Batalla de Smolensk (1941)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Smolensk (1941)
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Eastern Front 1941-06 to 1941-09.png
Teatro de operaciones en el Frente Oriental hacia 1941
Fecha 6 de julio - 5 de agosto de 1941
Lugar Smolensk, Unión Soviética
Resultado Victoria alemana
Beligerantes
Flag of German Reich (1935–1945).svg
Alemania Nazi
Flag of the Soviet Union.svg
Unión Soviética
Comandantes
Flag of German Reich (1935–1945).svg Fedor von Bock
Flag of German Reich (1935–1945).svg Heinz Guderian
Flag of German Reich (1935–1945).svg Hermann Hoth
Bandera de la Unión Soviética Semión Timoshenko
Bandera de la Unión Soviética F.I. Kuznetsov
Bandera de la Unión Soviética Andréi Yeriómenko
Fuerzas en combate
430.000 soldados
1.200 tanques
581.600 soldados
700 tanques
Bajas
Desconocidas 300.000 prisioneros
3.200 tanques
3.100 cañones
45.000 muertos

La batalla de Smolensk de 1941 se refiere al primer enfrentamiento sobre el Frente Oriental en Smolensk, entre las tropas alemanas del Grupo de Ejércitos Centro (Heeresgruppe Mitte) y el Ejército soviético. Se produjo una cierta resistencia sobre la parte central del Frente Oriental por parte de los soviéticos, que lograron frenar el avance del Grupo de Ejércitos Centro durante dos meses. Esto se consiguió mediante numerosos contraataques, que aunque mal coordinados y muy costosos, produjeron un empantanamiento de los alemanes en su avance hacia Moscú, incitándolos a cambiar de estrategia. De allí en adelante, y pese a la victoria alemana, la resistencia soviética sobre Smolensk marcó el fracaso de la Operación Barbarroja, puesto que el Ejército Rojo ya no sería aniquilado en las fronteras occidentales de la URSS, tal y como estaba previsto en el plan original; además los soviéticos ganarían un tiempo valioso para reagrupar sus tropas y preparar la defensa de Moscú.

Contexto[editar]

En respuesta a la derrota desastrosa alrededor de Minsk, en la primera fase de la invasión, los cuatro ejércitos del Frente Oriental cayeron en la trampa de sucesivos cercos cerca de la frontera. Los soviéticos tratan reconstituir una nueva línea de defensa, a lo largo del Dniéper y del Daugava, para proteger el camino a Moscú. Para guarnecer estas nuevas posiciones, además de los restos del 3º, 4º y 13º ejércitos, van a utilizar las fuerzas de su segundo escalón estratégico, las 28 divisiones de los 20º, 21º y 22º ejércitos, que se despliegan entre el 28 de junio y 2 de julio. El 5 de julio, a estas fuerzas se unen otras nueve divisiones del 19º ejército y seis del 16º.

Por el lado alemán, también reaccionan, y hasta antes de la reducción de ambas bolsas formadas al Oeste de Minsk. Las unidades móviles del Grupo de Ejércitos Centro van de nuevo a la delantera, para impedir a los soviéticos restablecerse. Para facilitar la gestión de estas tareas, se lleva a cabo una reorganización, los dos Panzergruppen se unen al 4º ejército, que se convierte en el 4º Panzerarmee, siempre comandado por el mariscal Von Kluge. Este ejército deja atrás sus divisiones de infantería, que acabarán de liquidar las fuerzas soviéticas cercadas, reagrupadas en el seno del nuevo 2º ejército, a las órdenes de Von Weichs. El 4º Panzerarmee avanza sobre dos ejes, el 3º Panzergruppe de Hermann Hoth en el Norte, y el 2º de Heinz Guderian, más al Sur.

El 47º Panzerkorps progresa a lo largo de la carretera que conecta Minsk a Smolensk, pasando por Orsha. Es frenado sin embargo por los combates, sobre Berezina, de elementos del 13º ejército, del 4º cuerpo paracaidista y del 20º cuerpo mecanizado, que consiguen bloquear el paso del 29 de junio al 2 de julio. Más al Sur, los alemanes alcanzan el Dniéper, en Rogatchev, intentan atravesar primero el 3 y luego el 5 de julio. Sin embargo una enérgica defensa del 63º cuerpo de fusileros del 21º ejército, los repele en ambos intentos. En el Norte, el 3º Panzergruppe tiene más éxito, la 19º Panzerdivision del 57º Panzerkorps, fuerza el paso del Desná occidental a Desná, el 3 de julio, y la 20º Panzerdivision del 39º Panzerkorps, apoderándose de ambas cabezas de puente en Ulla, el 6 y 7 de julio. Después de estos avances, no tardarán en desorganizar la defensa del 22º ejército y avanzar hacia Vítebsk.

