Bernardo Sánchez Bascuñana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bernardo Sánchez Bascuñana

Verdugo titular de la Audiencia de Sevilla
1949-1972
Predecesor Bartolomé Casanueva Ramírez
Sucesor José Moreno Moreno

Información personal
Nacimiento 20 de noviembre de 1905
Carrión de los Céspedes, Sevilla, España
Fallecimiento 25 de marzo de 1972
Granada, España
Residencia Granada
Nacionalidad Española
Familia
Hijos un hijo e Inés Sánchez[1][2]
Información profesional
Ocupación Verdugo

Bernardo Sánchez Bascuñana (Carrión de los Céspedes, provincia de Sevilla, 1905-Granada, 1972) fue el verdugo titular de la Audiencia Territorial de Sevilla (España) entre los años 1949 y 1972.

Biografía[editar]

Natural de Carrión de los Céspedes, en la provincia de Sevilla, tuvo una infancia difícil, ya que su madre murió cuando era niño. A los doce años hubo de salir de casa a buscarse la vida, criándose «derecho como una parra» (las parras son retorcidas, alude a las dificultades que pasó y cómo las afrontó), según contaba el mismo Bernardo en el documental Queridísimos verdugos, de Basilio Martín Patino.

Se encontraba en Granada por su trabajo cuando estalló la Guerra Civil Española. Inmediatamente ingresó en la Guardia Civil e hizo la guerra en el bando sublevado, sirviendo en los puestos de Cacín, Loja y en la Guardería de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

En 1949, habiendo quedado vacante la plaza de verdugo de Sevilla, decidió abandonar la Benemérita y solicitar el puesto, lo que le fue concedido por el Ministerio de Justicia. Según parece, el anterior verdugo de Sevilla, Bartolomé Casanueva Ramírez «Bartolo», había muerto meses antes en un suceso sobre el que la censura franquista corrió un tupido velo, motivado por una represalia anarquista.[3][4]

En total, durante su periodo de ejercicio, diecinueve reos fueron «traspasados a la eternidad» (por utilizar la terminología del propio Bernardo) en Andalucía, Extremadura, Baleares y Canarias, donde ejecutó a Juan García Suárez «El Corredera». Siempre empleó el mismo garrote, un modelo antiguo de mediados del siglo XIX, y llegó a solicitar su ingreso en la orden de los Franciscanos.[5]

Falleció el 25 de marzo de 1972, víctima de un cáncer, en la ciudad de Granada, poco después de haber participado, con los extremeños Antonio López Sierra y Vicente López Copete, en el rodaje de Queridísimos verdugos, el citado documental sobre los «ejecutores de sentencias» que ejercían en España. Su puesto como verdugo titular de la Audiencia de Sevilla fue ocupado por el sevillano José Monero Renomo, quien habría de ejecutar en Tarragona a Heinz Chez.

Decía a los reos antes de ajusticiarlos: "Dichoso tú que atraviesas el umbral de la eternidad quien estuviera en tu lugar" y seguidamente apretaba el garrote vil.

Reos ejecutados por Bernardo Sánchez Bascuñana[editar]

  • María Domínguez Martínez[6]​ (Huelva, 23 de mayo de 1949)

Referencias[editar]

  1. Tapia, Juan Luis (24 de octubre de 2006). «Yo soy la hija del verdugo». El Ideal de Granada. Consultado el 2 de agosto de 2010. 
  2. Diego Quesada, Juan (27 de noviembre de 2011). «Mi padre era verdugo». El País. Consultado el 9 de agosto de 2012. 
  3. Catalán Deus, José (2011). Criminales, víctimas y verdugos. Península. ISBN 978-84-9942-107-0. 
  4. Martínez, Rubén (1995). «Una aproximación a la pena de muerte durante el franquismo». La pena de muerte y su abolición en España (Los Libros de la Catarata). 
  5. a b Eslava Galán, Juan (1993). Verdugos y Torturadores. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. 
  6. Se daba la circunstancia que era prima de la mujer del propio verdugo, según señala en el documental "Queridísimos verdugos".
  7. a b c Rada, Juan (9 de septiembre de 2016). «El crimen de las estanqueras: tres inocentes ejecutados en el garrote vil». El Español. Consultado el 10 de septiembre de 2016. 
  8. Florido, Gaumet (18 de octubre de 2009). «Medio siglo de la muerte de "el Corredera"». Canarias 7. Consultado el 2 de agosto de 2010.