó la orden de multar a cualquier taxista que cobrara menos de 45 centavos a sus pasajeros. Además de utilizar para movilizarse automóviles privados, algunas personas utilizaron medios no motorizados para desplazarse, como bicicletas, caminar, o inclusive montar mulas. Algunas personas también hicieron auto-stop. Durante las horas punta, a menudo se encontraban las veredas repletas. Como los autobuses recibían pocos, o ningún pasajero, los funcionarios pidieron a la comisión de la ciudad autorización para suspender el servicio a la comunidad negra.[26] Por toda la nación, las iglesias negras recaudaban dinero para financiar el boicot, recolectando asimismo calzado nuevo para reemplazar los viejos y gastados zapatos de los ciudadanos negros de Montgomery, muchos de los cuales preferían caminar a cualquier lado en vez de tomar los autobuses y someterse a las leyes de Jim Crow.[cita requerida]

En respuesta, los blancos opositores engrosaron las filas del Consejo de Cios Blancos, cuyo número se duplicó durante el curso del boicot, recurriendo incluso a la violencia. La casa de Martin Luther King y de Ralph Abernathy fueron incendiadas, al igual que cuatro iglesias Bautistas negras. Los boicoteadores fueron a menudo atacados físicamente. Luego del ataque en la casa de King, este dio un discurso a los trescientos afroamericanos enojados que se habían juntado afuera. Dijo:

Si tienen armas, llévenlas a su casa; si no las tienen, por favor, no intenten obtenerlas. No podemos resolver el problema a través de violencia por represalias. Debemos enfrentar la violencia con no violencia. Recueren las palabras de Jesús: "El que vive por la espada perecerá por la espada". Debemos amar a nuestros hermanos blancos, sin importar lo que nos hagan. Debemos hacerles saber que los amamos. Jesús todavía pide a gritos en palabras que hacen eco a lo largo de los siglos: "Ama a tus enemigos: bendice a los que te maldicen; reza por aquellos que te usan en forma odiosa". Esto es por lo que debemos vivir. Debemos enfrentar el odio con amor. Recuerden, si soy detenido, este movimiento no se detendrá, porque Dios está con el movimiento. Vayan a sus hogares con esta fé elogiosa y esta seguridad radiante.

King (1956)[27]

King y otros ochenta y nueve líderes del boicot y conductores compartidos fueron imputados[28] por conspirar interferir con el negocio de acuerdo a una ordenanza de 1921.[29] En vez de esperar a ser arrestados, se entregaron audazmente como un acto de rebeldía.

A King se le ordenó pagar una multa de $500 o servir 386 días en la cárcel. Terminó pasando dos semanas en prisión. La medida resultó contraproducente por atraer la atención nacional a la protesta. King comentó sobre el arresto al decir: "... Yo estaba orgulloso de mi crimen, fue el crimen de experimentar con mi gente una protesta no violenta contra la injusticia".[30]

También fueron importantes durante el boicot de autobuses los grupos activistas a nivel de las bases, que ayudaron a catalizar tanto el financiamiento como la moral. Grupos tales como el Georgia Gilmore (Club de ningún lado) ayudaron a sostener el boicot encontrando nuevos caminos para financiar y ofrecer ayuda a los participantes del boicot.[31] Muchos miembros de estas organizaciones eran mujeres y sus contribuciones a la causa fueron descriptas por algunos como esenciales para el éxito del boicot de autobuses.[32] [33]

Victoria[editar]

Exhibición itinerante de la Institución Smithsoniana[34] "381 días: El boicot de autobuses de Montgomery" en el Museo de Historia del Estado de Washington.

La presión se incrementó en todo el país. Los juicios civiles relacionados tuvieron audiencia en la corte de distrito federal, y el 4 de junio de 1956 el tribunal dictaminó en Browder v. Gayle (1956) que las leyes raciales de Alabama de segregación de autobuses eran inconstitucionales. Por la apelación de la decisión por el estado, el boicot continuó. El caso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos. El 13 de noviembre de 1956, la Corte Suprema confirmó el fallo del tribunal del distrito, emitiendo su decisión en diciembre, seguida rápidamente de una orden de la corte al estado exigiendo la desegregación de autobuses.