Para oponerse a la amenaza, desde el 4, Semión Timoshenko, ordena un contraataque, para el 6, en la región de Lepel, con los 5º y 7º cuerpo mecanizados y una parte del 20º ejército. Al principio, los alemanes son rechazados a lo largo de 40 kilómetros, el 10 de julio. Pero durante ese día el 47º Panzerkorps consigue envolver al 5º cuerpo mecanizado, mientras que los paracaidistas alemanes toman firmemente Sieno, finalmente Timoshenko debe asumir la mala situación de sus tropas. En la víspera, con las últimas fuerzas cercadas antes de la rendición de Minsk, el mando alemán puede de nuevo, concentrar todas sus fuerzas en atravesar el Dniéper y avanzar hacia Smolensk.

Desarrollo de las operaciones[editar]

La captura de Smolensk[editar]

Al principio de esta nueva ofensiva, los alemanes disponen de una ventaja numérica muy amplia. El Grupo de Ejército Centro, y el 16.º ejército que lo apoya en el Norte, tiene el primer escalón de 28 divisiones, entre los que están 9 Panzer y 6 motorizadas, detrás del que llegan 34 otras divisiones y 2 brigadas, liberadas por la rendición de los soviéticos alrededor de Minsk. Frente a ellos, los soviéticos alinean del Norte al Sur los ejércitos 22.º, 19.º, 20.º, 13.º y 21º., que pueden ser apoyados por el 4.º en curso de una alianza detrás de la 13.º, y el 16.º que acaba de situarse en Smolensk. La relación de fuerzas es 1,6 en hombres, 1,8 en artillería y 4 en aviación, a favor de los alemanes, siendo sólo el dominio de los vehículos blindados favorable a los soviéticos, con una relación de 1,3. El objetivo de los alemanes es preparar un futuro movimiento con destino a Moscú y, para esto, deben apoderarse del puente de tierra entre Dviná y el Dniéper, destruyendo la mayor cantidad posible de unidades soviéticas. El panzergruppe de Guderian va a realizar el esfuerzo principal, atravesando el Dniéper, en el Sur de Orsha, lugar donde el curso del río se encorva hacia el Este, e irá a lo largo de él para alcanzar Smolensk e Ielnia. Sus dos panzerkorps atraviesan de una y otra parte de Mogilev, donde son cercados el 61.º cuerpo de fusileros y el 20.º mecanizado. Estos últimos resistirán quince días, frente a los 24.º y 47.º Panzerkorps, antes de capitular. Detrás de ellos, los 20.º y 45.º cuerpo de fusileros son también envueltos, más al Este, pero con el apoyo de los 4.º y 21.º ejércitos algunos elementos lograrán escapar más allá de Sozh.

Por el otro lado del río, Hoth va a envolver los 19.º y 20.º ejércitos por el Norte y los arrinconará en el río. Delante de la defensa todavía muy mal preparada por los soviéticos, éste movimiento se efectúa rápidamente, el Norte, el 3º Panzergruppe avanza de 150 kilómetros, tomando entre otras objetivos a Polotsk, Nevel y Dukhovshina, desordenando el 19º ejército, que se repliega al Este de Smolensk. Durante este tiempo, más en el Norte, los 16º y 9º ejércitos alemanes envolvieron el 22º ejército soviético, pero las unidades de éste se infiltran y consiguen librarse, restableciendo la defensa sobre el río Lóvat.

Durante este tiempo, el 47º Panzerkorps explota su apertura y, el 14 de julio, sus elementos de cabeza están delante de Smolensk. La ciudad es defendida por ambas divisiones del 16º ejército del general Loukine, una unidad de élite, la 152º división de fusileros, originaria del distrito de Transbaikal. Timoshenko espera una resistencia prolongada pero, en dos días, los soldados de infantería de la 29º División Infantería, apoyados por el 17.ª Panzer-Division, van a rechazarle fuera de la ciudad. La caída del poblado es un revés serio para los soviéticos, ya que abre el camino de Moscú y deja el 20.º ejército, casi cercado en el norte de la ciudad.

La reacción soviética[editar]

Desde el 13 de julio, el ejército rojo lanza el contraataque. El 21º ejército que atraviesa el Dniéper en el Sur de Rogachev, para tratar de envolver al 2º Panzergrupe, por su costado meridional. El ataque es bastante molesto para los alemanes, y Guderian, seguido por Paul Carell, estimará las fuerzas agresoras en un total de veinte divisiones. En realidad, parece que sólo dos cuerpos de fusileros hubieran participado en esto, el 63º, avanzando doce kilómetros y apoderándose de Rogachev, antes de estar bloqueado por el 53º Armeekorps, en su Sur, el 67º cuerpo que ve una de sus divisiones, la 232º, alcanzar Berezina, a ochenta kilómetros de sus posiciones iniciales.

