Bertelsmann Stiftung

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bertelsmann Stiftung
Bertelsmann Stiftung Logo.png
logotipo de la fundación Bertelsmann Stiftung
Bertelsmann Stiftung 2007-01.jpg
sede central de la fundación en Gütersloh
Tipo Fundación
Fundación 1977
Fundador(es) Reinhard Mohn
Sede Gütersloh, Renania del Norte-Westfalia, Alemania
Personas clave
Ingresos 156.2 milliones de euros
Empleados 350 (2015)
Miembro de Bibliothek & Information Deutschland y Movimiento Europeo Alemania
Coordenadas 51°54′30″N 8°25′09″E / 51.90833333, 8.41916667
Sitio web www.bertelsmann-stiftung.de
[editar datos en Wikidata]

La fundación Bertelsmann Stiftung es una entidad independiente de derecho privado con sede en Gütersloh, Alemania. Fue fundada por Reinhard Mohn en 1977.[1]​ Los motivos que llevaron a crearla fueron sociales y político-empresariales, así como fiscales.[2][3][4]​ Según sus propias declaraciones, la fundación Bertelsmann Stiftung fomenta un "proceso de reforma" y los "principios del comercio empresarial" para crear una "sociedad sostenible para el futuro".[5]

Desde 1993, la fundación Bertelsmann Stiftung posee la mayoría de participaciones del capital del grupo empresarial Bertelsmann.[6]​ Junto con la Reinhard Mohn Stiftung y la BVG Stiftung, abarcan un 80,9% del mismo, aunque no tiene derecho a voto.[7]

Historia[editar]

Reinhard Mohn (2008)

Constitución de la fundación[editar]

A finales de los años 70 se planteó la sucesión de Reinhard Mohn como presidente del Consejo de Administración de Bertelsmann.[8]​ A la vista de ello y partiendo del convencimiento de que el Estado debe contar con la iniciativa y la responsabilidad propias de sus ciudadanos, el 8 de febrero de 1977, Mohn constituyó la fundación Bertelsmann Stiftung.[9]​ El 14 de marzo de 1977, las autoridades dieron el visto bueno oficial.[10]​ En un principio, la fundación Bertelsmann Stiftung contaba con un capital de 100.000 marcos alemanes.[11][12]​ Unos dos años después, inició sus actividades.

Desarrollo del trabajo de la fundación[editar]

En 1979, Hans-Dieter Weger fue designado primer gerente. Concibió el planteamiento de una fundación cooperativa que desarrollara y gestionara sus propios proyectos.[13]​ Una de las primeras actividades de la fundación Bertelsmann Stiftung fue el estudio base "El libro y la conducta comunicativa", realizado en colaboración con Infratest.[14]​ Por otro lado, la fundación Bertelsmann Stiftung y el Grupo Bertelsmann participaron en la construcción de la Biblioteca Municipal de Gütersloh.[15]

En 1982, la fundación Bertelsmann Stiftung presentó su primera memoria de las actividades del ejercicio para informar a la opinión pública acerca de las mismas. El prólogo del informe fue escrito por Karl Carstens, presidente de la República Federal de Alemania, que entre otras cosas destacó el "servicio público de la fundación".[16]​ Entretanto, la fundación Bertelsmann Stiftung se había convertido en el núcleo del compromiso sociopolítico de Reinhard Mohn, su fundador, que desempeñaba el cargo de presidente exclusivo del Consejo de Administración.[17]​ En 1983, obtuvo el respaldo del recién creado Consejo Consultivo.[9]​ A parte del propio Reinhard Mohn y Hans-Dieter Weger, los miembros de este nuevo órgano eran Kurt Biedenkopf, Gerd Bucerius, Friedhelm Farthmann y Eberhard Witte.[9]​ En 1985, al amparo de la fundación se fundó una editorial para poder hacer frente al creciente número de publicaciones. La editorial de la fundación Bertelsmann Stiftung sigue activa a día de hoy.[18]

En 1988, la fundación Bertelsmann Stiftung concedió sus primeros Premios Carl Bertelsmann (actualmente Premios Reinhard Mohn), que galardonaron las negociaciones colectivas de los sectores de la construcción, la industria química y el metal.[19]​ Hasta hoy, este premio sigue homenajeando a distintas personalidades de prestigio internacional por sus soluciones pioneras a los retos sociales y políticos.[20]​ A parte de su trabajo en Alemania, en los años 80, la fundación Bertelsmann Stiftung inició varios proyectos internacionales,[9]​ como "Europa espacio cultural".[21]​ Otros ejemplos son su programa de estudios en la Universidad Hebrea de Jerusalén y la creación de la Biblioteca Can Torró en Alcudia, Mallorca.[22][23]

Michail Gorbatschow, Reinhard Mohn y Liz Mohn en el vestíbulo de la fundación Bertelsmann Stiftung (1992)

En 1987, Kurt Biedenkopf fue elegido primer presidente del Consejo Consultivo.[24]​ En 1990, Reinhard Mohn asumió el cargo él mismo.[9]​ Más tarde, la contratación de Horst Teltschik causó un gran impacto mediático: este ex asesor de política exterior de Helmut Kohl asumió el cargo de gerente de la fundación Bertelsmann Stiftung en 1991.[25]​ Su mayor logro fue la internacionalización.[26][27]​ A finales de los años 80 se edificaron las oficinas de la fundación Bertelsmann Stiftung frente a la central del Grupo Bertelsmann.[28][29]​ Durante su primera visita a Alemania tras el desmantelamiento de la Unión Soviética, Michail Gorbatschow acudió a estas instalaciones como invitado.[30][31]

Transferencia de la participación mayoritaria[editar]

En 1993, además de Reinhard Mohn, también fueron elegidos para sumarse al Consejo de Administración de la fundación Bertelsmann Stiftung Ulrich Saxer y Werner Weidenfeld. También se renovó la gerencia.[32]​ Ese mismo año, Reinhard Mohn transfirió sus participaciones mayoritarias en el capital del Grupo Bertelsmann a la fundación. Su intención era garantizar la continuidad de la empresa.[33]​ Mientras que a principios de 1993 la fundación poseía un 21,3% de las participaciones del Grupo Bertelsmann,[32]​ dicha cuota aumentó al 68,8% con esta transacción.[34]​ Este incremento la convirtió en la mayor accionista del grupo.[35]​ No obstante, en el contrato de donación suscrito en 1993, la participación en el capital se separó estrictamente de los derechos a voto para que la fundación no pudiera ejercer demasiada influencia en la organización interna del Grupo Bertelsmann,[34]​ un poder que sigue bajo el control de la familia Mohn.[36][37]​ Dado que la fundación obtiene dividendos por su participación en la empresa, la transferencia de participaciones realizada por Reinhard Mohn conllevó un aumento significativo de los presupuestos.[32]

Restructuración del organigrama interno[editar]

En 1998, Reinhard Mohn cesó como presidente de la fundación Bertelsmann Stiftung. En consecuencia, Mark Wössner fue nombrado presidente del Consejo de Administración y, un año después, presidente del Consejo Consultivo.[38]​ Tras el cese de Mark Wössner, en el año 2000, se volvió a restructurar el organigrama directivo:[39][40]​ el Comité Directivo sustituyó al Consejo de Administración y el Comité Asesor al Consejo Consultivo.[41]​ A finales del año 2000, Reinhard Mohn asumió de nuevo la presidencia en funciones del Comité Directivo y del Comité Asesor,[42]​ hasta que a mediados de 2001 Gunter Thielen lo sustituyese en ambos cargos.[43]​ Con ello, Reinhard Mohn abandonaba todas sus funciones directivas y quedaba relegado a las competencias de un simple miembro del Comité Asesor.[44][45]

