Batalla de Puente de Márquez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Puente de Márquez
Guerras civiles argentinas
Fecha 26 de abril de 1829
Lugar Entre Puesto de Álvarez y Puente Márquez, provincia de Buenos Aires, Argentina[1]
Coordenadas 34°39′36″S 58°45′24″O / -34.65986667, -58.75666667Coordenadas: 34°39′36″S 58°45′24″O / -34.65986667, -58.75666667
Resultado Victoria de los federales
Beligerantes
Bandera regimientos federales.png Ejército Federal
Black 30x30.png Santa Fe[1]
Black 30x30.png Buenos Aires
Black 30x30.png Entre Ríos[2]
Black 30x30.png Indios aliados de la Pampa y el Chaco[3][4]
Flag of Unitarian Party (exiled).svg Ejército Unitario
Black 30x30.png 1ª División del Ejército[2]
Comandantes
Estanislao López
Juan Manuel de Rosas
Juan Lavalle
Fuerzas en combate
7.000[3][4] 1.900[5]
Bajas
11 muertos y 4 heridos leves y 2 graves[6] 150 muertos y heridos, incluidos 9 oficiales[6]
[editar datos en Wikidata]

La Batalla de Puente de Márquez (en el límite de Villa Udaondo y Paso del Rey, provincia de Buenos Aires, 26 de abril de 1829) fue un combate de la guerra civil entre unitarios y federales en la Argentina, que resultó una victoria de las fuerzas del gobernador de la provincia de Santa Fe, Estanislao López, y del jefe federal Juan Manuel de Rosas[7]​sobre el general Juan Lavalle, que había usurpado el cargo de gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Antecedentes[editar]

Tras la caída de la presidencia de Bernardino Rivadavia, el jefe del partido federal, Manuel Dorrego, fue electo gobernador de la provincia de Buenos Aires. Pero una alianza del partido unitario con los jefes del ejército que había hecho la guerra contra el Imperio del Brasil lo derrocó el 1 de diciembre de 1828. Días después, Dorrego era derrotado en la batalla de Navarro y fusilado por orden de Lavalle, instigado por los líderes del partido unitario.

El jefe del ejército de campaña de Dorrego, Juan Manuel de Rosas, se retiró hacia la provincia de Santa Fe, desde donde el gobernador Estanislao López ya marchaba hacia Buenos Aires a vengar el crimen y deponer a los unitarios. Lavalle se adelantó e invadió Santa Fe, pero López lo dejó sin caballos y lo obligó a retroceder. Varios caudillos menores del sur de la provincia de Buenos Aires obligaron a dividir las fuerzas unitarias, por lo que éste tuvo que retroceder hacia la capital de la provincia.

La batalla[editar]

Lavalle quería impedir el avance federal buscando un punto de fácil defensa, así que decidió atacar a su enemigo por sorpresa. Para eso debía cruzar el río de las Conchas (actual río Reconquista). No podía usar el Puente de Márquez, donde estaba atrincherada la vanguardia federal, los 300 Dragones de Santa Fe de Pascual Echagüe.[2]​La noche anterior intentó atacar el campamento de los santafesinos creyendo que ahí estaba Rosas y le causa muchas bajas.[1][8]​Vadeo el curso fluvial en otro sector y venciendo en la otra orilla algunos piquetes de gauchos enemigos. Los unitarios marchaban con la caballería en vanguardia y la infantería y artillería en retaguardia.[2]

El ejército unitario se componía de 1.400 jinetes y 500 infantes,[5]​incluyendo 150 artilleros[9]​que operaban 4 piezas de artillería;[5]​todos veteranos de Ituzaingó.[4][5]​Las fuerzas federales se componían de milicias porteñas, santafesinas[1]​y entrerrianas[1][2]​puramente de gauchos a caballo.[10]​Eran hasta 4.000[3]​ de los que la mitad eran porteños aportados por Rosas.[10]​A estos se sumaban 3.000 indios aliados provenientes de la Pampa y el Chaco.[3]

El general unitario dispuso en retaguardia al batallón No. 1 de Cazadores flanqueado por la artillería y al frente la caballería, de derecha a izquierda, los regimientos Cazadores, No. 16 y No. 1. Al frente tenía el ala izquierda de López, formada por contingentes de milicianos de Santa Fe, Entre Ríos, Luján y Arrecifes, de izquierda a derecha. El ala derecha la formaban las milicias de Buenos Aires a las órdenes de Rosas.[2]

