Batalla del Mar de Sibuyan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vicealmirante Takeo Kurita
Acorazados de la Clase Yamato

La Batalla del mar de Sibuyán fue la primera de las cuatro grandes batallas interrelacionadas en lo que se conocería posteriormente como La Batalla del golfo de Leyte, la cual fue disputada alrededor de su isla homónima en Filipinas, siendo esta la batalla naval más grande de la historia, disputada entre el Imperio del Japón y los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Preludio[editar]

Douglas MacArthur desembarcando en la Isla de Leyte

Entre diciembre de 1941 y mayo de 1942, Japón había invadido las Filipinas en búsqueda de materias primas y bases de suministro a fin de seguir dándole curso a su plan de expandir su imperio. Sin embargo, el 7 de agosto de 1942, los Estados Unidos habían comenzado la ofensiva militar contra Japón en el Océano Pacífico para liberar las islas que habían sido tomada por el Imperio Japonés. Saltando de isla en isla en octubre de 1944 ya habían recuperado las Islas Salomón, Gilberts, Marianas, y Marshall.

El Plan Japonés SHO[editar]

El alto mando japonés preveía que las fuerzas estadounidenses desembarcarían en Filipinas o en islas cercanas , por lo que era importante rechazar la invasión norteamericana. Conscientes de haber perdido superioridad aérea por las irrecuperables pérdidas de cuatro portaaviones ((Kaga, Hiryū, Sōryū y Akagi) en la Batalla de Midway y por la entrada en escena de los nuevos portaaviones de la Clase Essex que alcanzaban una velocidad de 33 nudos y transportaban aproximadamente 100 aviones, también contaban con una notable desventaja tecnológica por parte de los Mitsubishi A6M Zero japoneses ante el nuevo caza Grumman F6F Hellcat estadounidense, sumado a su incapacidad para entrenar nuevos pilotos debido a las limitaciones de combustible y a su clara desventaja de territorio en el Pacífico Central, pues habían perdido varias de sus bases en las islas Salomón, las islas Marianas Norte y en otras habían quedado aislados.

A pesar de esto Japón ideó el plan SHO-GO (Victoria) que constaba de 4 etapas combinadas que consistían en atacar las principales islas dominadas por los estadounidenses, infligir graves daños a su poderosa flota y cortar drásticamente el suministro de combustible y provisiones. La operación contaría con todo el poderío naval y aéreo nipón, que aún era temible y no dejaba de ser un adversario letal para los aliados.

El Musashi al salir de Brunéi rumbo a Leyte

El 20 de octubre, después de 3 días de exhaustivo bombardeo aéreo y naval, las fuerzas anfibias estadounidenses bajo el mando del General Douglas MacArthur, invaden la Isla de Leyte tal como habían previsto los japoneses, quienes el día 22 de octubre de 1944 ponen en marcha su plan partiendo desde Brunéi dividiendo sus fuerzas en 2 frentes (Norte y Sur), siendo la escuadra norte la "Fuerza Central" nipona ya que concentraba el mayor poder de fuego tomando rumbo hacia el estrecho de San Bernardino mientras que la "Fuerza Secundaria" comandadas por el vicealmirante Shōji Nishimura se dirigían al estrecho de Surigao, para converger ambas en clásico "Movimiento de Pinza" sobre las cabezas de playa norteamericanas en el Golfo de Leyte.

El 24 de octubre de 1944 (el quinto día del desembarco de tropas estadounidenses en la Isla de Leyte), la "Fuerza Central" japonesa compuesta por 2 Super Acorazados de la Clase Yamato (IJN Musashi y IJN Yamato), 3 Acorazados, 7 Cruceros Pesados, 1 Crucero Ligero y 13 Destructores se dirigen a frenar los desembarcos americanos. A bordo del IJN Yamato, buque insignia de la escuadra japonesa, se encontraba el condecorado Vicealmirante Takeo Kurita, comandante principal de las operaciones del Plan Sho-Go.

La batalla[editar]

Mapa de Batalla en el Golfo de Leyte (1 Batalla del Mar de Sibuyán)

A las 8:00 A.M. Las fuerzas de Kurita son avistadas por aviones de reconocimiento y posteriormente atacadas por una escuadrilla compuesta por aviones cazas Grumman F6F Hellcat y bombarderos Curtiss SB2C Helldiver, que habían despegado desde el Portaaviones USS Enterprise (CV-6) buque insignia de la Tercera Flota del Almirante Halsey. A pesar de su gran potencial, la flota estadounidense no se encontraba bien posicionada para el combate y solo contaba con el 60% de su fuerza aérea para enfrentarse a la amenaza nipona por lo que no logran causar grandes daños a los buques japoneses durante la primera oleada de ataques.