El boicot terminó oficialmente el 20 de diciembre de 1956, luego de 381 días. La ciudad aprobó una ordenanza que autorizaba a los pasajeros de autobús negros sentarse prácticamente en cualquier lugar del autobús que quisieran. El boicot de autobuses de Montgomery resonó mucho más lejos que la segregación de ómnibus públicos. Estimuló el activismo y la participación desde el Sur en el movimiento nacional de derechos civiles y dio a King la atención pública de la nación como un líder en ascenso.[35]

Período subsiguiente[editar]

La respuesta de los blancos contra la victoria en el tribunal fue rápida, brutal, y en el corto plazo efectiva.[36] [37] Dos días después de la inauguración de los asientos desegregados, alguien disparó con una escopeta a través de la puerta delantera de la casa de Martin Luther King. Un día después, en víspera de Navidad, hombres blancos atacaron a una adolescente afroestadounidense mientras salía de un autobús. Cuatro días más tarde, dos autobuses fueron disparados por francotiradores. En un incidente de francotiradores, una mujer embarazada fue disparada en ambas piernas. El 10 de enero de 1957, bombas destruyeron cinco iglesias negras y el hogar del Reverendo Robert S. Graetz, uno de los pocos montgomerianos blancos que se habían puesto del lado de la MIA públicamente.[cita requerida]

La Ciudad suspendió el servicio de autobuses por varias semanas con motivo de la violencia. Según el historiador legal Randall Kennedy: "cuando la violencia amainó y el servicio fue restaurado, muchos montgomerianos negros disfrutaban de su recientemente reconocido derecho solo en forma abstracta... En prácticamente cualquier otra disposición, Montgomery permanecía casi completamente segregada...".[38] El 23 de enero, un grupo de hombres del Ku Klux Klan (que luego serían acusador de los bombardeos) lincharon a un hombre negro, Willie Edwards, con el pretexto de que este estaba teniendo citas con una mujer blanca.[39]

La élite de la ciudad comenzó a fortalecer la segregación en otras áreas, y en marzo de 1957 aprobó una ordenanza que volvió "ilícito para personas blancas y de color jugar juntas, o en compalía con el otro . . . en cualquier juego de cartas, dados, dominós, damas, pool, billar, softball, básquetbol, béisbol, fútbol, golf, pista y en piscinas, playas, lagos o estanques o cualquier otro juego o juegos o competiciones atléticas, tanto bajo techo como fuera de él".[38]

Más adelante en ese año, la policía de Montgomery acusó a siete hombres blancos de los bombardeos, pero luego todos los acusados fueron absueltos. Casi al mismo tiempo, la Corte Suprema de Alabama falló en contra de la apelación de Martin Luther King en la condena por su "boicot ilegal".[40] Rosa Parks abandonó Montgomery por amenazas de muerte e imposibilidad de conseguir empleo por figurar en listas negras.[41] De acuerdo a Charles Silberman: "para 1963, casi todos los Negros en Montgomery habían vuelto a la vieja costumbre de sentarse en la parte trasera del autobús".[42]

Participantes[editar]

Personas[editar]

Organizaciones[editar]

(de Quién estuvo involucrado)

  • Comité para la integracion no violenta
  • Asociación de reconciliación
  • Georgia Gilmore
  • Hombres de Montgomery
  • Asociación de mejoramiento de Montgomery
  • NAACP
  • Consejo político de las mujeres

Más bibliografía[editar]

