Batalla de Paterna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla de Paterna
Location map Taifa of Valencia.svg
Fecha n/d
Lugar n/d

La batalla de Paterna (Paterna, 1065) fue una victoria de las tropas del reino de León sobre las de la Taifa de Valencia , comandadas por sus respectivos reyes, Fernando I de León (1037-1065) y Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur (1061-1064), durante el sitio de Valencia (1065).

Contexto histórico[editar]

Fernando I de León, llamado "el Magno" (1016-1065) y conde de Castilla, una vez asegurado la frontera de Portugal puso en marcha un ambicioso plan en la parte oriental de la península. Su proyecto era aislar los reinos cristianos del norte, Pamplona, Aragón y el condado de Barcelona, terminando el avance en el sur, en el que estaban interesados. En 1060 atacó y ocupó los castillo de Gorras, Vadorrey, Berlanga y Aguilera. Más tarde atacó Santiuste y Santa Mera, en la provincia de Guadalajara, obligando a la taifa de Zaragoza, cuyo rey era Ahmad I Al-Muqtádir (1046-1081) para someterlo al homenaje al soberano. En 1062 se dirigió al reino de Toledo, repetiendo en la frontera sur una operación similar a la llevada a cabo en Oriente. En la primavera de 1063, la taifa de Zaragoza de al-Muqtadir pidió la ayuda de Fernando I para liberar al pueblo de Graus, rodeado por las tropas rey Ramiro. Fernando, que lo consideraba un vasallo, se vio obligado a protegerlo. Para ayudar, llegó una expedición dirigida por el infante Sancho, acompañado de un muy joven Cid Campeador. A partir de esta acción, el rey Ramiro, hermano de Fernando, murió el 8 de mayo. También en 1063 llegó con sus ejércitos a Mérida forzando a tributo a los reyes de taifas de Badajoz y Sevilla.

El 25 de de enero de 1065, después de algunos días de graves disturbios entre mozárabes y musulmanes en la taifa de Zaragoza, hubo un asesinato de los cristianos ante la pasividad del rey Ahmad Iam Muqtadir de Zaragoza, este reino era feudal (vasallo) y pagaba "Párias" (impuestos) al rey Fernando I. Este elaboró un ambicioso plan contra al-Muqtadir, decidido a atacar la ciudad de Valencia, para tratar de conseguir el vasallaje a de su rey, como se había obtenido en Toledo, Badajoz, Sevilla y Zaragoza.

El sitio de Valencia y la batalla de Paterna[editar]

Fernando I siguió la vía romana que unía Zaragoza con Valencia por Daroca y Teruel. En Valencia reinaba el débil Abd al-Malik ben Abd al Aziz al-Mansur (1061-1064), que sucedió a su padre Abd al-Aziz ibn Amir, en enero de 1061. Se casó con la hija del rey de Toledo Al-Ma'mún. Esto permitió que el rey de Toledo interveniese en los asuntos de Valencia y, casi como primera consecuencia, obligó al Al-mail a apoyarlo en la guerra que tuvo con el rey de Sevilla. Más tarde, después del desastre militar en Paterna contra las tropas leonesas y castellanas, Ma'mun, finalmente, destronó al valenciano.

En la primavera de 1065 Fernando llegó a Valencia, puso sitio a la ciudad y los musulmanes ofrecieron gran resistencia. Dado que le era imposible tomarla por asalto, simuló una retirada, lejos de la ciudad retiró sus tropas a Paterna, 5 km al noroeste de Valencia, en la orilla izquierda del río Turia, zona de huerto donde había varios "Raal" o "Rahal", también llamada de "Rafol" (haciendo con vivienda, más adelante en la reconquista se llamaron alquerías) de torre árabe, perteneciente a la red de torres defensivas de la ciudad de Valencia como la Torre de Albal, la Torre de Espioca (Picassent), la Torre Plaza (Benifaió), todas del siglo XI - cinturón terminado en el siglo XIII por los almohades. Allí espero por los musulmanes.

Los árabes fueron en su persecución, Fernando I, desde la torre de Paterna ordenó a sus anfitriones que esperasen por los valencianos, hasta la llegada de éstos, Fernando I atacó con sus tropas, consiguiendo un gran triunfo. Totalmente inconscientes, los valencianos sufrieron pérdidas muy altas, y su rey solo pudo regresar a la seguridad de las murallas de Valencia gracias a la velocidad de su caballo.

En ese mismo noviembre, el día 10, Al-Ma'mún puso a su hijo en la ley, enviándolo como gobernador a Cuenca o Chelva de, según diversas fuentes.

Toledo fue anexada a Valencia y acuñó moneda con el nombre de Mamun en la ciudad del Turia. La muerte de Ma'amún, su nieto se declaró tributario de Alfonso VI de Castilla, que incluía Valencia para los castellanos , pero el gobernador de Valencia Abu Bakr, se declaró independiente de Toledo y Castilla, y se alió con el rey de Zaragoza al-Muqtadir o señorío saraqustí sobre Valencia.

El poeta Abu Ishaq al-Tarasuni relató lo que ocurrió en estos términos: «Ellos colocaron una cota de hierro mientras usted usaba túnicas de seda cada vez más bonitas... que feos eran ellos y que bello era usted si no fuera por lo que sucedió en Paterna.»

Después de la batalla, el cerco comenzó nuevamente, pero luego, Fernando se sentió enfermo y ordenó el regreso a León, donde murió el 27 de diciembre de aquel año.

Fue enterrado en el sepulcro de piedra del Panteón de Reyes de San Isidoro de León que había construido, junto con su padre, Sancho el Mayor, "Rex et Pirinaeorum Tolosae", como dice el epitafio. Era el 27 de diciembre de 1065.

Referencias[editar]

  • Al-Makkari, Nafh at-tib, II, 148-9.
  • Ibn Idhari, al-Bayan al-Mugrib, I, 111 y III, 252-3.
  • http://www.catedralesgoticas.es/mi_reinoleon1.php http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Paterna https://translate.google.com.br/translate?hl=pt-BR&sl=es&u=https://eltrodebac.wordpress.com/2014/11/02/batalla-de-paterna-1065-a-d/comment-page-1/&prev=search