Bebida alcohólica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bebidas alcoholicas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Vino tinto.

Las bebidas alcohólicas son aquellas bebidas que contienen etanol (alcohol etílico) en su composición. Atendiendo a la elaboración se pueden distinguir entre las bebidas producidas simplemente por fermentación alcohólica (vino, cerveza, sidra, hidromiel, sake) en las que el contenido en alcohol no suele superar los 15 grados, y las producidas por destilación, generalmente a partir de un producto de fermentación previo. Entre estas últimas se encuentran los diferentes tipos de aguardientes (como el brandy, el whisky, el tequila, el ron, el vodka, la cachaça, la ginebra, etc.) y los licores, entre otras.[1]

La cantidad de alcohol de un licor u otra bebida alcohólica se mide bien por el volumen de alcohol que contenga o bien por su grado de alcohol.

El alcohol es una droga legal en la mayor parte del mundo, con la excepción de los estados islámicos, y causa millones de muertes al año por alcoholismo.[2]

Bebidas destiladas[editar]

Destiladores de Tequila

Las bebidas destiladas son el resultado del proceso de separación de agua y alcohol de un líquido previamente fermentado cuya materia prima puede ser un cereal (como la cebada, maíz o centeno), un tubérculo (como la papa) o desechos de frutas (como el caso de la grappa que se elabora con los hollejos de la uva).

El método de destilación puede ser industrial o artesanal, dependiendo del volumen de producción y de la calidad deseada para el producto final. En cualquier caso, el objetivo de la destilación es obtener una bebida de alcohol puro con un nivel superior a los 40º.

La destilación puede estar secundada por un proceso de infusión a través del cual se añaden aromas al producto final, como en el caso del gin cuyo componente principal y distintivo es el enebro.[3]

Se llama bebida blanca a las bebidas transparentes que tienen menos congéneres (componentes biológicamente activos) y por lo tanto son menos dañinas.[4] [5]

Entre las principales bebidas de este tipo existen:

Consecuencias del consumo de bebidas alcohólicas[editar]

Consumir bebidas alcohólicas trae consecuencias y efectos adversos a corto, medio y largo plazo, incluso con el consumo de pequeñas cantidades. Beber puede favorecer las conductas de riesgo, y hay ocasiones en las que el alcohol está presente como causante de accidentes laborales, de tráfico, altercados, violencia y agresiones o vandalismo.

Según diferentes parámetros, como son la cantidad de alcohol, antecedentes familiares, estado de salud, frecuencia de consumo, etcétera, consumir alcohol en grandes cantidades llevará a padecer consecuencias como: pérdida de conocimiento, dificultar la respiración, causar la muerte por coma etílico, parálisis respiratoria y compromiso cardiovascular.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Ortiz, Francisco García; Muela, Mario Gil; Ortiz, Pedro Pablo García (2003-01). Bebidas. Editorial Paraninfo. ISBN 9788497322003. Consultado el 2015-06-10. 
  2. Organización Mundial de la salul (who) (febrero de 2011). «Alcohol Nota Descriptiva N°349». 
  3. «Bebidas Espirituosas». Federación Española de Bebidas Espirituosas [http://www.febe.es/. 
  4. Xatacaciencia (19 de enero de 2011). [«Es verdad que las bebidas alcohólicas más oscuras producen peores resacas». 
  5. Dr Gustavo Castillo R. «¿Que es la Resaca o Cruda?». 

Enlaces externos[editar]