  • Berg, Allison, "Trauma and Testimony in Black Women's Civil Rights Memoirs: The Montgomery Bus Boycott and the Women Who Started It, Warriors Don't Cry, and From the Mississippi Delta", Journal of Women's History, 21 (Fall 2009), 84–107.
  • Branch, Taylor. Parting The Waters: America In The King Years, 1954-63 (1988; New York: Simon & Schuster/Touchstone, 1989). ISBN 0-671-68742-5
  • Carson, Clayborne, et al., editors, Eyes on The Prize Civil Rights Reader: documents, speeches, and first hand accounts from the black freedom struggle (New York:Penguin Books, 1991). ISBN 0-14-015403-5
  • Freedman, Russell, "Freedom Walkers: The Story of the Montgomery Bus Boycott"
  • Garrow, David J. Bearing the Cross: Martin Luther King Jr. and the Southern Christian Leadership Conference. (1986) ISBN 0-394-75623-1
  • Garrow, David J., editor, The Montgomery Bus Boycott and the Women Who Started It: The Memoir of Jo Ann Gibson Robinson (Knoxville: The University of Tennessee Press, 1987). ISBN 0-87049-527-5
  • King, Martin Luther, Jr., Stride Toward Freedom. ISBN 0-06-250490-8
  • Morris, Aldon D., The Origins Of The Civil Rights Movement: Black Communities Organizing For Change (New York: The Free Press, 1984). ISBN 0-02-922130-7
  • Parks, Rosa (1992). My Story. New York: Dial Books. 
  • Raines, Howell, My Soul Is Rested: The Story Of The Civil Rights Movement In The Deep South. ISBN 0-14-006753-1
  • Walsh, Frank, Landmark Events in American History: The Montgomery Bus Boycott.
  • Williams, Juan, Eyes on The Prize: America's Civil Rights Years, 1954-1965 (New York: Penguin Books, 1988). ISBN 0-14-009653-1