En 2002, Heribert Meffert recogió el testigo de Gunter Thielen y presidió el Consejo de Administración de la fundación Bertelsmann Stiftung hasta el año 2005.[46][47]​ Durante su mandato, el organigrama volvió a renovarse, por lo que el Comité Directivo volvió a convertirse en un Consejo de Administración.[48]​ Esta medida tenía por objeto reforzar la gobernanza corporativa desde el punto de vista de la transparencia y la independencia.[49]​ Tras la marcha de Heribert Meffert de la fundación Bertelsmann Stiftung, Liz Mohn y Johannes Meier tomaron las riendas de la fundación conjuntamente.[50]​ En 2008, Gunter Thielen asumió de nuevo la presidencia del Consejo de Administración de la fundación Bertelsmann Stiftung.[51][52]​ Desde el año 2012, Aart De Geus, exministro de Trabajo y Asuntos Sociales de los Países Bajos, dirige la entidad.[53][54]

Estructura organizativa[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung es una fundación independiente de derecho privado en los términos de la Ley de Fundaciones del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia.[55]​ Es una persona jurídica con plena capacidad contractual, obligada a cumplir exclusivamente los fines estipulados en sus Estatutos, tanto en el territorio alemán como en el extranjero.[56]​ La fundación Bertelsmann Stiftung se somete a la supervisión del Gobierno del Distrito de Detmold y persigue exclusiva y directamente fines benéficos con ventajas fiscales en los términos del Código Fiscal alemán.[55]

Comités[editar]

La gerencia y la representación orgánica de la fundación Bertelsmann Stiftung recaen en el ámbito de competencia del Consejo de Administración, que en virtud de los Estatutos consta de un mínimo de tres miembros. El Consejo de Administración desarrolla la orientación estratégica de la fundación Bertelsmann Stiftung, la consensua con el Comité Asesor y se ocupa de garantizar su ejecución. Los miembros del Consejo de Administración que a la vez ostentan cargos en el Consejo de Administración de Bertelsmann Management SE solo pueden representar a la fundación junto con otro miembro del Consejo de Administración que no pertenezca al Consejo de Administración de Bertelsmann Management SE.[55]Bertelsmann Management SE es la empresa gerente del grupo empresarial Bertelsmann. El Consejo de Administración actual de la fundación Bertelsmann Stiftung está compuesto por Aart De Geus (presidente),[57]​ Liz Mohn (vicepresidenta), Jörg Dräger y Brigitte Mohn.[58]

El Comité Asesor de la fundación Bertelsmann Stiftung es el encargado de asesorar y controlar al Consejo de Administración. El Comité Asesor participa en todas las decisiones de especial relevancia. Entre sus cometidos también está la aprobación de las cuentas anuales, el control de la dirección económica, la recepción de informes de rendición de cuentas del Consejo de Administración y su aprobación. Conforme a los Estatutos, el Comité Asesor de la fundación Bertelsmann Stiftung debe componerse de un mínimo de seis y un máximo de 14 miembros. Entre ellos debe constar el presidente u otro miembro del Consejo Consultivo del Grupo Bertelsmann, un sucesor del fundador Reinhard Mohn, Liz Mohn, y entre tres y 11 personas más.[55]​ Hoy por hoy, el Comité Asesor de la fundación Bertelsmann Stiftung está compuesto por Werner J. Bauer (presidente), Liz Mohn (vicepresidenta), Wolf Bauer, Wulf H. Bernotat, Thomas Buberl, Ralph Heck, Wolfgang A. Herrmann, Christoph Mohn, Carolina Müller-Möhl, Viviane Reding, Wolfgang Schüssel y Jürgen Stark.[58]

Finanzas[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung se financia principalmente con los dividendos del Grupo Bertelsmann. Durante el ejercicio de 2015, estos alcanzaron en torno al 95% de los ingresos de la misma, por un valor total de 156,2 millones de euros.[59]​ La fundación Bertelsmann Stiftung posee sus participaciones en el Grupo Bertelsmann a través de la empresa Johannes Mohn GmbH, de la cual es socia mayoritaria. Sus participaciones son de capital puro, mientras que el derecho a voto recae en la empresa Bertelsmann Verwaltungsgesellschaft mbH.[60]​ El resto de sus ingresos proviene de la cooperación con otras organizaciones sin ánimo de lucro, la administración de su patrimonio propio y las donaciones. Tal y como estipula el Código Fiscal alemán, la fundación Bertelsmann Stiftung constituye reservas para poder cumplir con sus fines en todo momento, independientemente de los ingresos que obtenga.[61]​ Durante el ejercicio 2015, dichas reservas ascendieron a 369 millones de euros.[59]

Desde su constitución, la fundación Bertelsmann Stiftung ha invertido un total de 1.270 millones de euros en diferentes proyectos. Durante el ejercicio 2015, registró gastos por importe de 71,8 millones de euros. La mayor parte de los mismos (54 millones de euros) se destinaron a programas y proyectos especiales. Otros 9,2 millones de euros se invirtieron en actividades administrativas y cinco millones en tareas de comunicación. También se destinaron 3,5 millones de euros a servicios relacionados con los programas. Además, la fundación Bertelsmann Stiftung realizó donaciones a organizaciones benéficas asociadas por valor de 9,8 millones de euros.[59]

Sedes[editar]

rama del Reichsbank en Gütersloh (motivo histórico de una postal)

Las primeras oficinas de la fundación Bertelsmann Stiftung se encontraban en un edificio residencial de la Carl-Miele-Straße de Gütersloh. Sin embargo, en 1980 las oficinas se trasladaron a las instalaciones del Grupo Bertelsmann. En 1986, la fundación Bertelsmann Stiftung se instaló en un edificio representativo de la Moltkestraße, que se construyó en 1983 como filial del Reichsbank y perteneció al Banco Central de Renania del Norte-Westfalia hasta 1985.[9]​ En 1989, el estudio de arquitectos Gerkan, Marg und Partner ganó el concurso para la construcción de la nueva central de la fundación Bertelsmann Stiftung frente a la sede principal del Grupo Bertelsmann.[28]​ En 1990 se celebró la ceremonia inaugural del edificio, que se amplió en varias ocasiones durante los años siguientes.[9]​ Además de la central de Gütersloh, el grupo tiene una oficina de representación en la Kommandantenhaus de Berlín, que también utiliza la fundación.[62][63][64]​ Por otra parte, la fundación Bertelsmann Stiftung también tiene una oficina en el barrio Europeo de Bruselas.[65]

A mediados de los años 90, se constituyó Fundación Bertelsmann, una filial independiente con sede en Barcelona. Por aquel entonces, el objetivo era fomentar la lectura y la cultura mediática en España.[66]​ A día de hoy, la fundación se centra en la formación y la orientación profesional de los jóvenes en España.[67]

Desde el año 2008, la fundación Bertelsmann Stiftung también está representada en la capital de EE. UU., Washington D. C.[68]​ En esta ciudad se constituyó la fundación independiente Bertelsmann Foundation North America.[69]​ Su cometido se centra en los retos de la cooperación transatlántica.[70]

Objetivos y actividades[editar]

Conforme a sus Estatutos, el objeto de la fundación Bertelsmann Stiftung es "fomentar la ciencia y la investigación, la religión, la sanidad pública, la ayuda a los jóvenes y a los mayores, el arte y la cultura, la formación de adultos y la Formación Profesional, el bienestar, la internacionalización, el Estado democrático de Derecho y el compromiso cívico".[55]​ La fundación Bertelsmann Stiftung solo trabaja a nivel operativo y no otorga becas.[71][72][73]​ Invierte sus recursos en proyectos que promueve, concibe y ejecuta ella misma.[74][75]​ Por ejemplo, la fundación Bertelsmann Stiftung elabora estudios y rankings,[76][77]​ organiza proyectos modelo,[78]​ transmite conocimientos y competencias,[79][80]​ organiza congresos y concede premios.[81][82]​ Los ámbitos más importantes de su labor son la educación, la democracia, la sociedad, la salud, la economía y la cultura.[83]​ La fundación Bertelsmann Stiftung es neutral a nivel político.[84]​ Trabaja a escala regional, nacional e internacional.[85][86]

