Betty Cuthbert

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Medallero
Statue of Betty Cuthbert outside the Melbourne Cricket Ground
Statue of Betty Cuthbert outside the Melbourne Cricket Ground
Atletismo femenino
Flag of Australia.svg Australia
Juegos Olímpicos
Oro Melbourne 1956 100 metros
Oro Melbourne 1956 200 metros
Oro Melbourne 1956 relevos 4x100
Oro Tokio 1964 400 metros

Elizabeth "Betty" Cuthbert (Ermington, Nueva Gales del Sur, Australia, 20 de abril de 1938) es una atleta australiana especialista en pruebas de velocidad que ganó cuatro medallas de oro olímpicas.

Trayectoria deportiva[editar]

El 16 de septiembre de 1956 logró batir en Sydney el récord mundial de los 200 metros lisos con 23,2 segundos.

Unas semanas más tarde se convirtió en la gran heroína de los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 celebrados en su país, al ganar tres medallas de oro (100, 200 y relevos 4x100 metros)

Tenía solo 18 años, y a raíz de su hazaña fue apodada la "Golden Girl" (chica de oro) por sus compatriotas, y se convirtió en una celebridad. Fue la sucesora de Marjorie Jackson, campeona de 100 y 200 metros en los Juegos de Helsinki 1952.

Cuatro años más tarde participó en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, donde intentó revalidar su éxito olímpico. Sin embargo se lesionó durante una eliminatoria de los 100 metros y tuvo que abandonar la competición.

Sin embargo llegaría en plena forma a los siguientes Juegos, los de Tokio 1964, donde lograría la medalla de oro en los 400 metros con un tiempo de 52,0 segundos, en la primera vez que se disputaba esta prueba en unos Juegos Olímpicos. Hasta hoy Betty Cuthbert es la única persona (hombre o mujer) que ha ganado el oro olímpico en la tres pruebas de velocidad: 100, 200 y 400 metros.

Tras los Juegos se retiró del atletismo. A lo largo de su carrera deportiva batió o igualó 18 récords del mundo en diferentes distancias, desde los 60 hasta los 400 metros, así como en pruebas de relevos. Curiosamente, nunca llegó a tener el récord mundial de los 100 metros.

En 1979 los médicos le diagnosticaron esclerosis múltiple, una enfermedad degenerativa. Sin embargo eso no le ha impedido seguir colaborando en numerosas actividades, principalmente en causas humanitarias y también está vinculada a movimientos cristianos progresistas.

Es una figura muy querida y respetada en Australia. Durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 recibió un merecido homenaje siendo una de las últimas portadoras de la antorcha olímpica. Su imagen en silla de ruedas mientras llevaba la antorcha fue un momento muy emotivo.

Marcas personales[editar]

Enlaces externos[editar]