Batalla de Tuyutí (1867)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Segunda Batalla de Tuyutí
Guerra de la Triple Alianza
Fecha 3 de noviembre de 1867
Lugar Tuyutí, 2 km al norte de Paso de Patria, Paraguay
Resultado Victoria Paraguaya[n. 1]
Beligerantes
Flag of Paraguay.svg República del Paraguay Flag of Empire of Brazil (1870-1889).svg Imperio del Brasil
Flag of Argentina.svg República Argentina
Flag of Uruguay.svg Estado Oriental del Uruguay
Comandantes
Flag of Paraguay.svg Gral. Vicente Barrios
Flag of Paraguay.svg Tte Cnel. Bernardino Caballero
Flag of Paraguay.svgFlag of Italy.svgMyr. Sebastián Bullo  
Flag of Brazil.svg Gral. Manuel Marques de Sousa, Conde de Porto Alegre
Flag of Argentina.svg Gral. Bartolomé Mitre
Fuerzas en combate
8.000 - 10.000 hombres 12.000 - 15.000 hombres
Bajas
1.200 - 2.700 entre muertos y heridos 1.500 - 3.000 entre muertos y heridos[n. 2]
[editar datos en Wikidata]

La Segunda Batalla de Tuyutí fue un gran combate desarrollado durante la Guerra de la Triple Alianza. Ocurrió el día 3 de noviembre de 1867 prácticamente en el mismo terreno donde se luchó la Primera Batalla de Tuyutí, considerada la batalla más grande peleada en suelo americano y que fue victoriosa para el Ejército Aliado.

En la Segunda Tuyutí se enfrentaron cerca de 10.000 paraguayos con unos 15.000 aliados. Los guaraníes tenían la misión de atacar sorpresivamente el campamento aliado, saquear los almacenes, tomar todas las armas y provisiones que pudieran y huir. Y aunque consiguieron su objetivo, muchos de ellos permanecieron en el campo robando y consumiendo alimentos por el famélico estado en que se encontraban, siendo contraatacados por las tropas brasileñas que los tomaron prisioneros.

Fue una victoria paraguaya, aunque insignificante a largo plazo. Los paraguayos consiguieron sus objetivos, con cerca de 2.500 bajas por bando, pero no explotaron las posibilidades estratégicas de la incursión, contentándose con el saqueo y el robo de abastecimientos bélicos, lo que terminó debilitándolos más a la larga.[1]

Antecedentes[editar]

La Guerra de la Triple Alianza, según la versión comúnmente aceptada, se inició por las ambiciones expansionistas y la intervención directa y precipitada de Francisco Solano López en los asuntos del Río de la Plata.[2]​ La versión paraguaya y el revisionismo plantean que la agresión fue iniciada por el Brasil en su ataque al Uruguay gobernado por el Partido Blanco, aliado del Paraguay y que existía un plan previo de Brasil y Argentina contra el Gobierno Paraguayo, razón que llevó a López a reaccionar contra sus enemigos.[3]

La batalla[editar]

Francisco Solano López comprendió que la Fortaleza de Humaitá ya no podría resistir por más tiempo, sobre todo con la escasez de abastecimientos que se hacía sentir en su campamento. Bartolomé Mitre y el brasileño Luis Alves de Lima e Silva, el Duque de Caxias (entonces Marqués) tenían la situación muy favorable y sólo necesitaban ajustar algunas posiciones. Las pequeñas incursiones de Bernardino Caballero podían ocasionar algunos daños a los aliados, pero a la larga, no eran capaces de detener por sí solas el avance enemigo.[4]​ Fue cuando López ideó un plan mucho más audaz.

Ordenó que 9.000 hombres comandados por el general Vicente Barrios lanzaran una incursión en fuerza sobre las líneas aliadas de Tuyutí. El plan era saquear todo lo que se podía encontrar, abastecerse con las armas y provisiones enemigas, destruir los campamentos y causar el mayor daño posible, para luego retirarse.[5]​ El teniente coronel Bernardino Caballero los apoyaría con sus famosas cargas de caballería sobre el flanco de la posición aliada.[6]

La sorpresa fue total. Los aliados, sobre todo los que estaban en ese momento dirigidos por el mismo Bartolomé Mitre, se sorprendieron tanto que la resistencia que presentaron fue bastante ineficaz y terminaron huyendo despavoridos al presenciar a tantos "salvajes" paraguayos aproximándose. Entre las tropas argentinas se encontraban 700 hombres de la famosa Legión Paraguaya, los paraguayos que lucharon en favor de la Alianza.[7]