Educación[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung investiga periódicamente cuánto invierten los Estados federados de Alemania en educación y asistencia. Uno de sus estudios constató, entre otras cosas, que las oportunidades de desarrollo de los niños dependían en gran medida de su procedencia.[87][88]​ En el ámbito de la educación escolar, durante los últimos años la fundación Bertelsmann Stiftung se dedica especialmente a las escuelas de jornada completa y fomenta su expansión.[89][90]​ El aprendizaje digital también es uno de los asuntos que fomenta,[91]​ ya que considera que es la solución a diferentes problemas estructurales en el sector de la educación.[92]​ Además, la fundación Bertelsmann Stiftung lleva años trabajando en la Formación Profesional y la formación continua.[93]

Durante los años 90, el trabajo de la fundación Bertelsmann Stiftung en la educación secundaria tuvo una amplia repercusión pública.[94]​ La atención se centró en la creación del Centrum für Hochschulentwicklung (CHE – Centro para el Desarrollo de la Enseñanza Superior) por parte de la fundación Bertelsmann Stiftung y la Fundación de Fomento de la Conferencia de Rectores de Institutos de Enseñanza Superior en 1994.[95]​ Esta institución se propone ser una "herramienta de reforma" para la educación secundaria alemana.[96][97]​ La fundación Bertelsmann Stiftung posee un 90% de las participaciones de la empresa CHE Gemeinnütziges Centrum für Hochschulentwicklung GmbH.[98]

Democracia[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung se compromete, tanto a escala nacional como internacional, con el aumento de la participación ciudadana en los procesos políticos de planificación y toma de decisiones,[99]​ ya que ello fortalece la democracia.[100][101]​ En cuanto a la cooperación de los estados, los países y los municipios, la fundación Bertelsmann Stiftung fomenta desde hace años, entre otros, la modernización de la compensación financiera de los Estados federados de Alemania.[102]​ Sin embargo, el punto fuerte de su trabajo en el ámbito de la democracia lo constituye Europa.[103][104]​ Desde hace años, la fundación Bertelsmann Stiftung aboga por la aceleración de los procesos de toma de decisiones y por el avance de la integración europea.[105][106]​ A nivel internacional, la fundación Bertelsmann Stiftung investiga las estructuras de gobernanza actuales y debate propuestas para modificarlas.[107][108]​ Un ejemplo de ello es la concepción de una agencia de calificación de crédito sin ánimo de lucro.[109]

Hasta el año 2010, la fundación Bertelsmann Stiftung también participó en la financiación del Centrum für angewandte Politikforschung (CAP – Centro de Investigación Política Aplicada).[110]​ Fue fundado por Werner Weidenfeld, quien hasta 2007 fue miembro del Consejo de Administración de la fundación Bertelsmann Stiftung.[111][112]​ Ambas instituciones colaboran, por ejemplo, en asuntos relacionados con el desarrollo de la integración europea.[113]​ Este centro está adscrito al Instituto de Ciencias Políticas Hermanos Scholl de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich.[114]

Sociedad[editar]

Uno de los puntos fuertes del trabajo de la fundación Bertelsmann Stiftung es el cambio demográfico en Alemania, sobre el cual ha publicado varios estudios.[115][116]​ Además, fomenta el voluntariado y otros proyectos de convivencia social,[117]​ entre otras cosas mediante la concesión del Premio "Mein gutes Beispiel" (mi buen ejemplo).[118]​ La justicia social y la justicia generacional también representan un activo importante para la fundación,[119]​ sobre todo la reducción de la brecha entre ricos y pobres.[120]​ La fundación Bertelsmann Stiftung tiene por objeto el fomento de la integración y la diversidad en la sociedad. Promueve una "organización migratoria exhaustiva y sostenible" en Alemania.[121]​ Otros proyectos se centran en los jóvenes y las familias: por ejemplo, la fundación Bertelsmann Stiftung critica los perjuicios que sufren las familias en los planes de pensiones y el aumento de la pobreza infantil.[122][123]

Sanidad[editar]

En el marco del denominado "seguimiento sanitario", la fundación Bertelsmann Stiftung analiza periódicamente la asistencia sanitaria en Alemania.[124][125]​ Además, durante los últimos años ha creado varias ofertas para aumentar los conocimientos sanitarios de los ciudadanos.[126]​ Entre ellas encontramos, por ejemplo, el portal de Internet "Weiße Liste" (lista blanca), que ayuda a buscar médicos, hospitales, residencias y servicios de asistencia en Alemania.[127][128][129]

Con la ayuda de la fundación Bertelsmann Stiftung, en 1994 se creó el Centrum für Krankenhausmanagement (CKM – Centro de Gestión Hospitalaria) como instituto universitario adscrito a la Universidad de Münster.[130]​ Además de la investigación en el campo de las redes informáticas y logísticas de los hospitales, este centro se ocupa, por ejemplo, de ofrecer formación continua al personal clínico.[131][132]​ Hoy por hoy, la fundación Bertelsmann Stiftung ya no es socia de CKM Centrum für Krankenhausmanagement GmbH,[98]​ ya que este instituto trabaja de forma totalmente independiente.[133]

Cultura[editar]

El proyecto de mayor antigüedad de la fundación Bertelsmann Stiftung en el ámbito de la cultura es el concurso internacional de canto "Neue Stimmen" (nuevas voces),[134]​ creado en 1987 por Liz Mohn y que sigue celebrándose en la actualidad.[135][136]​ Se trata de uno de los concursos de talento juvenil más importantes del mundo de la ópera y se le denomina "trampolín para talentos".[137][138]​ Además, la fundación Bertelsmann Stiftung participa en el fomento musical. Desde finales de los años 90, se han venido realizando proyectos modelo en este campo,[139]​ por ejemplo, con el objetivo de reforzar las actividades musicales en las guarderías infantiles.[140][141]​ La razón del compromiso de la fundación Bertelsmann Stiftung en esta área es promover la participación social a través del canto y la música.[142]

Economía[editar]

La fundación investiga las consecuencias de la globalización en la sociedad, tanto sus oportunidades como sus peligros.[143]​ La fundación Bertelsmann Stiftung aboga por la apertura de los mercados de los países industrializados para que los países en vías de desarrollo puedan beneficiarse de ellos.[144]​ Publica análisis y estudios periódicamente relacionados con los cambios del mercado laboral de Alemania.[145]​ Durante el mandato del canciller Gerhard Schröder, sus resultados influyeron parcialmente en las reformas Hartz.[146][147]​ La fundación Bertelsmann Stiftung también se compromete con la sostenibilidad y fomenta una cultura empresarial ética en la industria alemana.[148]​ En colaboración con la Fundación Hans Böckler, publicó un estudio sobre la participación de los empleados en las empresas alemanas.[149][150]

Críticas[editar]

Durante los últimos años, la fundación Bertelsmann Stiftung ha sido objeto de varios debates públicos.[151]​ En 2007, Jens Wernicke y Torsten Bultmann publicaron una obra colectiva titulada "Netzwerk der Macht – Bertelsmann" ("Red de poder – Bertelsmann"),[152]​ que critica la estructura y las actividades de la fundación Bertelsmann Stiftung.[153]​ Sus 30 autores atacaron principalmente su carácter benéfico y su influencia política.[154]​ Esta obra colectiva provocó un amplio debate público sobre la fundación Bertelsmann Stiftung.[155]

Mayor repercusión logró el escritor y periodista Thomas Schuler con la publicación, en 2010, del libro "Bertelsmannrepublik Deutschland – eine Stiftung macht Politik" ("República Bertelsmann de Alemania – una fundación que hace política").[156]​ En él, el autor describe cómo la fundación Bertelsmann Stiftung busca el contacto con los políticos que lideran el país y los asesora.[157]​ Tilda a la fundación Bertelsmann Stiftung de "antidemocrática" y critica su falta de transparencia.[158][159]​ En su opinión, de la buena idea de crear una fundación surgió un "mundo al revés" cuya organización pone en tela de juicio.[160][161]​ Thomas Schuler también critica la Ley alemana de Fundaciones, que permite la existencia de fundaciones como la fundación Bertelsmann Stiftung.[162]​ Peter Rawert, experto en derecho de fundaciones, indicó al respecto que la fundación Bertelsmann Stiftung obtiene unos beneficios de sus participaciones en el grupo que deberían ser más bajos que los beneficios que pueden obtenerse con una inversión a plazo fijo. En los Estados Unidos, dichos beneficios tendrían consecuencias negativas para las arcas públicas. Además, según él, dicha situación no se corresponde con las "directrices de eficiencia" de la fundación Bertelsmann Stiftung.[163]

