Biblioteca Załuski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Biblioteka Załuskich
Biblioteca Zaluski
Vogel Załuski Library.jpg
La Biblioteca Załuski en construcción, por Zygmunt Vogel
País Flag of Poland.svg Polonia
Fundación 1747
[editar datos en Wikidata]
“La Casa de los Reyes” hoy día (c/ Daniłowiczowska 14, esquina de c/ Hipoteczna 2, Varsovia)
Exlibris de la Biblioteca Załuski

La Biblioteca Zaluski (en polaco: Biblioteka Załuskich [ˌbʲiblʲjɔˈtɛka zaˈwuscix], latín: Bibliotheca Zalusciana) fue construida en Varsovia entre 1747–1795 por Józef Andrzej Załuski y su hermano, Andrzej Stanisław Załuski, ambos obispos católicos; situada en la Casa de los Reyes (Dom pod Królami).[1]​ Fue la primera biblioteca pública polaca, la más grande de Polonia, y una de las más tempranas bibliotecas públicas de Europa.

A consecuencia de la Insurrección de Kościuszko (1794), el ejército ruso, actuando a órdenes de la zarina Catalina II, confiscó los fondos de la biblioteca y las transportó a su colección personal en San Petersburgo, donde un año después pasaron a formar parte principal de la recién fundada Biblioteca Pública Imperial.

En los años 20 del siglo XX el gobierno de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia devolvió parte de los fondos de la antigua Biblioteca Załuski a la recién establecida Segunda República Polaca en virtud del Tratado de Riga. Esta colección fue deliberadamente destruida por el ejército alemán nazi durante la planeada destrucción de Varsovia en octubre de 1944, después del fracaso del Alzamiento de Varsovia.

Historia[editar]

La Biblioteca Załuski se considera la primera biblioteca pública polaca y una de las más grandes bibliotecas del mundo contemporáneo de entonces. En toda Europa hubo solo dos o tres bibliotecas que pudieron preciarse de una colección semejante. Al principio, la biblioteca contó con aproximadamente 200 000 unidades, que crecieron a 400 000 impresos, mapas y manuscritos a finales de la década de los 80 del siglo XVIII. Albergó también una colección de arte, instrumentos científicos, así como especímenes de plantas y animales.

En la biblioteca, abierta los martes y los jueves de 7:00 a 19.00, se pedía a los visitantes que guardaran silencio y rezaran por los hermanos Zaluski. Estaba prohibido llevar los libros fuera de la biblioteca, pero el robo de los libros era un problema cada vez más candente, hasta tal punto que los obispos patronos decidieron pedir ayuda al papa. Respondiendo a su pedido, en 1752 el papa Benedicto XIV promulgó una bula que amenazaba con excomunión a personas que se llevaran los libros de esta biblioteca; pero incluso este remedio no eliminó el problema por completo.

Después de la muerte de los hermanos, la recién creada Comisión de Educación Nacional se encargó de la biblioteca y cambió su nombre a la Biblioteca de los hermanos Załuski de la República.Veinte años después, en 1794, a consecuencia de la segunda partición de Polonia y la Insurrección de Kościuszko, el ejército ruso, a órdenes de la zarina rusa Catalina II, confiscó la colección de la biblioteca y la transportó a San Petersburgo, donde los libros pasaron a formar la parte principal de la Biblioteca Pública Imperial en el momento de su formación un año después. La colección fue en parte dañada o destruida debido a la falta de cuidado durante el despojo y transporte de la biblioteca a Rusia, y muchos libros fueron robados.

Después, la colección se dispersó entre varias bibliotecas rusas. Algunos fragmentos de la colección de los Zaluski volvieron a Polonia en dos momentos del siglo XIX: en 1842 y 1863. En la década de los 20 del siglo XX, a consecuencia de la Guerra polaco-soviética y el Tratado de Riga, el gobierno de la la República Socialista Federativa Soviética de Rusia devolvió a Polonia aproximadamente 50 000 unidades de la colección, sin embargo los soldados alemanes deliberadamente destruyeron esa colección durante la planificada destrucción de Varsovia en octubre de 1944, después del fracaso del Alzamiento de Varsovia. Tan sólo 1800 manuscritos y 30 000 materiales impresos de la biblioteca original se salvaron de la guerra.

En 1821 la sede original de la biblioteca fue convertida en casa de pisos de alquiler. Durante la reconstrucción del edificio, los bustos de los monarcas polacos que originariamente adornaban el interior de la biblioteca, y que habían sido escondidos durante los repartimientos de Polonia, fueron descubiertos y colocados en la fachada del edificio; por eso el edificio empezó a ser llamado “La Casa de los Reyes” (Dom pod Królami).

El edificio fue destruido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, fue reconstruido bajo el gobierno de la República Popular de Polonia.

Hoy día la Biblioteca Nacional de Polonia (Biblioteka Narodowa), fundada en 1928, se considera heredera de la Biblioteca de los Załuski.

Referencias[editar]

  1. «warsawtour». Consultado el 24 de octubre de 2012. 

Enlaces externos[editar]