Frente a Smolensk, Stavka comenzó la creación de un nuevo frente de reserva, organizando seis ejércitos nuevos, al reagrupar los 24º, 28º, 29º, 30º, 31º y 32º, cerca de 35 divisiones. El 20 de julio Stalin le da la orden a Timoshenko de utilizar esta reserva para contraatacar masivamente. Frente a la urgencia, estas unidades, en proceso de organización, son puestas en la batalla, sin esperar. Forman cinco grupos de choque y van entonces a atacar, de modo convergente, hasta el 25 de julio, el círculo que encarcela los 16º y 20º ejércitos. En el mismo Smolensk, el 16º ejército llega a proseguir del terreno, en particular en los suburbios del Norte. Esta estrategia, aunque muy costosa, va sin embargo a dar sus frutos, ya que la ofensiva alemana tambaleará. Hoth lanza entonces sus 7º y 20º panzerdivision, y acaba el cerco de los 16º y 20º ejércitos, es decir una decena de divisiones. Sin embargo, la intervención del destacamento de ejércitos, mandado por Rokossovski, que emplea carros pesados KV1, permite reabrir un corredor y una partida de las tropas capturadas en la trampa logra escaparse. A finales de julio se instaura un cierto equilibrio, ya que ningún ejército logra avanzar más.

Vacilaciones alemanas[editar]

Caballería alemana en las cercanías de Smolensk, contemplando el panorama dejado por las tácticas de Tierra quemada.

Mientras que las tropas alemanas combaten alrededor de Smolensk, la indecisión reina en el seno de los estados mayores. La batalla en curso demostró los fallos del planteamiento inicial, la Operación Barbarroja, en la cual los ejércitos soviéticos habrían debido ser destruidos al Oeste por el Dniéper. Los hechos mostraban que se estaba lejos de tal situación; los alemanes habían subestimado sobre todo la capacidad de recuperación del Ejército rojo, que crea nuevas unidades a un ritmo mucho más elevado del previsto. Barbarroja no preveía la continuación de las operaciones después de la batalla sobre las fronteras, aparte de un límite vago de interrupción de la progresión sobre el Volga. La Wehrmacht se encuentra por tanto sin una estrategia definida en ese momento, y vacila a la hora de tomar decisiones. Sus unidades, en combate durante seis semanas consecutivas, necesitan una pausa antes de avanzar de nuevo hacia Moscú. En particular, los vehículos blindados han sufrido sobre los caminos no asfaltados de Bielorrusia; muchos de ellos necesitan ser reparados. La infantería ya no puede seguir y debe ser reagrupada. Otro problema que impide la persecución hacia el Este es la posición peligrosamente cercana por el Grupo de Ejércitos Centro, en particular enfrente del Grupo de Ejércitos Meridionales, que está todavía bloqueado detrás de Kiev, lo que lo expone a un ataque sobre su costado meridional.

El 23 de julio, la directiva n.° 33 de Hitler vuelve a discutir totalmente los objetivos perseguidos al Este. Hitler decide allí utilizar los dos panzergruppe del Grupo de Ejércitos Centro, en apoyo de los dos otros Grupos de ejércitos, para facilitar la captura de Leningrado, al Norte, y de Kiev, al Sur. Los contraataques soviéticos van a hacer rápidamente caducar esta directiva, sobre todo para el Panzergruppe 3 de Hoth, que debe intervenir para impedir la recuperación de Smolensk por los soviéticos, a partir del 27 de julio. En cambio, la idea de un ataque de Guderian hacia el Sur es mantenida. El ataque del Panzergruppe 2, renombrado para la ocasión como Armeegruppe Guderian, es lanzado el 1 de agosto, con destino a Roslavl. El 28º ejército soviético es rechazado rápidamente, y cuatro de sus divisiones son cercadas en el norte de la ciudad, que es capturada el 8 de agosto. El 43º ejército soviético interviene entonces y logra detener la progresión alemana, al precio de graves pérdidas. Durante este tiempo, el 2º ejército de Von Weichs ataca hacia Gómel, más al Oeste, pasando el Dniéper el 12 de agosto, más en el Sur, en Zhoblin, frente a los 13º y 50º ejércitos soviéticos. Frente al avance alemán la defensa soviética se disgrega y ambos ejércitos se repliegan hacia Bryansk, donde son reorganizadas, el 14 de agosto, en el seno de un nuevo frente, el de Bryansk, confiado al general Andréi Yeriómenko.