Intereses comerciales[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung suele recibir críticas por su participación mayoritaria en el Grupo Bertelsmann y se le acusa de mezclar intereses benéficos y comerciales.[164]​ En 2009, la escritora y periodista Annette Jensen afirmó que la fundación Bertelsmann Stiftung crea una demanda artificial mediante sus propuestas, sobre todo en lo relacionado con la supuesta necesidad de reducir las administraciones locales que después ella misma satisface, por ejemplo, por medio de Arvato, empresa filial del grupo. Para publicar sus mensajes se serviría de las cadenas de televisión RTL y VOX, pertenecientes al Grupo Bertelsmann, así como de numerosas revistas de la editorial alemana Gruner + Jahr.[165]​ El sociólogo e investigador de fundaciones Frank Adloff califica esta situación de insostenible, dado que la fundación no debe rendir cuentas sobre la inversión de su dinero ante ningún parlamento ni tribunal de cuentas. En EE. UU., las fundaciones que obtienen ventajas fiscales no pueden poseer más del 20% de una empresa para evitar posibles conflictos de intereses. Además, deben declarar sus gastos públicamente.[166]

Influencia política[editar]

Otra de las críticas que recibe la fundación se refiere a la falta de legitimidad democrática. Se ve relegada a un segundo plano por un poder económico que incluso la sustituye, afirma Wolfgang Lieb, exsecretario de estado del Ministerio de Economía de Renania del Norte-Westfalia, refiriéndose al "compromiso con la sociedad civil" de la fundación Bertelsmann Stiftung. Según él, las redes privadas y los lobbies se convierten en poderes reales;[167]​ la fundación Bertelsmann Stiftung, mediante sus conversaciones con los políticos fuera de los parlamentos, genera una "privatización de la política". Estas actividades seguirían los principios de la instrumentalización mutua: los funcionarios y políticos obtienen un espacio protegido en el que pueden debatir e informarse de forma gratuita y exclusiva, mientras que la fundación Bertelsmann Stiftung se garantiza a sí misma el acceso a todos los proyectos en los que quiere ejercer influencia. En consecuencia, no importa quién salga elegido: la fundación Bertelsmann Stiftung sigue cogobernando las instituciones.[166]​ En 2007, Albrecht Müller, expolítico del SPD y publicista, la tildó de "institución antidemocrática" durante una entrevista radiofónica.[168]

En 2008, la periodista y política Julika Sandt criticó la creciente influencia que la fundación Bertelsmann Stiftung ejerce sobre el sistema sanitario alemán. Según ella, los planes que elabora generan ventajas para las clínicas y centros de asistencia privatizados, en detrimento de los médicos autónomos. Dado que Brigitte Mohn es miembro tanto del Consejo de Administración de la fundación Bertelsmann Stiftung como del Consejo Consultivo de la Rhön-Klinikum, se cuestiona la neutralidad de la fundación Bertelsmann Stiftung en el sector sanitario.[169]

En 2012, Josef Kraus, presidente de la Lehrerverband (Asociación Alemana de Docentes), criticó la influencia de la fundación Bertelsmann Stiftung en la política educativa. Tildó sus estudios de "carentes de carácter científico" y "catastrofistas". Según él, sus iniciativas se basan casi siempre en la escandalización de alguna supuesta deficiencia. Kraus insta al mundo político a liberarse de la influencia de la fundación Bertelsmann Stiftung y tomarse en serio las críticas que recibe.[170]

La ONG Lobbycontrol considera que la fundación Bertelsmann Stiftung es una iniciativa con ánimo de lucro, similar a la iniciativa Neue Soziale Marktwirtschaft (Nueva Economía Social de Mercado) o la Fundación Marktwirtschaft (Economía de Mercado).[171]​ Se critica, por ejemplo, su programa "Standort-Check" ("comprobación de delegaciones"), que se corresponde con un canon de reformas neoliberales.[172]

La fundación Bertelsmann Stiftung ha desmentido una y otra vez las críticas que recibe por su falta de legitimación democrática y su influencia política ilegítima. Por ejemplo, el expresidente del Consejo de Administración Gunter Thielen dejó claro que la fundación no es ningún "gobierno en la sombra".[173]​ Según él, la creación de opinión política no es un "proceso de arriba a abajo" y el hecho de que una fundación o una empresa pueda conformar a su antojo un país como Alemania es una mera ilusión.[162]

Neutralidad política[editar]

La fundación Bertelsmann Stiftung se declara neutral a nivel político.[174][175]​ No obstante, varias personas ponen en duda la aplicación práctica de esta máxima, ya que los contactos con partidos de izquierdas solo persiguen "fines de liberalización de mercados".[166]​ De hecho, la fundación Bertelsmann Stiftung suele percibirse como liberal,[176][177]​ cosa que también es discutible.[178]​ Algunos críticos también tildan a la fundación Bertelsmann Stiftung de neoliberal.[179][180][181]

Carácter benéfico[editar]

En 2006, en el diario Tagesspiegel, el escritor y periodista Harald Schumann cuestionó el carácter benéfico de la fundación Bertelsmann Stiftung. Según él, el "otro gobierno de Gütersloh" administra de facto dinero público, ya que Reinhard Mohn se habría ahorrado hasta dos mil millones de euros en el impuesto de sucesiones o donaciones al transferir tres cuartos de sus acciones a la fundación. Además, afirma que el pago anual de dividendos a la fundación está libre de impuestos, y con su dotación anual de 60 millones de euros, la fundación Bertelsmann Stiftung no aporta ni de lejos lo que cuesta al fisco.[166]​ En esta misma línea, Arno Klönne, sociólogo y politólogo, afirmó que el carácter benéfico de la fundación Bertelsmann Stiftung es cuestionable, ya que fomenta los negocios de Bertelsmann de manera proactiva.[182][183]​ Según él, su único objetivo sería dirigir la sociedad por medio de métodos empresariales y privatizar los servicios públicos.[184]

En 2009, una investigación de juristas independientes arrojó que ya no se cumplían los requisitos para declarar el carácter benéfico con ventajas fiscales de la fundación Bertelsmann Stiftung. Es más, según la investigación, la fundación obtiene las ventajas fiscales ilegítimamente con el fin de restructurar el acervo público al antojo de su fundador, Reinhard Mohn, por medio de un asesoramiento político privado financiado con fondos públicos, sin legitimación democrática, influyendo en la opinión pública.[185]

La fundación Bertelsmann Stiftung siempre ha desmentido estas acusaciones. Según ella, la Agencia Tributaria alemana reconoce el carácter benéfico de la fundación y lo verifica periódicamente.[186]

Retroceso social[editar]

En 2007, el sindicato ver.di dejó de colaborar con la fundación Bertelsmann Stiftung. El motivo de esta decisión fue que Arvato, una empresa del Grupo Bertelsmann, declaró que uno de sus objetivos estratégicos era la privatización de los servicios públicos.[187]​ En el Congreso federal se adoptó una resolución en estos términos contra la Junta federal.[188]​ Según los críticos, la fundación Bertelsmann Stiftung es el motor que impulsa la privatización y el desmantelamiento de los servicios sociales.[189]​ Esta valoración fue respaldada por los participantes en el congreso celebrado por los críticos de Bertelsmann con el título "Das Schattenkabinett aus Gütersloh" ("El gabinete en la sombra de Gütersloh").[190]​ En él participaron, además de ver.di, Attac, GEW, IG Metall y la Fundación Otto Brenner.[191][192]​ La fundación Bertelsmann Stiftung calificó de "malentendido" las críticas de ver.di.[188]​ Según ella, ambas instituciones no están tan distanciadas en su valoración de los problemas sociales.[193]

Bibliografía[editar]

