Bennu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El ave Bennu representada como una Ardea bennuides.

Bennu es un ave mitológica del Antiguo Egipto, el Fénix griego.[1] Fue asociada a las crecidas del Nilo, a la muerte, y al Sol. Como el Bennu representaba la creación y la renovación, está relacionada con el calendario egipcio. De hecho, el templo de Bennu era célebre por las clepsidras y otros dispositivos para medir el tiempo que en él se custodiaban.

Nombre[editar]

El nombre Bennu se relaciona con el verbo “wbn,” que significa “ascender en brillo” o “brillar”.[1] [2] Algunos de sus epítetos eran: “el que se convirtió en ser por si mismo”, “El que asciende” y “Señor del júbilo.”

Iconografía[editar]

Bennu
en jeroglífico
G31
 

En los Textos de las pirámides, se asocia a la lavandera boyera,[3] considerado el primer animal que representó a esta deidad. En algunas obras de arte del Imperio Nuevo, sin embargo, adopta la apariencia de una garza, tocada con la corona Atef, flanqueada por dos plumas (a modo de cresta). Los particulares caracteres de esta garza permiten asociarla con la extinta garza Bennu (Ardea bennuides), que vivió en los Emiratos Árabes durante el período de la cultura Umm al-Nar (entre 2500 y 2000 años antes de Cristo).

En ocasiones se mostraba como hombre, con cabeza de garza, junto a una persea, el árbol sagrado de Heliópolis, usando ropaje blanco o azul de momia debajo de una larga capa transparente. Con frecuencia, aparece posado en la piedra benben (representando a Ra) o en un Sauce sauce (símbolo de Osiris). En la Lista de Gardiner, Bennu utiliza el código G31 (aves). Más raramente, se puede ver a un águila con plumaje rojo y dorado como ave Bennu[cita requerida].

Mitología[editar]

Bennu era considerado el ba de Atón, Ra,[1] u Osiris[cita requerida]. En el Libro de los Muertos se lee:

“Yo soy el pájaro Bennu, el ba de Ra, guía de los dioses en la Duat.”

En los mitos vinculados con Heliópolis, Bennu desempeña un papel destacado en la cosmogonía egipcia. Según algunas fuentes, se creó a sí mismo a partir del fuego con que ardía un árbol sagrado en uno de los recintos del templo de Ra. Otras versiones sitúan su origen en el estallido del corazón de Osiris.

Referencias[editar]

  1. a b c Hart, George, The Routledge Dictionary of Egyptian Gods and Goddesses, Second Edition, 2005. pp. 48–49
  2. Wilkinson, Richard H., The Complete Gods and Goddesses of Ancient Egypt, 2003. p. 212
  3. Salvador R. B. (2015). "Egyptian mythology in the Shin Megami Tensei: Persona games". Journal of Geek Studies 2(2): 8-32. https://jgeekstudies.files.wordpress.com/2015/07/salvador_2015_egyptian_personas.pdf

Enlaces externos[editar]