Bernardino Caballero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Bernardino Caballero

Retrato de Caballero por Héctor Da Ponte


9.º Presidente de la República del Paraguay
4 de septiembre de 1880-25 de noviembre de 1886
Vicepresidente Juan Antonio Jara
Predecesor Cándido Bareiro
Sucesor Patricio Escobar


Presidente del Partido Colorado
11 de septiembre de 1887-26 de febrero de 1912
Sucesor Pedro Pablo Peña


Senador Nacional de Paraguay
13 de febrero de 1887-8 de agosto de 1904


Ministro del Interior de Paraguay
29 de octubre de 1877-4 de septiembre de 1880
Presidente
Predecesor José Pantaleón Urdapilleta
Sucesor Pedro Duarte

17 de febrero de 1874-6 de abril de 1874
Presidente Salvador Jovellanos
Predecesor Benigno Ferreira
Sucesor Germán Serrano


Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública de Paraguay
6 de abril de 1874-29 de octubre de 1877
Presidente
Predecesor Germán Serrano
Sucesor Adolfo Saguier


Ministro de Guerra y Marina de Paraguay
7 de enero de 1871-15 de octubre de 1871
Presidente Cirilo Antonio Rivarola
Predecesor Salvador Jovellanos
Sucesor Benigno Ferreira

Información personal
Nombre en español Bernardino Caballero Melgarejo y Genes Ver y modificar los datos en Wikidata
Apodo «El centauro de Ybycuí»
Nacimiento 20 de mayo de 1839
Ybycuí, Paraguay
Fallecimiento 26 de febrero de 1912 (72 años)
Asunción, Paraguay
Sepultura Panteón Nacional de los Héroes Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Paraguaya
Religión Católica
Características físicas
Altura 1,80−1,88 m (-6 0)
Familia
Padres
  • José Ramón Caballero de Añazco Pereira
  • Melchora Inés Melgarejo y Genes
Cónyuge María Concepción Díaz de Bedoya (1883-1884)
Julia Álvarez (1909-1912)
Hijos 38
Información profesional
Ocupación Militar y político
Años activo 1864-1870
Lealtad Bandera de Paraguay República del Paraguay
Rama militar Ejército Paraguayo
Unidad militar Caballería
Rango militar General de División
Conflictos Guerra de la Triple Alianza
Partido político Partido Colorado - Asociación Nacional Republicana (ANR)
Distinciones

Bernardino Caballero de Añazco Melgarejo y Genes (Ybycuí, 20 de mayo de 1839-Asunción, 26 de febrero de 1912) fue un político y militar paraguayo. Durante el periodo de 1880 a 1882, fue presidente provisional de la República del Paraguay, y luego como 9.° presidente (1882-1886). Fue fundador del Partido Colorado del cual también fue presidente hasta su fallecimiento.

Primeros años[editar]

Fue hijo de José Ramón Caballero de Añasco y de Melchora Melgarejo y Genes. No tuvo oportunidad de seguir estudios reseñables. Se incorporó muy joven al Ejército Paraguayo, y en diciembre de 1864, como sargento de la Caballería, actuó en la triunfal campaña de Mato Grosso, interviniendo en casi todas las acciones de la guerra grande, mereciendo sucesivos ascensos por méritos excepcionales. Era conocido como el «Centauro de Ybycuí» debido a su destreza sobre el caballo.

Actuación en la guerra[editar]

Gral. Bernardino Caballero. 1870

Al comenzar la guerra de la Triple Alianza en 1864, tenía el rango de alférez y ayudante del Mariscal Francisco Solano López en Humaitá. A raíz de su actuación en Estero Bellaco, el 2 de mayo de 1866, obtuvo el ascenso a Teniente y la condecoración de la Estrella de la Orden al Mérito. En Boquerón y Sauce, el 16 y 18 de julio de 1866, ya era Capitán y en la batalla de Curupayty, el 22 de septiembre, comandó la Caballería.

A principios de 1867, fue ascendido a Sargento Mayor y nombrado Jefe de la Caballería fuera del recinto de Humaitá. El 3 y el 21 de octubre tuvo brillante desempeño en Isla Tayí y Tatayibá, recibiendo sus despachos de teniente coronel y la Medalla de Tatayibá. El 3 de noviembre de 1867 comandó una división del ejército en la segunda batalla de Tuyutí y obtuvo otra Condecoración y el ascenso a Coronel.