  • Frank Böckelmann, Hersch Fischler (2004). Bertelsmann: Hinter der Fassade des Medienimperiums (en alemán). Frankfurt am Main: Eichborn Verlag. ISBN 3-8218-5551-7. 
  • Ulrich Brömmling (2005). Die Kunst des Stiftens: 20 Perspektiven auf Stiftungen in Deutschland (en alemán). Berlin: Edition Pro Arte. p. 22–25. ISBN 3-9805009-6-9. 
  • Thomas Bart, ed. (2006). Bertelsmann: Ein globales Medienimperium macht Politik / Expansion als Bildungsdienstleister und politische Einflussnahme – internationale Perspektive (en alemán). Hamburg: Anders Verlag. ISBN 3-939594-01-6. 
  • Werner Biermann, Arno Klönne (2007). Agenda Bertelsmann: Ein Konzern stiftet Politik (en alemán). Köln: Papyrossa Verlag. ISBN 978-3-89438-372-5. 
  • Jens Wernicke, Torsten Bultmann, ed. (2007). Netzwerk der Macht – Bertelsmann / Der medial-politische Komplex aus Gütersloh (en alemán). Marburg: Bund demokratischer Wissenschaftlerinnen und Wissenschaftler. ISBN 978-3-939864-02-8. 
  • Regina Hannerer, Christian Steininger (2008). Die Bertelsmann Stiftung im Institutionengefüge – Medienpolitik aus Sicht des ökonomischen Institutionalismus (en alemán). Baden-Baden: Nomos Verlag. ISBN 978-3-8329-3982-3. 
  • Thomas Schuler (2010). Bertelsmannrepublik Deutschland: Eine Stiftung macht Politik (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. ISBN 978-3-593-39097-0. 

Referencias[editar]