La directiva Nº 34[editar]

La situación alemana mejora bastante gracias al movimiento de Guderian hacia el Sur. La toma del nudo ferroviario importante de Roslavl permite contemplar una recuperación del movimiento hacia Moscú, para vencerla en breve. En el Norte, las tropas de Hoth, coordinando su acción con la del ala derecha de Von Leeb, cercaron el 22º ejército soviético y rechazaron la 29º, consolidando la posición entre el Dniéper y el Daugava. Los progresos de Gerd von Rundstedt amenazan el 5º ejército soviético de cerco en los pantanos de Prípiat, a corto plazo. Brauchitsch toma en serio entonces un nuevo plan el 18 de agosto, para el Grupo de Ejércitos Centro, que debe reagrupar sus fuerzas y atacar de lleno hacia la capital soviética. Pero, el 21 de agosto, Hitler va a darle errores al jefe de la Wehrmacht. En su directiva n°34, reafirma que, según él, los objetivos de la guerra para el año 1941, al Este, son la toma de Leningrado y de Ucrania, y no la de Moscú. Ordena utilizar una parte de las unidades del Grupo de Ejércitos Centro, con Panzergruppe de Von Kleist, para cortar la retirada de las fuerzas de Budionny, que defienden Kiev. Durante esta operación, en dirección a Moscú, el Grupo de Ejércitos Centro debe quedarse en una postura defensiva.

Las fuerzas de Guderian van pues a continuar atacando hacia el Sur. Los soviéticos, sorprendidos por la dirección del ataque sobre el Frente de Bryansk, van a intentar oponerse a este movimiento pero, al principio, con fuerzas insuficientes, porque procuran sobre todo proteger Bryansk, lo que permitiría un desbordamiento del Frente Occidental, por el sur. La Armeegruppe Guderian atravesó el río Unega, el 20 de agosto, rechazando el 45º cuerpo de fusileros que intentaba impedir su paso. El 25, Guderian lanzan a dos tipos de Panzerkorps el Sur, Brauschtich al que ha prohibido utilizar al 46º Panzerkorps en este movimiento, para completarlo con vistas a un futuro ataque con destino a Moscú. Los soviéticos intentan restablecerse sobre el curso del Desna. La cabeza de puente, establecida por la 10º División Infantería, está sometida a un contraataque macizo, que rechazan las tropas alemanas sobre la otra orilla.

Sólo la llegada de la División-SS "Das Reich" y de la 4.ª Panzer-division permite restablecer la situación. Las numerosas lluvias transforman los caminos en cenagales, dificultando la progresión alemana, pero la suerte le va a sonreír a Guderian. El descubrimiento en un avión derribado del plano de las posiciones soviéticas le revelará la existencia de un espacio entre los 13º y 21º ejércitos, donde va a comprometer a la 3.ª Panzer-division, que alcanza Konotop el 7 de septiembre, rebosando la defensa sobre el Desná. De esta ciudad, los alemanes van a lanzarse para el encuentro del 1º Panzergruppe de von Kleist, que ya atravesó el Dniéper en Tcherkassy. Estas dos puntas blindadas alemanas crean al juntarse un cerco gigantesco, donde ochocientos mil soldados soviéticos son encerrados.

Últimas contraofensivas soviéticas[editar]

Durante este tiempo, las numerosas fuerzas soviéticas en el Norte y al Este de Smolensk van a intentar dos grandes operaciones ofensivas, una hacia Dukhovshina, la otra contra la saliente de Ielnia. La primera, que implica los 16º, 19º, 20º y 30º ejércitos, es suspendida en su objetivo de repetir a Smolensk pero impedirá al Panzergruppe 3 subir al Norte, para favorecer el avance alemán hacia Leningrado. El segundo será el éxito soviético más grande desde el inicio de la guerra: el ataque lanzado el 30 de agosto por las ocho divisiones del 24º ejército del general Rakoutine, amenazando las seis divisiones alemanas del cerco, obligando a éstas a evacuar el saliente a partir del 3 de septiembre, a pesar de la intervención de otras cuatro divisiones de refuerzo. La ofensiva culmina con la toma de Ielnia, el 6 de septiembre, y dura hasta el 8; costándole a los alemanes cuarenta y cinco mil hombres muertos, heridos o capturados. Esta batalla, mostrando que el invasor puede ser batido y rechazado, será utilizada por Stalin como ejemplo y para la ocasión crea el título honorífico de unidad de guardia, concedido a las unidades que se han distinguido en el momento de operaciones ofensivas. Cuatro divisiones de fusileros, empeñadas en Ielnia, los 100º, 127º, 153º y 161º, se hacen las primeras unidades de guardia.

Balance y consecuencias del enfrentamiento[editar]

El balance humano de las batallas alrededor de Smolensk durante el verano de 1941 es difícil de establecer, ya que las cifras varían demasiado dependiendo de cada uno de los beligerantes. Los soviéticos admiten haber perdido cerca de cuarenta y cinco mil hombres, entre muertos y heridos, pero se reservaron el establecer cifras más certeras, que consideren también la cantidad de prisioneros que hicieron los alemanes. Por su cuenta, los alemanes afirmaron haber capturado por lo menos trescientos diez mil prisioneros soviéticos.