Bodegas subterráneas de Aranda de Duero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bodegas de Aranda de Duero
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Bodegas de Aranda de Duero, Burgos, España, 2016 02.jpg

Declaración BOE N.º 175 el 23 de julio de 2015[1]
Ubicación Aranda de Duero


Las bodegas subterráneas de Aranda de Duero constituyen una red de 7 km. de túneles, o galerías, excavados entre los siglos XII y XVIII, que se encuentran en el casco histórico de Aranda de Duero en la provincia de Burgos, España.

En la actualidad existen unas 135 bodegas,[2]​ hallándose ubicadas en un rectángulo de 800x380 metros, sin llegar a ocuparlo en su totalidad. Estos túneles cuentan con una profundidad media que oscila entre 9 y 12 metros e inicialmente fueron destinados a la elaboración y conservación de los vinos elaborados a partir de la Edad Media. Durante todo el año mantienen un nivel de humedad constante y una temperatura comprendida entre 11ºC y 13ºC.

El tipo de bodega que más se reproduce en el casco urbano de Aranda de Duero es el denominado Bodega Urbana Colectiva. Este tipo de bodegas tiene multitud de accesos, localizados en el interior de los inmuebles. Las naves que forman las bodegas forman una planimetría anárquica. Lo cierto es que se construyeron teniendo en cuenta el tipo de materiales que conforman el subsuelo, la resistencia, la permeabilidad y la elasticidad del mismo. Tratando de hacer unas bodegas lo más estables posibles en cuanto a: temperatura, humedad, ruidos y temblores producidos por el tráfico rodado.

Uno de los elementos más importantes de las bodegas es la Zarcera. Este elemento es una perforación desde la superficie hasta el techo de la bodega. Sus funciones más importantes son las de mantener una aireación y una temperatura constante en el interior de las naves. La forma de estos taladros suele ser redonda. El nombre de zarcera también lo recibe la construcción que se realiza (en ocasiones en las bodegas urbanas y normalmente en las extra urbanas) para proteger la salida o entrada de aire al interior de las bodegas.

Aunque anualmente se realizan reparaciones puntuales, durante los últimos años se ha planteado la posibilidad de una recuperación total de las bodegas en varias ocasiones. En 2005 se intentó una colaboración con Hungría que facilitaría el acceso a fondos de la UE para las bodegas. Y en 2009 reuniones con el director de Turespaña para un plan de dinamización turística.[3]

En la visita que realizó Mariano Rajoy en 2009 a las bodegas, se mostró tan impresionado por los más de 7 km de bodegas subterráneas que afirmó:[4][5]

...es algo verdaderamente notable y que es obligado que conozca toda España.

Actualmente, ya ha sido solicitado que el entramado de las bodegas subterráneas de Aranda sean consideradas como Bien de Interés Cultural (BIC) por la dirección de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.[6]​ Finalmente fueron nombradas bien de interés cultural el 23 de julio de 2015[1]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]