Los paraguayos atravesaron casi sin resistencia la primera trinchera de defensa, matando a sangre fría a los que encontraron. Algunos núcleos aliados intentaron contraatacar, pero fueron rechazados hasta más allá de los cuarteles del general Barón de Porto Alegre, quien se hallaba en las proximidades. Cuatro batallones de "Voluntarios da Patria" brasileños que acababan de llegar a la línea de Tuyutí, viendo el desastre que causaron los paraguayos, abandonaron a sus camaradas argentinos que luchaban heroicamente y escaparon hasta Itapirú, tratando de cruzar a la ciudad de Corrientes.[8]

Las fuerzas de López iniciaron entonces un terrible saqueo, destruyendo todos los cuarteles e instalaciones que encontraron alrededor, apoderándose de cuanto alimento y licores había en las proximidades. Muchos de ellos, en medio del hambre y la codicia, olvidaron las órdenes de regresar con los pertrechos y se entregaron a la glotonería. Empezó un desbande y el general Porto Alegre vio la oportunidad de contraatacar. Muchos paraguayos ya habían huido con los botines capturados, pero otros quedaron detrás y fueron aplastados por la caballería brasileña, que se encontraba en el Estero Bellaco. Algunos soldados guaraníes, completamente hambrientos, morían con la boca llena de comida.[9]

General Vicente Barrios.

El mismo Barón de Porto Alegre tomó parte de las acciones y con valentía inusitada mató con su propio revolver a uno de los comandantes paraguayos de la acción, el italiano Mayor Sebastián Bullo, comandante del famoso "Batallón 40" del Mariscal López, quien intentó izar la bandera de Paraguay en la trinchera.[10]​En ese momento, las tropas brasileñas, imitando el valor de su comandante y de sus compañeros argentinos, muchos de ellos venidos de Corrientes y Entre Ríos, que seguían luchando, se reorganizaron y salieron a la carga contra los desbandados paraguayos.[11]​ El general paraguayo Vicente Barrios vio que sus hombres que habían quedado atrás haciendo pillaje se encontraban en apuros, pero no envió refuerzos. Sólo los hombres del Batallón 40, que vieron morir a su líder, se lanzaron a la ayuda de sus casi indefensos compatriotas.[12]

Los paraguayos que quedaron rezagados parecían completamente perdidos, cuando llegó a su rescate la caballería de Bernardino Caballero. Sus 1.000 jinetes, que inicialmente quedaron estupefactos ante la confusión de la escena, acuchillaron con los "machetes paraguayos" a todos los brasileños que encontraron. Algunos de éstos levantaron bandera blanca de rendición, pero de igual manera los montados paraguayos se descargaron con ellos, capturando a 240 soldados de Brasil y 10 oficiales, entre los que se encontraba el mayor Ernesto Augusto da Cunha Mattos.[13]

Caída la noche, la destrucción del campo de Tuyutí era inmensa. Los paraguayos quemaron las barracas brasileñas, destruyeron el hospital argentino, robaron varios depósitos de armas y provisiones. Todo el campamento aliado quedó humeando, estallando varios polvorines. El botín que se llevaron los paraguayos fue muy importante. Había toda clase de artículos, incluyendo rifles, joyería, banderas de batalla, alimentos, unas catorce piezas de artillería (entre las que se encontraban un poderoso Whitworth de 32 libras y un Krupp de 12)[14]​ y hasta la correspondencia de Bartolomé Mitre.[8]

Consecuencias[editar]

Aunque fue una pequeña victoria paraguaya, la Segunda Batalla de Tuyutí terminó siendo de consecuencias más dañinas para las tropas de Solano López que para los aliados. Pudiendo haber explotado la sorpresa y la confusión que se causó en el campamento aliado para tomar un precioso premio capturando las trincheras de Tuyutí, el presidente paraguayo prefirió una vez más una gran incursión que le trajo un triunfo táctico momentáneo pero que a la larga, en lo estratégico, no sirvió de mucho.[15]

Los revisionistas argentinos, sin embargo, critican en ésta acción el mal desempeño de Bartolomé Mitre, a quien acusan de cobardía e ineptitud durante la batalla.[16]​ Para algunos, es una acusación infundada. Para otros, sólo gracias a la heroica acción del general Barón de Porto Alegre la acción paraguaya no se convirtió en una total catástrofe para los aliados.[17]​ Aunque cada bando reporta distintos números de bajas, es más lógico aceptar que hubo entre 2.000 y 2.500 víctimas tanto para los paraguayos como los aliados en la acción.