El 26 de abril a las 6:00 horas comenzaron los ataques de ambos lados, con lo que lentamente los federales fueron dominando la acción.[5]​ El calor era insoportable.[8]​ Lavalle pudo resistir dos o tres cargas[3]​ porque su infantería (que había venido montada) estaba formada en su sólido cuadro. Pero había cometido el error de poner los caballos de reserva en el interior del mismo, así que López ordeno enviar cientos de caballos contra el cuadro «en cuyos pescuezos y colas ha hecho atar grandes cueros». Lavalle los recibe a cañonazos y el ruido espanta a sus animales de repuesto que huyen por todas direcciones, desbaratando el cuadro.[8]​Poco antes de las 10:00, una ruidosa carga de los indios arrollaba a la caballería unitaria y forzaba a la infantería a retirarse, cruzaron el puente y lo destruyeron, permaneciendo ahí hasta las 19:00 horas.[1]​De allí siguió su retirada hacia el actual partido de La Matanza, mientras López se estableció en Luján y Rosas en los alrededores de Cañuelas.

Un dragón de caballería llegó después a Buenos Aires, urbe que creía victorioso a Lavalle, para informar de su derrota. Los unitarios perdieron 3.000 caballos propios y 2.000 que habían tomado a sus enemigos.[1]

Consecuencias[editar]

La batalla dejó muy disminuidas y sin movilidad las fuerzas de Lavalle, sin embargo, las guerrillas federales le hicieron más daño.[11]

Si bien Estanislao López se vio obligado a regresar a Santa Fe — debido a que el general José María Paz había derrocado al gobernador de la provincia de Córdoba y podía intentar atacar su provincia en cualquier momento — Rosas sitió a Lavalle en la ciudad de Buenos Aires, cerrando cada vez más el cerco y dejándolo sin provisiones desde el campo. Meses después, Lavalle tuvo que firmar un tratado de paz con Rosas, que en definitiva sería elegido gobernador en diciembre de ese año.

La batalla de Puente de Márquez fue una victoria federal que hizo posible que ese partido se hiciera con el gobierno de Buenos Aires y llevara la guerra contra los unitarios al interior del país, contando de su lado los enormes recursos económicos y humanos de la provincia de Buenos Aires. A fines de 1831, el partido unitario sería derrotado en todas las provincias.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g Orlandini, Juan Esteban. La batalla de Puente Márquez, 26 de abril de 1829 (recopilación). Blog Batalla de Puente Márquez. Publicado en marzo de 2014. Consultado el 17 de agosto de 2017.
  2. a b c d e f Granaderos. Batalla de Puente de Márquez
  3. a b c d e Lacasa, 1858: 53
  4. a b c Beverina, 1923: 26
  5. a b c d e Saldías, 1910: 183
  6. a b Gianello, 1955: 262
  7. Breve Descripción de Batallas Argentinas
  8. a b c Gálvez, 1940: 102
  9. Barba, 1958: 133
  10. a b Camogli, 2011
  11. Gálvez, 1940: 104

Bibliografía[editar]

  • Barba, Enrique (1958). Correspondencia entre Rosas, Quiroga y López. Buenos Aires: Librería Hachette.
  • Beverina, Juan (1923). Las campañas de los ejércitos libertadores 1838-1852. Bs. As.: Círculo Militar.
  • Camogli, Pablo (2011) [2009]. Batallas entre hermanos: Todos los combates de las guerras civiles argentinas. Bs. As.: Aguilar. ISBN 9789870421443.
  • Gálvez, Manuel (1940). Vida de don Juan Manuel de Rosas. Bs. As.: El Ateneo.
  • Gianello, Leoncio (1986). Historia de Santa Fe. Bs. As.: Ed. Plus Ultra.
  • Gianello, Leoncio (1955). Estanislao López. El Litoral.
  • Lacasa, Pedro (1858). Vida militar y política del general argentino Don Juan Lavalle. Bs. As.: Imprenta Americana.
  • Lacasa, Pedro (1973). Vida militar y política del general argentino don Juan Lavalle. Bs. As.: Ediciones Corregidor.
  • Newton, Jorge (1965). Estanislao López, el Patriarca de la Federación. Bs. As.: Ed. Plus Ultra.
  • Newton, Lily Sosa de (1967). Lavalle. Bs. As.: Ed. Plus Ultra.
  • Saldías, Adolfo (1910). Buenos Aires en el Centenario de la Revolución de Mayo. Bs. As.: Taller de impresiones oficiales. Véase Argentina Histórica. Lavalle y las campañas (1828-1829).
  • Zinny, Antonio (1987). Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas. Bs. As.: Ed. Hyspamérica.