  1. «Tod eines Wirtschaftsweisen». Spiegel Online (en alemán). 04 de octubre de 2009. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  2. «Von der Welt lernen: Warum Reinhard Mohn die Bertelsmann Stiftung gründete». Bertelsmann Stiftung (en alemán). Consultado el 24 de noviembre de 2015. 
  3. Thomas Schuler (09 de agosto de 2010). «Die Methode Bertelsmann: Eine Stiftung regiert das Land». Die Tageszeitung (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2015. 
  4. Sonja A. Sackmann (2004). Erfolgsfaktor Unternehmenskultur: Mit kulturbewusstem Management Unternehmensziele erreichen und Identifikation schaffen (en alemán). Wiesbaden: Springer Verlag. p. 275. ISBN 978-3-322-82623-7. 
  5. «Die Tonangeber». Der Freitag (en alemán). 16 de junio de 2006. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  6. «Bertelsmann gehört jetzt mehrheitlich der Stiftung». Deutscher Drucker (en alemán). 14 de octubre de 1993. p. 4. 
  7. Bertelsmann (ed.). «Aktionärsstruktur» (en alemán). Consultado el 12 de diciembre de 2016. 
  8. 175 Jahre Bertelsmann: Eine Zukunftsgeschichte (en alemán). München: C. Bertelsmann Verlag. 2010. p. 44–45. ISBN 978-3-570-10175-9. 
  9. a b c d e f g Bertelsmann Stiftung (ed.). «Chronik» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  10. Thomas Schuler (2004). Die Mohns – Vom Provinzbuchhändler zum Weltkonzern / Die Familie hinter Bertelsmann (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. p. 291. ISBN 978-3-593-41565-9. 
  11. Landeszentrale für politische Bildung Nordrhein-Westfalen (ed.). «Wettbewerb und bürgerschaftliches Engagement» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  12. Die Stadtbibliothek Gütersloh GmbH: Kooperationsversuch zwischen Medienunternehmen und Kommune (en alemán). Wiesbaden: Harrassowitz Verlag. 1983. p. 48. ISBN 3-447-02370-8. 
  13. «Ein Anstifter des Guten». Neue Westfälische (en alemán). 16 de septiembre de 2004. 
  14. Bodo Franzmann, ed. (1978). «Kommunikationsverhalten und Buch: Endbericht» (en alemán). München: Infratest. 
  15. Die Stadtbibliothek Gütersloh GmbH: Kooperationsversuch zwischen Medienunternehmen und Kommune (en alemán). Wiesbaden: Harrassowitz Verlag. 1983. p. 50. ISBN 3-447-02370-8. 
  16. Thomas Schuler (2010). Bertelsmannrepublik Deutschland: Eine Stiftung macht Politik (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. p. 49. ISBN 978-3-593-40832-3. 
  17. «Personalien». Handelsblatt (en alemán). 27 de junio de 1986. p. 24. 
  18. Marketing- und Verlagsservice des Buchhandels (ed.). «Profilansicht: Verlag Bertelsmann Stiftung». Adressbuch für den deutschsprachigen Buchhandel (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  19. «Carl-Bertelsmann-Preis». Handelsblatt (en alemán). 18 de abril de 1988. p. 5. 
  20. «"Weitblick und Geschick": Schwab erhält Reinhard-Mohn-Preis». n-tv (en alemán). 16 de junio de 2016. Consultado el 12 de diciembre de 2016. 
  21. Kai Franke (2011). «Einführung und Chronologie des Projekts "Kulturraum Europa"». Chronik der Bertelsmann Stiftung (en alemán) (Gütersloh). 
  22. Liz Mohn (2011). Schlüsselmomente: Erfahrungen eines engagierten Lebens (en alemán). München: C. Bertelsmann Verlag. p. 20. ISBN 978-3-641-07123-3. 
  23. «Alcudia macht Reinhard Mohn zum Ehrenbürger». Neue Westfälische (en alemán). 14 de septiembre de 2005. 
  24. «Personalien». Handelsblatt (en alemán). 11 de septiembre de 1987. p. 22. 
  25. «Kohls Kopf bei Bertelsmann». Die Tageszeitung (en alemán). 06 de diciembre de 1990. p. 2. 
  26. «Teltschik will Profil der Bertelsmann Stiftung schärfen». Bonner General-Anzeiger (en alemán). 06 de febrero de 1991. p. 9. 
  27. «Bertelsmann Stiftung: Teltschik setzt auf Expertenseminare und Projektförderung. Arbeit soll auf neue Länder ausgedehnt und Aktuelles schneller umgesetzt werden.». Handelsblatt (en alemán). 06 de febrero de 1991. p. 7. 
  28. a b Gerkan, Marg und Partner (ed.). «Projekte» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  29. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Standorte» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  30. «Deutlich darunter». Der Spiegel (en alemán). 09 de marzo de 1992. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  31. «"Niemand wird für uns die Probleme lösen können"». Handelsblatt (en alemán). 11 de marzo de 1992. p. 5. 
  32. a b c «Bertelsmann Stiftung: Mohn kündigt deutliche Etataufstockung für 1993/94 an. Forschungsprogramm soll Reform der sozialen Marktwirtschaft ausloten.». Handelsblatt (en alemán). 28 de mayo de 1993. p. 10. 
  33. 175 Jahre Bertelsmann: Eine Zukunftsgeschichte (en alemán). München: C. Bertelsmann Verlag. 2010. p. 274–276. ISBN 978-3-570-10175-9. 
  34. a b «Bertelsmann gehört jetzt mehrheitlich der Stiftung». Deutscher Drucker (en alemán). 14 de octubre de 1993. p. 4. 
  35. «Nach dem Tod von Reinhard Mohn: Bertelsmann bewahrt Tradition». n-tv (en alemán). 05 de octubre de 2009. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  36. Bertelsmann (ed.). «Aktionärsstruktur» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  37. «Medienmonarchie aus Gütersloh». Handelsblatt (en alemán). 30 de enero de 2011. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  38. Thomas Hoffmann (24 de septiembre de 1998). «Der Leitwolf verläßt das Rudel». Horizont (en alemán). p. 14. 
  39. Matthew Karnitschnig (08 de diciembre de 2003). «Die komplizierte Romanze der Liz Mohn». Der Tagesspiegel (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  40. «Mohn stellt die Weichen». Allgemeine Zeitung (en alemán). 29 de septiembre de 2000. 
  41. «Bertelsmann Stiftung erhält neue Führungsstruktur». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). 29 de septiembre de 2009. p. 28. 
  42. «Mohn wird Präsident der Bertelsmann Stiftung. Im Juli 2002 soll Gunter Thielen das Amt übernehmen.». Die Welt (en alemán). 29 de septiembre de 2000. p. 17. 
  43. «Der Patriarch zieht sich zurück». Berliner Zeitung (en alemán). 05 de agosto de 2001. p. 18. 
  44. «Der Patriarch schont die Kräfte». Der Tagesspiegel (en alemán). 25 de agosto de 2001. p. 31. 
  45. «Reinhard Mohn tritt ab». Bonner General-Anzeiger (en alemán). 25 de agosto de 2001. p. 25. 
  46. «"Marketing-Papst" übernimmt Bertelsmann Stiftung». Der Tagesspiegel (en alemán). 10 de agosto de 2002. p. 27. 
  47. Thomas Knüwer, Hans-Peter Siebenhaar (17 de junio de 2005). «Meffert verlässt Bertelsmann Stiftung». Handelsblatt (en alemán). p. 20. 
  48. Stefan Brams (20 de julio de 2004). «Der Stifter als Bauherr». Neue Westfälische (en alemán). 
  49. Marc Beise, Hans-Jürgen Jakobs (29 de abril de 2005). «Wir wollen keine geheimen Ministerien sein». Süddeutsche Zeitung (en alemán). 
  50. «Meffert geht früher». Manager Magazin (en alemán). 16 de junio de 2005. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  51. «Thielen wird Stiftungsleiter». Manager Magazin (en alemán). 19 de julio de 2004. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  52. «Gunter Thielen geht zurück zur Bertelsmann Stiftung». Horizont (en alemán). 03 de enero de 2008. Consultado el 01 de diciembre de 2016. 
  53. «Regierungswechsel in Gütersloh». Westfalen-Blatt (en alemán). 04 de agosto de 2012. 
  54. David Hein (03 de mayo de 2012). «Ab August Chef der Bertelsmann Stiftung». Horizont (en alemán). p. 10. 
  55. a b c d e «Satzung der Bertelsmann Stiftung» (PDF) (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  56. Joachim Paul. Praxisorientierte Einführung in die Allgemeine Betriebswirtschaftslehre – Mit Beispielen und Fallstudien (en alemán) (3 edición). Wiesbaden: Springer Verlag. p. 225. ISBN 978-3-658-07106-6. 
  57. Oliver Horst (28 de abril de 2012). «Stühlerücken bei Bertelsmann». Westfalen-Blatt (en alemán). 
  58. a b Bertelsmann Stiftung (ed.). «Organisation» (en alemán). Consultado el 12 de diciembre de 2016. 
  59. a b c Bertelsmann Stiftung (ed.). «Finanzen» (PDF). Jahresbericht 2015 (en alemán). p. 85–88. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  60. «Reinhard Mohn verzichtet auf seine Stimmrechte». Börsen-Zeitung (en alemán). 02 de julio de 1999. p. 13. 
  61. Lothar Schmalen (06 de mayo de 2015). «Hilfe für die klammen Kommunen: 40 Millionen Euro in die Rücklage». Neue Westfälische (en alemán). p. 25. 
  62. «Kommandantur wird nachgebaut». Die Tageszeitung (en alemán). 21 de noviembre de 2000. p. 23. 
  63. «Das Kommandantenhaus kehrt zurück». Die Welt (en alemán). 29 de septiembre de 1999. p. 14. 
  64. Konrad Jahr (13 de junio de 2003). «Terrakotta-Adler im Anflug auf das Kommandantenhaus». Die Welt (en alemán). p. 35. 
  65. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Gremien» (PDF). Jahresbericht 2015 (en alemán). p. 81–84. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  66. Liz Mohn (2011). Schlüsselmomente: Erfahrungen eines engagierten Lebens (en alemán). München: C. Bertelsmann Verlag. p. 97. ISBN 978-3-641-07123-3. 