Notas[editar]

  1. Es polémico, como en muchas batallas y combates de la Guerra de la Triple Alianza, hablar de un resultado. Cada bando reportó en sus crónicas un número de bajas superior o inferior según sus intereses. Autores modernos como Thomas Whigham o Chris Leuchars hablan de "victoria paraguaya limitada", pues el plan de Solano López de realizar una incursión en fuerza para saquear los almacenes y provisiones de los aliados se consiguió, aunque los brasileños lanzaron un contraataque y sin embargo, recalcan que los paraguayos, pudiendo explotar la victoria que obtuvieron, prefirieron simplemente el pequeño triunfo del saqueo y las incursiones, lo cual a la larga, terminó debilitándolos más.
  2. También controvertido es hablar del número de bajas. Parece más lógico estimar que ambos bandos tuvieron cerca de 2.500 caídos en la batalla. George Thompson (The War in Paraguay, 1869; Argentina-Inglaterra) habla de 1.200 bajas paraguayas contra cerca de 2.000 aliadas. Francisco Resquín (Datos Históricos de la Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza, 1875; Paraguay) estima unas 2.000 bajas paraguayas y 3.000 aliadas. Los aliados, Evangelista de Castro Cerqueira (Remincencias da Campanha do Paraguái, 1948; Brasil) y José Ignacio Garmendia (Recuerdos de la Guerra del Paraguay - Campaña de Humaitá, 1890; Argentina) están de acuerdo en estimar 2.700 bajas paraguayas y algo más de 1.500 aliadas.

Referencias[editar]

  1. WHIGHAM, Thomas - La Guerra de la Triple Alianza, tomo III - Taurus Historia Ediciones; Asunción, Paraguay (2012).
  2. DORIATOTO, Francisco - Maldita Guerra - Editorial Emecé; Buenos Aires, Argentina (2004).
  3. GARCÍA MELLID, Atilio - Proceso a los Falsificadores de la Historia del Paraguay, Tomos I y II - Ediciones Teoría, Buenos Aires (1961).
  4. LEUCHARS, Chris - To the Bitter End. Paraguay and the War of the Triple Alliance - Greenwood Press, Estados Unidos (2002).
  5. RESQUÍN, Francisco - Datos Históricos de la Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza - Imprenta Militar, Asunción (1875)
  6. DA CUNHA, Francisco Manoel - Guerra do Paraguay, ataque de Tuyutí, 3 de Novembro de 1867 - Imprenta Río de Janeiro, Brasil (1888). - (Según Francisco Manoel da Cunha Junior, testigo brasileño de la batalla, fueron tres divisiones paraguayas y no sólo dos, las que atacaron. Una grande, de infantería y otras dos, de caballería)
  7. O'LEARY, Juan - Los Legionarios - República Ediciones - Asunción, Paraguay (1930).
  8. a b THOMPSON, George - The War in Paraguay - Peuser. Buenos Aires, Argentina (1869).
  9. CENTURIÓN, Juan Crisóstomo - Memorias o Reminiscencias Históricas de la Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza - Guarania Ediciones - Asunción, Paraguay (1946).
  10. O'LEARY, Juan - El Libro de los Héroes - Editorial Servilibro - Asunción, Paraguay (2010).
  11. "Batalla de Tuyutí". Artículo de La Nación Argentina del 9 de noviembre, 1867. Buenos Aires, Argentina.
  12. AZEVEDO PIMENTEL, Joaquím Silvero - Episodios Militares - Río de Janeiro, Brasil (1978)
  13. "Batalla de Tuyutí". Artículo del periódico El Centinela del 28 de noviembre de 1867. Asunción, Paraguay.
  14. O'LEARY, Juan - Recuerdos de Gloria - Edición de La Patria - Asunción, Paraguay (1902)
  15. WHIGHAM, Thomas - The Paraguayan War. Causes and Early Conducts. - Londres, Reino Unido (2002).
  16. CASTAGNINO, Leonardo - Guerra del Paraguay. La Triple Alianza contra los Países del Plata - Fabbro Ediciones - Buenos Aires, Argentina (2011). Ver además: http://www.lagazeta.com.ar/tuyu-cue.htm
  17. TASSO FRAGOSO, Augusto - História da Guerra entre a Tríplice Alianca e o Paraguai - Biblioteca do Exército - Rio de Janeiro, Brasil (1957)