El vicealmirante Takijirō Ōnishi ordena inmediatamente tres oleadas de ataques de aviones desde la 1.ª Base Aérea de Luzón contra los portaaviones estadounidenses para contrarrestar los constantes ataques aéreos. Cada una de las oleadas del ataque de Ōnishi estuvo integrada por entre 50 y 60 aviones compuestos por cazas Mitsubishi A6M Zero y bombarderos Yokosuka D4Y.

El Yamato, impactado por una bomba cerca de la proa.

Además de ello es un acontecimiento donde se tiene en cuenta estrategias de batalla , por ende, las estrategias son tomadas con medidas preventivas.

La mayor parte de los aviones japoneses fueron interceptados y derribados por cazas Grumman F6F Hellcat de la patrulla aérea de combate del USS Essex (CV-9) lideradas por el piloto y comandante David McCampbell, quien se distinguió por haber sumado nueve derribos en esta acción. Sin embargo, un Yokosuka D4Y logró atravesar las defensas estadounidenses y a las 9:38 alcanzó al portaaviones ligero de la Clase Independence, el USS Princeton (CVL-23) con una bomba perforadora de blindaje de 500 kg, la cual impactó entre los ascensores, atravesando la cubierta de vuelo y el hangar causando graves incendios en los depósitos de combustible y munición. Las medidas anti-incendio del buque fueron infructuosas y el fuego se extendió rápidamente. Otros buques llegaron a continuación para proporcionar asistencia de los cruceros USS Irwin, USS Birmingham, USS Morrison y el USS Reno.

Bombardero Curtiss Helldiver

Siendo las 10:30 a.m, aviones de los portaaviones USS Intrepid y el USS Cabot lanzan la segunda oleada de ataques aéreos contra la "Fuerza Central", alcanzando a los acorazados Nagato, Musashi y Yamato aunque estos resisten los impactos sin inmutarse y mantienen la velocidad, esta oleada solo pudo dañar seriamente al Crucero Pesado Myōkō.


Kurita ordenó a toda la flota para salir del alcance de las aeronaves aunque un tercer ataque procedente desde los portaaviones USS Essex (CV-9) y el USS Lexington (CV-16) llegó poco después con el único objetivo de hundir al Musashi, esta oleada estaba compuesta por aviones cazas Grumman F6F Hellcat, bombarderos Curtiss SB2C Helldiver y bombarderos en picado Douglas SBD Dauntless, que lograron diez impactos en el Acorazado Musashi con bombas y torpedos, el descomunal buque nipón resiste aunque comienza a escorarse a babor, el puente de mando fue destrozado, su proa comienza a hundirse, su sistema antiaéreo empieza a fallar y solo puede avanzar a una velocidad máxima de 15 nudos, por lo que Kurita le ordena al comandante del Musashi el Contraalmirante Toshihira Inoguchi iniciar la retirada de la escena.

El final del Princeton[editar]

El Princeton explota, a las 15:23 del 24 de octubre de 1944

A las 15:24 una segunda y mayor explosión sacudió al Princeton, causada por la detonación de una o más bombas en el almacén de municiones, tuvo graves consecuencias causando gran cantidad de muertos, heridos y daños a todos los buques participantes de socorrer al Princeton. A las 16:00 el fuego estaba fuera de control, por lo que los sobrevivientes fueron evacuados, y poco después de las 17:06 el USS Irwin comenzó a disparar contra el casco ardiente del buque. Sin embargo, abandonó este esfuerzo debido al mal funcionamiento de sus torpedos por lo que fue relevado por el USS Reno (CL-96) quien finalizó el hundimiento del maltrecho portaaviones. Dejando así, un trágico saldo de 229 muertos y 420 heridos de los cuales 110 fallecerían a los días siguientes.

El Final del Acorazado Musashi[editar]

El Musashi bajo fuego estadounidense.

A media tarde una última oleada de aviones bombarderos en picado y torpederos proveniente desde el USS Enterprise (CV-6) y el USS Franklin (CV-13) se dirigen directamente a atacar al maltrecho "Musashi", en esta ocasión recibe once impactos de bombas y ocho de torpedos. A las 19:36 el imponente acorazado se detiene, con su proa bajo el agua, al llegar el anochecer el Musashi, uno de los dos acorazados más grandes con sus 72.800 toneladas y más poderoso de la historia con sus 9 cañones de 460 mm, 6 cañones de 155 mm, 12 cañones de 127 mm, 130 cañones de 25 mm AA y 4 cañones de 13,2 mm AA, se hunde en el fondo del Mar de Sibuyán.