El 24 de julio de 1868 recibió sus despachos de General de Brigada. Participó en la Campaña de Pikysyry y en las batallas de Ytororó, Abay, Itá Ybaté y Lomas Valentinas. El 24 de febrero de 1870 le fue conferida la Medalla de Amambay.

El 8 de febrero y el 16 de agosto de 1869 actuó en Picada Diarte y la Batalla de Acosta Ñu, respectivamente, y fue ascendido a General de División en San Estanislao. En la batalla de Acosta Ñu, su participación no fue afortunada, al negarse a la rendición bajo su mando, exigido por el Conde D`eu, a lo que se percata su inminente derrota abandona la contienda con sus escoltas.

Al producirse el Combate de Cerro Corá, en que murió el presidente López, Caballero estaba alejado del grueso del ejército paraguayo, al frente de una división que buscaba ganado para alimentos. Fue tomado por sorpresa, ocho días más tarde por una división brasileña junto al río Apa, y se rindió cuando se le informó de la muerte de López y quedó prisionero con varios oficiales llevados al Brasil. Varios meses después, el 16 de diciembre de 1870, el general Bernardino Caballero es liberado y regresa de Río de Janeiro, Brasil. Este hecho poco conocido, fue la última acción de la Guerra de la Triple Alianza, aunque de hecho la misma ya había terminado con la muerte del presidente.[1]

Posguerra, Trayectoria política y Presidencia (1880-1886)[editar]

Fue comandante general de Armas y ministro de Guerra y Marina. Encabezó la revolución de 1873 y de 1874, asumiendo el 16 de febrero de ese año la Cartera del Interior en el Gabinete de Jovellanos.

Desempeñando después tareas ministeriales como ministro de Marina y Guerra, de Interior, de Justicia y de Instrucción Pública,

Gabinete presidencial de Bernardino Caballero(1880 - 1886). en la foto se muestran Agustín Cañete, ministro de Hacienda; Juan Alberto Meza, ministro del Interior; Gral. Pedro Duarte, ministro de Guerra y Marina; José Segundo Decoud, ministro de Relaciones Exteriores; y Juan G. González, ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública.

Elegido por el Congreso como presidente provisional en 1880, luego de la muerte del presidente Cándido Bareiro y tras habérsele impedido asumir el mando al vicepresidente Adolfo Saguier, con un golpe de Estado, es elegido presidente constitucional durante el período 1882/86.

Su obra coincidió con el duro período de posguerra y fue de gran trascendencia. Fueron creados el «Registro Civil de las Personas», el «Departamento de Inmigración», la «Escribanía Civil de los Pobres», la «Junta Central de Agricultura», la «Junta de Crédito Público», y la «Oficina de Estadísticas».

Continuó con los proyectos de migración fomentados por el expresidente Cándido Bareiro, generalmente de origen alemán. Reactivó la producción nacional; la industria maderera, la del tanino, la de yerbamate y la ganadería; creó fuentes de ingresos para el fisco en concepto de impuestos, aunque también originó el latifundio, pues grandes extensiones de terreno que pasaron a manos de capitalistas extranjeros. Este hecho generó irritaciones entre los discrepantes por adoptar algunas posturas que obedecían al Imperio del Brasil.    

El desarrollo de la cultura fue destacado; como ministro del ramo patrocinó la creación de numerosas escuelas, especialmente importantes la de Derecho, que fue la primera de nivel universitario, y el «Ateneo Paraguayo». Durante su mandato Uruguay condonó la deuda externa con aquel país y devolvió los trofeos de guerra.

Actividad política posterior[editar]

Fundó el 11 de septiembre de 1887 el Partido Nacional Republicano (Partido Colorado); dos meses después de fundarse el otro partido político existente: Centro Democrático, (hoy llamado Partido Liberal Radical Auténtico).

Muerte[editar]

Falleció el 26 de febrero de 1912, y sus restos descansan en el Panteón Nacional de los Héroes.

Dejó una numerosa descendencia. De su matrimonio con Concepción Díaz de Bedoya: Ramón Caballero de Bedoya (un diplomático paraguayo en Europa por muchos años); de su unión con Julia Álvarez: Francisco Caballero Álvarez (militar y ministro de Guerra y Marina), y embajador del Paraguay ante el Reino Unido; y Rigoberto Caballero, (político de larga trayectoria), entre otros.

Fotografía de Bernardino Caballero con su hija, Saturnina.

Referencias[editar]

  1. ↑ Mendoza, Hugo, La Guerra contra la Triple Alianza, 2.ª Parte, Ed El Libro, Asunción del Paraguay, 2010, pág. 106. ISBN 978-99953-1-0-079-0