  67. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Fundación Bertelsmann» (en alemán). Consultado el 01 de diciembre de 2016. 
  68. «Die Stiftung zieht’s nach Washington». Neue Westfälische (en alemán). 16 de abril de 2008. 
  69. Liz Mohn (2011). Schlüsselmomente: Erfahrungen eines engagierten Lebens (en alemán). München: C. Bertelsmann Verlag. p. 30. ISBN 978-3-641-07123-3. 
  70. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Bertelsmann Foundation North America» (en alemán). Consultado el 12 de diciembre de 2016. 
  71. Thorsten Gödecker (30 de abril de 2014). «Fingerzeige aus der Denkfabrik». Neue Westfälische (en alemán). p. 12. 
  72. «Schüssel: Kurator in deutscher Stiftung». Die Presse (en alemán). 20 de abril de 2007. p. 4. 
  73. «Bertelsmann Stiftung – Info». Rheinische Post (en alemán). 03 de noviembre de 2010. 
  74. Thomas Schuler (2010). Bertelsmannrepublik Deutschland: Eine Stiftung macht Politik (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. p. 295. ISBN 978-3-593-40832-3. 
  75. Götz Hamann (11 de noviembre de 2007). «Wo geht es hier zur Zukunft?». Die Zeit (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  76. Anna Katharina Ulrich (04 de marzo de 1994). «Eine Studie der Bertelsmann-Stiftung: Lesen im multimedialen Zeitalter». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). 
  77. «Wirtschaftsstandort Deutschland unter Beschuss». Wiener Zeitung (en alemán). 08 de octubre de 2004. p. 28. 
  78. «Bessere Bildungschancen für sozial Schwache». Heilbronner Stimme (en alemán). 24 de febrero de 2010. p. 30. 
  79. Thomas Osterkorn (05 de junio de 2008). «Orientierung im Dschungel der Medizin». Stern (en alemán). 
  80. «Von Verkaufsrhetorik bis Yoga: Volkshochschule präsentiert neues Programm, Zusammenarbeit mit Bertelsmann-Stiftung.». Südkurier (en alemán). 01 de septiembre de 2000. 
  81. «Symposium der Bertelsmann Stiftung». Ärzte Zeitung (en alemán). 07 de septiembre de 2000. p. 1. 
  82. «Ein Preis für die "Schule der Zukunft"». Passauer Neue Presse (en alemán). 29 de mayo de 2000. 
  83. «De Geus wird Chef der Bertelsmann Stiftung». Handelsblatt (en alemán). 07 de agosto de 2012. p. 46. 
  84. «Die Bertelsmann Stiftung setzt sich für das Gemeinwohl ein.». Taunus-Zeitung (en alemán) (Bad Homburg edición). 19 de enero de 2008. p. 7. 
  85. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Unsere Projekte» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  86. Rudolph Bauer (30 de marzo de 2007). «Gemeinwohl und Eigeninteresse: Das globale Engagement der Bertelsmann Stiftung». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). p. 68. 
  87. Jeannette Otto (05 de junio de 2008). «Der Kita-Report». Die Zeit (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  88. Jördis Früchtenicht (29 de junio de 2016). «"Zweiter Platz für Bremen"». Die Tageszeitung (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  89. «"Mehr Ganztagsschulen"». Neue Osnabrücker Zeitung (en alemán). 05 de agosto de 2013. 
  90. «Gutes Zeugnis für Ganztagsschulen». Berliner Morgenpost (en alemán). 20 de septiembre de 2016. p. 11. 
  91. «Digitales Lernen scheitert oft am WLAN». Neue Westfälische (en alemán). 26 de agosto de 2016. p. 4. 
  92. Michaela Ernst (12 de octubre de 2015). «"Lernen lernen und Kenner kennen"». Profil (en alemán). p. 92–93. 
  93. Christian Güntlisberger (23 de junio de 1994). «Bertelsmann Stiftung mit Angebot zur beruflichen Weiterbildung». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). p. 83. 
  94. «Bertelsmann Stiftung will die Bildungspolitik prägen». Handelsblatt (en alemán). 10 de diciembre de 1998. p. 6. 
  95. Thomas Veser (03 de marzo de 1994). «Verbraucherzentrale für die Unis: Das Centrum für Hochschulentwicklung in Gütersloh nimmt die Arbeit auf». Der Tagesspiegel (en alemán). 
  96. Sabine Etzold (10 de febrero de 2000). «Ein Grund zum Feiern». Die Zeit (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  97. «Der Meister-Ranker». NZZ am Sonntag (en alemán). 22 de mayo de 2005. p. 78. 
  98. a b Bundesanzeiger Verlag (ed.). «Unternehmensregister» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  99. Simone Lutz (05 de septiembre de 2014). «Mehr direkte Demokratie». Badische Zeitung (en alemán). p. 22. 
  100. «Mehr Bürgerbeteiligung stärkt die Demokratie». Aachener Zeitung (en alemán). 06 de septiembre de 2014. p. 2. 
  101. dapd Nachrichtenagentur (16 de junio de 2011). «Bertelsmann Stiftung würdigt Bürgerbeteiligung in Brasilien» (en alemán). 
  102. Jens Tartler (28 de septiembre de 2012). «Entmachtung der Bundesländer». Financial Times Deutschland (en alemán). p. 10. 
  103. «Schwerpunkt Europa: Bertelsmann Stiftung reagiert auf kritische Umfrageergebnisse». Westfalen-Blatt (en alemán). 17 de septiembre de 2012. 
  104. «Europa im Fokus der Bertelsmann Stiftung». Neue Westfälische (en alemán). 19 de mayo de 2016. p. 1. 
  105. «Bertelsmann Stiftung plädiert für eine Beschleunigung der Entscheidungsprozesse – Europa braucht eine Stimme und ein Gesicht – Brüsseler Kommission sollte verkleinert und gestärkt werden». Agra-Europe (en alemán). 19 de junio de 2006. 
  106. Bernhard Hertlein (01 de mayo de 2013). «Europa weiterbauen: Bertelsmann Stiftung stellt Jahresplanung vor». Westfalen-Blatt (en alemán). 
  107. «Thielen trifft Ban Ki-Moon: Internationale Konferenz der Bertelsmann Stiftung in Berlin». Neue Westfälische (en alemán). 18 de julio de 2008. 
  108. «Bertelsmann Stiftung kooperiert mit Institut für Weltwirtschaft». Neue Westfälische (en alemán). 19 de abril de 2011. 
  109. Matthias Benz (18 de abril de 2012). «Ideen für neue Rating-Agentur». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). p. 33. 
  110. Max Hägler (31 de octubre de 2007). «Abgang des Vorzeige-Bertelsmanns». Die Tageszeitung (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  111. Peter Dittmar (01 de noviembre de 2007). «Ende einer wunderbaren Freundschaft». Die Welt (en alemán). p. 27. 
  112. Thomas Schuler (2010). Bertelsmannrepublik Deutschland: Eine Stiftung macht Politik (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. p. 320–326. ISBN 978-3-593-40832-3. 
  113. Martin Breitenstein (27 de septiembre de 1999). «Europa, die komplizierte Grossbaustelle». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). p. 5. 
  114. Centrum für angewandte Politikforschung (ed.). «Strategien für das 21. Jahrhundert» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  115. «Studie: Hamburg für die Zukunft gut gerüstet». Die Welt (en alemán). 12 de febrero de 2007. p. 31. 
  116. «Osten leidet besonders». Westfalen-Blatt (en alemán). 24 de marzo de 2011. 
  117. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Engagement und Zusammenhalt» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  118. «Preis für Regionalmarketing». Passauer Neue Presse (en alemán). 28 de febrero de 2013. 
  119. Beat Gygi (04 de enero de 2011). «Soziale Gerechtigkeit als Zahl». Neue Zürcher Zeitung (en alemán). p. 24. 
  120. Alexander Jungkunz (06 de enero de 2011). «Viel Nachholbedarf bei der sozialen Gerechtigkeit». Nürnberger Nachrichten (en alemán). p. 5. 
  121. Jörg Dräger (11 de noviembre de 2013). «Schluss mit "Einwanderung als Ausnahme"». Frankfurter Rundschau (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  122. «Studie: Rentenversicherung benachteiligt Familien». Neue Osnabrücker Zeitung (en alemán). 18 de enero de 2014. 
  123. Andreas Gebert (12 de septiembre de 2016). «Kinderarmut nimmt in Deutschland zu». Zeit Online (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  124. «Zuzahlungen überfordern Versicherte». Thüringer Allgemeine (en alemán). 25 de abril de 2006. 
  125. «Bertelsmann Stiftung legt Gesundheitsmonitor vor – Krankenversicherte wollen Preisbindung bei Medizin». Neue Westfälische (en alemán). 12 de marzo de 2010. 
  126. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Gesundheit aktivieren» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  127. Pia Heinemann (05 de junio de 2008). «Weiße Liste für Kliniken: Neue Internetplattform hilft Patienten, das für sie richtige und beste Krankenhaus zu finden». Die Welt (en alemán). p. 31. 
  128. Judith Lacroix (01 de febrero de 2013). «Wegweiser im Pflege-Dschungel». Darmstädter Echo (en alemán). 
  129. «Neues Vergleichsportal für Heime». Nürnberger Nachrichten (en alemán). 27 de junio de 2016. p. 16. 
  130. «Bertelsmann Stiftung: Sieben Millionen DM für innovative Medizinprojekte». Ärzte-Zeitung (en alemán). 02 de noviembre de 2000. p. 4. 
  131. «Kurse in Münster: Reha-Manager werden Strategen im Wettbewerb». Ärzte-Zeitung (en alemán). 04 de mayo de 1998. p. 13. 
  132. «Vom Praxischef zum Gesundheitsmanager». Ärzte-Zeitung (en alemán). 08 de diciembre de 2004. p. 24. 