Vínculos externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Montgomery Bus Boycott ~ Civil Rights Movement Veterans
  2. John Vernon; United States National Archives and Records Administration (2008). «Jim Crow, Meet Lieutenant Robinson A 1944 Court-Martial» 40 (1). 
  3. Jessica McElrath, Jackie Robinson profile, about.com. (archived from the original on 2006-06-18)
  4. United States Department of Transportation Federal Highway Administration (17 de octubre de 2013). «The Road to Civil Rights: Journey of Reconciliation». dot.gov. 
  5. Public Broadcasting Service (2002). «The Rise and Fall of Jim Crow: MORGAN v. Virginia (1946)». pbs.org. 
  6. Katie McCabe, Dovey Johnson Roundtree; University Press of Mississippi (2009). Justice Older Than the Law: The Life of Dovey Johnson Roundtree. books.google.com. p. 103. ISBN 978-1617031212. 
  7. a b Dr. Mary Price; Louisiana State University (1 de diciembre de 2013). «Baton Rogue Bus Boycott». lsu.edu. 
  8. a b Julio Alicea; Swarthmore College (9 de diciembre de 2010). «African American passengers boycott segregated buses in Baton Rouge, 1953». swarthmore.edu. 
  9. Nikki L. M. Brown, Barry M. Stentiford (2008). The Jim Crow Encyclopedia: Greenwood Milestones in African American History. books.google.com. p. 66. ISBN 978-0313341816. 
  10. Debbie Elliott; National Public Radio (19 de junio de 2003). «The First Civil Rights Bus Boycott». npr.org. 
  11. Alison Shay; University of North Carolina at Chapel Hill (7 de noviembre de 2012). «Remembering Sarah Keys». unc.edu. 
  12. Garrow, David J. (1985). «The Origins of the Montgomery Bus Boycott». Journal of the Southern Regional Council (Emory University) 7 (5): 24. 
  13. Garrow (1986) p. 13. David Garrow escribió: "la Sra. [Rosa] Parks una vez contó ... cómo había sido expulsada físicamente del autobús unos diez años atrás cuando, luego de pagar la tarifa en la parte delantera del autobús, se había negado a bajar y volver a entrar por la puerta de atrás -- una costumbre que frecuentemente se imponía a los viajeros negros".
  14. William J. Cooper, Jr., Thomas E. Terrill, The American South: A History, Volume II, 4 ed., Rowman and Littlefield, 2009, p. 730.
  15. McGuire, Danielle L. (2010). At the Dark End of the Street: Black Women, Rape, and Resistance- A New History of the Civil Rights Movement from Rosa Parks to the Rise of Black Power. Random House. p. 8 and 39. ISBN 978-0-307-26906-5. 
  16. «Rosa Park's arrest report». 1 de diciembre de 1955. 
  17. "Parks, Rosa Louise." Encyclopedia Americana. Grolier Online (accessed May 8, 2009).
  18. «Rosa Parks, civil rights icon, dead at 92 - The Boston Globe». Boston.com. 25 de octubre de 2005. Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  19. «Panfleto, "No uses el autobús", Vengan a una reunión masiva el 5 de diciembre». Mlk-kpp01.stanford.edu. Consultado el 5 de junio de 2014. 
  20. Civil Rights History from the Ground Up: Local Struggles, a National Movement - Google Books. Books.google.com. Consultado el 5 de junio de 2014. 
  21. Beito, David T.; Beito, Linda Royster (2009). Black Maverick: T.R.M. Howard's Fight for Civil Rights and Economic Power. Urbana: University of Illinois Press. [página requerida]
  22. Jakoubek, Robert (1989). Martin Luther King, Jr. Civil Rights Leader. Philadelphia: Chelsea House Publishers. p. 49. 
  23. Martin Luther King. «Address to the first Montgomery Improvement Association (MIA) Mass Meeting». Stanford University. 
  24. «To J.Edgar Hoover from Special Agent in Charge». Stanford University. 
  25. http://news.bbc.co.uk/2/hi/business/3581815.stm
  26. «Montgomery Bus Boycott: The story of Rosa Parks and the Civil Rights Movement». Montgomeryboycott.com. Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  27. Darby, Jean (1990). Martin Luther King, Jr. Minneapolis: Lerner Publishing Group. pp. 41–42. ISBN 0-8225-4902-6. 
  28. «Montgomery, Ala., Bus Boycott» (PDF). Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  29. «State of Alabama V. M. L. King, Jr. (1956 and 1960)». Mlk-kpp01.stanford.edu. Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  30. «The Life and Words of Martin Luther King, Jr. (Part 1 of 2) | Scholastic.com». Teacher.scholastic.com. Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  31. McGuire, Danielle (2010). At the Dark End of the Stree. New York: Alfred A. Knopf. pp. 96–97. ISBN 978-0-307-26906-5. 
  32. Blackside, Inc. «Interview with Georgia Gilmore, conducted by Blackside, Inc. on February 17, 1986, for Eyes on the Prize: America's Civil Rights Years (1954-1965)». Washington University Libraries, Film and Media Archive, Henry Hampton Collection. Consultado el 26 de noviembre de 2011. 
  33. McGuire, Danielle (2010). At the Dark End of the Street. New York: Alfred A. Knopf. ISBN 978-0-307-26906-5. [página requerida]
  34. http://www.sites.si.edu/exhibitions/exhibits/381/main.htm (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  35. Wright, H. R: The Birth of the Montgomery Bus Boycott, page 123. Charro Book Co.,Inc., 1991. ISBN 0-9629468-0-X
  36. McAdam, Doug (December 1983). «Tactical Innovation and the Pace of Insurgency». American Sociological Review 48 (6): 735–54. JSTOR 2095322. 
  37. Thornton, J. Mills (2006). Dividing Lines:Municipal Politics and the Struggle for Civil Rights in Montgomery, Birmingham, and Selma. University of Alabama Press. pp. 111–2. 
  38. a b Kennedy, Randall (April 1989). «Martin Luther King's Constitution: A Legal History of the Montgomery Bus Boycott». The Yale Law Journal 98 (6): 999–1067. JSTOR 796572. 
  39. Thornton, J. Mills (2006). Dividing Lines:Municipal Politics and the Struggle for Civil Rights in Montgomery, Birmingham, and Selma. University of Alabama Press. p. 94. 
  40. Branch, Taylor (1988). Parting the Waters: America in the King Years 1954-1963. Simon and Schuster. p. 202. 
  41. Theoharis, Jeanne (4 de febrero de 2013). «10 Things You Don't Know About Rosa Parks». Huffington Post. 
  42. Silberman, Charles E. (1964). Crisis in Black and White. Random House. pp. 141–2.