Biocentrismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El biocentrismo (del griego βιος, bios, "vida"; y κέντρον, kentron, "centro") es un término aparecido en los años 1970 para designar a una teoría moral que afirma que todo ser vivo merece respeto moral. Asociado en sus orígenes con la ecología profunda o ecologismo radical, el biocentrismo pretende reivindicar el valor primordial de la vida.

Propone que todos los seres vivos tienen el mismo derecho a existir, a desarrollarse y a expresarse con autonomía y merecen el mismo respeto al tener el mismo valor. Aboga que la actividad humana cause el menor impacto posible sobre otras especies y sobre el planeta en sí. Dadas sus características, es una filosofía contraria al teocentrismo y antropocentrismo*. El biocentrismo explica que lo que percibimos como realidad es un proceso que exige la participación de la conciencia. Funda su ideario en los conceptos de interacción, la coevolución, la complejidad de las relaciones entre las especies, la no discriminación, el trato con los animales, la cultura de lo vivo, la interactividad de los sexos, la democracia participativa, la agricultura ecológica y el uso de las energías renovables.

Críticas al biocentrismo[editar]

  • Si entendemos que la consideración moral debería ser aquello que nos resulta valioso, tendríamos que concluir que el mero hecho de estar vivos no hace que alguien deba ser moralmente considerable. Este argumento es mantenible desde una posición experiencialista o preferencialista.
  • Conflictos entre entidades sintientes y no sintientes, de forma que la posibilidad de que los seres no sintientes sobrevivan implica causar un daño a seres que sí son sintientes.
  • Negación de la posesión de nuestra vida.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Bill Devall y George Sessions, extraído por Farid Azael de "Trascender el Ego", editado por Roger Walsh y Frances Vaughan, revisado por H. Hieronimi y Marina Ortiz, noviembre de 2008.

Enlaces externos[editar]