  133. Thomas Schuler (2010). Bertelsmannrepublik Deutschland: Eine Stiftung macht Politik (en alemán). Frankfurt am Main: Campus Verlag. p. 458–459. ISBN 978-3-593-40832-3. 
  134. «Neue Stimmen im Wettstreit». Bonner General-Anzeiger (en alemán). 31 de octubre de 1991. p. 17. 
  135. «"Musik gehört zu meinem Leben"». Westfalen-Blatt (en alemán). 13 de marzo de 2013. 
  136. «Neue Stimmen in der Stadt». Westfalen-Blatt (en alemán). 20 de octubre de 2011. 
  137. «Neue Stimmen für die Oper». Berliner Kurier (en alemán). 17 de diciembre de 2002. p. 11. 
  138. «Meisterkurse offen für Besucher». Neue Westfälische (en alemán). 06 de octubre de 2016. p. 13. 
  139. Gudrun Weitzenbürger (13 de agosto de 1999). «Mit Musik zu besserer Leistung». Der Tagesspiegel (en alemán). p. 28. 
  140. «Drei neue Caddys für "MIKA"». Westfalen-Blatt (en alemán). 09 de septiembre de 2014. 
  141. Jörg Janssen (13 de diciembre de 2016). «Mit Musik lernen Kinder besser sprechen». Rheinische Post (en alemán). p. 26. 
  142. «Singen: Hymne der Woche». Welt am Sonntag (en alemán). 23 de diciembre de 2001. p. 34. 
  143. «Globalisierung hilft Reichen: Deutschland gehört laut der Bertelsmann Stiftung zu den Gewinnern der weltweiten Verflechtung». Badische Zeitung (en alemán). 25 de marzo de 2014. p. 19. 
  144. Jakob Pontius (02 de septiembre de 2016). «"Die Industrieländer müssen ihre Märkte öffnen"». Zeit Online (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  145. Rainer Hübner (04 de abril de 2002). «Der große Deutschland-Check». Capital (en alemán). p. 16. 
  146. «Schlimme Vorwürfe gegen Bertelsmann Stiftung». Handelsblatt (en alemán). 11 de agosto de 2010. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  147. Hartwig Pautz (2008). «Think-tanks in Germany: The Bertelsmann Foundations's Role in Labour Market Reform». Zeitschrift für Politikberatung (en inglés) (3/4). p. 437–457. 
  148. «Länder-Stresstest: Deutschland bei Nachhaltigkeit nur gut». Thüringer Allgemeine (en alemán). 09 de septiembre de 2015. p. 2. 
  149. «Miteinander statt gegeneinander zum Erfolg». Handelsblatt (en alemán). 30 de septiembre de 1994. p. 2. 
  150. «Stark in Unternehmenskultur». Junge Karriere (en alemán). 01 de octubre de 2004. p. 16. 
  151. «Bertelsmannkritik» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  152. «Die Bertelsmann Stiftung kritisch im Blick». Neue Westfälische (en alemán). 29 de marzo de 2007. 
  153. «"Nichts Neues? Da irrt Liz Mohn"». Neue Westfälische (en alemán). 22 de mayo de 2007. p. 3. 
  154. Hans-Peter-Siebenhaar (24 de mayo de 2007). «Autoren greifen Bertelsmann Stiftung an». En Handelsblatt. Medienwatcher (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  155. «"Debatte über Bertelsmann befördert"». Neue Westfälische (en alemán). 03 de agosto de 2007. 
  156. Ralph Gerstenberg (23 de agosto de 2010). «Nur im eigenen Interesse». Deutschlandfunk (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  157. «Schuler schreibt über "Bertelsmannrepublik"». Neue Westfälische (en alemán). 09 de agosto de 2010. 
  158. «"Die Stiftung ist undemokratisch"». Neue Westfälische (en alemán). 09 de agosto de 2010. 
  159. «"Bei Fragen zu Details stieß ich an Grenzen"». Westfalen-Blatt (en alemán). 09 de agosto de 2010. 
  160. Hans-Peter Siebenhaar (20 de agosto de 2010). «Wahrheiten und Gemeinheiten». Handelsblatt (en alemán). p. 57. 
  161. Harald Schumann (13 de septiembre de 2010). «Politik aus Gütersloh». Der Tagesspiegel (en alemán). p. 7. 
  162. a b Steffen Grimberg (09 de agosto de 2010). «Politischer Einfluss "illusorisch"». Die Tageszeitung (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  163. «Grundgütiges aus Gütersloh». Frankfurter Allgemeine Zeitung (en alemán). 14 de septiembre de 2010. p. 35. 
  164. Vera Linß (31 de agosto de 2010). «Die Gütersloher Nebenregierung». Deutschlandradio Kultur (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  165. Annette Jensen (2009). «Gemeinnützigkeit ist ein gutes Geschäft». En Vereinte Dienstleistungsgewerkschaft. ver.di Publik (en alemán). p. 9. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  166. a b c d Harald Schumann (24 de septiembre de 2006). «Macht ohne Mandat». Der Tagesspiegel (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  167. Wolfgang Lieb (26 de febrero de 2007). «Die Bertelsmann Stiftung und ihre Verflechtungen – Referat im Rahmen einer Vortragsreihe des Rosa-Luxemburg-Clubs Wuppertal». Nachdenkseiten (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  168. «Deutschlandfunk Zwischentöne als Audio – Ein Experiment bei den Nachdenkseiten (Mitschnitt der Sendung)». Nachdenkseiten (en alemán). 03 de abril de 2007. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  169. Julika Sandt (2008). «Fäden der Macht: Die Bertelsmann-Connection und das Ende der Freiberuflichkeit» (PDF). Bayerisches Zahnärzteblatt (en alemán). p. 10–11. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  170. Josef Kraus (Dezember 2012). Deutscher Lehrerverband, ed. «Über den Wert von Bertelsmann-"Studien"» (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  171. «Bertelsmann Stiftung». Lobbycontrol (en alemán). 20 de diciembre de 2016. Consultado el 06 de marzo de 2017. 
  172. «Bürgerrechtler kritisieren Bertelsmann Stiftung». Social Times (en alemán). Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2007. Consultado el 06 de marzo de 2017. 
  173. Hans-Peter Siebenhaar (25 de octubre de 2010). «"Wir sind keine heimliche Regierung"». Handelsblatt (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  174. Bertelsmann Stiftung (ed.). «Die Bertelsmann Stiftung auf einen Blick» (PDF) (en alemán). Consultado el 31 de enero de 2017. 
  175. «Piraten kritisieren Bertelsmann Stiftung». Die Glocke (en alemán). 02 de diciembre de 2016. Consultado el 31 de enero de 2017. 
  176. Wolfgang Böhm (01 de septiembre de 2016). «Abkehr von der Globalisierung». Die Presse (en alemán). p. 1. 
  177. Ansgar Klein, Ralf Kleinfeld, Frank Nullmeier, Dieter Rucht, Heike Walk, Ulrich Willems, Annette Zimmer, ed. (2009). «Bürgergesellschaft als Projekt: Eine Bestandsaufnahme zu Entwicklung und Förderung zivilgesellschaftlicher Potenziale in Deutschland». Bürgergesellschaft und Demokratie (en alemán) (28) (Wiesbaden: Verlag für Sozialwissenschaften). p. 288. ISBN 978-3-531-16266-9. 
  178. Isabel Kusche (2008). Politikberatung und die Herstellung von Entscheidungssicherheit im politischen System (en alemán). Wiesbaden: Verlag für Sozialwissenschaften. p. 236. ISBN 978-3-531-16048-1. 
  179. Günter Bihn (12 de noviembre de 2009). «Wo bleiben die Visionen?». Frankfurter Rundschau (en alemán). p. 4. 
  180. Robert Misik, Michel Reimon (2014). Supermarkt Europa: Vom Ausverkauf unserer Demokratie (en alemán). Wien: Czernin Verlag. p. 15. ISBN 978-3-7076-0521-1. 
  181. «Bonzen, Bildung, Bertelsmann – Die Bertelsmann Stiftung als Denkfabrik des Neoliberalismus». Analyse und Kritik (en alemán) (500). 18 de noviembre de 2005. 
  182. Hans-Peter Siebenhaar (11 de junio de 2007). «Ist die Bertelsmann Stiftung noch gemeinnützig?». En Handelsblatt. Medienwatcher (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  183. Hans-Peter Siebenhaar (31 de octubre de 2007). «Gütersloher Gemeinnützigkeiten». Handelsblatt (en alemán). p. 10. 
  184. Stefan Brams (09 de junio de 2007). «Im Sitzen durchs Netzwerk». Neue Westfälische (en alemán). 
  185. «Ist die Bertelsmann Stiftung "gemeinnützig" im Sinne von §§ 52 ff. AO? Eine Expertise unabhängiger Juristen.». Neue Rheinische Zeitung (en alemán). 04 de febrero de 2009. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  186. «Gemeinnützigkeit wurde anerkannt – Bertelsmann Stiftung weist Wernickes Kritik zurück». Neue Westfälische (en alemán). 23 de mayo de 2007. 
  187. Hans-Peter Siebenhaar (15 de octubre de 2007). «Bertelsmann kämpft mit Boykott von Verdi». En Handelsblatt. Medienwatcher (en alemán). Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  188. a b «Beziehungen auf Eis gelegt: Verdi setzt Zusammenarbeit mit Bertelsmann aus». Neue Westfälische (en alemán). 31 de octubre de 2007. 
  189. Rudolf Stumberger (02 de noviembre de 2007). «Die heimliche Regierung aus Gütersloh». VDI Nachrichten (en alemán). 
  190. Stefan Brams (27 de octubre de 2007). «Die Kritik schwillt weiter an». Neue Westfälische (en alemán). 
  191. Stefan Brams (30 de octubre de 2007). «Kontrastreiches Programm: Bertelsmann-Kritiker kontra Gemeinnützigkeit». Neue Westfälische (en alemán). 
  192. Daniel Bouhs (29 de octubre de 2007). «Eine Kasse für sich». Die Tageszeitung (en alemán). p. 17. Consultado el 01 de octubre de 2016. 
  193. «Stiftung wirbt um Verdis Vertrauen». Neue Westfälische (en alemán). 10 de noviembre de 2007. 

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 51°54′30″N 8°25′09″E / 51.90833, 8.41917